Galletas de harina de algarroba y almendra

23 mayo 2016 4 comentarios

galletas-de-harina-de-algarroba-y-almendra


Cómo hacer Galletas de harina de algarroba y almendra

La harina de algarroba ha sido una total desconocida para mi. La verdad es que no debería expresarme en pretérito porque aún sigue siendo una gran desconocida. A mis oídos llegó su existencia por medio de Carmen. En principio, la cosa quedó ahí para mi. Pero para ella no, pues el idear un postre con harina de algarroba le mereció un premio.

Sin embargo, la tentación se presentó con buenas armas cuando vi una receta de galletas en el programa de televisión Robin Food. David de Jorge y Tania Llasera hablaban de ellas como unas galletas no muy dulces, con un toque que recuerda al mazapán. Para mi, solo mencionar el regusto a mazapán que queda en la boca con estas galletas ya era suficiente para ponerme con ellas. Y a fecha de hoy os puedo confirmar que es así, y lo que es peor: que son super adictivas. Ese dulzor, ese sabor a frutos secos, ese regusto especiado, ese tamaño pequeñito hace que una coma galletas hasta perder la cuenta por lo buenas y ricas que están y son. Y es que aunque son calóricas, que es innegable, los ingredientes que se emplean son más que sanos. Pero cuando una se entrega a un vicio, como no se tiene en cuenta lo sano o no que es, ¿verdad? Así que advertidos estáis del camino directo al infierno por el que os conducirán estas perniciosas galletitas, je je je.

La harina de algarroba es conocida en determinadas zonas de la geografía española, porque por ejemplo, mis padres, castellano leoneses, no la conocían. Sin embargo la dependienta que me la vendió me contó que cuando era niña su madre la utilizaba haciendo las veces del chocolate, y que por Málaga era conocida como "el chocolate de los pobres".

¿Y tú? ¿La conocías? 

galletas-de-harina-de-algarroba-y-almendra



Ingredientes (22 galletas aprox.)
  • 250 de harina de almendra
  • 20 gr de harina de algarroba
  • 45 gr de harina de trigo (puede ser sin gluten)
  • 100 gr de azúcar blanquilla o 25 gr de stevia
  • 1 cda de aceite de oliva suave
  • 4 cdas de miel
  • 1 clara de huevo
  • Almendra cruda (para decorar)
Elaboración
  1. Mezclamos las harinas con el azúcar en un recipiente amplio.
  2. Añadimos el aceite, la miel y la clara batida. Mezclamos con una cuchara hasta que llega un punto en el que veremos que con las manos manejaremos mejor la masa. 
  3. Formamos con la masa un cilindro.
  4. Preparamos un trozo largo de film transparente en el que pondremos la masa y la enrollaremos en el film, ajustando en los extremos y ejerciendo una suave presión para que el cilindro quede compacto. Anudamos los extremos y guardamos la masa en la nevera media hora.
  5. Precalentamos el horno a 200ºC.
  6. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal. Cogemos pequeñas porciones de la masa, como más pequeñas que el tamaño de una nuez. Les damos forma de bola y en cada bolita ponemos una almendra, presionando para que se adhiera de alguna manera. Para asegurarnos de que no se va a caer, damos forma de nuevo a la bolita, aplastándola ligeramente, y la depositamos sobre el papel vegetal. Proseguimos de la misma manera con el resto de la masa.
  7. Introducimos la bandeja en el horno y cocemos las galletas durante 10 minutos. 



4 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Pues nosotras no la hemos utilizado nunca, pero a la vista de estas galletas.... ya estamos tardando!!
    Un beso de las chicas de Cocinando con las Chachas

    ResponderEliminar
  2. Nunca he probado esta harina y que ganas tengo, viendo estos bocaditos dan ganas de traerlos todos conmigo, cuanto me gustaria probarlos...Bess

    ResponderEliminar
  3. Pues nunca he usado la harina de algarroba, imagino que debe darle un sabor bastante diferente. Tengo que acostumbrarme! Tienen muy buena pinta, parecen para hacer un detalle a alguien:3

    ResponderEliminar
  4. Qué galletitas más originales y más ricas. Seguro que están que se comen solas!^^
    Un besote guapi! Feliz jueves =)

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.