Bollos preñaos de chorizo asturiano

{ 5 Comentarios }

bollos-preñaos


Que Asturias sea cantada en una canción en la que se llora por la nostalgia que sienten sus gentes al alejarse de sus tierras es un hecho que ha de hacer que los oriundos saquen pecho, levanten la cabeza y luzcan una sonrisa por el orgullo de tener y pertenecer a una región tan bella.

El caracter asturiano es tan bueno y amable como lo es su gastronomía. Buena, por su excelencia, y amable, por lo reconfortantes que resultan sus platos. Tanto, que puedes llegar a comer una fabada al sol del verano, gozando de las vistas de los Picos de Europa, o rodeada de vacas en los Lagos de Covadonga, algo totalmente imposible e impensable de hacer en una capital como puede ser Madrid. 

Hace mucho tiempo que no huelo el verde de los prados asturianos, ni que piso sus montes, ni que escucho esa suave melodía tan propia de los asturianos que parece que bailan con las palabras cuando hablan. 

Estoy empezando a notar que mis palabras están tocando ese lado romántico que se le despierta a una cuando la nostalgia le acompaña, así que voy a celebrar contigo las bondades de una tierra y de unas gentes tan cordiales con una receta típica de Asturias: bollos preñaos con chorizo asturiano.

bollos-preñaos


Los bollos preñaos son unos bollos de pan rellenos de chorizo. El tamaño del pan puede variar, de manera que puedes encontrarte bollos tan grandes como media barra de pan, como bollitos más pequeños que desaparecen en dos o tres mordiscos. La tradición nos cuenta que como mejor se disfrutan es con una botella de sidra asturiana y al aire libre. Tiempo atrás, este pan se cocía cubierto de una hoja de berza que aportaba humedad a la masa y que seguramente evitaba que el pan se tostara en exceso. Hoy esa técnica se ha suplido, aunque es seguro que en algún recóndito rincón, algún panadero la siga practicando.

El bollo preñao es uno de los manjares de los que disfrutan los polesos, nombre con el que se conoce a los oriundos de Pola de Siero, en las fiestas de Las Comadres, celebración que tiene lugar el jueves anterior al miércoles de ceniza, y que este año coincide con el próximo 8 de febrero, ya que el miércoles de ceniza es el 14 de febrero. En las fiestas de Las Comadres se comadra, es decir, las gentes se reúnen con la familia a merendar el bollu preñau, beber sidra y tomar una naranja de postre. Una tradición que se remonta a los siglos XIV ó XV.

bollos-preñaos


Sobre la receta de los bollos preñaos de chorizo asturiano que hoy te dejo en el blog solo puedo decir cosas buenas y bonitas. Empezando por la masa, ideal para aquellas personas que aún no se han atrevido a trabajar con masas de pan, pues esta masa es muy suave y flexible, que se maneja muy fácilmente sin que se pegue a ninguna superficie ni a las manos. El hecho de que lleve manteca hace que tras cocinarlos, se sienta una masa ligeramente hojaldrada. El chorizo que va en el relleno es asturiano. El chorizo asturiano presenta la peculiaridad de que tiene un sabor y un aroma ahumado, lo cual lo hace único de entre todas las diferentes clases de chorizo que podemos encontrar a lo ancho y largo de la península ibérica.

Vamos a por la receta y ... ¡bon provechu!

bollos-preñaos

Receta de bollos preñaos de chorizo asturiano


Ingredientes (Para 9 unidades)
  • 50 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr de agua
  • 300 gr de harina de trigo de panadero
  • 20 gr de levadura fresca de panadero
  • 50 gr de manteca de cerdo
  • 1 cdta de sal
  • 1/4 cdta de azúcar
  • 200 gr de chorizo asturiano
  • Leche para pincelar los bollos
Elaboración

