Albóndigas mar y montaña de pollo con gambones

{ 2 Comentarios }

albondigas-mar-y-montaña-de-pollo-con-gambones

Albóndigas mar y montaña de pollo con langostinos

Las albóndigas son una de las elaboraciones más tradicionales en la cocina española. Quien más y quien menos conoce las clásicas albóndigas de carne en salsa española o en salsa de tomate, que se hayan entre las más populares.

La versión de albóndigas que hoy os traigo es imposible que deje indiferente a quien las pruebe: albóndigas mar y montaña de pollo con gambones, una combinación que en principio te puede resultar llamativa por combinar un producto de granja como es el pollo con un producto de mar: los gambones. Pero te aseguro que es exquisita.

Este tipo de elaboración no es de las últimas incorporaciones a nuestra cocina actual, pues es de los platos más populares en Cataluña y que resulta en un sabor extraordinariamente rico, suculento y potente, fruto también de un exquisito sofrito que sirve como cama y base a las albóndigas. Ni que decir tiene que este tipo de elaboraciones en las que la salsa juega un papel tan notable, gana con el reposo; los sabores se asientan y se integran perfectamente, por lo que es más que aconsejable preparar esta receta y esperar hasta el día siguiente para consumirla.

La carne de las albóndigas es tan tierna y jugosa ... 

¿Te vas haciendo a la idea de que esta receta es de matrícula? Pues toma bolígrafo y papel, y anota los ingredientes para esta hacer esta delicia. ¡Te va a encantar!

albondigas-mar-y-montaña-de-pollo-con-gambones

Albóndigas mar y montaña de pollo con gambones

Ingredientes (4 personas)

Para las albóndigas
  • 250 gr de pechuga de pollo
  • 250 gr de gambones pelados
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 cda de perejil picado
  • 1 huevo
  • 2 cdas de almendra en granillo
  • 1 rebanada de pan sin corteza
  • 50 ml de leche
  • Harina para rebozar las albóndigas
  • Aceite de oliva virgen extra
Para el caldo concentrado
  • Las cabezas y las pieles de los gambones
  • Un chorro de coñac o brandy
  • Unas ramitas de perejil fresco
  • 300 ml de agua
Para la salsa
  • 1 cebolla picada finamente
  • 1/2 diente de ajo
  • 500 gr de tomate triturado
  • 1 hoja de laurel
  • 25 gr de chocolate negro
  • 2 dientes de ajo negro
  • 250 ml de caldo de cocer las cabezas y las pieles de los gambones
Elaboración
  1. Ponemos la rebanada de pan en remojo con la leche y reservamos.
  2. Pelamos los gambones y reservamos las cabezas y las pieles. 
  3. En el vaso de un robot de cocina ponemos la carne de la pechuga de pollo cortada en tacos, los gambones cortados por la mitad, el medio diente de ajo, el perejil, el huevo, la almendra molida y la miga de pan. Trituramos la carne sin llegar a hacerla papilla. La vertemos en un cuenco, la tapamos con film transparente y la reservamos en la nevera al menos media hora.
  4. Ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen extra a calentar en una cazuela y sofreímos en ella las cabezas y las pieles de los gambones, aplastando las cabezas para extraer los jugos internos. Desglasamos con un chorro de coñac, agregamos unas ramas de perejil fresco y 300 mililitros de agua. Dejamos cocer a fuego medio durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, colamos el caldo y lo reservamos.
  5. Vamos a empezar a formar las albóndigas: tomamos pequeñas porciones de carne (aproximadamente del tamaño de una nuez), las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite para que se doren por ambos lados. Retiramos a un plato protegido con papel de cocina y seguimos friendo el resto de las albóndigas.
  6. A continuación procedemos con el sofrito: escurrimos el aceite de haber frito las albóndigas y doramos a fuego suave el medio diente de ajo y la cebolla hasta que esta comienza a transparentarse. Entonces añadimos el tomate triturado, el caldo concentrado de los gambones, la hoja de laurel, el chocolate negro y los dos dientes de ajo negro. Llevamos a ebullición y cocinamos durante 10 minutos a fuego medio-fuerte. Transcurrido este tiempo distribuimos las albóndigas en la cazuela y dejamos que se cocinen durante diez minutos a fuego suave.
  7. Para acompañar las albóndigas, podemos servir un plato de arroz blanco, puré de patata o unas patatas asadas.

Receta de Mi gran diversión




2 comentarios:

  1. Hola!!
    Que buenas estas albondiguitas.
    Tomo nota, que las quiero preparar.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Deja un comentario