Albóndigas de garbanzos y tomates deshidratados

{ 1 Comentarios }

albóndigas-de-garbanzos-y-tomates-deshidratados

Albóndigas de garbanzos y tomates deshidratados

Algunas veces me llevo sorpresas con las recetas que salen de mi cocina. En lo que se refiere a albóndigas, si eres seguidor de mi blog, ya te habrás dado cuenta de que hay un amor especial hacia todo ingrediente que sea tan versátil como para adoptar una forma redondita y convertirse en albóndiga. Sin embargo, en lo que se refiere a emplear ingredientes que se pueden con los que crear recetas puramente veganas, siempre me surgen dudas de si el resultado final gustará a mis comensales. 

Estas albóndigas de garbanzos y tomates deshidratados son absolutamente deliciosas. ¡Palabrita! Y estoy más que segura de que cualquier carnívoro se desharía por ellas. Tienen un sabor muy mediterráneo, o al menos, es como lo calificaría yo. Y no creo que ande muy desencaminada, pues cuando garbanzos, tomates deshidratados, albahaca, orégano y otras especias deciden amalgamarse para formar estas ricas albóndigas, su sabor y su olor no me recuerda a otra cocina que no sea la mediterránea. 

Me inspiré en una receta que encontré en el blog 24 zanahorias, y yo le hice algunos cambios que resultaron en ser la receta que os explico unas líneas más abajo y que tanto nos ha gustado. 

albóndigas-de-garbanzos-y-tomates-deshidratados


Receta de albóndigas de garbanzos y tomates deshidratados



Ingredientes (aproximadamente 25 albóndigas)

Para las albóndigas
  • 100 gr de almendra cruda
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramas de albahaca fresca
  • 1 cda de orégano seco
  • 1 y 1/2 cdta de comino en polvo
  • 1/2 cdta de cúrcuma
  • 2 cdas de tahina
  • 400 gr de garbanzos en conserva
  • 40 gr de tomate deshidratado, mejor si no es en aceite
  • 1 huevo tamaño "L"
  • 4 cdas de AOVE
  • 1/2 cdta de sal común
  • Pimienta blanca recién molida
  • Pan rallado fino para empanar y freír
  • Una cucharada de almendra laminada
Para la salsa de tomate
  • 1 bote (aproximadamente 400 gr) de tomate triturado entero
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hojas de tomillo, albahaca, orégano, romero fresco (al gusto)
  • AOVE
  • Sal 
  • Pimienta blanca

Elaboración
  1. Dorar las almendras en una cucharada de aceite en una sartén. Remover de vez en cuando para evitar que ennegrezcan, pues amargarían. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. 
  2. En un robot de cocina ponemos las almendras ya enfriadas, los dientes de ajo, las hojas de albahaca, el orégano, el comino, la cúrcuma, la pimienta blanca al gusto y la sal y las trituramos hasta que quede una consistencia muy fina. 
  3. Añadimos el tomate deshidratado y lo trituramos hasta que queden trocitos muy pequeños.
  4. Agregamos los garbanzos, el huevo, la tahina y una cucharada de aceite, y trituramos. A mi me gusta que queden algunos trocitos de garbanzos más gruesos.
  5. Vertemos la mezcla en un recipiente, lo tapamos con film transparente, y lo reservamos en la nevera durante al menos una hora. 
  6. Mientras tanto, vamos preparando la salsa de tomate: 
    1. En una cazuela baja ponemos a calentar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, pelamos los dientes de ajo y los doramos en él.
    2. Pelamos y picamos la cebolla, la añadimos a la cazuela, y la doramos junto con los dientes de ajo.
    3. Añadimos el tomate triturado, las hierbas aromáticas, sal y pimienta. Tapamos la cazuela y dejamos que se vaya cocinando la salsa despacio a fuego medio-bajo. De vez en cuando removemos la salsa y aplastamos el tomate con el canto de la cuchara. Lo dejamos reducir unos 20 minutos en total. 
  7. Transcurrida la hora de reposo, ponemos dos cucharadas de aceite de oliva a calentar en una sartén, formamos bolas del tamaño de una nuez, las rebozamos en pan rallado y las doramos por ambas caras. Si fuera necesario reponer más aceite (que lo será), lo hacemos. A medida que se van friendo las albóndigas, las retiramos a una fuente con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. 
  8. Servimos las albóndigas sobre una cama de salsa de tomate, unas almendras laminadas y una pizca de orégano espolvoreado por encima. 


 



1 comentario:

  1. Nunca fiz umas almondegas assim , faço sempre com carne.
    Posso dizer que amei a ideia, tem muito bom aspecto.
    Boa semana

    ResponderEliminar

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D