Leche frita { Receta tradicional de Semana Santa }

06 abril 2017 12 comentarios

leche-frita


Vísperas de Semana Santa, y en la mente de casi todos se dibujan torrijas y más torrijas. Me atrevo a decir que es el postre por antonomasia llegadas estas fechas y que no hay nadie a quien no le guste. ¿O es muy atrevido por mi parte?

Pero las torrijas no vienen solas, que con ellas también llegan las rosquillas, los buñuelos, los pestiños, las flores extremeñas, la mona de Pascua, el bollo de Avilés, y un sinfín de delicias. Solo con pensar en el postre, más de uno sería feliz y podría sobrevivir airosamente a la Semana Santa. Si alguno os animáis a formar un club, apuntad a esta golosa  que para animar el cotarro lleva Leche Frita, otro de los grandes dulces de estas fechas. ¿Alguien más se apunta?

La Leche Frita es un postre suave y delicado que se elabora a partir de leche aromatizada con naranja, limón y canela, y a la que se añade harina para darle una consistencia espesa y manejable, tanto que sea posible cortarla, rebozarla y freírla. Como más rica es tomada justo después de haber pasado por la sartén, templada y con una textura suave, melosa y cremosa

Son muchas las regiones autonómicas españolas que se disputan sus orígenes, pues es prácticamente conocida y elaborada a lo largo y ancho de la península española. Yo siempre la he conocido en casa de mis padres; mi madre, castellano-leonesa, la hacía siendo yo pequeña, y si no fallan mis fuentes, su origen está vinculado a estas tierras. Pero Madrid se regocija de su autoría, como también lo hacen Asturias, Galicia, y otras tantas regiones. 

A quienes sí que parece ser debemos sus orígenes es a las monjas, que idearon esta elaboración para aprovechar la leche sobrante en los tiempos en los que los frigoríficos no se perfilaban ni en las mentes de quienes los idearon. 

Y después de haceros llenar la boca de agua con tan suculento y dulce bocado, qué menos que dejaros la receta, ¿no?

leche-frita

Receta de Leche frita para Semana Santa


Ingredientes (Para 6 personas)
  • 1 litro de leche entera
  • 150 gr de harina de trigo normal
  • 150 gr de azúcar blanquilla
  • 1 cdta de Maizena
  • 1 rama de canela
  • La piel de medio limón
  • La piel de media naranja
  • Para el rebozado
    • 2 huevos
    • 1 cda de canela en polvo
    • 1 cda de azúcar
    • Aceite de oliva virgen
Utiles necesarios
  • Fuente cuadrada de tamaño 20x20
Elaboración

Método tradicional
  1. En un cazo ponemos la leche, las pieles de fruta y la rama de canela y calentamos. Justo antes de comenzar a hervir retiramos el cazo del fuego, tapamos, y dejamos que infusione durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo, colamos la mezcla y desechamos las pieles y la rama de canela.
  2. Tamizamos la harina de trigo y la Maizena. 
  3. Llevamos la leche de nuevo al fuego (medio) y añadimos la harina poco a poco, removiendo con unas varillas para que no se formen grumos. Una vez que toda la harina está incorporada seguimos removiendo y dejamos cocer hasta que la mezcla haya espesado y obtenga textura similar a la de un puré muy espeso.
  4. Vertemos la mezcla en la fuente cuadrada (quedará con un grosor de unos dos dedos), cubrimos con film transparente tocando la superficie de la masa para que no forme costra. Guardamos en la nevera cuando se haya enfriado por completo.
  5. En un platillo mezclamos la canela en polvo con el azúcar. Reservamos.
  6. Cortamos la masa en cuadrados de 4x4 centímetros, rebozamos en huevo y freímos en abundante aceite caliente. Volteamos la leche una vez dorada por uno de sus lados y la retiramos a un plato protegido con papel de cocina cuando se haya dorado por el otro lado. A continuación, y en caliente, rebozamos en la mezcla de canela y azúcar.


Con Thermomix 31
  1. Echamos todos los ingredientes en el vaso, excepto la rama de canela y las pieles, y mezclamos 10 segundos en velocidad 4.
  2. Ponemos la mariposa en las cuchillas, añadimos la rama de canela junto con las pieles, y cocemos durante 10 minutos, temperatura varoma, velocidad 2 y 1/2. Transcurrido este tiempo, cocemos durante 2 minutos más sin temperatura y a la misma velocidad.
  3. Vertemos la mezcla en la fuente cuadrada (quedará con un grosor de unos dos dedos), cubrimos con film transparente tocando la superficie de la masa para que no forme costra. Guardamos en la nevera cuando se haya enfriado por completo.
  4. En un platillo mezclamos la canela en polvo con el azúcar. Reservamos.
  5. Cortamos la masa en cuadrados de 4x4 centímetros, rebozamos en huevo y freímos en abundante aceite caliente. Volteamos la leche una vez dorada por uno de sus lados y la retiramos a un plato protegido con papel de cocina cuando se haya dorado por el otro lado. A continuación, y en caliente, rebozamos en la mezcla de canela y azúcar.
Notas y consejos
  • Es conveniente conservar en la nevera la leche frita que no se consuma en el día.
  • El punto óptimo para tomar la leche frita es en templado, de manera que si tuvieras que consumirla uno o un par de días pasada su elaboración, te recomiendo que la saques de la nevera como mínimo una hora antes. 

12 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Otro de los clásicos que no he hecho nunca. Este año pruebo con las torrijas, pero el próximo haré tu leche, se ve buenísima. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, Conchi. El año que viene no, que se te va a olvidar en esa larga lista de recetas pendientes que seguramente tienes como yo, ja ja ja. Si has de hacer leche frita, ha de ser ya.

      Besos!

      Eliminar
  2. UMMMMMMMMMMMM si te la pilla mi hija no te deja ni el plato, jajaja le encanta¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la leche frita, y cuanto más cremosita, más me gusta. Pocas veces la hago por no abusar, pero me encanta.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ummm, ya me estás haciendo babear y apenas ha empezado el día.

      Ja ja ja.

      Besos!

      Eliminar
  4. Acabo de decidir que voy a hacer leche frita estas vacaciones de Pascua. Ni la he probado ni cocinado. La riqueza gastronómica de la península da como para comer, probar, degustar delicias como éstas. Tu receta clara y golosa! Variaremos los "brunyols" ampurdaneses por una especialidad castellana riquísima! Petonets!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena decisión. ¡Sí señora! Y yo que me alegro de que mi leche frita sea la culpable de tan acertada y deliciosa decisión. Pero vamos, que los buñols no están para mirar a otro lado, eh.

      Besos!!

      Eliminar
  5. Deseando hacer y comer de todos estos dulces de Semana Santa, ains me has abierto el apetito!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, que no hay quien pueda con nosotras frente a un dulce, ¿verdad Ana?

      Espero que te animes a hacer leche frita, porque me da a mi que teniéndola delante no hace falta darte ánimos para lanzarte a ella, je je je.

      Besos!

      Eliminar
  6. Hola guapa!!
    Todo un clásico esta leche frita..Qué pinta más rica tiene. La verdad es que te ha quedado perfecta, se ve buenísima.
    En casa tengo un "Fan" de la leche frita..Supongo que esta semana Santa, caerá.
    Un besote y feliz finde!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los cumplidos, preciosa.

      Yo creo que tu "fan" te comería a besos si le agasajas con un platito de leche frita. ¿Tú qué crees? Je je je.

      Besos y feliz finde!

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.