Tarta Colibrí { Hummingbird Cake }

20 abril 2017 14 comentarios

tarta-colibrí


Si iba a hacer una tarta por mi cumpleaños, lo tenía claro: tarta Colibrí.

Jamie Oliver la bautizó en inglés como Hummingbird Cake, y así la conocí yo en uno de los seriales televisivos que nos muestran las andaduras de este carismático y televisivo chef británico que enamora a tantos como le rechazan, pues en este mundo gastronómico los hay muy ortodoxos y no aceptan la libertad y la flexibilidad que adopta este afamado chef a la hora de elaborar sus recetas de cocina. Aunque en ocasiones yo me encuentro en un sentimiento de tal altura que me cuesta aceptar ciertas licencias en recetas de corte tradicional.

Hablar de la Tarta Colibrí me arrastra al pozo de la nostalgia. Fue precisamente en ese serial televisivo que os comento cuando mi madre lo vio por primera, y última, vez, y casualmente la receta de esta tarta forma parte de uno de los mejores libros que en mi opinión ha publicado Jamie: Comfort Food. De no haber sido porque la vida nos la arrebató, esta hubiera sido la tarta de su último cumpleaños.

No es que sean mis sentimientos los que me motivan para hablar amores sobre esta tarta, no. Soy realista. Esta es una de las tartas más ricas que yo haya hecho nunca. Su bizcocho, sabroso, dulce, jugoso, húmedo; su crema, dulce, suave, deliciosa. ¡Puro placer dulce!

¡Qué pena que no podáis degustar un trocito de lo que estas imágenes os muestran!

Pero os animo a hacerla. Estoy segura de que NO os arrepentiréis.

tarta-colibrí

Receta de Tarta Colibrí - Hummingbird Cake


Ingredientes


Para el pastel

  • 125 gr de aceite de oliva virgen extra Arbequina
  • 175 gr de harina de trigo normal
  • 10 gr de levadura química Royal
  • 1/2 cdta rasa de canela en polvo
  • 175 gr de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
  • 2 plátanos de tamaño mediano
  • 200 gr de piña fresca o en conserva 
  • 1 huevo tamaño "L"
  • 1/2 cdta de extracto de vainilla
  • 25 gr de nueces pacanas, y unas cuantas más para decorar
  • Coco rallado para decorar
Para el glaseado de queso
  • 150 gr de queso tipo Philadelphia
  • 75 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 lima
Utensilios
  • Un molde desmontable de 20 cm de diámetro
Elaboración
  1. Precalentar el horno a 180ºC con altura superior e inferior. 
  2. Engrasar un molde desmontable de 20 cem de diámetro y cubrir con papel vegetal tanto la base como las paredes. Para la base, recortamos un círculo de 20 centímetros de diámetro. Reservamos.
  3. Picamos las nueces en trozos gruesos. Reservamos.
  4. Cortamos la piña en trozos muy pequeños. Reservamos.
  5. Pelamos los plátanos y los aplastamos con un tenedor. Reservamos.
  6. En un recipiente amplio mezclamos los ingredientes secos: la harina, la levadura, la canela, el azúcar moreno y la sal. Mezclamos y reservamos. 
  7. En un robot batimos los huevos hasta blanquear. Incorporamos el extracto de vainilla y el aceite y mezclamos un par de minutos. Agregamos el plátano y la piña y mezclamos hasta incorporarlos a la mezcla anterior. 
  8. Añadimos los ingredientes secos a la mezcla de ingredientes húmedos, mezclamos y por último agregamos las nueces, que incorporaremos con una espátula. 
  9. Vertemos la masa en el molde reservado, introducimos en la parte inferior del horno. Horneamos durante 40 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho en el centro, el palillo salga limpio. Si el bizcocho comenzara a dorarse, lo cubrimos con un trozo de papel de aluminio. 
  10. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos reposar durante diez minutos sobre una rejilla. Desmoldamos una vez que se haya enfriado por completo.
  11. Para hacer el glaseado de queso, batimos la mantequilla ablandada con el azúcar glas hasta que adquiera un color claro. Añadimos el queso, la piel de media lima, un poco de zumo y batir lo justo para incorporar los ingredientes. Reservamos en la nevera para que solidifique. 
Montaje 
  1. Cortamos el bizcocho por la mitad a lo largo para conseguir dos planchas.
  2. Extendemos la mitad del glaseado de crema de queso sobre la plancha inferior. Colocamos la otra plancha encima y extendemos el resto del glaseado de queso sobre la segunda. Podemos alisar el glaseado por completo o dibujar formas irregulares, según nos guste más. 
  3. En una sartén doramos una o dos cucharadas de coco rallado. Reservamos y dejamos enfriar.
  4. Para decorar, rallamos la piel de media lima por encima, espolvoreamos coco rallado tostado y distribuimos unas mitades de nueces pacanas alrededor de la tarta.

