Coca de San Juan con tang zhong

{ 2 Comentarios }

Coca de San Juan
Añadir título

Coca de San Juan con tang zhong

Una de las festividades paganas más populares en muchas comunidades autónomas de la geografía española es la conocida como la noche de San Juan. Tradicionalmente se celebra en la madrugada del 23 al 24 de junio, encendiendo hogueras con las que muchos dan oficialmente la bienvenida al verano. 
Esta festividad, que ya existía antes de la llegada del Cristianismo a la península, celebraba el solsticio de verano, que tiene lugar el 21 de junio, momento en el que el sol está en su máxima altitud y cuando tiene lugar el día más largo del año. 

Existen diversas versiones que intentan explicar los orígenes de esta tradición pagana. Por un lado está la versión que nos lleva a los tiempos del pueblo celta, quienes encendían hogueras para que sus tierras fueran bendecidas con ricos frutos con los que poder alimentarse. Por otro lado está la versión de que los habitantes de los países del norte de Europa las encendían con el fin de purificarse y para dar fuerza al sol y que siguiera iluminando un año más. Otros defienden la teoría de que celebraban el amor entre la Tierra y el Sol.

Sin embargo, la llegada del Cristianismo puso fin a todas estas celebraciones y creencias, y convirtieron esta celebración en la conmemoración del nacimiento de San Juan Bautista, quien nació, según la Biblia tal que un 24 de junio. Aún así, se dice que la tradición de encender hogueras se ha mantenido en el tiempo debido a que el padre de San Juan prendió una hoguera para celebrar el nacimiento de su hijo entre sus conocidos. 

Los orígenes de una tradición tan ancestral hacen que la festividad esté rodeada de un cierto halo mágico. Por ese motivo se llevan a cabo algunos rituales en busca de la buena suerte, como son el salto de la hoguera, el salto de las olas, entrar de espaldas al mar o en aquellas regiones en las que no hay mar, lavarse la cara sin mirarse al espejo.

De entre todas las regiones que celebran esta festividad, Alicante es la que más a lo grande lo vive. A las hogueras les acompañan los petardos, la música, el baile, la bebida y la comida, entre las que se encuentra la coca de San Juan.

Llevo unos cuantos años con el capricho de hacer este pan tipo brioche, pero por cuestiones varias, nunca le llegó el momento. Este año he sido más organizada y es muy posible que haya sido una de las primeras personas en hacerla, ja ja ja. 

Hay muchas versiones en la red, pero yo me encapriché de la receta del blog Pimienta Dulce. En su elaboración nos encontramos con un ingrediente que requiere una pequeña preparación previa: el tang zhong, un prefermento de orígen japonés del que doy fe que da unos resultados espectaculares en la masa, como se puede ver con este Pan de leche japonés o Pan Hokkaido.

Coca de San Juan

Receta de Coca de San Juan

Ingredientes 


Para el tang zhong
  • 20 gr de harina de gran fuerza
  • 100 gr de leche
Para la crema pastelera
  • 250 gr de leche
  • 65 gr de azúcar blanquilla
  • 3 yemas de huevo
  • 20 gr de maizena
  • 1/2 cdta de extracto de vainilla
  • 1/2 rama de canela
Para la masa
  • Todo el tang zhong preparado
  • 230 gr de harina de gran fuerza
  • 20 gr de leche entera fría. 
  • 5 gr de licor de anís
  • 40 gr de azúcar blanquilla
  • 5 gr de sal
  • 7 gr de levadura fresca
  • 2 huevo tamaño "L" (1 y 1/2 para la masa, y el medio restante para pincelar la masa)
  • 40 gr de mantequilla
Decoración
  • 50 gr de azúcar blanquilla
  • Unas gotas de anís
  • 15 gr de piñones (previamente humedecidos en agua durante dos horas)
  • Cerezas confitadas
Coca de San Juan

Elaboración

  1. Del tang zhong: ponemos los ingredientes en un cazo, removemos y los calentamos, sin parar de remover, hasta conseguir una textura similar a la papilla de un bebé. Vertemos en un recipiente, tapamos con film transparente (en contacto con la papilla) y reservamos.
  2. De la crema pastelera
    1. En un bol ponemos las yemas, el azúcar, la maizena y la vainilla, mezclamos con unas varillas y reservamos. 
    2. En un cazo ponemos a calentar a fuego suave la leche y la rama de canela durante 10 minutos y sin dejar que llegue a hervir. 
    3. Retiramos la rama de la canela, agregamos un poquito de la leche a la mezcla batida de las yemas y removemos rápidamente. Una vez bien disuelto, agregamos poco a poco el resto de la leche sin parar de batir. 
    4. Devolvemos la leche al cazo y calentamos a fuego suave sin parar de remover hasta que comience a espesar. Retiramos a un recipiente, tapamos con film transparente. Una vez fría, la metemos en una manga pastelera.
  3. De la masa
    1. En el vaso de una amasadora, o robot, ponemos todos los ingredientes de la masa, excepto la mantequilla, teniendo en cuenta que de los dos huevos, solo emplearemos uno y medio para la masa. Amasamos durante unos minutos hasta que la masa tenga un aspecto suave y liso.
    2. Cortamos la mantequilla en trocitos y los agregamos a la masa. Notaremos que la masa se abre, pero en cuestión de tiempo, y con el amasado, volverá a adquirir un aspecto homogéneo una vez que la mantequilla se haya integrado. 
    3. Notaremos que la masa es muy hidratada y que se pega a nuestras manos con facilidad. Para manipularla, engrasa las manos con aceite y disponla en un recipiente también engrasado. Tapalo con un gorro de ducha y guárdalo en la nevera durante toda una noche. El reposo le ayudará a la masa a coger cuerpo y a ser más manejable. 
    4. Al día siguiente, saca la masa de la nevera dos horas antes de manipularla. 
    5. Espolvorea la superficie de trabajo con harina, vierte la masa, aplástala ligeramente, tapala y deja que se relaje unos 15 minutos.
    6. Prepara una bandeja de horno con papel sulfurizado.
    7. Espolvorea un poco de harina sobre la masa y reboza el rodillo también. Estira la masa hasta darle un grosor de unos 2 centímetros. Puedes estirarla más para que quede más fina. Coloca la coca en la bandeja de horno, tapala con un paño de algodón y deja que doble su volúmen entre una hora o una hora y media (dependerá de la temperatura ambiente).
    8. Precalienta el horno a 180ºC.
    9. Prepara el azúcar aromatizado mezclando el azúcar con unas gotas de anís. Reserva.
    10. Barniza la coca con el medio huevo que habías reservado para ello.
    11. Forra con film transparente el mango de una cuchara de madera y practica unos surcos en forma de rombos entrecruzados en la masa.
    12. Rellena los surcos con la crema pastelera. 
    13. Decoramos con las guindas en las intersecciones que forma la crema, espolvoreamos el azúcar aromatizado y los piñones por los huecos. 
    14. Introducimos la coca en el horno y la cocinamos durante unos 20-25 minutos o hasta que adquiera un ligero tono dorado.






2 comentarios:

  1. Una rica coca para la noche de san Juan 👍besinos

    ResponderEliminar
  2. Fely, si eres golosa, esta coca apetece siempre, je je je.

    Saludos

    ResponderEliminar

Deja un comentario