Scottish shortbread { II } { vuelta de vacaciones }

09 septiembre 2013 64 comentarios

Scottish shortbread_1

¡Hola a todos! ¡Ya estamos de vuelta! Después de algo más de un mes de desconexión bloguera, volvemos a hacer acto de presencia tras unas merecidas y queridas vacaciones. 

Este año nuestro destino ha sido un país que ansiábamos visitar desde hace mucho tiempo. Países, ciudades, parajes, paisajes hay cientos en el mundo, a cual más bello, carismático e interesante. Pero las espectativas que teníamos depositadas en Escocia, nuestro destino de vacaciones, han vuelto engrandecidas con creces. Si pueblos guerreros y violentos como los pictos, los jutos, los sajones, los escotos y los romanos pelearon por hacerse con el control de este país hace más de dos mil años no podía ser un mero antojo. Seguro que todos ellos, aparte de moverse con ansias de poder, vieron en las tierras escocesas vida y muchísima belleza. Y lo magnífico es que esa belleza se ha mantenido intacta desde hace siglos. Escocia mantiene su estado de naturaleza puro y es impresionante. 


1. Castillo de Dunnotar, en Aberdeen      2. Castillo de Duvengan, en la isla de Skye      3. Castillo de Urqhuart con vistas al Lago Ness, Inverness
Diez días son testigos de un recorrido por el país que comenzó y terminó en su capital, Edimburgo, una ciudad sorpresivamente grande, como no me la esperaba, bulliciosa y misteriosa. Fue construida sobre un volcán, y bajo ella yacen cientos de personas que fueron enterradas con motivo de las pestes que azotaron la ciudad. Esto ha hecho que actualmente existan rutas turísticas que desvelan lo que la ciudad esconde bajo sus calles, y la veneración que sus ciudadanos sienten hacia sus difuntos, habiendo convertido el cementerio en un lugar de recogimiento para la lectura y la meditación. Sorprendente, ¿no?

1. Fachada de unos de los B&B en los que nos alojamos y que fue la esplendorosa residencia de uno de los médicos de la reina Victoria I de Inglaterra, en Ballater, cerca del castillo de Balmoral       2. Neist Point, con su faro y unas vistas espectaculares. Isla de Skye

Pero lo más bonito de Escocia no son las ciudades, bajo mi punto de vista. Las ciudades inglesas son muy grises: tejados negros, fachadas grises, pavimentos y calles grises de las que destacan el verdor de los árboles y de la hierba de los parques. Y si a eso le sumamos los días grises, el panorama no pinta nada atractivo. Lo más bonito de Escocia es su naturaleza.

En diez días recorrimos en coche gran parte del país, e incluso llegamos a coger un ferry para llegar a la isla de Skye, una isla bella como ella sola lo es, con lagos, montañas y acantilados que te quitan la respiración. El que hayamos diseñado nosotros mismos nuestro viaje nos ha dado la libertad de ir a nuestro aire y parar donde nos apeteciera. A pesar de tener un recorrido diario marcado, era imposible no estacionar el coche en el momento que veíamos algún paraje del que había que dejar constancia gráfica en una fotografía. Todo, todo, todo era digno de ser fotografiado.

1. Monumento Glenfinnan en honor a los Jacobitas frente al lago Sheil       2. Vista desde el Lago Achray    
 3. Ben Lawers con una de sus habitantes más usuales

En nuestro recorrido no podían faltar los castillos. Habrá cientos de ellos. Unos abandonados, otros inaccesibles, otros conservados en perfecto estado, pero todos de enorme interés. Todos ellos esconden un no-sé-qué que les hace peculiares, incluso aquellos de los que solo quedan muros, pero muros que podrían contar grandes historias. 

Muchos sabréis que en el Reino Unido se conduce por la izquierda, lo cual entraña una cierta inseguridad hasta que te acostumbras. No me preguntéis a mi, porque no fui yo quien se dedicó a este cometido. Pero una de las cosas que me ha llamado la atención es la forma en la que están distribuidos los carriles para entrar en las glorietas y moverse dentro de ellas; mucho mejor organizados que aquí, en España, y no estaría nada mal que les copiáramos el modelo ;) Eso sí, las autovías brillan por su escasa presencia y abundan carreteras que para nosotros serían comarcales.

