ARROZ CON GARBANZOS Y BACALAO

08 noviembre 2011 62 comentarios

Arroz con garbanzos y bacalao_1 
¿Os apetece comer calentito y de cuchara? ¿A que sí? ¡Pues claro! Si es que lo estábamos deseando. Estábamos esperando que llegaran las temperaturas frías y las lluvias para hacer una receta de puchero, de esas que hacen chup-chup, que nos entonan el cuerpo y que nos hacen sentir tan bien. Porque anda que no se ha hecho de rogar el señor Don Otoño. Las estaciones son cada vez más tardías. A estas alturas del año debería haber llovido mucho más para que el ciclo de la vida en esta estación siguiera su curso, y para que así asomaran su cabecita, y después su cuerpo entero, esos frutos tan queridos del otoño: las setas. El pasado puente de Todos los Santos nos fuimos a pasar cuatro fantásticos días a tierras navarras, y uno de los días lo dedicamos a patear un lugar maravilloso: la selva de Irati. Irradiaba humedad, estaba pegada al cuerpo, el pelo se encrespaba, pero aún así, la humedad no era la suficiente para que proliferaran las setas. Pero la belleza de las selva de Irati en estas fechas la pintan los bellos y cálidos colores que tiñen los árboles: el verde, el amarillo, el ocre, el marrón, el naranja, el rojocaldera. Ver paisajes invadidos por un verde esplendoroso es precioso, pero ver los paisajes teñidos de tan cálidos colores es asombrosamente impactante para los sentidos. Belleza en estado puro. Y para muestra, un botón, una de las cerca de 400 fotografías que hicimos en esos cuatro días por tierras navarricas, una tierra para admirar paisajística y gastronómicamente.

Selva de Irati (Navarra). Nov. 2011 

Navarra es una comunidad de contrastes: las alturas pirenaicas del norte con los altiplanos de la mitad sur. Aquí podemos encontrar pueblitos que marcados por la historia. Navarra tiene un rico trasfondo histórico en la Edad Media y eso se ve en muchos pequeños municipios de calles empinadas, estrechas y empedradas, cada una con su propia personalidad. Muy cerca de los límites con Navarra, y en Aragón, hay un pueblito, Sos del Rey Católico, donde nació el rey Fernando el Católico, que fue testigo de un encuentro fortuito y no menos sorprendente. Caminando, caminando por una de sus calles, la casualidad nos unió a Nieves y a mi. ¿Que quién es Nieves? Pues ni más ni menos que una de las administradoras del blog La cajita de Nieveselena, una muchacha divertida y con mucha chispa, y a quien conocí en Madrid en la kedada que organizó Tito a principios de octubre. Pero es que casualmente, Nieves y yo vivimos a un palmo la una de la otra, en la misma calle del mismo municipio. No nos vemos ni en la vuelta de la esquina, y nos encontramos en Sos del Rey Católico. ¡No me digáis que no es sorprendente! Podéis leer su divertida crónica aquí.

Nieves y Yolanda 

Y después de tanto "hablar", vamos a centrarnos en la receta, esa calentita y de cuchara que os prometí al principio de la entrada, ¿os acordáis? Se trata de un plato de arroz muy sabroso, acompañado de garbanzos y bacalao. Un plato riquísimo, con un sabor marcado por el tomate, el ajo, y la ñora y ese toque distintivo que solo el bacalao desalado puede darle. ¡Animaos a  hacerlo! Está reiquísimo.

