Bacalao espiritual

07 abril 2014 31 comentarios

Bacalao espiritual_1 

 Estamos en Cuaresma, y según dictan los cánones de la Iglesia católica, desde el miércoles de ceniza hasta el viernes de Pascua, no se ha de comer carne. Tradicionalmente, ingredientes como las legumbres, la verdura y el pescado cobran protagonismo en estos días de ayuno, y muy especialmente el bacalao, que se puede cocinar de mil formas y maneras. Y de hecho, entre mi repertorio de recetas de pescado, sin duda alguna el bacalao ocupa muchos puestos, como podéis ver aquí.

Hoy os traigo una receta típicamente portuguesa: bacalao espiritual. Nunca he viajado a Portugal más allá de unos kilómetros pasada la frontera por la provincia de Zamora, pero sé, y seguramente vosotros también, que el bacalao es el rey de la gastronomía portuguesa. Se dice que los portugueses fueron de los primeros en introducir este pescado en su cocina. Y después llegaron los vascos y lo introdujeron en la suya, y por añadido, en nuestra gastronomía. Ellos, que viajaban a Terranova para cazar ballenas, se traían como botín lomos de bacalao abiertos y secados al frío clima de las tierras escandinavas. Y de hecho, el puerto de Bilbao se convirtió en el mayor punto de comercialización de bacalao en nuestro país. Así que no es de extrañar que el País Vasco cuente con un amplio repertorio de recetas con este pescado: bacalao al pil-pil, al ajoarriero - aunque se disputa su origen con Navarra -, en tortilla, a la vizcaína, con almejas, la kurrukutuna ...

Volviendo a la receta de hoy, bacalao espiritual, lo más curioso a primera vista es el nombre, ¿no os parece? Según he podido leer por la red, hay quien dice que su nombre se debe a que es la forma en que las monjas lo cocinaban para aprovechar los productos de sus huertos, aunque mucho dudo que el bacalao crezca entre lechugas, je je je. Lo que parece más fácil de creer es que fue una receta creada por una condesa que pensó en llevar lo más fino de la cocina al restaurante que se abrió en el Palacio de Queluz, residencia de la Familia Real portuguesa años atrás. E inspirándose en una receta francesa: la brandada de bacalao a la parmentièr, creó esta receta.

Os voy a contar algo que os parecerá una tontada: cuando vi esta receta en una de las revistas oficiales de Thermomix, el nombre me echaba para atrás porque no vamos a negar que no es nada inspirador. Posteriormente vi la receta en varios blogs, y un cambio de planes en este fin de semana hizo que tirara de unas migas de bacalao que tenía en la nevera para hacer finalmente la receta. ¿Sabéis de esas veces que os preguntáis que cómo puede ser que no hayáis hecho una receta antes? ¡Pues eso mismo me pregunto yo! En casa nos ha gustado taaantooo que no podido resistirme a la tentación de publicarla YA. Una receta exquisita, suave, y deliciosa que no os podéis perder.


Bacalao espiritual_2


Ingredientes (Para 4 personas)

  • 40 gr de aceite de oliva
  • 125 gr de cebolla pelada y cortada en cuartos
  • 125 gr de zanahoria pelada y cortada en trozos medianos
  • Un diente de ajo pelado
  • 350 gr de migas de bacalao en salazón
  • 35 gr de pan tierno
  • 35 gr de leche
  • 100-125 gr de patatas paja fritas de bolsa
  • Bechamel
    • 300 gr de leche
    • 35 gr de harina de trigo
    • 35 gr de mantequilla
    • Sal
    • Pimienta
    • Nuez moscada
    • Pan rallado
    • Mantequilla (para gratinar)
Elaboración