Método tradicional
  1. En una cazuela pequeña pon el agua y el aceite y caliéntalos sin que lleguen a hervir.
  2. En un recipiente amplio (amasaremos en él) pon la harina, la levadura desmenuzada, la manteca cortada en daditos, la sal, el azúcar y los líquidos calentados con anterioridad. Mézclalos con una espátula y una vez que estén integrados, pasa la masa a una superficie limpia y amasa hasta conseguir una masa suave, lisa y brillante.
  3. Engrasa un recipiente amplio y guarda la masa en su interior. Tápala con film transparente y guárdala en la nevera durante toda una noche hasta llegada la mañana.
  4. A la mañana siguiente, dos horas antes de comenzar a trabajar la masa, sácala de la nevera para que se vaya atemperando. 
  5. Corta los chorizos en nueve porciones de similar peso.
  6. Forra una bandeja para horno con papel vegetal.
  7. Desgasifica la masa y dale forma de bola. Pesa la masa (la mía pesó 547 gramos), y córtala en nueve porciones de 60 gramos cada una. Forma bolitas y en la bandeja para horno tapadas con un paño de algodón limpio.
  8. Coge una bola y aplánala contra la palma de tu mano, pon en su interior un trozo de chorizo y tápalo con la masa que queda en los laterales. La masa es tan agradable de manejar, que bastará con que la pellizques suavemente para sellarla. Reserva los bollos preñaos en la bandeja. Prosigue del mismo modo con las ocho bolitas restantes. Déjalas reposar 30 minutos.
  9. Cinco minutos antes de que finalice el tiempo de reposo, enciende el horno a 180ºC, con calor superior e inferior. Justo antes de que introducir los bollos en el horno, pincélalos con un poco de leche. Introduce la bandeja en el horno a media altura y cocínalos durante 20 minutos o hasta que se hayan dorado ligeramente. 
Con Thermomix 31
  1. Pon el aceite y el agua en el vaso. Calienta a 37º durante 2 minutos, velocidad 3.
  2. Incorpora al vaso la harina, la levadura desmenuzada, la manteca cortada en daditos, la sal y el azúcar. Amasa 20 segundos en velocidad 6.
  3. Vuelca la masa sobre una mesa de trabajo limpia y amasa hasta conseguir una masa suave, lisa y brillante.
  4. Engrasa un recipiente amplio y guarda la masa en su interior. Tápala con film transparente y guárdala en la nevera durante toda una noche hasta llegada la mañana.
  5. A la mañana siguiente, dos horas antes de comenzar a trabajar la masa, sácala de la nevera para que se vaya atemperando. 
  6. Corta los chorizos en nueve porciones de similar peso.
  7. Forra una bandeja para horno con papel vegetal.
  8. Desgasifica la masa y dale forma de bola. Pesa la masa (la mía pesó 547 gramos), y córtala en nueve porciones de 60 gramos cada una. Forma bolitas y en la bandeja para horno tapadas con un paño de algodón limpio.
  9. Coge una bola y aplánala contra la palma de tu mano, pon en su interior un trozo de chorizo y tápalo con la masa que queda en los laterales. La masa es tan agradable de manejar, que bastará con que la pellizques suavemente para sellarla. Reserva los bollos preñaos en la bandeja. Prosigue del mismo modo con las ocho bolitas restantes. Déjalas reposar 30 minutos.
  10. Cinco minutos antes de que finalice el tiempo de reposo, enciende el horno a 180ºC, con calor superior e inferior. Justo antes de que introducir los bollos en el horno, pincélalos con un poco de leche. Introduce la bandeja en el horno a media altura y cocínalos durante 20 minutos o hasta que se hayan dorado ligeramente. 
Notas y consejos
  • Puedes sustituir el chorizo asturiano por cualquier tipo de chorizo, pero has de procurar que no sea muy curado, sino más bien tirando a tierno.
  • Si no tienes tiempo para esperar que la masa repose toda una noche en la nevera, una vez que la hayas amasado, guárdala en un recipiente engrasado y tápala. Resguárdala de corrientes y déjala en reposo hasta que haya doblado su volumen. A partir de aquí, el resto del proceso es el mismo que el explicado unas líneas más arriba.
  • Puedes hacer bollos más grandes o más pequeños según sean tus gustos y/o tu necesidad. Tan solo has de tener en cuenta el disponer de tantos trozos de chorizo como bolas de masa.



5 comentarios:

  1. Es verdad que los panecillos con manteca salen más ricos y crujientes que con mantequilla, el problema es lo que cuesta encontrar manteca fresca hoy en día... la receta genial! un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno! y las fotos que no te he dicho nada. Como siempre maravillosa con tanto mimo y arte. Qué bonito legado:-)

      Eliminar
    2. Mai, ya sabes que por tierras españolas no hay problema alguno en encontrar manteca; en otros países, entre ellos Austria, el problema será realmente mayor y puede que incluso imposible encontrarla.

      Muchas gracias por tus halagos. Con tus ideas quedan así de lucidas mis fotos :D

      Besos

      Eliminar
  2. ¡¡Que buenos!! Puro vicio. He hecho varias recetas de panecillos rellenos de chorizo pero esta no, me la guardo para probarla cuanto antes.
    ¡Un beso!
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pruébala, María. Seguro que no defrauda en ninguno de los sentidos, tanto por lo fácil que es de hacer, por lo manejable y por lo resultona que es.

      Ya me dirás ;)

      Besos

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.