MERMELADA DE FRESA AL AROMA DE VAINILLA (con y sin TMX)

27 mayo 2009 8 comentarios

¡Mermelada de fresa al aroma de vainilla! Sugerente ... ¿no?

Penny nos ofreció esta buenísima idea, y aprovechando el tirón de las cajas de dos kilos de fresas, me puse manos a la obra y quise probar. Nunca antes había hecho mermelada, y la textura es mucho más suave que cualquiera de las que comercialicen. Y por añadido, más natural, imposible. La vainilla es muy sutil en esta mermelada, pero lo suficiente como para notar que está ahí.



..:: Ingredientes ::..

* 800 gr de fresas
* 400 gr de azúcar
* 13 gotas de esencia de vainilla líquida, o media vaina de vainilla


..:: Elaboración ::..

** Con Thermomix **

1. Lavamos bien las fresas, suavemente, les quitamos el rabito y las cortamos en trozos pequeños.

2. En un recipiente disponemos las fresas por capas: una de fresa, una de azúcar, y así hasta terminar. Cerramos el recipiente y lo guardamos en la nevera toda una noche hasta la mañana siguiente.


3. Por la mañana veremos que las fresas han soltado una gran cantidad de jugo. Mezclamos bien con una cuchara, para que se incorporen los dos ingredientes, pues quedará azúcar en el fondo, y lo incorporamos al vaso del Thermomix junto con las gotas de esencia de vainilla. En el caso de que utilizaráis vaina, abrirla previamente por la mitad, y rasparla en su interior con la punta de un cuchillo para sacar las semillas, e incorporarlas a las fresas.
Programamos 25 minutos, 100º, velocidad 1, para más cantidad, velocidad 2. Mi consejo: retiramos el cubilete y ponemos en su lugar el cestillo, porque salpicará ... y mucho.

4. Para terminar y espesar la mermelada programamos 5 minutos, temperatura varoma, velocidad 1.

5. Guardamos en tarros de conserva que habremos esterilizado previamente.


** Sin Thermomix **


1. Seguimos los pasos 1-2 de la explicación anterior.

2. Por la mañana, removemos las fresas y el azúcar para incorporar los ingredientes y los vertemos en una cazuela con las gotas de esencia o la vaina abierta. Dejamos cocer 40 minutos, a fuego suave, y desespumamos de vez en cuando. Transcurrido ese tiempo, sacamos la vaina, la dejamos enfriar un poco, no sea que os pase lo que a Penny :( , raspamos la vaina con la punta de un cuchillo para sacar las semillas, y las incorporamos de nuevo a la cazuela.

3. Guardamos la mermelada en tarros de cristal esterilizados previamente.


** Para esterilizar los tarros de cristal **


Seguí las indicaciones que podéis encontrar en Directo al Paladar


1. Debemos hacer una doble esterilización: primero el vacío a los tarros, y posteriormente la esterilización con la conserva ya dentro.

2. Para la esterilización: en una olla colocamos un paño en el fondo (para evitar que los tarros golpeen el fondo y puedan romperse) y ponemos los tarros y las tapas a cocer durante 15 minutos. Los sacamos con unas pinzas de cocina, si tenéis, y los ponemos con la abertura hacia abajo sobre un paño para que escurra el agua.

3. Para el vacío: llenamos los tarros con la conserva hasta el borde y tapamos. Volvemos a cocer los tarros en la misma olla unos 20 minutos (quizás con 10 sea suficiente), y dejamos que se enfríen.

La esterilización es un proceso muy importante para que los productos se conserven bien durante mucho tiempo. Es importante que no haya ni una burbuja de aire, pues una ya sería suficiente para que la conserva se estropee, de ahí la importancia del vacío.

En cuanto a esta mermelada, Penny recomienda no consumirla hasta transcurridas unas dos semanas. Yo no pude reprimirme, como ella, je je, y tuve que probarla mientras la estaba guardando. :))

¡Penny, muchas gracias por tu fantástica idea!






8 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Mmmhhhh que buena idea! Igual me pongo a ello,hace mucho que no hago mermelada! Claro que yo la hago sin azúcar, con sacarina... y la espeso con agar agar. La idea de la vainilla me gusta.

    ResponderEliminar
  2. No si al final tendré que hacer mermelada, a todas os dado por ahí! a ver si me atrevo y la hago.

    Te ha quedado genial, y muy bien explicadito todo.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  3. Guapaaaaaa!! Que buena, se e deliciosa.
    Me pillo un poco para la merienda virtual. ajajaja.
    Besos
    MARGOT

    ResponderEliminar
  4. Si que tiene que estar rico, supongo que le dará un toque muy especial y qué buen modo de aprovechar la temporada de fresas guardando para el resto del año.

    yo soy de las que no ha hecho mermelada aún.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola yolanda, que rica está la mermelada de fresa casera, yo la hago todas las temporadas de fresas pero con aroma de vainilla nunca, tendré que probar cuando acabe con los tarros que tengo hechos.
    besitos.

    ResponderEliminar
  6. Veo que la hiciste! Me alegra muchísimo, verdad que esta rica? El toque que le da a la vainilla es muy tentador!

    Petonets.

    ResponderEliminar
  7. EnLaLuna, no eres la primera a quien oigo hablar del agar-agar para la mermelada. ¿dónde se compra? ¿en los hipers?

    Sacri, es cierto que cuando nos da, no paramos. Fue con el hojaldre, ahora la mermelada ... Yo nunca antes había hecho mermelada. Es una buena forma de experimentar con técnicas nuevas y aprovechar los productos de temporada. Ahora le he echado el ojo a la mermelada de cereza. A ver qué sale ...

    Merienda virtual para Margot marchando, je je. ¿Alguien más?

    Marhya, y no es sólo el toque especial de la vainilla, es que la textura que se obtiene no es ni con mucho como la mermelada que compramos.

    LasPacas, pues ale, otra idea nueva. ¡A experimentar!

    Penny, pues sí, ya ves que hecha está. ¡Qué buena! He regalado a mi madre un tarro, porque en casa sólo la tomo yo, y de vez en cuando con una tostada, y porque hay que propagar lo bueno, que lo malo ya se extiende solo.

    Muchas gracias por venir a endulzaros un ratito de vuestro día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. sE PUEDEN PONER LOS BOTES BOCAABAJO Y SE EVITA LA ESTERILIZACION EN LA OLLA

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.