PASTA OTOÑAL Y SENTIMIENTOS DE OTOÑO

21 noviembre 2010 40 comentarios

SENTIMIENTOS DE OTOÑO

H

asta hace poco tiempo, el otoño para mí había pasado como una estación del año sin un significado especial. La llegada del otoño representaba la llegada del frío, de la lluvia, la aproximación al invierno y a las primeras nieves. Pero el contacto con el mundo de la fotografía, a la que se ha convertido mi marido en el último par de años, y que me ha arrastrado irrevocablemente a mí también, me ha llevado a entrar en contacto con la naturaleza, y a apreciar la belleza, la inmensa belleza de un entorno que desgraciadamente ni cuidamos ni apreciamos lo suficiente.

España es un país que poco a poco va entrando en la dinámica de concienciar a la población a cuidar del medio ambiente. Sólo así podremos disfrutar de él, y si lo valoramos, realmente lo cuidaremos y haremos lo posible para que entornos naturales y bellos como abundan en nuestro país, puedan ser apreciados como tales durante cientos de años. Pero reconozcamos que nuestra falta de civismo en comparación con muchos países europeos, nos hace prever que aún nos queda un largo camino por andar para superar este mal.

En el plano personal, en los últimos años hemos descubierto las comunidades de Cantabria y Asturias, y hemos admirado su belleza. Me encanta su verde infinito. Nada es comparable con aquéllo, pero relativamente cerca de mi casa, y al norte de la Comunidad de Madrid, podemos disfrutar del Hayedo de Montejo, lindando con la provincia de Guadalajara, y que alberga uno de los pocos hayedos que hay en España. Uno es éste, otro el de Tejera Negra, en Guadalajara, y otro en el Parque Natural de Somiedo, entre León y Cantabria. Y son precisamente los hayedos de Montejo y el de Tejera Negra los que he descubierto últimamente yendo en busca de los típicos colores del otoño: rojos, ocres, marrones, amarillos, y algún verde, colores que me transmiten serenidad, y también melancolía. Yo creo que el otoño es una estación melancólica. Pasear por senderos cubiertos de hojarasca, por suelos húmedos, sintiendo el frío y la caricia del viento sólo tienen lugar en el otoño.


Otoño en Hayedo Tejera Negra

Parque Natural de Tejera Negra - Guadalajara

** Nota: Si quisieráis visitar los hayedos de Montejo y de Tejera Negra es necesario reservar cita. En el caso del primero se tiene en cuenta el número de personas, mientras que en el del segundo, se tiene en cuenta el número de vehículos. Las reservas se hacen por internet y con bastantes meses de antelación. Así que si os interesa, no os descuidéis en el tiempo.

** Si queréis ver más fotos del Hayedo de Tejera Negra, pinchad aquí.


Si habéis llegado hasta aquí, gracias por aguantar el discurso. ¿Os animáis a seguir con una receta típicamente otoñal?

RECETA DE OTOÑO

PASTA OTOÑAL



Pasta otoñal_1


..:: Ingredientes ::.. (4p)
  • 300 gramos de pasta larga fresca o seca (yo usé "parpadelle al funghi", de la marca Gallo)
  • 4 chalotas o 1 cebolleta mediana
  • 200 gramos de castañas peladas
  • 300 gramos de setas (yo usé boletus)
  • 1 vaso de nata (yo usé leche evaporada)
  • 1 huevo batido(opcional)
  • 3 dientes de ajo pequeños
  • 150 gr de lacón cocido
  • unas hojas de albahaca picadas
  • aceite de oliva y sal

Pasta otoñal_2


..:: Elaboración ::..

  1. Vamos a preparar las castañas. Para pelarlas fácilmente, las partimos por la mitad, las echamos en un bol pequeño, y las metemos en el microondas durante 1 minuto y medio a máxima potencia. Dejamos enfriar unos minutos y luego vamos pelándolas con la ayuda de una puntilla. Las cortamos en cuartos y reservamos.
  2. Ponemos a cocer agua con sal en una cazuela para cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Cuando el agua comience a hervir, echamos la pasta, removermos para que no se pegue y cuando esté cocida, la colamos y refrescamos solo si no se va a echar directamente sobre el resto de los ingredientes.
  3. Cortamos las chalotas (o cebolletas) en brunoise (cuadraditos), y pelamos y picarmos los ajos finamente. Ponemos unas cucharadas de aceite en una sartén y saltearmos las verduras a fuego suave. Incorporamos las castañas, removemos y dejamos que se hagan con las verduras lentamente.
  4. Cortamos igualmente en brunoise (cuadraditos) el lacón cocido y lo añadimos a las verduras y las castañas para que se vaya dorando. Picamos las hojas de albahaca y las espolvoreamos por encima. Removemos.
  5. Limpiamos las setas con un paño ligeramente humedecido. Las picamos y las añadimos a la misma sartén. Salamos al gusto y dejamos que se vayan haciendo despacio hasta que estén blanditas. Vertemos el vaso de nata (o de leche evaporada, que es más ligera), removemos, rectificamos de sal, y si lo deseamos añadimos un huevo batido en forma de hilo, y removiendo al mismo tiempo.
  6. Incorporamos la pasta cocida y removemos para mezclar bien los ingredientes. Retiramos del fuego. Servimos y decoramos al gusto.
Fuente: Saber Vivir (rtve)

