Hot Cross Buns { Receta tradicional británica }

03 abril 2017 3 comentarios

hot-cross-buns


Dice la introducción a esta deliciosa receta de Hot cross buns en el libro The great British book of baking: "Estos bollitos de pan especiados con la marca de un cruz en la masa son comidos tradicionalmente templados al poco de salir del horno el día de Viernes Santo. Dice la tradición que los antiguos egipcios ofrecían unos bollitos de masa de forma redonda a la diosa de la luna, y que los griegos y los romanos se los ofrecían a la diosa de la luz, costumbre tomada del antiguo pueblo sajón, que fueron quienes le añadieron una cruz."

Hot cross buns es el nombre de unos panecillos tipo brioche, con una masa enriquecida por especias como el jengibre, la canela, el clavo y la nuez moscada, lo cual los hace irresistiblemente aromáticos. Y no todo queda aquí, pues el llevar frutas secas incrementa su delicioso sabor, que aunque os cueste creer es delicadamente dulce.

hot-cross-buns


Británicos, irlandeses, australianos, neozelandeses, sudafricanos, canadienses, indios y angloparlantes varios, celebraban el fin de la Cuaresma y daban la bienvenida a la Semana Santa con estos bollitos con la marca de una cruz. En tiempos de la reina Isabel I de Inglaterra llegaron a ser vistos como una seña católica contra el Protestantismo. Sin embargo, la extendida aceptación que tenían entre el pueblo británico logró que los panaderos pudieran seguir horneándolos, aunque todo sea dicho, excepcionalmente en Semana Santa y Navidad.

La línea que separa lo religioso de lo pagano es en ocasiones tan fina que cuesta creer que pueda haber habido tantas diferencias y contrastes con el paso del tiempo. Hoy en día, la asociación de los hot cross buns con motivos religiosos nació en la costumbre pagana del pueblo anglosajón de celebrar  la vida con la llegada de la primavera en honor a la diosa Eostre, término del que procede el anglosajón Easter (Semana Santa). La cruz de estos bollitos representa el renacimiento del mundo tras el largo invierno y las cuatro separaciones que marca la cruz representan las cuatro fases de la luna, así como las cuatro etapas de la vida: infancia, adolescencia, madurez y senilidad.


hot-cross-buns


No hay duda alguna de las connotaciones católicas que envuelven la tradición de consumir estos bollitos. De hecho, los hot cross buns son pan, símbolo de la comunión; llevan especias, que representan las especias en las que Jesucristo fue envuelto en su tumba; y llevan la cruz.

Hoy en día, el aura religiosa que rodea los hot cross buns muy posiblemente pasa desapercibida y ha desembocado en supersticiones varias.

Desvaríos o no, para lo que no hay duda alguna es que si quieres disfrutar de un hot cross bun en esencia, lo mejor es tomarlos templaditos, con un poco de mantequilla y mermelada, y por supuesto, tal y como manda la tradición británica, si es acompañados de té, mejor aún. Y añado más: una buena compañía, que comer solo es triste, ¿verdad?


hot-cross-buns


Receta de Hot Cross Buns - Receta tradicional británica


Ingredientes (Para 12 panecillos)

Para los panecillos
  • 450 gr de harina de trigo de fuerza
  • 50 gr de azúcar blanquilla
  • 1 cdta de sal común
  • 2 cdtas de mezcla de especias (canela, jengibre, clavo)
  • 1/2 cdta de nuez moscada
  • 125 gr de frutas confitadas o secas (arándanos, orejones, naranja, etc) picadas finamente
  • 21 gr de levadura fresca de panadero, o 7 gr de levadura seca
  • 200 ml de leche templada
  • 2 huevos tamaño "L"
Para las cruces
  • 4 cdas rasas de harina de fuerza
  • 2 cdas de agua fría
Para el glaseado final
  • 4 cdas de leche
  • 2 cdas de azúcar blanquilla
Elaboración
  1. En un vaso ponemos la leche, los huevos batidos y la levadura fresca desmenuzada. Si optamos por la levadura fresca, podemos añadirla directamente a la harina. Reservamos.
  2. En un recipiente amplio ponemos la harina, el azúcar, la sal y las especias. Mezclamos bien.
  3. Formamos un volcán en el centro de la masa y agregamos la mezcla de leche y huevos, y a la que iremos incorporando poco a poco la harina con la ayuda de una espátula. Una vez mezclados los ingredientes, incorporamos las frutas deshidratadas, y amasamos el conjunto durante 10 minutos a manos, o 4 en un robot de cocina aproximadamente, o hasta que la masa quede suave y con un aspecto homogéneo. 
  4. Engrasamos el molde en el que reposará la masa, introducimos la masa, la engrasamos para evitar que se seque, tapándola con un gorro de plástico de ducha y guardándola en un lugar alejado de corrientes; un microondas es perfecto. Dejamos levar aproximadamente una hora o hasta que doblen su volumen.
  5. Preparamos una fuente de horno forrada con papel de horno. 
  6. Transcurrido ese tiempo, desgasificamos la masa, hacemos 12 particiones del mismo peso y les damos forma de bollitos redondos. Los reservamos en la fuente y los cubrimos con un paño de algodón a medida que las vamos formando. Dejamos reposar durante unos 45 minutos. 
  7. Precalentamos el horno a 200ºC, calor inferior y superior.
  8. Mientras tanto preparamos la masa con la que dibujaremos las cruces en los panecillos. Mezclamos la harina con el agua. Ha de quedar una masa sólida que introduciremos en una manga pastelera. Transcurrido el tiempo del segundo levado, cortamos el pico de la manga pastelera de manera que quede fino, y dibujamos las cruces en cada uno de los bollitos.
  9. Introducimos la bandeja a media altura en el horno y los cocemos durante 15 minutos.
  10. Mientras tanto preparamos la mezcla del glaseado: templamos la leche, le añadimos el azúcar y mezclamos bien.
  11. Una vez que los bollitos ya estén dorados, los pincelamos con el glaseado nada más sacarlos del horno. 

Notas y consejos
  • Si os sobran panecillos, os recomiendo congelarlos para que no pierdan sus propiedades. La masa, por ser tipo brioche, pierde fácilmente su jugosidad de un día para otro. Tras descongelarlos, no hay cosa que apetezca más que tostarlos ligeramente y untar un poquito de mantequilla y mermelada. ¡Deliciosos!




3 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Impresionantes. Receta que lleva rondando mi cabeza... ni lo sé. Tengo que animarme; me encantan esas recetas con frutos secos o frutas desecadas; son una perdiciön!

    ResponderEliminar
  2. Quien estuviera en tu casa para comer un trocín.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!
    Estos bollitos me parecen ideales, siempre tuve muchas ganas de hacerlos. A ver si pruebo.
    Un besazo!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.