1. La fortaleza Fort George, en Inverness, sede de formación del ejército de los Highlanders    
2. Interior de la cocina del castillo de Crowdor, Inverness
Los diez días de recorrido tuvieron sus respectivas noches y a excepción de alguna, casi todas nos alojamos en distintos B&B's (Bed & Breakfasts). No puedo hacer una valoración negativa de ninguno de ellos. Los escoceses son gente acogedora, sencilla, simple, llana, a pesar de haber sido muy guerreros siempre. Se dice que también son tacaños, y grandes guardianes de sus costumbres y tradiciones. No en vano, el tan famoso kilt, la falda plisada que visten los hombres, es un atuendo de gala que muchos visten incluso para ir a un partido de fútbol, algo de lo que fuimos testigos. Pero también puede ser el traje de un novio, el uniforme militar del ejército de los Highlanders (a quienes idolatran) y el de batalla para competir en los archi conocidos juegos de las Highlands. Ese kilt está elaborado de un tejido a cuadros que llaman tartan, y que identifica a diferentes clanes. La antigua, antiquísima sociedad escocesa se organizaba por clanes y cada uno vestía su propio tartan, con cuadros de colores distintivos. Así que sí, fuimos testigos de ver que los hombres vestían kilt, pero no tanto como para comprobar si es cierto lo que se dice por ahí de que debajo ... ¡no llevan nada! ;))

Castillo Eilean Donan, en el que se grabó la película Los Inmortales

1. Entrada      2. Fotografía junto a uno de los guías, vistiendo el típico kilt escocés     3. Vista interior de la cocina

No puedo escribir líneas y líneas de nuestra experiencia en Escocia sin tocar el tema gastronómico. ¡Imposible!, porque esa ha sido una experiencia de lo más sorpresiva. Siendo estudiante viví en Irlanda, en Inglaterra y en Gales, pero mis experiencias gastronómicas no fueron nada positivas. Claro, que yo entonces era estudiante, y no me interesaba este tema nada más que para llenar el buche. Puedo decir que no ha habido ni un solo restaurante al que hayamos entrado en el que no hayamos comido bien. En todos, sin excepción, hemos salido con el estómago reventado. La gastronomía escocesa puede presumir de buena caza, buen marisco, pescado, carne y queso. 

1. Frente a la destilería de whisky Glenfiddich       2. Detalle del retrete de cerámica decorada en el tren en el que viajó por última vez al castillo de Barlmora la reina Victoria I de Inglaterra

Dos son las insignias gastronómicas más representativas de Escocia: el whisky y el shortbread. Destilerías de whisky hay muchas, muchísimas. Nosotros pudimos recorrer las de la marca Glenfiddich y disfrutamos mucho de la experiencia, tanto que hasta no sé ni cómo me atreví a tomar tres tipos diferentes de whisky siendo las 11 de la mañana. Serían los vapores que se respiraban nada más salir del coche, je je je. Y sobre el shortbread ... ¡qué deciros! Me encantan las galletas de mantequilla y me hubiera encantado poder entrar en una de las fábricas en las que se elaboran, pero no pudo ser por razones de higiene. Aún así, los caseros de cada uno de los B&B's en los que nos alojamos se encargaron de darnos buena cuenta de lo buenas que son estas galletas agasajándonos cada mañana con una ración de shortbread junto a la hervidora que había en cada una de las habitaciones. Hay muchos tipos de shortbread, según me explicó Michelle, la casera de uno de estos alojamientos. Y nos gustó tanto, tanto su receta casera que no pude privarme de pedirle la receta, esta que os traigo hoy. 

1, 2 y 3.  Panorámicas espectaculares desde un castillo en ruinas: Kilchurn. Lago Awe, en Agyll and Bute


En mi repertorio de recetas ya cuento con una de shortbread que podéis ver aquí. Pero esta le gana. Y le gana por su textura suave y que se deshace en la boca, fruto de ser elaborada con harina de maíz y azúcar glas. 

Y con la receta os dejo ...