40 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Pedazo de choriza esta foto no es tuya, sino mía grrrrrrrrrrrrrr a ver si ponemos de quien es jejejeje....................... ahora el plato estaba muyyyyyyyyyyyyy rico besos.
    Cada vez haces mejores fotos.

    ResponderEliminar
  2. Un plato de pasta estupendo, se ve delicioso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. nosotros somos muy aficionados a ir al bosque por esta época a buscar setas y se me parte el alma cuando encuentro latas , bolsas de plástico y desperdicios.....hay gente que no respeta para nada la naturaleza.

    me alegro que tú seas una de las mias

    besos

    ResponderEliminar
  4. Yolanda, yo que adoro el otoño y el campo, ¿qué te puedo decir? Me encantan la variedad de colores que no se puede disfrutar en ninguna otra época del año, los olores, el sonido de la hojarasca seca... es maravilloso.
    También se ve maravillosa tu receta, ¡qué magnífico plato de pasta! Me encanta. Para disfrutarlo a base de bien.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  5. A mí me encantan todos los tonos otoñales, todas las épocas tienen su lado mágico, y este plato se ve delicioso. Besos.

    ResponderEliminar
  6. genial la foto, genial el post, y mejor aún esa pasta otoñal!!un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  7. Doy fe que es precioso, que lo has captado maravillosamente, y me has hecho disfrutar con las fotos y la receta.
    Enhorabuena compa

    ResponderEliminar
  8. Ese plato de pasta me parece una auténtica delicia.
    A mí el otoño me encanta... y eso que aquí, donde vivo, como no hay bosques de árboles de hoja caduca, no se aprecia la maravilla del cambio de tonalidades. Pero, cuando voy a Segovia, es un lujo pasear pisando las hojas caídas y apreciando los distintos matices del amarillo y el ocre.
    Bueno, que me enrollo... me llevo esa recetilla, guapa.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Por cierto, voy a tener que seguir el blog de "Pecaminoso" (o hacer un curso de fotografía), porque me dan mucha envidia esas fotazas, jejeje.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Yolanda: qué recetan tan otoñal y maravillosa, hay que aprovechar lo bueno de cada estación. Esos paisajes tan otoñales y con ese colorido tan bonito por el mediterráneo no los tenemos, aquí es todo más uniforme, pero también tiene su encanto.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Mi pecaminoso, ya conoces bien mi trayectoria en este mundillo, y aunque hay lecciones que a una se le olvidan, teniendo un buen maestro al lado, la cosa no puede salir mal. Je je.

    Jose Manuel, muchas gracias por tus palabras.

    Lidia, pues no me da a mi poca envidia ir a visitar tu blog y ver que cada día tienes una receta diferente de setas. ¡Me tiro de los pelos! Se nota que te gusta el contacto con la naturaleza.

    Marhya, los pocos bosques que se pueden disfrutar en Castilla y León también tienen su encanto. Es una tierra tan poco explotada turísticamente, que la gente piensa que solo hay llanos y más llanos agrestes y secos.

    Carmela, claro que cada estación tiene su encanto. Lo triste del otoño es que los días son muy cortos, pero me consuela pensar que como normalmente no es temporada de vacaciones, pues uno llega del trabajo, hace lo justo en la calle y se recluye.

    Marymery, me alegro verte por aquí, reactivando tu vida blogueril.

    Su, muchas gracias por tus halagos. Por tu Cuenca seguro que se puede disfrutar de parajes maravillosos, y además recuerdo que tú pusiste una entrada sobre un lugar muy entrañable para ti. Ya volveré a visitarlo.

    Morguix, más alucinada de lo que me quedé yo hace un par de fines de semana viendo el programa "Tu vista favorita", cuando salió una sierra de Alicante. ¡Cómo iba a pensar que habría tanto verde por aquella zona! Así que investiga, indaga, a ver qué encuentras. ¿Y te gustan las fotos de Pecaminoso? Tiene el blog algo abandonado, pero si visitas nuestra página de Flickr con enlace en mi blog, podrás ver algo más. ¡Mira como me enrollo yo también, ja ja!

    Clemenvilla, te digo lo que a Morguix. Y añado, que aunque sea un paraje de color más uniforme, tiene su belleza. Piensa en Asturias, Galicia, etc, con ese verde infinito, como yo digo.

