Galletas craqueladas de limón

{ 2 Comentarios }

galletas-craqueladas-de-limon

Galletas craqueladas de limón

Estas preciosas galletas con aspecto quebrado que veis en la fotografía son un clásico en muchos blogs internacionales y podréis encontrarlas bajo el nombre de "lemon crackle cookies". He probado unas cuantas versiones, pero ninguna de ellas me ha convencido, bien porque el sabor a limón no llegaba a la potencia que nos gusta en casa (aunque ese punto es fácilmente rectificable), bien porque la textura de la masa quedaba chiclosa, y sinceramente, nada agradable, especialmente para la dentadura, bien porque no se resquebrajaban como la receta prometía o porque el azúcar desaparecía por arte de magia.

Con esta receta, que encontré de casualidad en uno de mis paseos por Instagram y gracias a Hilmar, he conseguido lo que buscaba en este tipo de elaboración: una galleta con puro sabor a limón, con un sutil toque a mantequilla, de textura crujiente en el exterior y tiernecita en el corazón, y con un aspecto quebradizo perfecto.

Fueron un éxito rotundo en casa, y eso gusta, y mucho. Así que me veo haciéndolas una y otra vez. ¿Objeciones a este punto? No seré yo quien se las ponga después de la aplaudida que recibieron, ja ja ja, teniendo, además, en cuenta que son muy sencillas de hacer y no llevan mucho tiempo hacerlas. 

En mi recetario encontraréis unas cuantas recetas de galletas con sabor a limón, señal de que nos gustan mucho, pero que mucho, como por ejemplo las galletas de lima y coco y estas otras galletitas de limón

galletas-craqueladas-de-limon

Receta de galletas craqueladas de limón

Ingredientes (Para 40-45 galletas aproximadamente)
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 gr de azúcar granulado
  • 1 huevo tamaño "L"
  • 1 limón (50 ml de su zumo y la ralladura de todo el limón)
  • 300 gr de harina de trigo normal
  • 10 gr de impulsor químico
  • Una pizca de sal
  • Azúcar granulado y azúcar glas para rebozar las galletas
Elaboración
  1. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa.
  2. Añadimos el huevo y lo integramos en la mezcla anterior.
  3. Agregamos el zumo de limón y la ralladura y removemos.
  4. Tamizamos la harina junto con el impulsor y la sal y los añadimos a la mezcla. Removemos bien.
  5. Formamos una bola con la masa, cortamos un trozo de film transparente y envolvemos la masa en él. La guardamos en la nevera durante al menos una hora o hasta que se haya enfriado y compactado.
  6. Transcurrido ese tiempo, precalentamos el horno a 180ºC y forramos dos bandejas de horno con papel vegetal.
  7. Preparamos dos recipientes hondos, uno con el azúcar granulado y el otro con el azúcar glas.
  8. Formamos bolitas de unos 12 gramos de peso y las rebozamos en los dos azúcares, empezando por el granulado y terminando con abundante azúcar glas. Vamos colocando las bolitas en las bandejas de horno, y una vez listas las introducimos en el horno a una altura baja. Las hornearemos 12-15 minutos. Las dejamos enfriar en las bandejas durante 5 minutos y después las transferimos a una rejilla, donde se enfriarán por completo.




2 comentarios:

  1. Te doy la razón con la textura....es dificil encontrarla en este tipo de galletas y si salen como dices, seguro que me decido.
    besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Fely!

      Pues créeme, y si sigues los pasos de la receta al dedillo, es seguro que te saldrán. Y están taaaan buenas.

      Ya me dirás ;)

      Eliminar

Deja un comentario