Papas aliñás (Patatas aliñadas)

{ 2 Comentarios }

Papas aliñás

Papas aliñás (Patatas aliñadas)

Si eres de Cádiz o has estado allí, sabrás que una de las tapas más representativas de la gastronomía gaditana son las papas aliñás. Un nombre tan simple y tan adaptado al hablar popular de la tierra, no podía ser una receta complicada: patatas, cebolleta, perejil, aceite, vinagre y sal; ingredientes de andar por casa que no requieren una cita especial con la cesta de la compra.
Por sí solas están deliciosas, pero si te apetece "embellecerlas", el atún, la caballa o la melva en conserva pueden ser un ingrediente más, y si te animas a añadirle un huevo cocido, esta tapa puede llegar a convertirse en un plato único super apetecible.

Para triunfar entre tus comensales, aparte de asegurarte de utilizar ingredientes de excelente calidad, hay algunos truquitos que deberías seguir para estar preparado a recibir los aplausos de tus invitados a la mesa. 

Empecemos por la patata: los gaditanos te van a decir que como su patata de Sanlúcar de Barrameda no hay ninguna, pero no todos tenemos la suerte de acceder a ella con esa facilidad. Yo te recomiendo aprovechar la patata nueva que aún puedas encontrar para hacerlas. Lávala y sumérgela en su piel en el agua una vez que esta haya roto a hervir y cuecela hasta que esté tierna; lo sabrás cuando al pincharla con la punta de un cuchillo no ofrezca resistencia y se desprenda de él fácilmente. Tus dedos se van a resentir de lo que te voy a decir, y es que conviene pelar las patatas y trocearlas cuando aún estén calientes, pues absorben el aceite del aliño mucho mejor que en frío. 

Después le llega el turno a la cebolla; si es dulce, mejor. Si no lo fuera, cortala lo más fina posible y sumérgela en agua muy fría con unos cubitos de hielo para que pierda su "bravura; el hielo hará lo posible por que se conserve tersa y crujiente.

Para el aliño, indispensable que emplees un buen aceite de oliva virgen extra, aunque si alguno de tus comensales es un poco quisquilloso en esto de los sabores, decántate por un aceite de oliva más suave. Sobre el vinagre, teniendo un buen vinagre de Jerez, no te decantes por otros como el de manzana, y mucho menos por un vinagre balsámico de Módena. ¡Hagamos patria! Recuerda que un aliño bien equilibrado se elabora con tres partes de aceite y una de vinagre.

Para saborear unas buenas papas aliñás como Dios manda, nunca las tomes frías de la nevera. El aceite no se lleva muy bien con el frío, ya sabes. Deja reposarlas en la encimera de la cocina, bien tapadas, y dales un revuelco justo antes de servirlas para que se vuelvan a mezclar bien todos los sabores. 

¿Vamos a la receta?

Papas aliñás

Receta de Papas aliñás (Patatas aliñadas)

Ingredientes (Para 4p)
  • 800 gr de patatas
  • 150 gr de cebolla
  • 12 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cdas de vinagre de Jerez
  • 2 cdas de perejil fresco lavado y picado
  • Sal gruesa
  • Opcional: aceitunas, huevo cocido, atún, melva o caballa en conserva.
Elaboración
  1. Lavamos las patatas a conciencia bajo el chorro de agua del grifo. Reservamos.
  2. Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana fina (o en brunoise). La sumergimos en agua fría, con una cubitos de hielo, durante 10 minutos. Después la escurrimos y la secamos con papel de cocina. Reservamos.
  3. Ponemos a cocer abundante agua en una cazuela. Cuando rompa a hervir, añadimos las patatas, bajamos la potencia del fuego cuando el agua llegue a ebullición y las cocinamos durante 20 minutos o hasta que estén tiernas. Apagamos el fuego y dejamos las patatas dentro del agua caliente durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo las retiramos a un escurridor, dejamos que se atemperen un poquito para poder pelarlas y manipularlas sin riesgo de quemarnos.
  4. Cortamos las patatas en trocitos tamaño bocado o en rodajas, según nuestro gusto. Sazonamos con sal gruesa al gusto, vertemos el aceite y removemos muy bien.
  5. Agregamos la cebolla, el vinagre y el perejil. Mezclamos con suavidad y sumo cuidado para que los sabores se integren bien. Tapamos con film transparente y reservamos a temperatura ambiente hasta que llegue el momento de comerlas. 
  6. Si fuera de nuestro gusto, las acompañamos con unas aceitunas, huevo cocido o algún pescado en conserva.


2 comentarios:

  1. Buenísima pinta y receta muy bien explicada, probaré a hacerla con la familia. La verdad que como tapa fría viene de maravilla jejej. Muchas gracias por la receta y un saludo!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una receta maravillosa. Si es que la patata nunca decepciona, y si la aderezas con buenísimos ingredientes, es imposible que no triunfe.

      Muchas gracias por tus palabras ;)

      Saludos

      Eliminar

Deja un comentario