Alitas de pollo con lima y cilantro

{ 1 Comentarios }


alitas de pollo con lima y cilantro

Alitas de pollo con lima y cilantro

Una de las mejores cosas que tiene comer alitas de pollo es que se comen con las manos. Puedes estar más o menos de acuerdo conmigo, pero es innegable que si hay una comida que requiere las manos para comerlas, esas son las alitas de pollo. ¿Te imaginas qué espectáculo ver a alguien comerlas con tenedor y cuchillo?

Esta receta de alitas de pollo con lima, cilantro, miel y salsa de soja son un disfrute absoluto. En mi opinión, la combinación lima + cilantro + miel hacen un tándem perfecto. Ese sabor entre ácido (por el zumo de lima) y dulce (por la miel) con los toques propios del cilantro es una combinación muy resultona. Si tú, querido lector, eres de los que aborrece el cilantro, siéntete libre de eliminarlo y aumentar la cantidad de otra hierba aromática que también se emplea en esta receta: el perejil. 


Seguiré concediendo puntos a favor de esta receta diciendo que es muy sencilla de hacer, ya que por un lado se mezclan los ingredientes en los que marinarán las alitas, y el siguiente paso consistirá en llevarlo todo a la cazuela y dejarlo cocinar hasta que se hayan consumido los líquidos del marinado. El fuego se encarga de hacer que la química entre todos los ingredientes funcione y resulte en un plato tan apetitoso como el que ves en la fotografías.

alitas de pollo con lima y cilantro

Receta de alitas de pollo con lima y cilantro

Ingredientes 

  • 1 kg de alitas de pollo partidas por la mitad
  • 3 limas
  • 4 dientes de ajo grandes
  • 2 cdas de cilantro fresco
  • 2 cdas de perejil fresco
  • 5 cdas de salsa de soja
  • 3 cdas de miel
  • 5 cdas de aceite de oliva

Elaboración

  1. En un recipiente amplio ponemos el zumo y la ralladura de dos limas, los cuatro dientes de ajo rallados, las hojas de cilantro y de perejil lavadas, secadas y picadas, la salsa de soja, la miel y el aceite de oliva. Mezclamos muy bien.
  2. Añadimos las alitas de pollo al recipiente y las removemos entre la salsa en la que van a marinar para que se impregnen bien. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera como mínimo 30 minutos. De vez en cuando podemos darle un revolcón con una cuchara.
  3. Transcurrido ese tiempo, vertemos todo en una cazuela baja o en una sartén honda que podamos tapar. Llevamos a ebullición y cuando comience a hervir, bajamos la potencia del fuego y lo cocinamos tapado a fuego medio durante aproximadamente 30 minutos. Es conveniente voltearlas de vez en cuando para asegurarnos que se cocinan bien por ambas caras. Cuando los jugos se hayan consumido, destapamos la cazuela y subimos la potencia del fuego para que las alitas se doren bien y se caramelicen.
  4. Para servir, cortamos la otra lima en gajos y espolvoreamos con un poco más de cilantro y perejil.
Receta vista en My cooking experiences.

1 comentario:

Deja un comentario