Scottish shortbread_2 
  
Ingredientes (Para unas 38 galletas)
  • 140 gramos de mantequilla sin sal fría
  • 125 gramos de azúcar glas
  • 250 gramos de harina de trigo de todo uso
  • 125 gramos de harina de maíz (Maizena)
  • Una pizca de sal
  • 3-5 cucharadas de agua
  • Azúcar del tipo caster para espolvorear
Elaboración
  1. En un recipiente, o robot de cocina, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que se forme una masa blanquecina.
  2. Añadimos las harinas y la pizca de sal y amasamos.
  3. La textura de la masa quedará seca y nada compacta. Pero se soluciona añadiendo tres cucharadas de agua y seguimos mezclando hasta conseguir una masa totalmente compacta. Si la masa siguiera quedando seca, añadimos alguna cucharada más de agua, según vayamos viendo que la necesita. 
  4. Dejamos reposar la masa durante media hora en un recipiente tapado.
  5. Precalentamos el horno a 150º, con calor superior e inferior,  y preparamos dos bandejas de horno forradas con papel vegetal.
  6. Dividimos la masa en dos, amasando cada una de ellas de nuevo dándole forma final de bola. Las extendemos con un rodillo entre dos láminas de papel vegetal hasta lograr un grosor de medio centímetro.
  7. Con un cortapastas de forma circular y 5,5 centímetros de diámetro cortamos la masa. Colocamos las galletas sobre cada bandeja y para darles forma decorativa empleamos las púas de un tenedor, primero en una posición y luego en la otra, tal y como veis en las fotografías, y horneamos a media altura entre 15 y 20 minutos. Deben quedar un poquito blandas al tacto. Espolvorear con azúcar caster. Dejamos reposar un par de minutos y retiramos a una rejilla, donde se enfriarán por completo.
Notas
  • La receta original no llevaba agua, pero yo tuve que añadírsela porque la masa era excesivamente seca. No sé si sería un olvido por parte de la casera de anotarlo, o quizás que en Escocia, por la humedad ambiental, no sea necesario. Pero sí lo fue en mi caso.
  • La masa, a pesar de llevar mantequilla, no se ablanda con el amasado y se trabaja muy bien. 
  • No es necesario dejar más de un centímetro de separación en la bandeja antes de hornear entre cada galleta porque no se expanden con el calor
  • El azúcar tipo caster no se comercializa en España. Es un tipo de azúcar con una textura intermedia entre el azúcar blanquilla y el azúcar glas, pero en su defecto, utilizad azúcar blanquilla. Obviamente, aproveché mi viaje para agenciarme un paquetito, al igual que otras lindezas para el estómago :))
Espero que hayáis disfrutado con la lectura de nuestras andanzas y que hayáis llegado con aire para seguir leyendo la receta.






64 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Qué envidia de viaje, las fotos son preciosas. No conozco a nadie que hablé mal de un viaje a Escocia. Y las galletas a apuntarlas en la lista de "to do" que tengo que como siga así no me queda tiempo material para todo lo que tengo que hacer. Saludos >_<

    ResponderEliminar
  2. Las galletas deliciosas, pero mucho más el viaje...qué envidia, me alegro que lo hayáis disfrutado tanto. Bienvenida a la rutina!

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso. Es uno de nuestros grande viajees pendientes. Lógicamente queremos que sea verano, que hay más luz, menos nieblas y mejor clima, pero aunque no lo hubiera, es una pasada encontrarte allí. Fotos espectaculares las que nos traes, y bueno, su naturaleza, sus castillos, sus aguas y arrecifes es otro mundo, sin duda. No digamos ya sus whiskies, esas denominaciones de origen que tienen según las zonas, me han contando maravillas de algunos de ellos ahumados de la Islay, pero eso tengo que verlo y catarlo yo. Sobre las gastronomía me ha sorprendido lo que comentas, solo mencionas estos shortbread que son seguro de quitarte el hipo, y el buen género que tienen, pero quiero por favor, y si no te importa, que nos cuentes más cosas ¿ok? ;), que nos enseñes algunos platos o al menos nos lo cuentes. Ya te estoy haciendo encarguitos nada más llegar... :)

    ¡Deseandito estoy de verlo!

    Bienvenida!

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida guapa, se te echaba de menos!!!
    Me quedo con tus magníficas galletas, se ve una textura fabulosa, super elegantes y atractivas!!!
    Gracias por compartir tus andanzas por tierras escocesas, ya veo que has disfrutado de lo lindo:):)

    ResponderEliminar
  5. Yolanda leyendo ya veo que tu viaje ha superado tus espectativas,y la verdad que no me extraña, viendo tus fotos ya se vislumbra un poco la grandeza de ese país. Me alegro de que disfrutaras de tu viaje y de tus bien merecidas vacaciones.
    Las galletas se ven geniales, yo también tengo una receta de estas galletas pura mantequilla y son impresionantes, en cuanto a sabor y textura. Tendré que probar tu receta el aspecto no puede ser más delicado. Bss y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Yolanda, magnífica entrada! nos alegramos de que hayas disfrutado tanto de este viaje, qué fotografías!!
    Esta receta de Michelle, la anotamos de inmediato porque se ven una galletas finísimas...

    un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Para mi Escocia e Irlanda es pura naturaleza ... me producen sensaciones dificiles de trasmitir ...unas fotos preciosas seguro que han sido unas vacaciones inmejorables . Las galletas las apunto se ven muy atractivas ..besos

    ResponderEliminar
  8. Yolanda, creo que ya no vamos a necesitar vernos esta semana porque sobre tu viaje todo está contado en tu entrada que es de lo más completo :) Menuda crónica nos has dejado y qué bien ilustrada. Ya quisieran muchas guías de viaje contar con una como esta!

    Ya imaginaba yo que unas cuantas shortbread caerían durante tu estancia en Escocia, pero no esperaba que vinieras con una de sus recetas en la maleta. Ay, cómo somos los blogueros gastronómicos que no podemos dejar de pedir allá donde vamos...jajaja.

    Sabes que soy una super fan de las shortbread y que poco tiempo me va a faltar para ponerme con las tuyas ¿no? Y es que pocas galletas más ricas que estas hay.

