La receta de la solidaridad: Aaqua { Ayuda a quien ayuda }

17 noviembre 2014 3 comentarios




¡ADVERTENCIA! 
La entrada de hoy puede tocar la fibra sensible. 

La entrada de hoy no es una receta al uso, aunque metafóricamente hablando, lo que sí os presento son los ingredientes para elaborar la receta que nos convertirá en un blog solidario. ¿Os apetece descubrir a qué sabe esta receta?

Vamos ... :)

Hace poco más de una semana, recibí un mensaje de Lola. No era un mensaje cualquiera. Era un mensaje en el que pedía solidaridad, solidaridad por medio de palabras. Pero cuando las palabras te tocan la fibra sensible, no pueden quedarse solo en palabras y te mueven a la acción.

Que hoy en día vivimos tiempos duros es sabido por todos. Por unos más que por otros. Pero bien sabido es. No hay quien se escape de conocer a alguien a quien la mala suerte de quedarse sin trabajo, de ver el tiempo pasar sin que nadie le de una oportunidad laboral, le haya llevado a una situación difícil, trágica y desesperante. Solo quienes viven, o han vivido en esta angustia, saben lo que supone levantarse todos los días sin aliento, sin saber dónde ir, y sin saber a quien pedir para al menos comer y dar de comer. 

Por suerte, yo me encuentro al otro lado, y sé que puedo hacer algo por esas personas. 

Mai, que gestiona el blog Hierbas y Especias, es la culpable (en el buen sentido de la palabra) de meter una moneda en el carro de la compra y empujarlo para que a su paso nos subamos en él y hagamos una aportación, que por pequeña que sea, será más que bien recibida.



Aaqua (Ayudar a quien ayuda) es una asociación cuya labor es recoger alimentos y entregarlos en centros de ayuda social con el fin de ayudar a familias sin recursos. Aaqua recoge principalmente alimentos no perecederos, alimentos especiales para bebés y productos básicos de higiene y hogar. Los voluntarios recepcionan, clasifican y contabilizan todos los productos que son donados y gestionan su entrega según la necesidad de esos centros sociales. El pasado 3 de noviembre comenzó la campaña de Navidad. Ni que decir tiene que es en estas fechas que nos están por llegar cuando las familias más se reúnen en torno a la mesa. Y podemos hacer algo para que esas mesas no luzcan vacías, y mucho menos, los estómagos de quienes se sientan a ellas.



¿Quieres ser solidario?

Tan solo tienes que dedicar cinco minutos para hacer la compra online por medio de alguno de los supermercados que te enumero más abajo. No te olvides de incluir en tu lista de la compra alguno de los siguientes productos:


  • Alimentos no perecederos: pasta, puré de patata, quesitos en porciones, tomate frito, verdura en lata o en frasco, magro en lata y cualquier tipo de carne en lata, conservas de pescado, paté, embutidos, fruta en almíbar.
  • Para los desayunos: café, cacao, galletas y zumo.
  • Para la higiene personal: compresas, gel, champú, desodorante, maquinillas de afeitar, pasta de dientes, dentífrico.
  • Para bebés: pañales, leche en polvo, papillas, etc.

¿Dónde hacer tu pequeña donación en forma de compra?

¿Y dónde se envía?
  • Aaqua (Ayuda a quien ayuda) C/ Manuel de Falla, 5, Portal B, Bajo B. 28224 Pozuelo de Alarcón (Madrid) - Horario de Conserjería: 24hr.
  • Aaqua (Ayuda a quien ayuda) C/ Vicente Blasco Ibánez, 81. 28050 Sanchinarro (Madrid) - Horario: 9.00 - 14.00hr
  • Número de teléfono de contacto, porque os lo van a pedir al realizar vuestro pedido: 
            609 10 62 94

¿Y cómo entrar en la red de blogueros solidarios?
  • Elaborando una entrada sin receta y en la que hagas un llamamiento a la solidaridad. Lo que te ahorras en la receta que ibas a publicar en esa entrada, lo puedes emplear en hacer una pequeña donación en forma de alimentos a cualquiera de las delegaciones de Aaqua en Madrid.
  • Si conoces alguna otra asociación que comparta esta misma labor humanitaria, no dudes en hablar de ella y darla a conocer. 
  • Si te gustaría difundir este mensaje, puedes hacerlo desde tu blog y/o mandando un correo a tus contactos más cercanos. En el primero de los casos, si le mandas a Mai un correo (maitemsalonso@gmail.com) y ella diseñará una insignia como la de debajo para que la luzcas en tu blog.


Puedes seguir a Aaqua por correo, Facebook, twitter y YouTube. Y ponerte en contacto con ellos mediante este correo: aaqua@hotmail.com



3 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Buenos días Yolanda! Qué razón tienes. Hay angustias que no podemos comprender en toda su magnitud hasta que no nos pasa. Mi hermano David realizó hace un par de años un documental para La 2 que se llamó ¿Generación Perdida? Una chica joven, guapísima! con una ternura en la mirada inmensa, con una madurez en sus palabras que helaba el alma... un tremendo contraste al conocer su realidad: de niña quedó huerfána. A sus padres los mató la heroína. Muy joven se queda embarazada y tira ella sola con el peque, un canijo ideal más o menos de la edad de mi Luquitas... con su carrera terminada y limpiando oficinas. Mi hermano la conoció de casualidad porque escuchó parte de la conversación que mantenía con una compañera. Era su último día y se volvía a casa sin derecho a paro. Estaba desesperada.Ella también vivía gracias a estas bolsas de comida que reparten los centros sociales. En la entrevista, la preguntan: ¿y tienes para pagar las facturas? contesta:no, el mes que viene me pasan luz y agua... pregunta: y cómo lo vas a hacer? respuesta: no lo sé, nisiquiera puedo pensarlo.... cuando alguien llega a ese punto, en donde no se puede permitir pensar -asumir- en el futuro más próximo porque sino se desmorona, qué se hace?

    Pues echar una mano. No hay otra. El escenario no es debatir que adinistraciones deberían asumir estas ayudas. El escenario no es otro que la propia vida a la que todos tenemos derecho a vivirla con un mínimo de garantías y si nos toca a los del otro lado, como bien dices, asumir, hagámoslo. No es un debate, ni una opción. Es un deber que cada ser humano debe aceptar. Ayudar con lo que se pueda, ser más desprendidos y actuar más con lo que cada cual pueda:-)

    Mil gracias! a ti, a Lola, a todos los blogs que están dentro del carro y los que quedan por llegar. Vamos a trabajar para crear rutinas positivas y necesarias que nos den a todos más seguridad y bienestar:-)

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Yolanda, que verdad que hasta que no te calzas los zapatos no sabes como se anda por la vida. Es un sinvivir. Estoy muy de cerca con personas, que han tenido una vida digna con sueldo a final de mes y ahora ni para luz, ni agua, ni ropa los sentimientos y el carácter les cambian, muchas sufren en silencio porque les da vergüenza decir lo que les ocurre, hasta que se abran y te cuentan su situación, la preocupación por sus hijos y los que tienen abuelos, se sienten afortunados, no solo por tenerlos, sino por el ingreso que supone.
    No sabes lo que me alegra que tengas esa fibra sensible, que entre todos demos una llamada de atención. Los que podemos poner la lavadora y ver la tele somos muy afortunados, muchísimo.
    Preciosa tu entrada, sin sensiblerías, directa al meollo de la cuestión.
    Bssss, Yolanda desde Almeria

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.