Kanelbullar { Bollos de canela suecos }

04 diciembre 2017 3 comentarios

kanelbullar-bollos-de-canela


No sé qué fue lo que se pasó por mi mente para que un día se me antojara comer bollos de canela, pero tampoco creo que sea importante indagar sobre ello. Lo que realmente importa es que el resultado de aquel antojo se materializó convirtiéndose en una realidad.

Indagando por la red encontré que hay dos tipos de bollos de canela. Por un lado tenemos los cinnamon rolls, de origen norteamericano, que se distinguen porque van cubiertos de una glasa de queso crema y azúcar; y por otro lado están los kanelbullar, procedentes de Suecia, y que se presentan espolvoreados de azúcar perlado o almendra laminada.

De entre los dos me decidí por hacer los bollos de canela de mis vecinos europeos, y porque sí, porque me apetecían más; en mi poder cuento con un libro de recetas de repostería nórdica. El resultado es el que ya habéis podido ver en la fotografía de cabecera (y puede que hayáis bajado la vista a ver las demás, je je je). La masa es muy suave, muy manejable y nada pegajosa a la hora de trabajarla, por no hablar del inconfundible y embriagador aroma de la canela en toda la casa llegado el momento del horneado.



kanelbullar-bollos-de-canela


Una vez salidos del horno, la masa es muy tierna y suave y hay que ser muy fuerte para no dejarse tentar para un segundo bollito. Eso sí, hemos de tener en cuenta que la masa, tipo brioche, está estupenda recién horneada, y sin embargo, al día siguiente, pierde elasticidad y suavidad. Así que es conveniente comerlos cuanto antes. Imagino que problema ante esto, ninguno, ¿verdad?

Es costumbre en Suecia tomarlos acompañarlos al típico café de media mañana o de media tarde, costumbre conocida con el nombre de "fika". Esta costumbre merece tal respeto que son muchas las  empresas suecas que proponen como obligación este hábito. Es un momento para entablar relaciones sociales en el trabajo, y eso, según los expertos, potencia la productividad laboral. Así que ... pon un kanelbullar en tu vida.

cinnamon-bun-kanelbullar


Sobre el formado de los kanelbullar, existen diferentes formas. Puede que los veas con la forma de un cilindro enrollado, o bien con la forma de unas tiras entrecruzadas que se enrollan sobre sí mismas. Y pueden llevar unos granos de azúcar perlado encima o bien unas láminas de almendra. ¿Cómo te gustan más?

Por mi parte, que no quede, y te dejo esta maravillosa receta que te animo a hacer a no mucho tardar.


kanelbullar-bollos-de-canela-suecos



Receta de kanelbullar o bollos de canela


Ingredientes (15 unidades)

Paso 1
  • 25 gramos de levadura fresca de panadero u 8 gramos de levadura deshidratada
  • 200 ml de leche a temperatura ambiente
  • 1 cdta de azúcar granulado
  • 130 gr de harina de trigo de fuerza
Paso 2
  • 260 gr de harina de trigo de fuerza
  • 65 gramos de azúcar
  • 1/2 cdta de sal común
  • 1 cdta de cardamomo molido
  • 75 gr de mantequilla sin sal derretida
Para el relleno y barnizado
  • 25 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 3 cdas de azúcar moreno o demerara
  • 2 cdas de canela en polvo
  • 1 huevo batido (para barnizar)
  • Azúcar perlado (para decorar)
Utensilios
  • Un rodillo
  • 2 bandejas de horno
  • Papel para hornear
kanelbullar-bollos-de-canela



Elaboración
  1. Para el paso 1, en un recipiente de tamaño mediano ponemos la leche, la levadura fresca desmenuzada, el azúcar y la harina. Mezclamos, tapamos con  un gorro de ducha y esperamos diez minutos hasta que se active. Si la temperatura de tu casa no es muy alta, mantenla en reposo hasta que veas que se empiecen a formar burbujitas en la superficie.
  2. Para el paso 2, en un recipiente amplio mezcla la harina con el azúcar, la sal y el cardamomo. Añade la mezcla a la masa activada e incorpora la mantequilla derretida. Mezcla todo bien con la ayuda de una espátula, vuelca la masa en una superficie y amasa durante 10-15 minutos o hasta que se hayan integrado los ingredientes y quede una masa suave y homogénea. Deja reposar la masa en un recipiente tapado con un gorro de ducha durante una hora o hasta duplicar su volumen.
  3. Mientras tanto, mezclamos los tres ingredientes del relleno: la mantequilla, el azúcar y la canela, y lo reservamos.
  4. Transcurrido el tiempo de reposo de la masa, la volcamos sobre la mesa de trabajo, descalificamos durante un par de minutos, formamos una bola y la aplastamos para comenzar a darle forma de un rectángulo de 30x50. Repartimos la mezcla del relleno con una espátula, cubriendo toda la superficie, y enrollamos con firmeza desde el lado más largo. Cortamos porciones de tres centímetros de ancho, desechando los extremos, que suelen quedar no solo más feos, sino con menos relleno.
  5. Forramos dos bandejas de horno con papel para hornear. Cogemos uno de los bollitos y doblamos el extremo escondiéndolo bajo el bollito, y lo colocamos en la bandeja de horno. Proseguimos de la misma manera hasta tener todos los bollitos listos. Tapamos y dejamos reposar durante 30 minutos.
  6. Diez minutos antes, encendemos el horno a 200ºC con calor inferior y superior.
  7. Pincelamos con el huevo batido, espolvoreamos azúcar granulado por encima e introducimos una de las bandejas en el horno. Horneamos los bollitos de canela 10-12 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.

Receta vista en Nordic Bakery Cookbook, de Miisa Mink. 



3 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Adoro sabor a canela e cardamomo, esses rolos ficaram lindos e com toda a certeza uma delicia.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Absolutamente maravillosos, Yolanda, me encantan esas fotos, esa pintaza, esos bollitos! Que hambre- :-)

    ResponderEliminar
  3. Tienen un aspecto superdelicioso, nos encantaría poder traernos media docenita de ellos para el café de esta tarde!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.