Melocotón de Calanda en almíbar de miel

29 septiembre 2017 2 comentarios

melocotón-de-calanda-en-almibar-de-miel


Es el último melocotón del año, el más tardío, pero es el más delicioso de todos por su elevado sabor y aroma, y el más bonito por su silueta redonda tan perfecta e impoluta. Es el melocotón de Calanda.

Desde mediados de septiembre hasta finales de octubre podemos acercarnos a los estantes de las fruterías a oler el delicioso y dulce aroma que desprende el melocotón de Calanda. ¿Sabías que si quieres saber si un melocotón es dulce, tan solo tienes que acercarlo a tu nariz? Y si te llega su dulce y suave aroma, no  te vayas a tu casa sin haberlo echado en la lista de la compra. 

La producción del melocotón de Calanda es una tradición milenaria que lleva practicándose desde la época medieval. Recibe la certificación de Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) el melocotón que es producido en la comarca natural situada al este de la Comunidad Autónoma de Aragón entre Teruel y Zaragoza (Bajo Aragón), y que comprende 45 municipios. 

melocotón-de-calanda-en-almibar-de-miel


Entre los meses de junio y agosto, los recolectores llevan a cabo la tarea de embolsar a mano todos y cada uno de los frutos de forma individual con el fin de protegerlo de plagas o de productos fitosanitarios. El resultado es un bello fruto de 73 milímetros de diámetro como mínimo, unos 200 gramos de peso, de piel fina, libre de marcas o golpes, limpia, de color amarillo crema, de carne firme, y de un aroma y un sabor muy, muy dulces. 

El hecho de que el melocotón de Calanda comenzara a embolsarse se debe a una plaga de la "mosca del Mediterráneo" que llegó sobre el año 1940, cuando aún no se conocía la forma de combatirla. Es a partir de los años 70 cuando comienza a recibir premios en diferentes ferias agrícolas. No será hasta los años 80 cuando no comience a demandarse el sello de D.O.P.

El melocotón de Calanda es el protagonista de la receta que presento al reto Sabores de temporada y que seguramente muchos recordáis que mantengo con mis compis y amigas Neus y Paula. Esta es la segunda entrega que corresponde a la temporada de otoño, mi estación favorita del año, y que se presenta muy rica y abundante de frutas, como la naranja, la granada, la chirimoya, la manzana, el caqui, el membrillo y los frutos secos. Y entre las verduras y hortalizas veremos nuestras fruterías repletas de calabazas, coles, boniatos, hinojo, espinacas y acelgas, por ejemplo. 


El melocotón de Calanda no necesita adornos, florituras, ni sabores añadidos. Pero no quise desaprovechar la ocasión de tenerlo de temporada para hacer una receta tradicional: melocotón en almíbar de miel, y al que he añadido unas hojas de hierbabuena, vainilla y piel de limón para conseguir un rico y profundo aroma. 

Es una receta super, super fácil, y si te gusta el melocotón en almíbar, es una receta ganadora. En casa nos ha gustado mucho, especialmente a la más pequeña de la casa, a quien le encanta el melocotón en almíbar.

Y creo que ya va siendo hora de pasar a la receta, pero no te olvides de pasar a ver las recetas que han elaborado Neus y Paula con productos de temporada.


melocotón-de-calanda-en-almibar-de-miel

Receta de melocotón de Calanda en almíbar de miel


Ingredientes

  • 4 melocotones de Calanda
  • 1 litro de agua (si es agua muy calcárea, utiliza agua mineral en su lugar)
  • 150 gr de miel
  • 10 hojas de hierbabuena
  • Diez centímetros de piel de limón
  • Una vaina de vainilla
Utensilios
  • Un bote grande para envasar los melocotones
Elaboración
  1. En una cazuela alta ponemos a calentar el litro de agua junto con la miel, las hojas de hierbabuena y la piel de limón. 
  2. Pelamos los melocotones con un pelador. Los cortamos por la mitad empezando por la zona del tallo, los abrimos y les retiramos el hueso. Redondeamos las cavidades con un sacabolas.
  3. Una vez que el agua ha llegado a ebullición, introducimos las mitades de melocotón y las dejamos cocer durante 12-15 minutos contando desde el momento que el agua rompa a hervir de nuevo. Dejamos enfriar los melocotones en el almíbar.
  4. Para embotarlos, sacamos los melocotones a un bote grande y filtramos el almíbar. Cubrimos los melocotones con el almíbar y conservamos en él la vaina de vainilla. 
Notas y consejos
  • Puedes aromatizar el almíbar con las hierbas que a ti más te gusten.
  • Si vas a consumir el melocotón en un corto periodo de tiempo, no es necesario esterilizar los botes. Si tu intención es conservarlos en la despensa por más tiempo, conviene que los esterilices. Te dejo este enlace para que revises cómo esterilizar los botes de cristal. 

Fuentes:

2 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. los melocotones de Calanda son buenísimos ¡¡¡ imagino que con el almíbar estarán de 10 ...besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Debora!

      No te lo puedo negar, he de serte franca. Estos melocotones en almíbar están muy, muy ricos.

      Feliz finde :D

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.