Método tradicional
  1. El día de antes ponemos en remojo las migas de bacalao. Las lavamos bajo el chorro de agua fría para quitarle la sal y las guardamos en un tupper cubiertas de agua. Cambiamos el agua por la noche y al día siguiente por la mañana. Antes de cocinarlas las escurrimos un tiempo antes para que escurran el máximo de agua posible.
  2. Cortamos la cebolla, la zanahoria y el diente de ajo muy fino y las pochamos a fuego suave en una sartén en el aceite de oliva, removiendo con frecuencia. 
  3. En un recipiente ponemos el pan desmigado y la leche, para que se empape de esta.
  4. En una sartén aparte cocinamos a fuego fuerte las migas durante unos tres o cuatro minutos. Retiramos del fuego y lo añadimos a las verduras ponchadas junto con el pan en leche. Mezclamos.
  5. En una fuente para horno vertemos esta mezcla y cubrimos con las patatas.
  6. Procedemos con la bechamel: ponemos la mantequilla a derretir en una sartén, añadimos la harina, removemos para que se tueste uniformemente durante un par de minutos y vertemos la leche fría. Seguimos removiendo sin parar y sazonamos al gusto con sal, pimienta y nuez moscada. Vertemos la bechamel sobre las patatas, espolvoreamos con pan rallado, disponemos unas nueces de mantequilla por encima y gratinamos en el horno hasta que se haya dorado la superficie.
Con Thermomix 31
  1. Ponemos en el vaso las verduras y picamos durante 10 segundos, velocidad 5.
  2. Añadimos el aceite. Ponemos las migas en el cestillo y lo colocamos en su posición. Programamos 15 minutos, varoma, velocidad cuchara.
  3. Ponemos el pan en la leche para que se empape.
  4. Transcurrido los 15 minutos, retiramos el cestillo e incorporamos el pan. Mezclamos 5 segundos en velocidad 3. 
  5. Añadimos las migas de bacalao y mezclamos con la espátula.
  6. Vertemos el bacalao en una fuente apta para horno, cubrimos con las patatas paja de bolsa.
  7. Para hacer la bechamel ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 5 minutos, 90º, velocidad 3 y 1/2. Vertemos la bechamel sobre las patatas, espolvoreamos con pan rallado, distribuimos unas nueces de mantequilla por encima y gratinamos hasta que se haya dorado la superficie. 

Fuente: Receta adaptada de la revista oficial Thermomix número 51


31 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Es uno de esos platos que descubrimos recientemente, y que nos encantó. De hecho, va a ir en nuestro resumen de recetas de S. Santa por lo exquisito que está. Normal que os haya encantado! nos pasó lo mismo a nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Yolanda esta receta la hicimos en una clase de cocina en la delegación de thermomix.
    Me quedo con tu versión adaptada, las patatas paja seguro que le dan ese punto crujiente que le va tan bien a la receta.
    Me anoto tu receta y la cambio por la de la revista , seguro que la hago en casa, llevando tu sello de calidad me da la mayor de las garantías.
    Has visto que bien queda tu bouquet de margaritas en las fotos?.

    Bss y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. El bacalao, a pesar del país vasco (dónde lo cocinan genial), de Cataluña (dónde tenemos un recetario también bien importante) dónde mejor se cocina, a mi humilde modo de ver es el Portugal. El mimo y la delicadeza de algunas recetas así lo demuestran.
    Esta, la verdad es supergolosa...la bechamel, las patatas... tiene que ser super agradable de comer.
    Me la apunto para probarla.
    Me encantan estas "leyendas de origen". Besitos!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Mira tú por donde que de lo que llevamos de Cuaresma todavía no he catado el bacalao, voy tarde, verdad? pero todavía se puede poner remedio en esta última semana que nos queda jejeje. Una receta excepcional, que me llevo gustosamente para prepararla, espero que sea más pronto que tarde. Besos guapa!

    Ana

    ResponderEliminar
  5. No conocía esta receta, pero seguro que está riquísima.
    A mi el bacalao siempre me sabe a día de fiesta. ;-)
    Un beso.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  6. Buf! con estos ingredientes el resultado tiene que estar de muerte!

    ResponderEliminar
  7. Bufffff, pues a mi su nombre me resulta taaaaaaaaan romántico que justo fue eso lo que me animó a pedirlo en uno de mis viajes al país vecino..después mi amor por él se consolidó y afianzó ;)
    Si que los Portugueses son los reyes del bacalao..es increíble la cantidad de recetas que tienen hechas con ese delicioso pescado y bueno, muchas son similares y con patatas....peo hasta ahora ninguna me defraudó...aún me deben quedar como 300 recetas por testar, pero todo se andará :) jiji
    Tu bacalao es tentador y bueno, yo no soy creyente, por lo tanto como carne cuando me apetece (que tampoco es que sea muy a menudo!9 pero sin duda me encantan las tradiciones y fiestas de cualquier lugar, también hay que reconocer que nuestra semana santa es increíble y bella...en fin! me voy por las ramas!!!...que haré tu bacalao espiritual esta semana casi seguro..porque la próxima me voy a un lugar lejano...yeahhhhhhhhhhhhhhh!!!!!
    loviu mi linda Yolanda preciosa!!!..te dejo mil besos porque últimamente nos vemos menos y temo irme sin hacerte mi cariño! <3 muassssssssssssss

    ResponderEliminar
  8. Muy curioso el nombre, pues síi!! pero tiene que estar de lujo, con el buen bacalao que tenemos por Bilbao, ni dudarlo, a por esta receta de cabeza!!