Ingredientes (Para 4 px.)
  • 120 gr. de garbanzos
  • 200 gr. de arroz de grano gordo
  • 400 gr. de migas de bacalao
  • 2 tomates
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 1 ñora o pimiento choricero, o una cucharita de pulpa que en algunos comercios ya venden en tarritos
  • 12 hebras de azafrán
  • 1 litro de agua
  • un hueso de jamón grande
  • una cebolla pequeña
  • una hoja de laurel
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
Arroz con garbanzos y bacalao_2  

Elaboración
  1. Tres días antes de elaborar la receta ponemos las migas de bacalao en agua para desalarlas, cambiando el agua cada 8 horas y conservándolas en un recipiente tapado en la nevera.
  2. La noche de víspera de elaboración de la receta ponemos los garbanzos en remojo.
  3. El mismo día de la elaboración de la receta, en la olla a presión ponemos el litro de agua a calentar con la cebolla, la hoja de laurel, un poco de sal y el hueso de jamón, y cuando rompa a hervir incorporamos los garbanzos, que habremos lavado y escurrido del agua en la que estaban en remojo. Tapamos la olla, ponemos la válvula y los dejamos cocer durante una hora a fuego bajo. Dejamos enfriar, abrimos la olla y colamos los garbanzos, reservando el caldo y desechando todo lo demás.
  4. Si no tenemos pulpa de ñora envasada, utilizaremos una ñora, y le practicamos un corte, la escaldamos durante dos minutos en agua hirviendo. Retiramos el pedúnculo, las semillas del interior, y con la punta de un cuchillo raspamos la piel por dentro para extraer la carne de la ñora. Reservamos.
  5. Pelamos y machacamos los dientes de ajo, los ponemos a dorar en un par de cucharadas de aceite en una cazuela. Rallamos los tomates y una vez que el ajo se ha dorado ligeramente, vertemos la pulpa de los tomates en la cazuela hasta que se haya evaporado su propio agua. Incorporamos la carne de la ñora y las hebras de azafrán. Removemos. Incorporamos el arroz y lo rehogamos un par de minutos removiendo constantemente. Vertemos el caldo de jamón que habíamos reservado. La cantidad que emplearemos será el doble que la cantidad de arroz y un poco más. Conviene que tengas más caldo caliente preparado para añadir a la cazuela si fuera necesario. A los diez minutos de haber cocido el arroz añadimos los garbanzos y las migas de bacalao que habremos escurrido previamente. Dejamos cocer el conjunto entre 8 y 10 minutos más.
  6. Servimos calentito con un poco de perejil espolvoreado por encima. ¡Y a disfrutar!

Notas
  • En lugar de cocer los garbanzos con el hueso de jamón, puedes utilizar garbanzos envasados, pero ten en cuenta que el sabor del guiso no será el mismo.
  • Si decides cocer en casa los garbanzos y hacer al mismo tiempo un caldo de jamón, te sobrará caldo después del guiso. Guárdalo para un hacer un caldito caliente o una sopa.

Receta adaptada de la vista en Lecturas Cocina, especial Verano.


 

62 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Vaya si que es casualidad que os encontrárais, si es que son las cosas de la vida.

    Nena que te ha quedado un plato de 10, tiene una pinta exquisita, me encanta los platos de cuchara.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Estáis guapísimas las dos, como dije en su blog. ¡Qué casualidades tiene la vida!
    Y claro que apetecen este tipo de platos, ya es la época.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ay Yoklanda!, que entrada más bonica, la foto del bosque para perderse en él, y el platazo de garbanzos con arroz y bacalo me chifla, tengo garbanzos en el congelador, de vez en cuando hecho en remojo y luego los congelo así los tengo preparados para una urgencia como esta, que me han entrado unas ganas de comerme un buen platito. Lo del bacalao lo compro ya desalao y punto, que me dices?.
    Que casualidad encontrarte con Nieves, si es que hay que ir siempre arreglada que nunca se sabe con quien podemos encontrarnos, jajaja, que bien!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  4. Un excelente plato de cuchara. Nunca lo he tomado, así que me voy a animar ahora que los días acompañan a estas preparaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Es un plato maravilloso y siempre apetecible, me encanta. Los platos de cuchara son joyas de la gastronomía española ¿No crees?

