Albóndigas de berenjena y ricotta en salsa de tomate

{ 1 Comentarios }

albondigas de berenjena con ricotta en salsa de tomate

Albóndigas de berenjena con ricotta en salsa de tomate


Se dice de Yotam Ottolenghi que fue el cocinero que revolucionó la forma de comer de los británicos. Lo mismo se dice de Jamie Oliver. Se abre el debate, señores.


Es muy posible que de estos dos nombres de grandes chefs, el de Jamie Oliver te resulte mucho más familiar. Su trayectoria se ha ido marcando a través de infinidad de programas de cocina que se han llegado a emitir incluso en La2 de RTVE. Su popularidad se ha ido engrosando por la publicación de libros de cocina con una gran aceptación. Y ya no es solo su cocina tan poco ortodoxa, desenfadada y personal, sino esa forma de desenvolverse tan espontánea y la expresión de su cara tan agradable y simpática. 


Con una introducción así, poco podrías pensar que de quien voy a hablar es de otro chef: Yotam Ottolenghi, un nombre que posiblemente te suene más bien poco. Su cocina dista de ser como la que elabora el señor Oliver, y aunque sí tiene en común con él que sus recetas no son cargantes, ni  rimbombantes, sino frescas y con una dosis abundante de color y de sabor mediterráneo. No en balde, sus orígenes lo sitúan en Israel, país bañado por las aguas del Mar Mediterráneo. Y tú ya sabes el significado que eso tienen en lo relativo a la comida y a la alimentación, ¿verdad?


Yotam Ottolenghi es, aparte de chef, columnista en The New York Times, dueño de seis restaurantes y autor de nueve libros. De la columna semanal que tiene en el periódico británico The Guardian saqué esta receta de albóndigas de berenjena y ricotta en salsa de tomate (Aubergine and ricotta dumplings in tomato sauce), una receta apta para paladares vegetarianos y que es puro sabor a mediterráneo. En casa la jugosidad de estas albóndigas bañadas en una aromática y deliciosa salsa de tomate nos invitaron al puro deleite.


¿Quieres saber cómo hacerlas?

albondigas de berenjena con ricotta en salsa de tomate

Receta de Albóndigas de berenjena con ricotta en salsa de tomate

Ingredientes (4p)

  • 90 gr de pan rallado
  • 1 kg de berenjenas cortadas en dados de aproximadamente 2,5 cm de tamaño
  • 3 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta molida al gusto
  • 100 gr de ricotta
  • 50 gr de queso Parmesano rallado
  • 2 y 1/2 cdas de perejil fresco picado
  • 1 huevo + 1 yema
  • 1 y 1/2 cda de harina de trigo
  • 6 dientes de ajo
  • 4 cdas de albahaca fresca
  • 600 gr de tomate pera entero enlatado
  • 1 y 1/2 cdta de tomate concentrado
  • 1 guindilla cayena pequeña
  • 3/4 cdta de pimentón ahumado
  • 2 cdtas de orégano seco
  • 400 ml de agua
  • 1 cdta de azúcar (opcional)
  • Harina (para enharinar las albóndigas)
  • 45 gr de aceitunas kalamata deshuesadas y partidas por la mitad

Elaboración

  1. Ponemos el pan rallado en una sartén para tostarlo ligeramente. Removemos con frecuencia para evitar que se queme. Retiramos a un plato y dejamos enfriar.
  2. En la misma sartén ponemos las tres cucharadas de aceite a calentar. Una vez caliente, echamos la berenjena cortada en dados y que habremos salpimentado con antelación. La cocinamos a fuego medio-alto hasta que se haya ablandado, removiendo de vez en cuando. Retiramos a un plato amplio y dejamos enfriar.
  3. Una vez fría, machacamos con un tenedor (o podemos triturarla en un procesador de alimentos), añadimos el ricotta, el queso Parmesano, el perejil, el huevo, la yema, la cucharada y media de harina, el pan rallado tostado, 3 dientes de ajo machacados, la mitad de la albahaca fresca picada y sal y pimienta molida al gusto. Mezclamos muy bien, lo tapamos y lo reservamos en la nevera entre 30 minutos y una hora.
  4. Mientras tanto, vamos a ir preparando la salsa de tomate. Pelamos y picamos finamente los otros tres dientes de ajo y ponemos a calentar en una cazuela honda un poquito de aceite para dorar los ajos junto con la guindilla. En cuanto empiezan a "bailar", retiramos la cayena y añadimos los tomates enteros enlatados, el tomate concentrado, el pimentón, el orégano y el agua. Salpimentamos al gusto y cocinamos con la cazuela tapada durante unos 10 minutos. De vez en cuando removemos a la vez que aplastamos los tomates con un prensa patatas o un tenedor.
  5. A la vez que se va cociendo la salsa de tomate, vamos a ir preparando las albóndigas de berenjena. Nos humedecemos las manos con agua para poder coger porciones del tamaño de una pelota de golf y formamos las albóndigas. Las pasamos por harina y las freímos por ambos lados en una sartén con un dedo de aceite. Las retiramos a un plato con papel de cocina a medida que se van friendo.
  6. Comprobamos el punto de sal de la salsa de tomate y lo rectificamos si fuera necesario. Si lo deseamos, añadimos la cucharadita de azúcar para rectificar la acidez del tomate. 
  7. Distribuimos las albóndigas dentro de la salsa de tomate y las cocinamos 15 minutos.
  8. Para terminar, añadimos las aceitunas y la mitad de la albahaca.
  9. Servimos con un poco de queso Parmesano espolvoreado por encima. 

1 comentario:

  1. A Jamie Oliver si que le conozco incluso me regalaron un libro suyo. Estas albóndigas con ricota...para mojar media barra de pan 😋besinos

    ResponderEliminar

Deja un comentario