Malfatti con salsa de tomate casera

{ 0 Comentarios }


malfatti-con-salsa-de-tomate-casera

Malfatti con salsa de tomate casera


Hay ocasiones en las que las palabras bautizan a cosas o personas de forma inapropiada. Esto es lo que pienso sobre el término italiano malfatti, que traducido al castellano quiere decir "mal hechos", un nombre que no hace justicia a una elaboración riquísima y cuyo aspecto no es precisamente el resultado de algo mal hecho.

De lo que sí que estoy segura es de que el hecho por el que reciben ese nombre se debió a algún tipo de infortunio. De hecho, la historia anecdótica que explica este nombre es que los malfatti nacieron tras el intento de hacer raviolis y no tener suficiente harina para elaborar la pasta; sobraba relleno, y no podía desaprovecharse. Se le dio una nueva vida bautizando a esta nueva elaboración malfatti, o también "raviolis desnudos".

Los malfatti son unas bolitas de requesón y espinacas típicas de la región italiana de Lombardía. También son conocidos como gnudi en Siena, en la región de la Toscana. Una vez cocidos, se pueden servir rehogados en mantequilla aromatizada con unas hojas de salvia, que le da un toque riquísimo.

En casa los hice una primera vez con espinacas, requesón, Parmesano y harina; hubo una segunda en la que sustituí la harina por pan rallado, y el cambio fue para mejor por unanimidad. Utilizo queso Parmesano recién rallado porque quiero queso 100% natural. Desde que leí que añaden harina al queso rallado (que su efecto anti humedad tendrá), compro una cuña y lo rallo cuando lo necesito. Y la verdad es que dura mucho tiempo bien tapado sin estropearse.

Y así, tal cual te presento los malfatti en el blog hoy, es como se quedan en mi cocina. La salsa de tomate, además, casera, les va genial. Usa los malfatti para aprovechar muy bien toda esa salsita y no tendrás necesidad de pan. En mi casa lo disfrutamos especialmente a la hora de la cena y nos quedamos con el estómago bien contento.

malfatt-con-salsa-de-tomate

Receta de malfatti con salsa de tomate casera



Ingredientes (22 unidades aproximadamente)

Para los malfatti
  • 200 gr de ricotta (o requesón)
  • 200 gr de espinacas baby frescas
  • 1 diente de ajo
  • AOVE
  • 1 huevo tamaño "M"
  • 4 cdas de queso Parmesano recién rallado, y un poco más para servir
  • 4 cdas de pan rallado
  • Sal común
  • Pimienta blanca
  • Nuez moscada
  • Semolina
  • Agua para cocer los malfatti
Para la salsa de tomate
  • 1 bote (aproximadamente 400 gr) de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hojas de tomillo, albahaca, orégano, romero fresco (al gusto)
  • AOVE
  • Sal 
  • Pimienta blanca
Elaboración
  1. Ponemos la ricotta, o el requesón, en un colador y lo presionamos con la ayuda de una cuchara para ayudarle a desprender el suero que pueda contener. 
  2. Pelamos y picamos el ajo finamente. Lo doramos a fuego suave en la sartén. Añadimos las espinacas (que normalmente ya vienen lavadas) y las salteamos durante unos tres minutos, a lo largo de los cuales habrán reducido su volumen considerablemente. Retiramos a un plato y dejamos enfriar. Una vez frías, las picamos finamente con un cuchillo.
  3. En un recipiente hondo batimos el huevo, añadimos la ricotta, las espinacas, las cuatro cucharadas de queso Parmesano, dos cucharadas de pan rallado, sal, pimienta y nuez moscada. Mezclamos bien los ingredientes. Si quedan húmedos, añadimos poco a poco más pan rallado hasta que adquiera una consistencia manejable con las manos. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera una hora aproximadamente. 
  4. Mientras tanto, vamos preparando la salsa de tomate: 
    1. En una cazuela ponemos a calentar dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra, pelamos los dientes de ajo, los picamos y los doramos en el aceite. 
    2. Pelamos y picamos la cebolla finamente y la añadimos a la cazuela con el ajo. Removemos con cierta frecuencia.
    3. Añadimos el tomate triturado, las hierbas aromáticas, sal y pimienta. Tapamos la cazuela y dejamos que se vaya cocinando la salsa despacio, a fuego medio bajo. De vez en cuando removemos la salsa y aplastamos los tomates con el canto de la cuchara. En total, dejamos cocinar unos 20 minutos, o hasta que haya espesado.
  5. Ponemos abundante agua a cocer en una olla amplia.
  6. Sacamos la masa de la nevera, formamos bolitas del tamaño de una nuez y las rebozamos en semolina. Una vez que el agua rompa a hervir, incorporamos una primera tanda de malfatti y los retiramos en cuanto suban a la superficie. Los reservamos en un escurridor hasta terminar con todos.
  7. A hora de servir, formamos una cama con la salsa de tomate y sobre esta disponemos cinco malfatti. Espolvoreamos con un poco de queso Parmesano recién rallado y unas hojas de albahaca. Acompañar con más queso Parmesano al gusto.






0 comentarios han dado alegría a esta entrada:

Vuestros comentarios siempre son una alegría :D