    ResponderEliminar
  6. Desde luego lo vuestro es pura casualidad, os encontráis en los sitios mas insospechados, y seguro que ni os habréis visto desde la quedada. Navarra tiene unos paisajes espectaculares. Me encantan estas recetas en el verano y por supuesto en el invierno. Un beso

    ResponderEliminar
  7. El plato se ve estupendo y ya me dan ganas solo mirarlo de comérmelo.
    El paisaje divino y el encuentro sorprendente, para que veas que no hay nada imposible
    besos

    ResponderEliminar
  8. Yo ya estoy animada Yolanda, pim, pan , listoooo un platito para mi !!!!.........Ahhhhh que era que me animara a prepararlo yo misma, pos vale, toy remolona pero ante un platazo asi no hay pereza que se me resista ;))

    Las tierras navarras son preciosas y el mundo es un pañuelín o andabáis jugando al gato y al ratón Nieves y tu? jaja....

    Os habréis hartado de sacar fotos en esos paisajes tan idílicos, verdad ?

    Besinos guapa.

    ResponderEliminar
  9. Si cuando digo que el mundo es un pañuelo!!
    Mira que encontraros tan lejos y vivís al lado.
    La receta que has preparado es de las que ya apetecen comer y entra en calor después de venir de un gran paseo de la calle, me gusta mucho
    mil besossssss

    ResponderEliminar
  10. Q pedazo de foto la del bosque...nosotros fuimos hace unas semanas al bosque y encontramos unas 30 especies diferentes...pero aqui no se pueden coger, está prohibido...tampoco sabría hacerlo, claro...

    Me llevo tu arroz, hace tiempo q quiero probarlo con bacalao

    ResponderEliminar
  11. Que rico plato de cuchara Yolanda. Me encanta la combinación garbanzos-bacalao...y con arroz estará de muerte. Tengo que probarlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Yolanda que maravilla de fotos... la de la Selva de Irati parece una pintura!!!
    En cuanto a la receta, me ha venido a la mente un guiso parecido que hacía mi madre cuando empezaba el otoño. :)
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Vaya casualidad! el mundo es un pañuelo y eso una advertencia para que tengas cuidadito de donde vas y con quien... Fuera de bromas, es cierto que con garbanzos de bote no queda igual porque no saben a nada, con lo poco que cuesta cocerlos y ya puestos pues que quede así de bueno! Besos

    ResponderEliminar
  14. Que plato tan reconfortante! El color otoñal y tentador, como los ingredientes. Que bonito son las hojas del otoño aunque sea tardío. Navarra siempre espléndida!

    ResponderEliminar
  15. Es verdad que estos platos de cuchara comienzan a apetecer y mucho. Y si tienen tan buena pinta como el tuyo más aún.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Estos son de los platos que a mi me encantan. Lo tengo que probar.
    Que foto tan bonita la del bosque, y que bien estáis las dos blogueras.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Bacalao y garbanzos, una mezcla explosiva para mi, son dos ingredientes que me gustan un montón. Y el plato queda de lujo.
    ¡Qué casualidades nos trae la vida. supongo que os pondríais contentas de encontraros, ja,ja. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Un plato bien contundente y nutritivo. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  19. Estupenda receta, rica y muy completa. Las fotos preciosas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  20. Del guiso no te digo nada, tiene que estar delicioso, me encantan con azafran todos estos guisos invernales. A mi me entona el frio, el invierno y el otoño. Prefiero los dias nublados que hemos tenido estos dias a los soles agobiantes del verano. ¡De todo tiene que haber no?! ¿Sabes que con lo cerca que la tengo y aun no conozco Navarra?. En fin, habra que remediarlo pronto visitando esos parajes que nos describes tan bien. Me alegra que disfrutaras tus vacaciones

    Un beso
    Beatriz

    ResponderEliminar
  21. Adoro estas recetas, el bacalao es de mis pescados preferidos y con garbanzos me chifla, asi que hare esa receta en cuanto pueda.
    Seguro que te cruzastes con Nieves alguna vez por tu calle, pero al no conoceros no te fijastes, pero el destino es asi de caprichoso, un besito guapa

