Mini polos de tortilla de patata con crujiente de jamón { #díadeSILIKOMART }

13 noviembre 2014 30 comentarios

mini polos de tortilla de patata con crujiente de jamón


No creo que haya hogar español en el que cuando se plantea una reunión de amigos o familiares no haya quien no sugiera la tortilla de patata como uno de los entrantes con los que aperitivear.

Ni que decir tiene que si lo que planteamos es una salida campestre, en plan caminata o picnic, el bocadillo por antonomasia es el de tortilla de patata. Y bueno, si hablamos de pinchos, ¿alguien visualiza otro pincho más típicamente español que el de la tortilla de patata? ¡Imposible! Cierro los ojos. Me imagino en la barra de un bar y  solo puedo ver un pincho de tortilla y una jarra de cerveza. Cuando abro los ojos veo que hay mundo aparte de la tortilla de patata, y hay pinchos de lo más variado, llamativos y deliciosos. Pero por mucha imaginación que haya, como la tortilla de patata, señores, no hay nada. 

A ver ... manos arriba quien esté en contra ... ¡Lo sabía! Sabía que ibais a estar conmigo ;)

Aprovechando uno de los obsequios que los asistentes al Encuentro de Bloggers Gastronómicos GastroMAD 2014 nos llevamos el pasado mes de octubre de la mano de Silikomart, pensé en darle un pequeño giro a la tortilla de patata poniendo un toquecito personal en forma de jamón crujiente, y darle una forma muy apropiada para tomar en una de esas reuniones de familiares y amigos en los que nos encanta aperitivear: un formato mini, individual y de forma bonita. Y además nos permite comer con las manos sin pudor alguno. De hecho, estos artículos forman parte de la gama Finger Food Party. La verdad es que pueden salir muchas ideas creativas y originales con estos moldecitos. Sin ir más lejos, los burgerpops que también publiqué hace unos meses por aquí. 

Confieso que el crujiente de jamón me vuelve loca. Tiene un sabor a churruscadito que me apasiona, y tostaría un paquete entero de jamón para luego molerlo y comerlo con una cucharilla. ¡Yolanda, Yolanda, Yolanda ... hay confesiones que no se pueden manifestar públicamente! (Eso lo dice mi ángel, sentadito en mi hombro al verme caer en la perdición del churruscadito de jamón, je je je)

Me gusta la tortilla de patata sin cebolla, y si ha de llevar, que sea poca y picada muy finita. Me gusta que  el huevo quede jugoso y ligeramente líquido, en su punto justo para que resulte tentador de comer, y no eche para atrás, porque justamente este detalle puede ser el que eche a los comensales atrás. Pero alrededor de los gustos sobre la tortilla de patata giran infinitas opciones. ¿Cómo te gusta a ti?

mini polos de tortilla de patata con crujiente de jamón


Ahora te voy a explicar cómo hacer estos mini polos de tortilla de patata con crujiente de jamón.

Ingredientes (Para 4 mini polos)

  • 1 huevo tamaño "L"
  • 1 patata de tamaño algo mayor que el huevo, aproximadamente
  • Dos cucharaditas de queso crema
  • Un chorrito de leche
  • Medio puerro
  • 3 lonchas de jamón serrano
  • Aceite de oliva
  • Sal
Además
Elaboración
  1. En una sartén honda ponemos abundante aceite a calentar. Pelamos la patata, la lavamos y la cortamos en láminas. La cocemos en el aceite una vez que esté caliente, a fuego suave para que se vaya haciendo despacio y quede tierna. Una vez hecha, la ponemos en un colador para que escurra el exceso de aceite.
  2. Preparamos el puerro que irá como guarnición. Cortamos el medio puerro en dos trozos de unos siete centímetros de largo y estos en tiras muy finas. Las sumergimos en agua con bastantes cubitos de hielo y lo dejamos diez minutos en remojo. Escurrimos, secamos con papel de cocina. Ponemos medio dedo de aceite a calentar en una sartén y lo freímos, removiendo con frecuencia. Cuando comience a adquirir un tono ligeramente dorado lo retiramos sobre papel de cocina.
  3. Precalentamos el horno a 170ºC con calor superior e inferior y la bandeja en posición baja.
  4. Cogemos una lámina de papel vegetal y la doblamos por la mitad. En su interior colocamos las lonchas de jamón, y doblamos los extremos de modo que quede como un sobre. Lo introducimos en el microondas colocando encima un recipiente que pese un poquito y que sea apto para el microondas. Lo tostamos durante dos minutos. Sacamos el paquetero y lo dejamos enfriar cerrado. Una vez que las lonchas han perdido temperatura por completo, con las mismas manos lo hacemos migas pequeñitas, aunque sin llegar a convertirlo en polvo. Reservamos.
  5. Batimos el huevo, añadimos la patata, un chorrito de leche, las dos cucharaditas de queso crema y la mitad del jamón desmenuzado. Si fuera necesario, sazonamos con un pelín más de sal. Hay que tener en cuenta que al tostar el jamón, ese sube su punto de sal.
  6. Insertamos los palitos de madera en el molde Mini Classic, vertemos la mezcla uniformemente, golpeamos el molde ligeramente contra la encimera para asegurarnos de que no quedan burbujas de aire, y horneamos unos 15 minutos o hasta que el huevo haya cuajado.
  7. Para servir, preparamos una cama de puerro sobre la que reposarán los mini polos, y espolvoreamos el crujiente de ajo alrededor.
¡Y a aperitivear!




