Tarta de queso con galletas Oreo sin horno

{ 2 Comentarios }

tarta-de-queso-con-oreos-sin-horno

Tarta de queso con Oreos sin horno

Hay una marca de cerveza en España que dice que donde va, triunfa. Pues lo mismo podría decir de esta tarta de queso con Oreos sin horno, porque casa a la que ha ido, casa en la que ha triunfado, y yo, más feliz que una perdiz, por supuestísimo. Y si por añadido, te piden la receta, es que los halagos no son meros cumplidos sino que son verdad absoluta.

Y todo esto os lo cuenta una amante de las tartas de queso. Soy una gran fan del chocolate y de todo lo que lleve chocolate, me encanta el limón en repostería, la almendra me apasiona, pero en cuestión de tartas, la ganadora es la de queso. Siempre ... o casi siempre. Porque a decir verdad las que realmente más me gustan son las que se cuecen en el horno y desconfío de las que no. Pero el caso es que esta tarta de queso con Oreos me mandaba señales de que nos iba a gustar; no en vano, las galletas Oreo son galletas ganadoras en esta familia. 

Y así fue. Fue verla, hacerla, degustarla y disfrutarla mucho. La favorita de niños, y de no tan niños ;)

El hecho de que no se cueza en el horno es uno de sus puntos a favor. En verano hay muchos días en los que no es fácil encontrar valientes que se atrevan a encender el horno. Yo sé que mi amiga Paula, de quien es esta receta, es muy valiente y que lo enciende si hay que encenderlo. Pero también es muy cabal y nos sugiere recetas prácticas como esta. Y yo vengo por detrás haciendo señales de la cabeza asintiendo y dándole toda la razón.

Así que ... si buscas una tarta sin horno, sencilla y rica, aquí tienes esta delicia sacada de la publicada por mi amiga Paula

tarta-de-queso-con-oreos-sin-horno

Receta de tarta de queso con Oreos sin horno



Ingredientes (Para un molde de 20 centímetros)
  • 308 gr de galletas Oreo
  • 300 gr de queso Philadelphia (o cualquier otro queso crema) + 50 gramos
  • 100 gr de azúcar blanquilla
  • 200 ml de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
  • 100 ml de leche
  • 6 láminas de gelatina neutra
Utensilios
  • Un molde desmontable de 20 centímetros de diámetro
  • Papel de horno
Elaboración
  1. Forramos la base del molde con papel de horno.
  2. Reservamos 9 galletas Oreo, 6 de ellas para el relleno, y 3 para decorar la tarta. Trituramos hasta casi pulverizar el resto junto con los 50 gramos de queso Philadelphia. Vertemos sobre la base del molde y la cubrimos por completo aplastando la galleta con la ayuda de una espátula de silicona. Reservamos en la nevera.
  3. En un bol ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua que las cubra. Reservamos.
  4. Trituramos seis de las galletas que habíamos reservado procurando que quede algún trocito un poco más grande, que se haga notar en la tarta. 
  5. Montamos la nata. Reservamos.
  6. Calentamos la leche en el microondas sin que llegue a hervir. Escurrimos la gelatina y la añadimos a la leche. Removemos para diluirla bien.
  7. Batimos los 300 gramos de queso con el azúcar y le añadimos la leche con la gelatina al tiempo que la filtramos con un colador. Batimos todo para asegurarnos de que se reparte bien. A continuación incorporamos la nata montada mezclando con movimientos suaves y envolventes. Por último agregamos las galletas trituradas y mezclamos delicadamente. 
  8. Vertemos la mezcla sobre la base de galletas reservada en la nevera.
  9. Para decorar utilizamos las tres galletas que aún teníamos en la reserva. Separamos cada mitad y las distribuimos alrededor de la tarta.
  10. Refrigeramos un mínimo de 12 horas. 
Notas y consejos
  • Para que la nata monte bien, es importante que la conserves en la parte más fría de la nevera, preferiblemente nunca en la puerta. Otra opción es guardarla en el congelador media hora antes de montarla. 




2 comentarios:

  1. No hay verano que no la prepare, porque es fácil, rápida, no hay que usar horno y está....arggg, jajaja

    Besos preciosa! Paula

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El verano pasado la hice tres veces, y en esta ya me voy haciendo a la idea de las veces que la tendré que hacer, aunque sinceramente ... ¡no me preocupa lo más mínimo!

      Besotes!

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.