    Me alegra mucho que hayas disfrutado tanto de Escocia. Sobre todo sabiendo las ganas que tenías de visitarla y haber tenido que esperar más de lo que te hubiera gustado. Naturaleza en estado puro es lo que es, muy bien descrito por tu parte. Un lugar mágico. Lástima que el tiempo sea tan terrible peeeero de ahí tanto verdor y esplendor. Si es que no se puede tener todo!

    Bss

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosas de viaje y de galletas Yolanda!
    me encanta el aspecto que tienen arenoso y que como dices deen deshacerse en la boca...que rias!
    un besico y que empieces bien la semana

    ResponderEliminar
  10. Me voy a dedicar a comentarte la receta porque ya bastante envidia me das con el viaje GRrrrr!!! Y esas fotos preciosas!!
    Mira que te hice apuestas ayer, pero las galletas escocesas ni me vinieron a la cabeza! Las probé una vez en Harrod's pero ya no me acuerdo! jajajja Eso quiere decir que tendré que hacer tu receta :)
    Me alegro que estés de vuelta. Besos guapa

    ResponderEliminar
  11. Menudas vacaciones! que envidia (sana) me das, como me gustaría saber algo de ingles para hacer un viaje así.....aunque como lo has contado con todo lujo de detalles es como si lo hubiera hecho.
    Que bien que pidieras la receta, así ademas podemos deleitarnos con tan deliciosas galletas escocesas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Geniales tus vacaciones!!!! Menuda envidia... Lo apuntó para mis futuros viajes este destino!!!! Y qué decir de las galletas... Pues también guardo tu receta para hacerla, tienen una pinta fantastica!!!

    ResponderEliminar
  13. aaayyyy, qué bonito!!! De Escocia te enamoras y no te olvidas de ella aunque pasen los años. Te lo digo por propia experiencia :)
    Me apunto la receta de shortbread, la probaré sí o sí, porque estas galletas me encantan!
    Un beso y que sea leve la vuelta al cole... ánimos!!!

    ResponderEliminar
  14. Bienvenida Yolanda, te echaba de menos por aquí. Nos has traído un trocito de la maravillosa Escocia en esta entrada. Yo estuve por allí hace muchísimos años y no veas las ganas que tengo de volver. Sus paisajes, sus gentes (con ese acento imposible de entender!!) y sus castillos hacen de este país una visita indispensable. La verdad es que cuando yo fui no presté mucha atención a su gastronomía aunque una visita a una destilería de whisky no faltó. No hay nada como conseguir una receta original del lugar que visitamos así que habrá que probar la receta de Michelle.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  15. Hola Yolanda, nos diste una pista muy clara de qué iba tu receta, aunque sabiendo que habías estado en Escocia, tampoco era difícil adivinarlo. Me ha encantado tu relato con el que nos has transportado a ese país que no conozco y que ahora me gustaría conocer. Las fotos son preciosas y tu receta maravillosa ya que no la conocía.

    Te han quedado con un aspecto maravilloso, me encantan.

    Llévame donde quieras que me vengo contigo.

    Un besito

    Eli

    ResponderEliminar
  16. Yolanda, qué preciosidad de paisajes, de castillos... ¿viste al mnstruo del lago Ness? JAJJAJA, bromas a un lado, no tenía ni idea de que Edimburgo estaba construída sobre un volcán y mucho menos sobre los cadáveres de los fallecidos por la peste. Lo bueno de que no haya autovías es que por las carreteras comarcales se disfruta más del paisaje, ¿no? Ya sabes que envidio sanamente tu viaje mucho, pero mucho, mucho... Unas shortbrad buenísimas para rememorar tierras escocesas. Bs

    ResponderEliminar
  17. Que bonito, que recuerdos. Nosotros fuimos a Escócia, hace ya almenos 20 años pero lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Me encantó, al igual que tu lo describes, los pueblos, la gente y sobretodo la naturaleza salvaje. me lo has hecho recordar, tengo ganas de volver. Gracias por tu estupenda crónica y receta

    ResponderEliminar
  18. Que pasada de viaje!!! Hace algunos años estuve en Edimburgo un fin de semana aprovechando un viaje de trabajo... me encantó. Desde entonces pienso en volver con mas tiempo para descubrir en profundidad todo el encanto de Escocia. Que bonito...
    La receta me la apunto. Las shortbread son de mis galletas favoritas. Eso si, tendrán que esperar unos días que ahora estoy de dieta-post vacacional y no creo que mi dietista me las autorice :)

    Un besito y feliz semana!

    ResponderEliminar
  19. Joeeeeeeeeeeeeeeeeeeee que pasada guapa!

    Me alegro mucho de todo lo que has disfrutado. Uf que envidia, a ver cuando voy yo para allí, que tengo amigas viviendo por esas tierras y la casa la ponen ellas :)

    Me quedo con tu receta, hago las shortbread solo con trigo, voy a probar esa mezcla de harinas y te cuento que tal...