30 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Pero qué originales!!!! Una tortilla presentada de una forma encantadora, quién se resistiría!!
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
  2. Muertaaaaa me has dejado, jajajaj me encanta la idea, eres un crack
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Desde luego es sorprendente la idea, me gusta! Yo por añadir algo más a esta idea joven y atrevida, le hubiera puesto un cuenquito aparte de salsa brava casera humeante para no sé, juguetear con el invento. A todo esto, si no has probado esta mezcla en plan 'tortilla en salsa' te la recomiendo, es un guarreo fantástico, al igual que la tortilla y la salsa de los callos ¿loca te dejo eh?.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Que bonita idea, te felicito por tú imaginación. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la idea Yolanda, es verdad, la tortilla es el picoteo por excelencia y es que es tan rica. Tengo que probar los moldes con horno, me ha gustado un montón!
    Y el crujiente de jamón....una debilidad...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Esto sí es saber darle la vuelta a la tortilla jejeje. Una idea muy original y como bien dices tradicional donde no puede faltar en ninguna mesa. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo contigo en "casi" todo, la tortilla de patata es la reina de los aperitivos, los picnic, los pinchos de los bares... todo lo que tu has dicho y mucho mas, en mi casa siempre presente en meriendas, reuniones de amigos, cumpleaños, es un manjar que gusta a todos y darle nuevas formas me parece estupendo, has tenido muy buena idea en usar estos moldes para la tortilla pero yo le pondría mas cebolla ;-) me encanta la tortilla con cebolla, es en lo único que difiero contigo jejeje... pero aún así no me importaría comer un polo de estos eh!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  8. No hay semana que la tortilla de patata esté presente en nuestras comidas, con ajo, cebolla, zanahorias, chorizo... y con jamoncito ya es la bomba. Unos polos ricos, ricos y originales. Besiños.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta, Yolanda, que idea más original! Pienso hacerla si o si, mis amigos se van a quedar alucinados! Como tu, soy muy fan de la tortilla de patata, para mí es uno de los mejores manjares del mundo, y así presentada es éxito seguro.

    Un besito, guapa!
    Montes

    ResponderEliminar
  10. Donde se ponga una buena tortilla de patatas, fuera otros aperitivos!! A mí me gusta con mucha cebolla, y cuajada lo justo, aunque no le haré ascos si no lleva cebolla, o está bien hecha, jeje!
    Y ese vicio inconfesable del jamón churruscadito, me parece que te lo voy a copiar, porqué suena a las mil maravillas!

    Esta versión de tortilla de patatas en versión polo es una propuesta más que original, para sorprender a invitados, y a no invitados, que seguro en casa les encantó, verdad?

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Me llevo tu idea me parece una original forma de presentar la tortilla de patata, pero en mi caso... con cebollita!!! un cariñoso abrazo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  12. Qué manera más curiosa de comer tortilla! Me la apunto! ^o^

    Besos
    [Olé Mis Recetas]

    ResponderEliminar
  13. ¡Yo con mucha cebolla por favor! y si puede haber pimientos fritos cerca mejor que mejor, jeje

    Bss

    Elena

    P.D. Imposible compartir, sale siempre la imagen de directas al grano :(

    ResponderEliminar
  14. Jajaja, me encanta! estoy maravillada porqué yo suelo usar mucho estos moldes para hornear tanto dulce como salado, la verdad es que los uso más para horno que para frío, y los invitados se quedan maravillados, pero tortilla? OMG, eso es lo más español y precioso que he visto, jajaja, yo lo pruebo seguro un día de estos, bueno los míos no son mini polos pero en grande también valdrá espero que no se me rompan, haré la prueba.
    Gracias guapa, un besito

    ResponderEliminar
  15. Que buena idea y que originales son, estas ideas me encantan. Ya me imagino cuando salgan a la mesa causaran sensación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Que buena idea en forma de tortilla, me estaba mirando hace un rato el arros de pulpo, vaya pinta, es que a mi me gusta todo!!!! Besotes guapa.

