Lasaña de calabaza asada y crema de espinacas

{ 1 Comentarios }

lasaña-de-calabaza-asada-y-crema-de-espinacas

Lasaña de calabaza asada y crema de espinacas

Que me perdonen los italianos, pero la versión de lasaña que hoy os traigo tiene muy poco, poquísimo, que ver con la más tradicional de las lasañas italianas que alterna capas de ragú de carne con placas de lasaña. Para más inri, no se parece en lo más mínimo. Y espero que con esta confesión que hago nada más empezar, no me deis la espalda y os marchéis corriendo. 

Si aún estáis aquí, y conste que he invocado a todas las hadas y musas de la blogosfera, os aseguro que no os vais a arrepentir de leer la deliciosa receta, vegetariana para más señas, que hoy sale de mi cocina para vosotros: lasaña de calabaza asada y crema de espinacas. 

Esta es una de las lasañas más jugosas que he probado jamás. La culpa de todo ello la tiene la calabaza, asada previamente y convertida en puré después; la tiene el queso ricotta, que mezclamos con la calabaza, obteniendo así una textura super jugosa; la tiene la crema de espinacas y, por supuesto, el queso gouda que va entre cada una de las capas. 

La receta está sacada de un blog que sigo desde hace bastante tiempo y que he redescubierto recientemente: Half Baked Harvest. Me encantan todas y cada una de las recetas que son publicadas en el blog, y que va a una media de una receta diaria. Y lo mejor de todo es que las recetas son fiables al 100%. Al menos así lo demuestran todas las recetas que he hecho; son infalibles y espectacularmente deliciosas. Por no hablar de la fotografía, claro.

Espero que esta receta de lasaña os guste tanto, tanto que sintáis necesidad de lamer la pantalla, ja ja ja. 

lasaña-de-calabaza-asada-y-crema-de-espinacas

Receta de lasaña de calabaza asada y crema de espinacas

Ingredientes (4p)
  • 525 gr de calabaza pelada, sin pipas y cortada en dados de 1-2 centímetros de tamaño
  • 3 cdas de mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo pelados y machacados o cortados finamente
  • 7 hojas de salvia fresca o 1 cdta de salvia seca
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 20 gr de harina de trigo
  • 300 gr de leche
  • 290 gr de caldo de verduras, pollo o simplemente agua
  • Una pizca de nuez moscada
  • 175 gr de queso gouda rallado
  • 300 gr de queso ricotta
  • 250 gr de espinacas baby frescas
  • 12 placas de lasaña precocida (aproximadamente)
  • Queso Parmesano rallado
  • AOVE
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 200ºC. Disponemos la calabaza en una fuente, la salpimentamos y vertemos un chorrito de aceite por encima. Removemos bien para que la calabaza se impregne muy bien de los ingredientes. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal y repartimos la calabaza. Introducimos la bandeja en el horno y la asamos durante 30-40 minutos en una altura superior para recibir el calor de las placas muy de cerca. Una vez tierna la reservamos en un bol hondo hasta que se enfríe. 
  2. En una sartén ponemos a derretir la mantequilla a fuego medio-alto junto con las hojas de salvia, las ramitas de romero y los dientes de ajo. Removemos constantemente hasta que el ajo comience a adquirir un tono ligeramente dorado. Entonces retiramos las hierbas aromáticas, que las reservaremos hasta el momento de servir la lasaña. Agregamos la harina, removemos rápidamente y la doramos un par de minutos. Añadimos la leche y el caldo (o agua), sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada, y removemos hasta que comience a espesar (8-10 minutos). Incorporamos las espinacas y 75 gramos de queso gouda. Apagamos el fuego cuando el queso se haya derretido.
  3. Para hacer el relleno de la lasaña, aplastamos la calabaza con un tenedor hasta hacerla puré . Añadimos el queso ricotta, salpimentamos y removemos todo el conjunto. Reservamos.
  4. Preparamos una fuente apta para horno extendiendo un par de cucharadas de la crema de espinacas en la base. Distribuimos 3-4 placas de lasaña encima. Después ponemos una cucharada colmada del relleno de calabaza en cada placa y la extendemos hasta cubrir bien cada placa. A continuación vertemos unas cucharadas de la crema de espinacas y sobre esta espolvoreamos un poco de queso gouda rallado. Repetimos el proceso dos veces más, finalizando con una capa de crema de espinacas que cubriremos con queso gouda rallado y Parmesano rallado.
  5. Introducimos la fuente en el horno en modo gratinador hasta que el queso se haya fundido y adquiera un tono ligeramente dorado.
  6. Servimos distribuyendo por encima de la lasaña las hierbas aromáticas que habíamos reservado anteriormente. 




1 comentario:

  1. Una lasaña diferente y sin duda exquisita 😋 cuan extensa es nuestra cocina y como se aprende gracias por compartir

    ResponderEliminar

Deja un comentario