    Muchas gracias por vuestras palabras. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Yolanda, que cierto todo lo que dices!!!
    Tu pasta otoñal es además de bella tan apetitosa!!!!
    Es una receta a probar sin esperar!
    Mil besitos preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  13. Es una época preciosa para hacer fotos, a mí también me gusta mucho ya que los colores son inigulables! Me pasa lo mismo con la primavera jejeje
    Esta pasta me dice que me invites la próxima vez ;)
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Que bonitoooooooo, gracias por compartirlo y la pasta uhmmm, un besico.

    ResponderEliminar
  15. Precioso paraje para un plato tan de temporada... da gusto asociar comida a lugares.
    un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué delicia de pasta y de fotos, Yolanda! Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
  17. Vaya foto mas chula! y el plato, para chuparse los dedos, tiene que estar riquiiisimo!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Yolanda:
    Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Me gusta cómo escribes y me gustan tus recetas y fotos, como la de este precioso hayedo.
    La pasta otoñal... deliciosa.
    Cojo una silla y reservo mi sitio.
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. me encanta el plato de pasta otoñal que has preparado, el nombre es perfecto. Y la foto, ni te cuento ;)

    SAlu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  20. Uhmmmmmm!!!! me has hecho babear con la foto del chup, chup!!! qué bonita, tiene razón tu mitad que la fotos cada vez son más bonitas...ya veo que las estás subiendo con flirk...

    Un saludo y que disfrutes mucho de esos preciosos paisajes, en mi tierra no hay esos fantásticos hayedos, pero la naturaleza nos muestras también imágenes bonitas...

    ResponderEliminar
  21. Caramba Yolanda, con esa foto, cualquiera se resiste, que maravilla, de otoño de foto de sentimientos y de tóo!

    ResponderEliminar
  22. Me quedo con la foto de la pasta haciendo "chup" "chup", que maravilla de plato.
    un biquiño

    ResponderEliminar
  23. Muy bonita tu entrada, y leyendo la anterior veo que las opos no fueron muy bien...ánimo que "el que la sigue...".
    Muy buena la recetilla, me gustaría incorporar las setas a la dieta habitual de casa. Tomo nota.
    Un besín desde Asturias

    ResponderEliminar
  24. Una receta muy rica y bueno que te voy a decir de nuestro planeta menos mal que nos estamos concienciando....
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  25. Una maravilla Yolanda, las fotos y el plato.
    Un besín

    ResponderEliminar
  26. Juana, muchas gracias por leerme. Ya veo que te has tragado todo el discurso. Besos.

    Pami, ¡qué difícil me lo pones! Los colores rojizos del otoño, la diversidad de colores de la primavera, con los árboles, los frutos, los bichitos. Todas las estaciones tienen su maravilloso encanto. Invitada quedas. Bienvenida a mi blog. Besos.

    Capisi, muchas gracias por tu halago. Es un bonito paisaje, sí señor. Besos.

    Onega, pues sí. Al final son los lugares los que nos traen los recuerdos a comida. Besos.

    Angie, me alegro de que te haya gustado tanto el plato como las fotos. Besos.

    Macu, muchas gracias por tus piropos hacia las fotos y la receta también. Besos.

    Laube, qué forma de presentarte en mi blog tan bonita. Ya ví tu blog a raíz del concurso de Whole Kitchen, y qué fotografías, madre mía. Bienvenida a mi blog. Basta que ya has cogido sitio, espero que te encuentres a gusto. Besos.

    Paula, muchas gracias por tus palabras también. besos.

    Ana, pues sí, ya ves que con qué estoy subiendo las fotos. La verdad es que puedo manipularlas con más facilidad. Y cada tierra tiene su aquél, sin duda. Tu tierra, es muy agreste, pero tiene su encanto. ¡Te parece poco con el Cabo de Gata! ¡Las playas! Besos.

    Alicia, qué débil y sensible te veo. Todo por una foto. Je je. Besos.

    Pilar, se nota que te gustan los guisos, eh. Cuando yo ví cómo los ingredientes hacían chup-chup, me dije que tenía que inmortalizar el momento, y así fue. Bienvenida a mi blog. Besos.

    Carmenpiva, ¿ya has vuelto del parón? Pues no dudes en incorporar las setas a tu dieta, porque tienen muy pocas calorías y en mi opinión están exquisitas, aunque no todas saben igual, claro. Besos.

    Mar, vamos entrando y vamos teniendo dos dedos de frente para reflexionar sobre cómo hacemos las cosas. Aún así, nos queda muuuucho por recorrer. Besos.

    isabel, me alegra verte por mi blog y de que te guste la receta y las fotos. Besos.

