Croquetas de pollo al curry

{ 4 Comentarios }

croquetas-de-pollo-al-curry

Croquetas de pollo al curry

Pocos platos son tan tradicionales en España como las croquetas. Allá donde vaya, por muy bar de barrio que sea, nunca faltan unas croquetas en el mostrador para acompañar una alegre copa de vino o un vaso de refrescante cerveza.

Sin embargo, pocos platos tan tradicionales españoles tienen orígenes allende tierras foráneas. Y es que los inicios de estas pelotillas con forma de salchicha pequeña (¡ojito con la descripción!) nos vienen de Francia. ¿Qué? ¿Cómo te quedas? 

Las croquetas fueron invención de uno de los cocineros del Duque de Orleans, allá por el siglo XVII. Por aquel entonces las croquetas eran una farsa tipo pastel de carne, huevo, trufa y hierbas aromáticas que iban rebozadas y fritas. Y es aquí donde encontramos el origen a su nombre, pues croqueta procede del término francés "croquet", que significa "crujiente".

Estas "croquets" evolucionaron hasta convertirse en bocados más finos. Hoy en día existen infinidad de versiones de croquetas, aunque me consta que las más populares son las de jamón y las de pollo. 

Así que ya veis, Napoleón no pudo hacerse con el pueblo español, pero sus croquetas se hicieron con nuestros corazones, y lo que es mejor, con nuestros estómagos, ja ja ja.

Si quieres que las próximas croquetas que prepares vuelen del plato, aunque estoy segura de que siempre lo hacen, te animo a preparar estas croquetas de pollo al curry ... si es que eres un apasionado de las especias en general y del curry muy en particular. ¡Están ... de muerte lenta!

croquetas-de-pollo-al-curry

Receta de croquetas de pollo al curry

Ingredientes (Aproximadamente 20 unidades)
  • 200 gr de pechuga de pollo, bien en un filete o en tacos
  • 35 gr de mantequilla
  • 15 gr de AOVE
  • 60 gr de cebolla
  • 7 gr de curry en polvo
  • 50 gr de harina de trigo
  • 400 ml de leche de coco
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • AOVE en abundancia para freír
Elaboración
  1. Doramos los 200 gramos de pechuga de pollo en una sartén con una cucharadita de aceite, la retiramos y la dejamos atemperar. Una vez fría la cortamos en trocitos muy pequeños y la reservamos.
  2. En una sartén ponemos la mantequilla a derretir junto con el aceite. Pelamos la cebolla y la cortamos muy finamente, la añadimos a la sartén y la pochamos hasta que comience a ablandarse.
  3. Incorporamos la pechuga de pollo picadita y la salteamos junto con la cebolla, aplastándola con una cuchara de madera para desmenuzarla tanto como podamos. Tras unos 3-5 minutos, agregamos el curry en polvo, removemos, y proseguimos con la harina de trigo, que doraremos durante un minuto o minuto y medio para que la masa no sepa a harina cruda.
  4. Añadimos la leche de coco, removemos y sazonamos al gusto. Removemos la mezcla con frecuencia y una vez que la masa haya espesado y se despegue de las paredes de la sartén la retiramos a una fuente, la cubrimos con film transparente tocando la masa y la dejamos enfriar antes de guardarla en la nevera, donde es conveniente que repose para que se endurezca entre 4 y 5 horas.
  5. Transcurrido ese tiempo preparamos nuestra mesa con los ingredientes para el rebozado: batimos el huevo y preparamos abundante pan rallado en un plato hondo. Con una cuchara cogemos una porción de la masa, la moldeamos dándole la forma deseada, la pasamos al huevo, cubriéndola con este muy bien, y a continuación la pasamos al pan rallado, y la cubrimos muy bien, al tiempo que vamos perfeccionando la forma que le vamos a dar. Disponemos las croquetas en  una bandeja y las dejamos secar en torno a una hora antes de comenzar a freírlas. 
  6. Para freírlas, preparamos una sartén pequeña y honda con abundante aceite y lo calentamos. Una vez caliente, incorporamos entre 4 y 5 croquetas (dependiendo del tamaño de la sartén) y las doramos. Es conveniente no añadir más croquetas para poder manejarlas con soltura, y para impedir que se abran hemos de estar muy pendientes de ellas y voltearlas con mucha frecuencia para así también conseguir un dorado homogéneo. A medida que vayamos friendo las croquetas, las reservamos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. 

4 comentarios:

  1. Uyyy con leche de coco!!
    Estas las tengo que probar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leche de coco, sí, y lo más esencial: curry. Si te gusta, apuesta por esta receta.

      Muchas gracias por tus palabras :D

      Eliminar
  2. ¡Oh, que buenas! Me ha entrado antojo. Ahora solo tengo que encontrar tiempo.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,

      Dicen que "querer es poder", así que tan solo se necesita "querer" para "poder" ponerse al lío con esta delicia de croquetas. ¿Te animarás?

      Muchas gracias por venir.

      Besos y feliz finde

      Eliminar

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D