    ResponderEliminar
  17. Desde luego que por ideas no será, ehhhh. Menuda variedad de propuestas me estoy encontrando en la red a costa de los moldes de Silikomart. Cuánto juego dan: salado, dulce, horno, fritura, congelación,...quién da más?

    Estaba deseando ver tu propuesta porque esos polos de tortilla, desde que los mencionaste, me han rondado por la cabeza a menudo. Son para quitarse el sombrero. Cómo se te ocurren estas cosas chiquilla? Es que eres la bomba!

    Estoy segura que esta versión dejaría alucinado a cualquier invitado de cualquiera de esas reuniones de familiares o amigos que mencionas. No necesito comprobarlo :)

    Bss

    ResponderEliminar
  18. Desde luego que tienes mucha razón con lo de la torilla de patatas pero en polos???? GENIAL!!!! Me puedo imaginar la cara de cualquiera al encontrárselos en la mesa.
    Muas

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oooooohhh qué tortilla tan especial!! Qué rica y nutritiva! Te gusta sin cebolla? A mí con. Y sin también. Jaja. Por lo que dices de cómo te gusta con el huevo poco hecho y sin cebolla a tí te encantaría la tortilla de Betanzos. La has probado? Te recomiendo la del restaurante La Penela. Hala! De algo sirve tener marido coruñés a parte de para pasarme temporadas bajo un paraguas por su tierra.

      Lo que he aprendido en esta receta! El crujiente de jamón yo lo hacía igual pero en el horno!! No pensaba que en el microondas pudiera quedar tan crujientito como para desmenuzarlo. Soy feliz, crujiente de jamón en 2 min!!
      Una preguntita: por qué haces lo de poner el puerro en remojo un poquito? es para que se poche mejor? O tiene que ver con el sabor? Me encanta el puerro así que me interesa mucho!!
      Pues nada, que voy a ser la reina del palo en la próxima comida de picoteo que haga porque esta tortilla cae. A ver si por UNA vez mis hermanos no prefieren la de mi madre!
      Besitos
      Tengo un plan B

      Eliminar
    2. Hola Beatriz! Tu comentario sale en azul porque lo has escrito en la casilla "respuesta", je je.

      Respondiendo a la pregunta que me haces: por qué se pone el puerro picado en agua con hielo, es para que tome una forma curva, pero muy especialmente para que al contraste con el aceite caliente, quede crujientito.

      Besos!!

      Eliminar
  20. A mí también me gusta mucho el crujiente de jamón, es una delicia, cuando hago le echo a todo, jajaja, la tonta de la sal de jamón,jajaja...Me encanta el formato de la tortilla de patatas, super original, muy divertido, seguro que tienes a la familia y amigos encantados, si es que sabes ganarte su estómago y también los nuestros. Un besazo

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué bocados más apetecibles y originales!
    Ya me los he guardado porqué los veo estupendos para picoteos informales pero de los ricos ricos!
    Feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  22. Qué original y divertido, me encanta. Un abrazo y buen fin de semana, Clara.

    ResponderEliminar
  23. Por fin!

    Alguien que mete estos moldes al horno! Confieso que estaba esperando a ver si no explotaba el horno de nadie para hacerlo yo. No dice nada (o yo no lo vi) en los papelitos que venían con los moldes, y yo que soy la talibán de la comida frita, ya pensaba que no podría usarlos nunca!

    Esto que has preparado me mola, pero vista la posiblidad de meter esto al horno y considerando que yo lo enciendo entre tres y cuatro veces por semana... es un mundo de opciones a mi alcance!!!

    ResponderEliminar
  24. Me he quedado dando una vuelta, me encanta tu blog :-)))) y estos polos me han llamado la atención, mas que nada porque sirven de picoteo y en casa somos de ... bueno nos gusta mucho comer jeeeee. ¡¡ Que idea mas ingeniosa¡¡ si hubiera ido a MG2014, también los tendría en casa, pero los comprare ....
    Son geniales, una idea magnifica, tanto que me la llevo para esta navidad, que mis hijos no la perdonan sin tortilla de patatas (se notan que viven en Filipinas jeee) y los van a disfrutar.
    Bsss Yolanda desde Almeria

    ResponderEliminar
  25. Qué pasada! Me encantan los trampantojos en comida!! helado, sin ser frío, ni siquiera dulce. Buena manera de sorprender a tus comensales:)

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.