Flan de huevo al horno. Cómo desmoldarlo fácilmente

{ 0 Comentarios }

flan-de-huevo-al-horno-tradicional

Flan de huevo al horno - { Receta tradicional }

Hace un par de meses, uno de mis seguidores en Instagram me dejó un mensaje que decía: "¿Para cuándo una receta del flan de toda la vida?". Lo que este mensaje hizo fue hacerme reflexionar sobre las recetas que llevo a mi cocina y que aquí os presento. En muchas ocasiones viajan desde otros países porque considero que es enriquecedor indagar, descubrir y probar otras elaboraciones de las que jamás antes habíamos oído hablar. Y sin embargo, no caemos en la cuenta de que a pesar de ello, nos gusta disfrutar mucho de nuestra gastronomía, como es el caso de un buen flan de huevo al horno tradicional de toda la vida. 

Por imposible que os parezca, jamás, jamás había hecho un flan de huevo al estilo tradicional antes de que las palabras de mi seguidor me empujaran a esta reflexión. Y fue por ello que me dije que este iba a ser el momento para elaborarlo. Y fue dicho y hecho.

Si me dejo llevar por la memoria hacia los años de mi infancia y adolescencia, recuerdo que mi abuela materna era muy dada a hacer flan con los huevos que ponían sus gallinas. Esos huevos de yema de un color naranja intenso, de una clara compacta y densa, huevos de los que yo no tenía muy buen parecer. ¡Vaya usted a saber el por qué de tamaña tontería!

El caso es que hoy no pienso ni remotamente lo mismo: ni repudio esos huevos tan ricos, 100% ecológicos, de gallinas alimentadas de forma natural, que viven al aire libre; y ni miro a otro lado cuando tengo delante de mi un flan de huevo casero. Y os pido a vosotros que no miréis a otro lado teniendo delante de vosotros esta receta tan fácil, tan rica y tan, tan nuestra.

De estos flanes de huevo caseros nos ha gustado muchísimo la suavidad en la boca, lo cual se consigue al lograr que durante la cocción no se formen burbujas. Tienen un punto de dulzor muy equilibrado. Francamente: están deliciosos.

flan-de-huevo-al-horno-tradicional

Cómo desmoldar un flan fácilmente

Me gusta mucho el formato individual, y más aún con la forma tan bonita que adquieren en estos moldes ondulados que ya son míos para siempre, heredados, porque sí, de mi madre. 

Puede que pienses, o que hayas comprobado por ti mismo, que desmoldarlos puede ser una tarea un poco difícil si lo que quieres conseguir, como es obvio, es que mantengan su forma perfectamente perfecta al desmoldarlos. Para que la fase de desmoldado tenga un resultado impoluto, haz lo siguiente: 
  1. Pon agua muy caliente en un plato hondo, 
  2. Introduce el molde con el flan, y deja que el calor del agua deshaga el caramelo durante unos 3-4 minutos. 
  3. Retira el molde, sécalo, haz una leve presión con la yema de los dedos sobre el flan en cada una de las ondas que forma el molde para así despegarlo un poquito, 
  4. Pon un plato pequeño sobre él, sujeta ambos con las dos manos y gíralo dando un golpe seco (o puede que dos o tres - siempre manteniendo la misma posición manos-plato-molde). Cuando oigas el flan caer ... ¡voilá! ¡Ahí lo tienes desmoldado!
Después de estos pequeños trucos, ¿te animas a hacer tu propio flan de huevo casero al horno? Mi siguiente reto ahora es hacer natillas en casa.


flan-de-huevo-al-horno-tradicional

Receta de flan de huevo al horno tradicional

Ingredientes (Para 6 unidades)

Para los flanes
  • 350 ml de leche
  • 150 ml de nata líquida
  • 4 huevos tamaño "L"
  • 2 yemas de huevo
  • 125 gr de azúcar blanquilla
  • 1 vaina de vainilla
Para el caramelo líquido
  • 100 gr de azúcar blanquilla
  • 3 cdas de agua
  • 1 cdta de zumo de limón
Elaboración
  1. En una cazuela pequeña ponemos a calentar la leche, la nata y la vaina de vainilla. Llevamos a ebullición y en cuanto rompa a hervir, retiramos del fuego. Sacamos la vaina y con cuidado de no quemarnos, la abrimos por la mitad a lo largo, extraemos las semillas y las incorporamos a la leche junto con la vaina. Tapamos y dejamos reposar 30 minutos.
  2. En una sartén pequeña ponemos los ingredientes para hacer el caramelo líquido, los removemos al principio y calentamos SIN TOCAR con ningún utensilio a lo largo de toda la cocción. Cuando comience a adquirir un color dorado, lo retiramos del fuego y lo repartimos entre las seis flaneras. Inmediatamente giramos los moldes para extender el caramelo hasta la mitad de las paredes de las flaneras porque se endurece rápidamente. Reservamos.
  3. Precalentamos el horno a 160ºC con calor superior e inferior.
  4. Mientras la leche se enfría, en un recipiente amplio batimos los huevos, las dos yemas y el azúcar sin llegar a espumarlos para evitar que entre aire y que se formen esas burbujas en la cocción.
  5. Transcurrido el tiempo de reposo de la leche, vertemos esta poco a poco en los huevos batidos y removemos al mismo tiempo. Después pasamos la mezcla por un colador a una jarra y desde aquí la repartimos en las flaneras. 
  6. Colocamos las flaneras en una fuente honda apta para horno y rellenamos con agua hasta la mitad de las paredes de los moldes. Introducimos en el horno y cocinamos en una altura baja durante 40 minutos. 
  7. Transcurrido este tiempo, los flanes han de haber cuajado. Los sacamos del horno y los reservamos fuera hasta que hayan perdido calor. Los tapamos con film transparente y los guardamos en la nevera al menos 6 horas. 
  8. Para desmoldarlos, sigue los consejos indicados unas líneas más arriba.
  9. Puedes acompañarlos con un poco de nata montada o unos frutos rojos.




0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D