    ResponderEliminar
  22. Vaya pues si que es casualidad que os encontrarais allí! increible, si cuando dicen que el mundo es un pañuelo...
    Nunca he probado el bacalao con garbanzos y arroz, o con uno o con otro, pero nunca mezclado y lo pienso probar porque tiene que ser una delicia.
    Por cierto es preciosa la foto que has puesto de esa imagen otoñal, una maravilla que he estado un buen rato mirando.
    Un besito guapa!
    (Qué bien lo pasamos en la quedada)

    ResponderEliminar
  23. Hay que ver que casualidad!!!!!
    Desde luego que ya tenia ganas de empezar a ver estos platos tan ricos que apetecenmucho cuando empieza a notarse el frío.
    Seguro que está riquísimo.

    Un besito enorme guapa,

    ResponderEliminar
  24. esta claro que el mundo es un pañuelo.Este plato me ha gustado el trio de ingredientes tienen que estar muy bueno asi,me lo llevo a pendientes
    beso

    ResponderEliminar
  25. Está claro, no se puede ir al campo con según que pelos, porque nunca sabes si saldrás en una foto,jajajaja.

    Me ha encantado tu arroz con garbanzos y bacalao, es un plato que nosotros tomamos solo en cuaresma, pero mira, se me acaba de antojar.............

    Besos y muy buena semana.

    ResponderEliminar
  26. Hay que ver lo que es la casualidad... La foto del bosque me parece de una belleza abrumadora, menudo ojo para sacar esa instantánea, es una maravilla.
    El plato me alucina, así que voy a probarlo sin ninguna duda.
    EStás muy guapa!! ;)

    ResponderEliminar
  27. Las casualidades existen verdad? ..QUE BUENO QUE OS HABEIS VISTO .Este plato nunca lo he probado arroz con garbanzos y bacalao , pero se ve increible bssMARIMI

    ResponderEliminar
  28. Vaya Yolanda que sitio mas bonito y nos pensamos que no tenemos sitios tan chulos en España. Y que casualidad ese encuentro verdad? Tu arroz muy rico, y con garbanzos, nunca lo he probado. Ya es hora no crees? Bss guapa.

    ResponderEliminar
  29. Pues es verdad en las foto estáis genial!!!
    La receta me encanta, esos platos arreglan un montón. Bss

    ResponderEliminar
  30. Muchísimas gracias a tod@s por vuestros comentarios. Un placer leeros, como placentero es comer un plato como el que os presento, y si la ocasión invita a hacerlo después de un paseo por un entorno similar al de Irati, bienvenido sea.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  31. Si que es coincidencia pero una bonita coincidencia... los garbanzos con arroz de locura a mi los platos de cuchara me vuelven loca:)
    Gracias por tu comentario y tu visita.
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  32. Yolanda, qué maravilla de paisaje. Me he quedado impactada con las fotos... aquí aún no apetece mucho hacer platos de cuchara (en Canarias el frío tarda en llegar), pero me apunto el plato para cuando llegue que a mí el bacalao me gusta de todas formas.
    Que inglés si aprendí sí (menos mal porque con lo que les costaba a mis pobres padres) porque a mí me mandaban todos los veranos durante el instituto a Chester y algo de nivel tenía, cuando empecé la carrera fui otro verano a Chester y finalmente a Cambridge a casa de la "gran cocinera" JAJAJAJAJA, por esa época ya había despertado mi interés culinario y le pedí la receta del Pudding. Un beso

    ResponderEliminar
  33. ¡Que plato que se ve Rico! Yolanda, el bacalao con garbanzos juntos no le he probado, pero me imagino que es una delicia. Como lleva arroz estoy segura que sera aprobado por el "taster" de mi casa (mi esposo) jejeje. Preciosa la foto de la selva de Irati.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué combinación más estupenda!
    Mira que nunca se me había ocurrido. arroz con garbanzos, bacalao con arroz... pero los 3 juntos, ¡nunca!
    Menuda casualidad, es que la vida jajaj
    BEsos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  35. Que casualidad!!!! pero esas casualidades me encantan. COmo encanta ese arroz calentito, que con el trancazo que tengo me viene de perlas.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  36. HOLA YOLANDA! VINE A SEGUIRTE DESDE VENEZUELA. MUY ATRACTIVO Y DELICIOS SE VE EL PLATO ESPECIAL DE GARBANZOS... UHMMMMMMM!!! GRACIAS POR COMPARTIR LA RECETA. TE INVITO A VISITARME EN MI PANALITO http://elpanaldelaabejita.blogspot.com
    BESITOS! MARISELA:)

