Bundt cake de nata y limón

{ 1 Comentarios }

bundt-cake-de-nata-y-limon

Bundt cake de nata y limón

Opciones para lucirse con un pastel de preciosas y llamativas formas como la de cualquier molde tipo bundt puede haber muchas. Sin embargo, yo he querido celebrarlo elaborando un bundt cake de nata y limón. Así de sencillo. Y sin ni siquiera florituras a base de glaseado. Lo que importa está en el interior, ¿no? ¡Pues eso!

Después de un tiempo probando recetas dulces con limón en uno u otro formato, he llegado a la conclusión de que nuestro gusto hacia este ingrediente no tiene límites. O quizás es que yo no tengo remedio. Es ver un dulce en el que el limón aparece de alguna manera, que sé a ciencia cierta que salga lo que salga de él (estando en condiciones medianamente decentes de poder ser degustado), va a ser un postre ganador.

Si vais al índice del blog os daréis cuenta, si es que aún no lo habéis hecho, de que una parte importante de mis recetas dulces, especialmente bizcochos, llevan este ingrediente. Y por si fuera poco, aquí llego con una nueva aportación: bundt cake de nata y limón.

bundt-cake-de-nata-y-limon


La inspiración me llegó de Con harina en mis zapatos. Usaré las mismas palabras de Natalia para describir la sensación que transmite un bocado de este bizcocho: "suave como ninguno". Y además yo añadiría que es un bizcocho muy jugoso, a pesar de que lleva mantequilla entre sus ingredientes. Y digo "a pesar" no como inconveniente, sino como un detalle llamativo. Sabrás que la mantequilla otorga una untuosidad y una textura fresca a la vez que compacta a la miga; mientras que si empleas aceite, la textura es más ligera y jugosa. Detalles en los ingredientes que marcan una diferencia interesante. En casa nos gustan igualmente. 

¿Vemos cómo prepararlo? ¡Vamos!

bundt-cake-de-nata-y-limon

Receta de Bundt cake de nata y limón

Ingredientes (Para un molde de 9 tazas)
  • 95 gr de mantequilla en pomada
  • 115 gr de azúcar blanquilla
  • 2 huevos tamaño "M"
  • 225 gr de nata líquida
  • Ralladura y zumo de 1 limón
  • 225 gr de harina de trigo común
  • 1 cdta de impulsor químico
  • Una pizca de sal común
  • Azúcar glas (para decorar)
Elaboración
  1. Precalienta el horno a 180ºC, con calor superior e inferior. Engrasa un molde tipo bundt y resérvalo.
  2. Mezclar el azúcar con la ralladura, añadir la mantequilla y batir hasta conseguir una textura cremosa.
  3. Incorporar los huevos, uno a uno, batiendo hasta integrar por completo cada uno de ellos.
  4. Agrega el zumo y la nata, y mezcla.
  5. Tamizamos la harina junto con el impulsor y la sal, la incorporamos a la mezcla con movimientos suaves.
  6. Vuelca la mezcla en el molde, apóyalo sobre un paño de cocina de algodón y dale unos golpes secos contra la encimera de la cocina para que se reparta bien entre los huecos. Introduce el molde en el horno y cocina el pastel entre 40 y 45 minutos o hasta que esté ligeramente dorado.
  7. Retira el molde del horno y deja reposar el pastel en el interior durante unos 15 minutos. Después desmóldalo sobre una rejilla tras haber separado muy suavemente con las yemas de los dedos el pastel de las paredes del molde y después de haberlo golpeado suavemente contra la encimera de la cocina. 
  8. Una vez frío, espolvorea azúcar glas por encima al gusto.



1 comentario:

  1. Como no va estar suave con esos ingredientes...🤔si con ver las fotos ya apetece 😋delicioso 👍besinos

    ResponderEliminar

Deja un comentario