Crema de tomate con pesto rojo

20 junio 2016 6 comentarios

crema-de-tomate-con-pesto-rojo

Cómo hacer ... Crema de tomate con pesto rojo

Sí. Me está pasando. Estoy cayendo rendida a los pies de los tomates. Nunca he sentido especial predilección por esta hortaliza, que según dicen algunos en realidad es una fruta. 

Pero desde que como tomates cherry asados como si fueran gominolas, mi concepto sobre este bello fruto rojo ha cambiado por completo. A su favor, nos encontramos con que ahora ya están empezando a entrar los tomates de temporada en el mercado, y cuando voy a mi frutería favorita a hacer la compra semanal, me encanta ver la amplia variedad de tomates que últimamente tenemos: tomates rosa, corazón de buey, kumato, raf, cebra, cherries rojos y amarillos, roma, negro, rebelión ... ¡es para volverse loca! Ahora soy capaz de comerme una ensalada de tomate aderezada simplemente con aceite, vinagre y orégano. ¡Y qué feliz soy!

De manera que estando en temporada de tomates, y estando en temporada de que apetecen recetas fresquitas, la receta de hoy se convierte en una opción perfecta para refrescarnos en estos días de calor, sea para el almuerzo o para la cena. 

Me encanta el sabor entre ácido y picante de la sopa que contrasta con esos pequeños bocados de pesto rojo a cucharaditas.

¿Te animas?


crema-de-tomate-con-pesto-rojo



Ingredientes (Para 2 personas)
  • 70 gr de cebolla
  • 1 diente de ajo grande
  • 1 guindilla cayena
  • Un puñado de albahaca fresca
  • 500 gr de tomates de buena calidad
  • 1/2 cdta de azúcar blanquilla
  • 1 cdta de vinagre balsámico de Módena
  • 400 ml de caldo de ave
  • 50 ml de nata líquida o leche evaporada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas cucharadita de pesto rojo
  • Un puñadito de piñones
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
Elaboración

Con Thermomix 31
  1. Pelamos el diente de ajo y la cebolla y los picamos groseramente antes de incorporarlos en el vaso. Trituramos en velocidad 5 durante cinco segundos. Bajamos las verduras del vaso y añadimos 25 gr aceite de oliva virgen. Pochamos las verduras durante 3 minutos, velocidad 2, temperatura varoma.
  2. Cortamos los tomates en trozos toscos y los ponemos en el vaso junto con la guindilla, la albahaca, el azúcar, el vinagre y el caldo. Salpimentamos al gusto. Programamos 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. 
  3. Trituramos durante 2 minutos, en velocidad progresiva 5-10. Al final del proceso, añadimos la nata y la mezclamos con una espátula. 
Método tradicional
  1. En una cazuela ponemos el diente de ajo y la cebolla picados toscamente y los pochamos en un par de cucharadas de aceite hasta que la cebolla se haya ablandado. 
  2. Incorporamos los tomates cortados en trozos y añadimos guindilla, la albahaca, el azúcar, el vinagre y el caldo. Salpimentamos al gusto. Cocemos durante 20 minutos. Al finalizar, trituramos el conjunto, añadiendo la nata en el último momento, justo después de triturar.
Montaje
  • A la hora de servir la crema, repartimos unos piñones por encima, echamos un chorrito de aceite de oliva, preferiblemente picual, que casa estupendamente bien con el tomate, y repartimos el pesto por medias cucharaditas y en cantidad al gusto.
  • Podemos degustar esta crema tanto en caliente como en frío.
Receta de Gordon Ramsay


6 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Gosto tanto de cremes , este tem memso um aspecto delicioso.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. Ay, el tomate, amor y odio le tenemos. Nuestro mercado es pequeño y a veces los tomates que hay.... (deberían llamarse otra cosa, porque tomates ni son ni parecen ) Pero llegando la temporada... nos volvemos a enamorar. Tomates de huerto, grandes o de pera, para embotar o cortar frescos con un poco de sal, o ajo y orégano... ay.....
    En esta receta le has dado un buen homenaje al buen tomate (que también lo hay malo, y muy malo) y eso merece un aplauso.
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  3. Buenas, ya casi, tardes,
    La verdad es que con tantas redes sociales he perdido la costumbre de meterme directamente en el blog de, sobretodo, los amigos. De pronto te me has venido a la cabeza...hace tiempo que no coincidimos y tampoco te he preguntado qué tal te va.. y como tenía un ratillo libre me he metido por aquí a ver qué habías hecho últimamente. Y, ahora que recuerdo, es que tampoco te veo por Facebook -no me saltan entradas tuyas- pero es que cada vez me pasan cosas más raras.
    Con esta receta me has recordado una sopa mexicana que hice la semana pasada y que estaba pero que muy rica. Estoy segura de que ésta no se queda a la zaga. A mí nunca me han gustado las sopas de tomate....hasta hace poco que tomé una en un menú degustación de un restaurante de la costa y te puedo asegurar que desde entonces voy investigando diferentes formas de hacerla.
    Bueno, preciosa, a ver si tenemos suerte y coincidimos con tranquilidad en algún momento.
    Un besote muy fuerte,

    ResponderEliminar
  4. Yo soy otra loca del tomate.... como cada verano, casi tomo un gazpacho o salmorejo al día... (aunque luego me doy cuenta que me sube el ácido úrico en este período)... me pirran. En ensalada como tu dices,... solos, cortados por la mitad con una pizca de sal....son lo más. Me ha gustado tu receta. Picante, suave y con el pesto....mmmm hay que probarla. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que rica se ve, hasta parece receta de comida mexicana! Que si el pozole, las enchiladas, la sopa de tortilla hay mucho para elegir. No conozco a ningún extranjero que no le guste lo que ha probado aquí, no por nada es patrimonio de la humanidad.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.