    ResponderEliminar
  20. Mira que la receta de las galletas me tienta y quiero hacerlas pero ya!!! Pero es que con esas fotos... madre mía que bonito, sin duda Escocia es un país que me encantaría visitar alguna vez n mi vida, porque he estado immersa en tus fotos y relato como si fuera un cuento...

    Mil besos guapa y a retomar la rutina ;)

    ResponderEliminar
  21. Bienvenida de nuevo! Maravillada estoy ante tanta belleza, las fotos son preciosas y no quiero ni imaginármelo en vivo y en directo. Lo tengo pendiente desde siempre, y eso que he vivido en tierras británicas muchos años, pero mira, a veces... Muy oportuna elección de la receta para acompañar tu visita guiada. Enhorabuena.
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  22. Difrutar dices??? Estoy hechizada con esas imágenes y con ese relato. Esta mañana he visto la entrada pero no quería desperdiciar su lectura en el movil. Quería leerla sosegadamente, disfrutando de cada fotografía, de esos cielos que auguran "guerra", y de tu relato. Y te puedo decir que me ha maravillado. Sin duda tengo que convencer a mi costilla para ir a darnos una vuelta grande por allí.

    Además como tu bien dices, el preparar uno el viaje es especial. Nosotros hicimos así el viaje de novios, por todas la costa Francesa hasta Bretaña y luego bajando por los castillos del Loira y fue especial.

    Y esa receta de shortbread ha sido un regalo muy pero que muy especial que me llevo para probar ya mismo. Son una de mis pasiones.

    Gracias por esta entrada, me ha encantado de verdad. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  23. Deve ser um pais lindo,adorei as fotos.
    As bolachas ficaram lindas
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  24. Yolanda impresionada me quedo con tu viaje, bueno más bien con las fotografías tan estupendas que nos muestras, todas muy grises, pero todas preciosas, que maravillosos parajes.

    El viaje tuvo que ser sensacional, yo soy muy "cagueta" y nunca me atrevería a realizar un viaje de estas características, me refiero al tema de ir por mi cuenta, sin conocer el país, ni el idioma, necesitaría un/a guia las 24 horas del día, jajaja.

    La receta habrá que probarla ya que hablas tan bien de ella, pero ... en estos momentos, ya a punto de despedirme me reitero al decirte que el BUEN SABOR DE BOCA de tu entrada me lo dejan las fotografías.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Yolanda, bienvenida! me alegro que hayas pasado tan bien las vacaciones.
    A pesar del clima debo decir que Inglaterra es un país que me atrae y me gustaría conocer y, a diferencia de lo que piensa la mayoría de la gente, yo sí creo que Inglaterra tiene buena gastronomía y buenos productos.
    La receta que nos traes hoy, que decirte, me encantan y no las hago más seguido porque me los como todas, están buenísimas. Te han quedado fantásticas.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  26. Hola Yolanda

    Me complace esta entrada, ya te dije lo que me gustó Escocia, su gente, su comida y por supuesto su tierra, los jardines tan bien cuidados, las extensiones de verde por todas partes y sus lagos preciosos, no dudo que repetiré.
    Algunas fotos son muy familiares, esa cocina del castillo de Crowdor o el mismo Castillo Eilean Donan, que recuerdos!. También recuerdo con placer las shortbread, creo que fue el regalo elegido para todos los familiares, vinimos con la maleta llena de cajas de galletas para ellos, y qué buenas son!
    La próxima vez me centraré en Edimburgo y quizás también Glasgow, uno para patear y llenar mi conocimiento y el otro para compras, aunque quién sabe lo que me deparará este lindo lugar.
    Un beso y bienvenida, guapa

    ResponderEliminar
  27. Yolanda,
    qué alegría tenerte de vuelta, magnífica entrada, me ha encantado,
    los paisajes preciosos y el relato genial!!
    Las galletas me parecen deliciosas, tengo que probarlas
    Estoy maravillada con tanta belleza!
    Cuánto me alegra que disfrutaras así tus vacaciones!
    Un besito grande y feliz semana

    ResponderEliminar
  28. Dicen que Escocia es preciosa y por lo que veo en las fotos debe ser cierto; la receta ideal ;)

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  29. Impresionante viaje habéis hecho, se ve que habéis disfrutado y la luz de las fotos es increíble. Maravillosas galletas, te han quedado tan blanquitas, mmm me encantan. Me alegra tu vuelta. Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Ains!!! me has trasladado a hace dos años, recuerdas??? tu querías ir y yo estaba ahí...ahora muero de envidia por ver esos lugares tan bonitos y saber que es completamente cierto todo lo que cuentas!!!..que bella es Escocia!!!.
    A mi tb me gusta viajar así, sin que nadie me organice, sin horarios y dejando que la carretera nos guíe. Creo que es el mejor modo de viajar y de conocer el lugar..al menos todo lo que unos pocos días dejan que conozcas!!!.
    Me alegro de que Escocia no solo haya cumplido tus expectativas, si no que las haya superado...te ganaste tu viaje a pulso después de desearlo tanto mi preciosa!!!!
    Nos vemos pronto y me cuentas en directo, si?????