    ResponderEliminar
  37. Mmmm! Me imagino perfectamente en un día de frío comiéndome este plato!
    Tus fotos son muy bonitas.

    ResponderEliminar
  38. Hola Yolanda, efectivamente me encanta el plato, posee muchos ingredientes de los que somos auténticos fieles :).

    Me gusta mucho ese regusto a jamón que se auna en este plato de bacalao. Seguro que estaba buenísimo, tengo que probarlo. Y tengo que decirte, si me permites esta puntualización, que no hace falta tanta antelación con el desalado de las migas de bacalao, aunque si lo haces no pasa nada.

    Si son tacos o trozos magros sí, pero las migas perderían (a mi juicio) algo de carácter. Nosotros las migas sólo las enjuagamos y las ponemos en remojo unas 12 horas antes, con un sólo cambio de agua. Es decir, en remojo toda la noche, a primera hora un cambio de agua y hasta la hora de cocinarlas.

    Paraje precioso el de la selva de Irati, una pasada!

    Un saludo y gracias por avisarnos de tu receta!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Que días mas agradables pasaríais esa zona es preciosa y que casualidad no coincides en Madrid y lo haces en Aragón.
    El arroz de los que a mi me gustan sequitos y sabrosos aquí ese arroz lo hacemos al horno.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Que plato más rico nos traes, pero la foto del bosque es chulisima, como me gusta el otoño, por sus colores, por sus platos...

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Navarra es preciosa y siempre me ha parecido que es bastante desconocida para el gran público, desde luego merece la pena un viaje.
    Y el arroz me parece que no me lo voy a poder perder...qué cosa tan rica!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  42. Me has puesto los dientes largos con tu entrada sobre Navarra y es que es una de las pocas comunidades que no conozco. Me consta que bien merece una escapada. Las fotos lo dicen todo.

    Lo de encontrarte con Nieves es genial. Me imagino la cara de sorpresa que os pondría a ambas al veros en el Sos. ¡Que bueno!

    El plato me ha dejado sin palabras. No sabes cómo me gusta la combinación de arroz con garbanzos y ya, si lo rematas con el bacalao, me haces caer rendida.

    De matrícula de hornor, amiga !!!

    ResponderEliminar
  43. No puedo con el bacalao guisado... sorry!
    Pero la presentación dice cómeme, ja, ja
    Besotes

    ResponderEliminar
  44. ¡El mundo es un pañuelo!

    Ese bosque lo conozco y es una maravilla.

    Y otra maravilla es ese plato de invierno que nos has preparado.

    Besos

    ResponderEliminar
  45. Desde luego el mundo es un pañuelo...que guapas estáis en la foto!!
    Sabes que en Ibiza hay un plato muy parecido al que nos presentas? arroz con bacalao, ummmm que recuerdos de mi infancia me trae, y digo de mi infancia porque nunca lo he preparado yo, siempre lo he comido en casa de mi madre :))
    Me apunto tu receta!! besitos

    ResponderEliminar
  46. Que envidia me has dado con tu viaje, Yolanda, tengo pendiente visitar Navarra y concretamente ese lugar me atrae muchísimo.

    Buenísimo tu plato (aunque nunca he combinado así esos ingredientes, seguro que está riquísimo) y guapísimas que estáis en la foto.