    Yolanda, gracias por esta receta que no conocíamos,

    un abrazo y feliz día!

    ResponderEliminar
  9. Sí. Estoy contigo en que lo del bacalao entre lechugas... no lo veo. No, no lo veo.

    Lo que sí veo es esta verdadera delicia enterrada en bechamel. La veo, y mucho. Y si me acerco a la pantalla, hasta la huelo.

    Yo no soy muy de cuaresma, pero en el sitio donde como, el año pasado nos dio por estar pendientes y no hubieramos podido comer sin carne ningún día de los señalados! El mundo está lleno de herejes!!!

    XD

    ResponderEliminar
  10. Pues sí que me parece curioso nombre Yolanda y no, no creo que el bacalao pudiera crecer entre lechugas, jajaja, pero estoy segura que tu plato está delicioso, a lo mejor su nombre se debe más bien a que al probarlo exclamas... ¡Oh, Dios mío!
    Me encanta el bacalao y tu propuesta.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mí me encanta el bacalao, y es cierto que lo como mucho en esta época, en mi casa los viernes potaje, de todas, todas. Y así no lo he hecho nunca, lo he tomado parecido, pero me anima mucho que tiene que estar riquísimo. Este cae enseguida, ya verás. Un beso y feliz semana.
    Monie

    ResponderEliminar
  12. Adoro bacalhau espiritual e esse ficou uma verdadeira delicia
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  13. Ea, pues habrá que probarlo, la verdad es que el acompañamiento que tenga el bacalao me da igual, es uno de mis pescados favoritos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Una receta inmejorable, en casa el bacalao nos encanta y de esta manera no lo he preparado nunca, tengo que remediarlo. Te ha quedado perfecto y las fotos de 10. Un abrazo y buena semana, Clara.

    ResponderEliminar
  15. Pues a mí el nombre si me gusta, el bacalao también y tu receta mas!! Tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  16. A me me gustó tanto Lisboa, me encantó su gente, su comida, su bacalao...de verdad que hay mil y una manera de comer bacalao pero es que yo no me cansé y cada receta fue excelente. Ya dije en su momento que es un país al que volveré, me pasó igual que Escocia, son dos países que si puedo quiero repetir, me siento cómoda en ellos, y su gastronomía? ñam!
    El nombre la verdad no me sonaba nada, pero cuando he leído la receta con la Thermomix he caído en cuenta, fue una de las recetas de presentación que hicimos en casa, delicioso, de verdad, las patatas pajas fritas me dejaron un poco descolocá, cuando leí la receta, jeje, pero siendo yo se me pasó pronto. Eso si, yo sigo prefiriendo el Bacalhau à Brás...qué lindo hablan los portugueses!
    Un besito linda

    ResponderEliminar
  17. Pues ... con lo que me gusta a mí el bacalao, de buena gana me iba a la cocina a preparar este tan espiritual, pero ... me parece que tendrá que esperar, demasiadas calorías recubren este precioso y delicioso bacalao !!!

    Que de curiosidades nos cuentas sobre el bacalao, no como yo, que voy a saco Paco, jajajaja.

    Pues nada guapetona, que esta receta queda pendiente para cuando de por finalizada la dieta.

    Un besote y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Hola bonita!!!
    Me encanta el bacalao en todas y cada una de sus versiones. Esta receta no la conocía, pero parece divina de la muerte no??

    Pues eso, que me la llevo con tu permiso...muchos besitoa y muy grandes

    ResponderEliminar
  19. La verdad que el nombre tiene miga y es ideal para las semana que se nos presenta jajaja!!!! Desde luego del huerto nos sale, pero las zanahorias a mejor las monjitas si que las tenian en sus cuidados huertos!. Me ha hecho gracia que lleve patatas de bolsa muy original y la receta en general pinta de maravilla. Ya no se cuantas me he guardado para semana santa....necesito tres semanas para poner todas en marcha. Besotes guapina.