    Cariños a miles!!!

    ResponderEliminar
  31. y blablablaaaa, la Juanita se iba sin hablar de tus shortbreads :) y dices que la receta es de la patrona del B&B???..pues la copio ya!..mis hijas me piden que les haga y caíste como agua de lluvia amiga!!!! :)
    muassssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  32. Bienvenida!!!! Que envidia de viaje, de fotos de tooooodo!!! Que bien que lo habéis pasado!!!

    Y qué decir de los shortbreads, que te han quedado de vicio!!!


    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  33. Me encanta tenerte de vuelta, mucho....
    Las fotos preciosas y sí, casi como estar con todo tu relato.
    La foto del guía no tiene precio, que gracia pero es la que me ha asombrado es la que estás con tu hija, casi más alta que tu!!!!!
    Las galletas geniales, además como me gustan así de blanquitas, las probaremos, no te quepa duda.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  34. Pedazo de viaje guapi!!! destino que tengo pendiente sobre todo por mi marido amante de los castillos, estos paisajes y todo lo que conlleva, ya le he dicho que para las bodas de plata, total no queda tanto!!! ja ja. Las galletas inconfundibles, que buenas son, me gustaría hacerlas más veces, tengo alguna receta parecida pero la cantidad de mantequilla que llevan desajusta mis índices de colesterol, pero una y¡tuya si que me la como. Encantada de volver a leerte.
    Bss

    ResponderEliminar
  35. Ayyy pero esa oscuridad que comentas de los tejados, de las calles...creo que a mi me gustaría, me transportaria a la epoca medieval jajaja que tanto me gusta.

    Sin duda su paisaje debe ser terriblemente escandaloso, el verde debe inundarlo todo. Este es otro de los lugares que me gustaría visitar para estar fresquita en verano...pero me parece que yo no lo consigo alla donde voy pillo buen tiempo y calorcito...ugggg

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  36. Yolanda, qué reportaje tan fantástico, las fotos son divinas. Me alegra que lo hayáis disfrutado y también que nos traigas esta receta, tienen una pinta fabulosa. Un abrazo y feliz semana, Clara.

    ResponderEliminar
  37. Maravilloso viaje y , como no, la receta divina. Bss.

    ResponderEliminar
  38. Yolanda, ya veo que has venido con las pilas cargadas, muy bonitas las fotos, y las galletas tienen que estar buenísimas. No me enrollo más porque estoy haciendo el recorrido por todos los blogs.
    besos,

    ResponderEliminar
  39. Uauuuuuuuu, y yo por donde empiezo ahora???? Madre mia, cuantas cosas....que fotos mas impresionantes, estoy anonadada, embelesada, totalmente hipnotizada, madre mia que maravilla, que tranquilidad y sosiego que desprenden!!!! Es cierto, el hecho de ir a tu aire aunque lo tengas programado es una gran ventaja, a mi es como me gusta viajar y me gusta planificarlo a mi, jeje :)
    Las shortbread son una delicia, mi hermano me trajo cajas de allí, que vicio aunque luego he encontrado algunas por aquí! Ala, ya tengo otra receta pendiente, jjaajajaja
    Besos preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  40. Qué bueno el reportaje. Preciosas las fotos. Me ha encantado esa de la cocina de un castillo.
    Nosotros también coincidimos con los juegos de las Highlands, y lo que más me sorprendió fué ver competiciones para lanzar esas bolas medievales de hierro rodeadas por pinchos que se sujetaban con una cadena. La verdad es que es un sitio alucinante.
    ¿Te has dado cuenta de los cielos que tienen alguna de tus fotos? Son increíbles.
    Bienvenida al cemento y al asfalto.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  41. Hola bombón ¿sabes que he estado a un pelo de ir a Escocia este verano? Al final se fueron mis amigos solos porque mi marido trabajaba y era imposible que le cambiaran las vacaciones. Es mi viaje pendiente, es un sitio que me tienta por todo lo que has contado y realmente puedo decir que me he quedado con las ganas :(
    Pero eso no quita que disfrute con tu relato y con tus maravillosas fotos, qué espectáculo hija, eso no tiene nombre!!.
    Las galletitas ya son lo más, las probaré y así tendré la falsa sensación de estar un poquito más cerca de Escocia. Un besazo (tenía ganas de que volvieras)

    ResponderEliminar
  42. Yolanda, muchas gracias por dejarnos asomar a ese viaje que ha debido ser maravilloso, por compartir algunos de esos momentos. Se ve todo precioso y luego el plato que nos traes, ¡qué tentador, madre mía! Me llevaba una ahora mismo, pero mejor me guardo la receta para probar una buena cantidad ;-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. He viajado con las imágenes que has puesto Yolanda. Me ha gustado un montón la crónica que has preparado de un viaje que está entre los muchos que tengo pendientes. Escocia pasó a mi lista de destinos deseados cuando vi las imágenes y relatos que me hicieron unos amigos. Ahora acaba de pasar por delante den la lista. Me parece increíble la belleza de esos paisajes, y casi casi se escuchan los sonidos de la gaita.