    Un besazo y disfruta del finde (aquí, lluvioso)

    ResponderEliminar
  47. Ummm! Que rico!! aunque yo con tu permiso el bacalao lo echo a un ladillo, vale??? Besitos ;)

    ResponderEliminar
  48. Qué cosas!!!!! Y qué guapas estáis las dos.... El platito, mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm!!!Divino....besos, guapa

    ResponderEliminar
  49. Qué buena pinta. Has probado de hacerlo con productos ecológicos??
    Pásate por nuestro blog y síguenos en twitter @ecobasicsbio y en facebook ecobasics!

    ResponderEliminar
  50. Hola, guapa! Llevo días queriendo venir a visitarte, pero entre una cosa y otra, chica, no hay manera!!! Así que me dije, hoy tempranito, mientras me tomo mi cafecito, veo qué nos has preparado ;-)
    Muy ricos esos garbanzos, me encantan las legumbres... Ya ya sabemos lo nutritivas que son ;-)
    Y en cuanto a la foto, me he quedado maravillada. Qué bonita, qué ganas de salir corriendo y darme un paseo por ahí!!!! No conozco mucho Navarra y nunca he estado en la selva de Irati, pero ya veo que es preciosa y que te lo pasaste muy bien, con sorpresa bloguera incluida ;-)
    Besos y buen finde, guapa!!!!

    ResponderEliminar
  51. pero que feliz se te ve...y que paisajes no? es genial...mil besos guapita

    ResponderEliminar
  52. Que bueno el encuentro y el gusio para quitar el sentido ¡delicia pura! me encantan los garbanzos y el bacalao.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  53. Lo que me reí con Nieves cuando me contó vuestro encuentro. No os veis en la panadería y os encontráis en un a calle a más de 300 km, je, je.
    Los garbanzos muy buenos. Yo también los como en verano (en ensaladas sobre todo), porque me chiflan. Me llevo esta receta para probarla-
    Bss
    Elena
    P.D. Si conoces a alguien que nos diga como quitar el "leer mas" de nuestras entradas te lo agraderíamos

    ResponderEliminar
  54. Os vi en el blog de La Cajita, ¡menuda casualidad!.
    Bueno... de tu entrada me ha encantado todo. En primer lugar, adoro el arroz y los garbanzos, así que su combinación en un solo plato es para mí éxito seguro.
    Y en segundo lugar, esa foto de Irati... me deja sin palabras, ¡qué maravilla de sitio, sobre todo ahora en otoño!.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  55. Preciosa la foto del bosque!

    Sobre la receta, es algo que sin dudas debo probar, se ve delicioso.
    Están estupendas en la foto, seguro lo disfrutaron mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  56. Pues si a todo mi Yolanda!, ya apetece los guisos de este tipo y vaya viaje bonito que hiciste!, la foto de la arboleda con esos contrastes de colores es magnifica!..y la casualidad que os unió a las dos es sorprendente de veras!!!..se lo conté a mi marido lo de vuestra vecindad y todo lo demás...sigo pensando que teníais que haber comprado un numero de lotería!!!:)
    no suelo hacer muchos guisos con bacalao, y mira que me gusta..te copiare un día de estos pues me dio ganitas..y por supuesto con garbanzos de "verdad" :)
    cariños mi guapa!!!

    ResponderEliminar
  57. Que mezcla tan curiosa y a la vez tan interesante de ingredientes. Pese a aquí no hace mucho calor (;D) me gusta preparar estos platos de cuchara y no perder las buenas costumbres de comer legumbre.

    Besos.

    PD: Reguapas en la foto Nieves y tu.

    ResponderEliminar
  58. Que delicia de entrada, me ha encantado, y las fotos guapísimas, ha sido un gusto conocerte! Un abrazo,

    ResponderEliminar
  59. Un estupendo plato de cuchara!
    Y una preciosa foto de paisaje!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  60. Muchísimas gracias a todos por entrar en mi cocina y dejar unas palabras. Sin ellas, este blog no sería igual.

    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  61. es la primera vez que cocino este plato y la verdad me a salido explendido gracias por tu receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, muchas gracias por tu comentario. Me alegro muchísimo de que te haya gustado este estupendo plato de arroz con garbanzos y bacalao.

      Un saludo.

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.