    ... ¿y cómo no? Muchas, muchas gracias por vuestras palabras, que muy bien recibidas son. Besos.

    ResponderEliminar
  27. Hola Yolanda !!! QUe decirte de la receta que no te dijera en MR !!!!
    Espectacular !!!???
    Decirte que he estado mirando las fotografías y me encantan !!! Son preciosas !!! Vaya equipo más chulo formais eh???
    Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  28. Ohhh, que pinta tiene¡¡¡ Puff con lo que me gusta la pasta. Esta me la guardo''

    ResponderEliminar
  29. Guapiiii!!!
    La foto preciosa, el entorno espectacular.
    Y la receta deliciosa.
    Que bien que compartais el gusto por la fotografia tu marido y tu.
    Un abrazo
    Margot

    ResponderEliminar
  30. Mis ojos se han centrado más en el paisaje tan hermoso, es tan relajante y bello paraje que me gustaría conocer.
    De paso mientras disfruto de Guadalajara me comería esta pasta tan otoñal.
    Yolanda, por favor, me llamo Ir-mi-na, ja, ja
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  31. Lily, muchas gracias por tus halagos sobre las fotos. Aprendo mucho de las lecciones de mi marido, pero también observando muchos otros blogs. El saber no ocupa lugar, ya sabes. Besos.

    Kira, me alegra verte por aquí. Tú también te apuntas a la pasta, eh. Besos.

    Margot, ya sabes: amar es compartir, y yo comparto mis recetas, y él comparte sus fotos conmigo. Besos.

    Irmina, muchas gracias por la rectificación. Y no te quejes de parajes, que con los que hay donde tú vives has de estar encantada. Yo todo lo que sé de aquellas tierras es de oídas, y jamás he oído nada negativo. Besos.

    Muchas gracias por vuestros comentarios a todas.

    ResponderEliminar
  32. Una receta estupenda y de temporada que es lo que interesa, unas fotos muy buenas
    besos

    ResponderEliminar
  33. Me encanta tu blog Yolanda, cuanto más me meto en el más me gusta, felicidades. He disfrutado con estas fotos, un besazo.

    ResponderEliminar
  34. Pasada de receta y de paisajes , es un lujo disfrutarlos como has hecho tu.

    Besinos mil.

    PD : Estreno bitácora, espero que te guste.

    ResponderEliminar
  35. aunque yo soy más de primavera, reconozco que ya le voy pillando el punto al otoño...jjaa
    nosotros somos mucho de salir al monte a pasear, a lola le encanta parase con todos los bichos... por eso nos hemos venido a vivir al campo... me encanta, buebo, menos algunos bichos largos y biperinos!!! aaaaaarrrrggg jjaaja
    me ha encantado la combinación en la pasta.. me lo anoto!!
    besotes wapa

    ResponderEliminar
  36. Luisi, como los productos de temperada en su momento no hay nada. Aprovechemos cuando las castañas saben a castañas y las setas a setas.

    Sara, muchas gracias por tus halagos. Me gusta verte por aquí disfrutando no solo de mis recetas, sino de mis fotos también.

    Bego, pues sí que disfruté de estos parajes, que en Madrid no podemos disfrutar de tanto verde natural como tú en Asturias.

    fargopatt, la primavera es preciosa, con sus flores y sus bichitos. Ya es raro que tu peque se pare a observarlos, porque generalemente l@s niñ@s huyen de ellos. Pero en mi caso, el bajón anímico de la primavera no me afecta para nada en el otoño, y me encuentro mucho mejor.

    Muchas gracias a l@s que habéis estado ahí, comentando, dejando vuestras palabras, y a los que no, y que me hayan leído; señal de que les ha interesado lo que he escrito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Guauuuu que pinta !!
    Y la foto, pues eso, sin palabras !!!
    Besos Yolanda
    Fdo.Krismar

    ResponderEliminar
  38. Te he copiado... o medio copiado... jejejeje en lugar de nata, que no tenía, puse pedro ximenez. normalmente las setas las cocino solo con vino cuando son para pasta, salió todo riquísimo! el dulcecito del px, las castañas, las setas, y el lacón, que rico todo! me ha encantado.

    ResponderEliminar
  39. Marta y Cris, espero que a estas alturas ya hayáis recuperado el habla, je je. Me alegro de que os guste la receta.

    EnLaLuna, muy buena variación usando PX. Yo tengo otra receta, muy rica también, que lleva vermouth, y nada de nata. No dudo de que la que tú has hecho ha de quedar con un toque muy rico por ese vinito dulce. Me alegra saber que la has hecho y que te ha gustado.

    Besos y muchas gracias por vuestras palabras.

    ResponderEliminar
  40. Me gusta el detalle del lacón, y el plato en general, la pasta también nos encanta y esta forma de prepararla nos ha encantado como sus ingredientes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.