    Ya imaginaba que la maleta vendría bien provisionada de allí, pero si se te acaba el azúcar en Taste of America la tienen y tienen tienda cerca de mi casa.

    bss

    Elena

    ResponderEliminar
  44. Escocía es uno de mis viajes pendientes q quedó en puertas cuando llegaron los momentos difíciles. Nosotros q necesitamos ver y mirar durante largo rato el verde y la montaña, q disfrutamos del aroma de la lluvia y de sus colores creo q es nuestro destino ideal y después de disfrutar de tu viaje con lo q nos cuentas y con las imágenes ¡que nubes y que reflejos! Me han gustado mucho tus vacaciones y el regalito q nos has traído a tod@s. Un beso enorme y me alegro de tu vuelta y de tu suerte.

    ResponderEliminar
  45. ¡Maravillosas vacaciones! Mi marido sueña con unas vacaciones en Escocia y espero poder muy poco ir a visitar aquellos castillos y beds and breakfast!!! Me han encantado las fotos y por lo menos seguro que nos pasasteis calor jejeje
    Me he copiado la receta, de la mano de una local y tuya éxito asegurado!
    Gracias por compartir estos momentos,
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  46. A mi lo que me hacía ya falta era que volvieras!! Porque como siempre lo haces maravillosamente, no solo por estas galletas de vicio, sino por esas fotografías que son brutales....los paisajes en si son una belleza, pero has sabido capturar creo yo la esencia, o al menos eso me transmites, un paseo lleno de sensaciones, días húmedos, pero con mucho calorcito en la mirada y las sonrisas...gracias por compartirlo Yolanda...me llevo en la mirada la buena vibra y me alegro aquí en mi rinconcito, tranquilo y con amenaza de lluvia...disfrutando de tu espacio.

    Beso!

    ResponderEliminar
  47. Hola Yolanda, bienvenida de nuevo!!
    Escocia es un viaje que tengo pendiente y aún no hemos encontrado el momento. Después de ver tus fotos y leer tus sensaciones, las ganas aumentan y sube puestos en la lista, desde luego...Precioso viaje en familia el que has hecho, no hace falta más que ver las expresión de tu cara y la de tu hija, da gusto!!

    En cuento a la receta, andaba yo buscando una receta de shortbread para acompañar una receta de un helado muy original del libro de Aran Goyoaga. El caso es que como ella no come nada con gluten, sus recetas de galletas tienen una lista de ingredientes interminable y no siempre muy fáciles de conseguir, por lo que esta receta tan sencilla me viene como anillo al dedo. Les voy a incorporar una pacanas (lo sé, soy muy díscola ;)) y ya te contaré a ver qué tal me han quedado.

    Besos grandotes!!!

    ResponderEliminar
  48. Maravilloso viaje. Das envidia Yolanda.
    Y las galletas una receta sin desperdicio.

    Me alegra tenerte de vuelta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Yolanda un reportaje sensacional y como bien dice mas de una mejor que muchas guias profesionales.Es un pais que he podido visitar y que disfrute mucho y el tiempo acompaño y bien fresquitos que ibamos.Y estas galletas tipicas te aseguro que me costaria mucho probar solo una¡¡
    Bienvenida
    Bss

    ResponderEliminar
  50. Yo si, he disfrutado mucho con la lectura de vuestras andanzas por Escocia y he llegado con muchas ganas de seguir leyendo la receta de esta delicia de galletas.

    Gracias por compartir todo con nosotr@s.
    Un abrazo Yolanda

    ResponderEliminar
  51. Hola profe,bienvenida!Suerte que vienes contenta y sin síndromes extraños,es una ventaja verdad?.Cómo no vas a venir tan flamenca después del viaje que os habéis marcado.Precioso despliegue fotográfico y minuciosamente explicado.LAs fotos son preciosas y dan ganas de dejarse llevar hasta esos parajes.Que lindo es viajar,en todo lo que abarca,y como no iba a ser menos la gastronomía.
    LAs galletas pintan de vicio,aunque se me hacen delicadas de trabajar.
    le has hecho honor a la tierra.

