French crullers { Buñuelos franceses }

07 noviembre 2016 9 comentarios

french-crullers

La receta de hoy es una de tantas que una descubre curioseando por Pinterest, esa estupenda herramienta inspiracional en mi cocina y en mis fotografías. Un día, descubrí unas rosquillitas de forma rizada preciosa que me enamoraron instantáneamente. Fueron, lo que se llama, un amor a primera vista.

Los amores a primera vista pueden defraudar. Pero te mentiría si te dijera que ese fue el caso. Y solo lo haría si egoístamente no quisiera compartir contigo esta receta que aparte de sencilla, tiene a su favor que es deliciosa. 

Estos crullers, traducidos del francés como buñuelos, tienen la peculiaridad de no tener nada que ver con nuestros buñuelos, al menos en su forma, y además, de resultar ser de una masa muy agradecida al primer bocado, pues es suave, aireada y jugosa, muy similar a nuestras porras, esas que nos sirven para disfrutar de un chocolate caliente. Tentador, ¿verdad?

Os animo muy mucho (y perdón por este mal uso de la lengua) a elaborar esta receta porque os puedo asegurar que se os harán pocos los crullers de los que poder disfrutar.

french-crullers


Receta de French Crullers { Buñuelos franceses }


Ingredientes (Para 10 crullers)

Para la masa
  • 110 gr de agua
  • 45 gr de mantequilla sin sal
  • 5 gr de azúcar blanquilla
  • Una pizca de sal
  • 70 gr de harina de trigo normal
  • 2 huevos tamaño "L"
Para el glaseado de miel
  • 100 gr de azúcar glas
  • 1 cda de miel
  • 2-3 cdas de leche
Además
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Papel de horno
  • Una manga pastelera
  • Boquilla estrella de 1 mm. de Wilton
  • Una rejilla
Elaboración
  1. En un cazo ponemos el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar y lo llevamos a ebullición. Cuando rompa a hervir, añadimos la harina de golpe y retiramos el cazo del fuego. Removemos la harina, mezclándola con el resto de los ingredientes, hasta formar una bola que se despega de las paredes. Añadimos los huevos, uno a uno, sin añadir el siguiente hasta que no se haya incorporado el anterior. Metemos la masa en una manga pastelera, y reservamos.
  2. Cortamos diez papelitos de 8x8 centímetros y los pincelamos con aceite.
  3. Con la manga formamos círculos de aproximadamente 6 cm de diámetro.
  4. Ponemos unos tres dedos de aceite en una sartén honda y calentamos el aceite hasta llegar a los 190ºC. Freímos los buñuelos de forma que el papel quede por encima y lo retiramos; se despegará fácilmente. Damos la vuelta a los buñuelos a medida que se vayan dorando. Retiramos a un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y dejamos enfriar.
  5. Una vez fríos, preparamos el glaseado de miel. En un recipiente ponemos el azúcar y templamos dos cucharadas de leche junto con la miel y las incorporamos al azúcar. Mezclamos enérgicamente hasta formar una papilla con la que pincelaremos los buñuelos una o dos veces.
Visto en Ania's Kitchen.


9 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Desde luego que tienen una pinta espectacular. No los conocía, pero apetecen y mucho. Se ven divinos.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  2. Qué riquísimas Yolanda! No me extraña que fuera amor a primera vista!

    ResponderEliminar
  3. Los hice hace tiempo y están buenísimos. No duraron un suspiro y me arrepentí de no haber hecho más, jeje. Tengo que repetirlos y aprovechar para subirlos al blog. Besiños, buena semana.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego son muy tentadores, con una pinta muy rica.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente encantadores. Me sorpende que los franceses, tan finines ellos, frían cosas. Mira tú, que yo les tenía por un país de horno :) pero está claro que los encantos de las masas fritas les han convencido...

    ResponderEliminar
  6. Ummmm Normal que fueran amor a primera vista! Porque con ellos se enamorar todo el mundo! Bsssss

    ResponderEliminar
  7. Yo también me he "enamorado" pero ... tendré que aparcar este amor, jajajaja, es que estar a dieta no es compatible con esto !!!

    Desde luego seguro que están de escándalo Yolanda, tomo nota para cuando me pueda dar un caprichito.

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. ¡Anda! Cómo para no enamorarse, yo acabo de caer rendida a ellos también =)
    Qué ricos te han quedado, Yolanda. A mí me encantan los buñuelos y estos me parecen súper curiosos. Me voy a apuntar la receta que me muero por probarlos!
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  9. Madre mía esto es pecado mortal solo con verlo. Estoy dispuesta a bajar al infierno.
    Me encanta la receta Yolanda, hay que darse un gustazo de vez en cuando sin remordimientos.
    Bss, buen finde.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.