14 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Nos has puesto los dientes bien largos ¿eh?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por una buena causa, ¿no? Todo con tal de animaros a hacerla, porque está deliciosa.

      Gracias por tus palabras.

      Feliz finde!

      Eliminar
  2. Ficou um bolo lindo e imagino que uma delicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo imagines, Sao. Ponte manos a la obra y verás que no es un espejismo.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Feliz finde!

      Eliminar
  3. Había oído hablar de ella pero no sabía cómo se hacía. La verdad es que pinta muy bien y en cuanto tenga ocasión la hago.
    Animo con esos recuerdos de tu mami. Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si está en boca de muchos, y es para bien, por algo será, ¿no crees? Ánimo, y ... ¡a por ella! Para una ocasión especial y quedarás como la reina de las tartas :D

      Besos y feliz finde!

      Eliminar
  4. Uauuuuuuuuuuuuu esa la tengo pendiente desde el comienzo de los tiempos, cualquier día me lío y la hago solo para darme el capricho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Desde el principio de los tiempos? Deja de agonizar y al lío, venga :D

      Ja ja ja.

      Besos y feliz finde!

      Eliminar
  5. Jo, Yolanda, seguramente llego tarde, pero no sabía que tu madre había fallecido... Fuera de tiempo, quizás, pero no puedo quedarme sin darte un achuchón, porque, además, esta entrada destila mucha melancolía.

    Esta tarta tiene muy buena pinta. La conozco por referencias, pero no la he probado ni hecho nunca y me ha gustado mucho. Ya sabes que yo soy muy pro Jamie. Me da igual lo que digan algunos o muchos. A mí me parece el rey de las ondas gastronómicas y quien está haciendo una labor impresionante con la comida en UK. Además, su estilo de cocinar se asemeja mucho a mis procesos cocinillas. No puedo evitarlo: ¡lo adoro!
    Voy a estudiar con detenimiento esta tarta y a ver si me quito la pereza y la hago.
    Besitos, reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, muchísimas gracias por tus condolencias.

      Animate a hacer esta tarta. Está tan rica como sentimentalismos desprende. ¡Palabrita!

      Un besote!

      Eliminar
  6. Hola guapa!!
    Esta es una de mis tartas favoritas, junto con la carrot cake. Creo que tienen un sabor y una textura similares que resultan irresistibles. Te ha quedado estupenda.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tarta de zanahoria es otra de las grandes de entre todas mis favoritas. Jugosa y sabrosa a desbordar.

      Muchas gracias por tus palabras.

      Besos.

      Eliminar
  7. Hoy tomamos la tarta de postre en una comida familiar por el día de la madre. Riquísima, fácil de preparar y con un sabor diferente a las tartas convencionales. No se le puede pedir más. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Santi!

      Me alegra mucho saber que has hecho la tarta, y más aún que te ha gustado tanto.

      No encuentro mejor momento que para una celebración tan especial como el día de la madre.

      Muchas gracias por confiar en la receta y hacerla.

      Besos!

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.