    ResponderEliminar
  20. No sé si será, o no, espiritual, pero tiene una pinta impresionante.
    Yo nunca he entendido lo de no comer carne durante la cuaresma, porque creo que lo suyo sería hacer ayuno... peeeeero, es como todo lo que se ha tergiversado a lo largo del tiempo.
    En mi familia creo que la única que sigue la tradición es mi abuela materna, pero mi madre nunca ha dejado de hacer carne en cuaresma... al menos que yo recuerde!
    Eso sí, seguro que la próxima vez que tenga bacalao pruebo esta receta porque yo este pescado me lo he de comer disfrazado, sino, no puedo :)
    besos

    ResponderEliminar
  21. Yoli, he viajado a Portugal en varias ocasiones, y me quedan muuuuuuchas recetas de bacalao que probar aún. Tengo un libro de recetas con bacalao, que voy a rescatar para semana santa, ya que aunque no somos religiosos en casa, pero tanto la tradición de mi familia como la de la familia de mi marido nos acostumbraron a no comer carne el jueves y viernes Santos. Ya tengo mi bacalao comprado, y aunque tenía pensado hacerlo de otra forma, después de ver esta receta, creo que la primera receta de la semana santa será este "Bacalao Espiritual"... El nombre me fascina y el paso-a-paso que has presentado es estupendo!!! Me la llevo!!!
    Besos, guapa!!!
    IDania

    ResponderEliminar
  22. Yo tampoco he ido a Portugal y con lo que me gusta el bacalao, estoy deseando, porque sí que había oido que allí es muy típico y bueno, como tu receta, se ve estupenda, me la apunto. Besos!!

    ResponderEliminar
  23. Pues yo no tardaré, en casa nos gusta mucho el bacalao, si además dices que está buenísimo, pues ya está, que la haré enseguida. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Me encanta el bacalao de todas las maneras, pero este año me ha pillado el toro, no se que me ha pasado y no he preparado ninguna para estas fechas, Menos mal que vosotros si que traeis ricas recetas con él
    Bss

    ResponderEliminar
  25. Pues desde que se lo vi a Begoña, pendiente la tengo, he oido maravillas de esta receta y ahora tu me lo confirmas,pues nada, a la ocasión la pintan calva y no hay nada mejor que hacer con tanto bacalao que hay ahora en el mercado que ponerle el toque de Semana Santa y prepararlo a la Espiritual. Que digo yo que ya saben las mojas!, menudo recetón se han marcado, por que de cuaresma será, ¿pero no me digas que no es pecaminosillo?, jaajajajaja.
    Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
  26. Yolanda, me sorprende que no te tirara esta receta siendo tu una gran amante del bacalao y lo mismo tu marido e hija. Pero más aún me sorprende leer que no las has hecho hasta ahora por culpa de su nombre. Y a mi que me parece de lo más encantador? Me suena taaaaan dulce...es escucharlo y sentir como si levitara aunque seguro que eso es lo que realmente me ocurriría si lo probara. Cosa que no he hecho todavía.

    No voy a esperar a viajar a Portugal para comerlo. Ya te digo yo que no. Tengo unas migas de bacalao en la nevera que podrían acabar tomando esta forma aunque hayan sido compradas para otro fin. Sea cual sea la receta en la que las emplee, bienvenidas serán en mi mesa.

    Bss

    ResponderEliminar
  27. Esta claro que en tu casa y tu en la mia seriamos felices nos encanta el bacalao¡¡Cuando vi esta receta a Carlos me sedujo el nombre y cuando vi la forma de hacerlo ya me la lleve y la publique el 28 marzo pasado y desde luego es sublime como queda.Yo creo que "espirutual" es por lo bien que quedas despues de comerlo o no?
    Bss

    ResponderEliminar
  28. ´Nosotras también somos mucho de bacalao...lo hacemos de muchas formas: desde un pastel de bacalao y espinacas al horno ,que ya hemos publicado en el blog, hasta un simple bacalao escaldado y con sofrito de ajo por encima (¡riquísimo!). Más que el nombre a mí me ha chocado lo de las patatas fritas de bolsa...¿cuáles has utilizado? Gracias, un saludo :)

    ResponderEliminar
  29. Doy fe que el bacalao así está tremendo. Me acuerdo del concurso del año pasado de Tía Alia con su bacalao dorado y que justamente le hablé de las virguerías que hacen los portugueses con el bacalao, concretamente con esta receta.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  30. MO ME GUSTA EL SABOR DEL BACALAO , LO CAMBIARE POR CORVINA QUE TE PARECE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Astryd. La corvina es un pescado excelente. Me gusta mucho, aunque sinceramente, no se me hubiera ocurrido emplearlo sustituyendo al bacalao. ¿Puede que sea porque a mi el bacalao sí que me gusta?

      Ya nos contarás qué tal funcionó la experiencia con corvina ;)

      Saludos.

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.