    Ánimo con el nuevo cole,a pesar de la distancia.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  52. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  53. Yolanda me alegra mucho leerte de nuevo!!! Vaya viaje bonito has hecho!!! Me gusta mucho Escocia y es uno de los viajes que tengo pendiente.
    Has preparado una entrada preciosa, las fotos no pueden ser más bonitas y he disfrutado mucho leyendo lo que nos cuentas!!! Seguro que habréis disfrutado mucho.
    Tendremos que probar las galletas que te han quedado magníficas. Me gusta mucho este tipo de masa, así que me tendre que poner a ello.

    Nos vemos pronto, querida amiga,

    Un besito,

    ResponderEliminar
  54. Una crónica maravillosa de un viaje no menos espectacular!
    Me he reservado un ratito esta mañana para poder leerte con detenimiento, y creo que he hecho más que bien, porqué esta crónica merecía de toda mi atención.
    Me ha encantado el viaje, Escocia es uno de los lugares a los que tarde o temprano iré porqué estoy seguro que me encantará, y leyendo tu relato y viendo esas fotos tan bonitas, me hace estar más seguro.
    Y esas galletitas que deben ser deliciosas, me parecen una delicadeza para el paladar!

    Besos, y bienvenida!

    ResponderEliminar
  55. Joé... he perdido el mensaje que escribí. Te decía que uno de mis buenos amigos es un fan de Escocia. Viaja allí todos los años, pues también es el lugar donde perfeccionó su inglés cuando terminó la carrera de Filología Inglesa.
    En fin... que te lo has debido pasar pipa, vistas las fotos que nos traes y que no me extraña que le dediques un post a estas galletitas.
    Me encanta tenerte de vuelta.
    Besitosssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  56. Hola!!!!!! Waooo que fotos tan increíbles, preciosas!! Estás hecha toda una reportera!
    El viaje es fabuloso, es el que quisimos hacer el año pasady al final no pudo ser pero que no descarto, of course.
    Me encantan las shortbread, vamos es que me chiflan, las hago de vez en cuando y quedan fabulosas.

    Bienvenida de nuevo, besos!!

    ResponderEliminar
  57. ¿Cómo es eso? ¿Cómo se dice? Ehhh.............Ahhhh si, envidia!!! Esa era la palabra justa que estaba buscando, jajaja. Qué preciosos paisajes, qué gozada de sitios... me voy a conformar porque está el cartel de completo colgado en Madrid 3.0 y soy una de las afortunadas!!! Qué ilusión conoceros.
    Por cierto, que las galletas pintan deliciosas, jajaja.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  58. Que buenas vacaciones!!! Y las galletas ni te cuento!!! Estas las voy a tener que probar porque en mi casa gustaran segurisimo!!

    ResponderEliminar
  59. Que maravilla de paisajes...me alegro de que vuestro viaje haya sido todo un éxito...las fotos divinas...que envidia! jejeje, y las galletas...caen en cuanto tenga un rato...me encantan!


    Un besito!

    ResponderEliminar
  60. Halaaa! Que se me había pasado esta entrada contando tu vuelta! Ainsss pero qué envidia me das con tu viaje, qué precioso todo! Gracias por compartirlo con nosotros ;)
    Estas galletas son de mis favoritas!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  61. Yolanda, qué fotos más bonitas, qué envidiaaaa!!!
    Se ve precioso, con las ganas que tenemos de ir allí...
    Está claro que disfrutasteis un montón, las fotos hablan por sí mismas.
    Y la receta, qué decir... Me encantan los shortbreads!
    Un beso grande, que tengas buena semana!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  62. Estaba deseando venir a ver esta entrada desde que la pre-anunciaste en FB. Qué maravilla de fotos, de paisajes de viaje, mi niña! Me han entrado las ganas locas de irme por esas hermosas tierras a pasear sin prisas, y a disfrutar de la naturaleza, que es una de las cosas que más disfruto. Tu crónica es magnífica, nos invita a ir a conocer, a ver si las del año que viene. Tienes razón con lo que dices de ciudades grises de cielos nublados. En Bélgica pasa igual. Pero esos mismos cielos nublados y lluvias suaves casi todo el tiempo, son los que nos dan esos paisajes tan verdes y que se agradecen, es como el prize back! y era mi consuelo al vivir allí!
    Los shortbread, fantásticos, tengo que probarlos, en casa nos encantan y nunca me he animado a hacerlos, siempre comprados. Hay que poner remedio.
    Un beso, renia!

    ResponderEliminar
  63. Me acabas de recordar nuestro viaje a Escocia hace dos veranos. Hicimos un recorrido bastante parecido al vuestro.
    Vinimos encantados con su naturaleza y su gente.

    ResponderEliminar
  64. Yo fui a escocia en agosto del año pasado y el shortbread esta riquísimo, gracias por la receta, me encanta tu blog

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.