Bundt cake de leche caliente aromatizada con vainilla

{ 4 Comentarios }

bundt-cake-de-leche-caliente-aromatizada-con-vainilla

Bundt cake de leche caliente aromatizada con vainilla

Si los quehaceres lo permiten, los domingos son los días de experimentar en la cocina y probar recetas nuevas. Normalmente suelo preparar un dulce que nos pueda ayudar a arrancar las mañanas con un desayuno rico y saludable con la confianza de saber que lo que comemos es totalmente natural y sin ningún tipo de conservantes.

Durante todos los días del confinamiento, muchas de mis rutinas han cambiado, al igual que las de la inmensa mayoría de la población. Pero hay una actividad que lamentablemente se ha apoderado de todo mi tiempo: el teletrabajo. ¡Quién nos iba a decir que no dar clase presencialmente podría ocupar tantísimas horas de trabajo desde casa! Planifica, busca material, organiza, distribuye, busca aplicaciones, recursos, ponte al tanto con las nuevas tecnologías, coordínate con las auxiliares de conversación, reúnete con otros profesores, escribe y envía correos a los alumnos, responde correos, soluciona dudas, conéctate a una video conferencia, recibe las tareas, corrígelas, asignales una nota ...

¿Y la vida familiar ... dónde queda? Te lo digo yo: no hay.

Y cocinar ... tampoco. 

Cuando hay poco tiempo, quieres ir a lo seguro y entonces intento recuperar en mi memoria recectas que funcionaron en su momento porque sé que lo vamos a disfrutar tanto como si fuera la primera vez. Esto es lo que nos pasó con este delicioso bundt cake de leche caliente aromatizada con vainilla. Aunque con solo decir "delicioso" sé que me quedo muy corta. Y es que no es el sabor en sí lo que más engancha de este bizcocho, sino tu textura. La miga es tan suave, tan esponjosa, blandita ... es como si masticaras una nube que se deshace en la boca. Su suave y delicado sabor a vainilla me recuerda a los bizcochos de toda la vida. Vamos, que un bocado de este bizcocho te sabe a gloria, y nunca mejor dicho, créeme.

Según he podido leer acerca de este bizcocho de leche caliente, sus orígenes se encuentran en la mitad sureste de los Estados Unidos. Fue un bizcocho que se convirtió en favorito en la época de la Gran Depresión que sufrió el país a principios del siglo XX. A pesar de la necesidad tanto económica como alimenticia que tuvieron que padecer las familias, quien más y quien menos contaba con leche, huevos, mantequilla y harina en la despensa, los ingredientes necesarios para darse un homenaje con un bizcocho de leche caliente y así poder celebrar alguna ocasión familiar muy, muy especial.

Una de las cosas que hace que este pastel sea tan especial es el hecho de que la leche se calienta y la mantequilla se derrite en ella. Conseguir una miga con una textura tan esponjosa es posible trabajando el batido de los huevos junto con el azúcar de tal manera que lleguen a convertirse en una mezcla de color blanquecino debido al aire que se ha incorporado con el batido. Tras este paso es necesario añadir poco a poco la leche caliente a los huevos y nunca mezclarlos más tiempo que el justo que se necesita para integrarlos. 

Y el resultado es el que ves: un bizcocho sencillo, sin florituras y con tan solo un poco de azúcar glas espolvoreado por encima. Alguien dijo en alguna ocasión que la sencillez es señal de buen gusto, ¿no?

bundt-cake-de-leche-caliente-aromatizada-con-vainilla

Receta de Bundt cake de leche caliente aromatizada con vainilla

Ingredientes (Para un molde de 9 tazas)
  • 115 gr de mantequilla sin sal
  • 240 gr de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 4 huevos tamaño "L"
  • 325 gr de azúcar
  • 240 gr de harina de trigo normal
  • 2 cdtas de impulsor químico
  • Una pizquita de sal
  • Azúcar glas para decorar
Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 180ºC con calor inferior y superior. Engrasamos un molde tipo bundt o un molde redondo con base desmontable de 22 centímetros de diámetro. 
  2. En un cazo ponemos a calentar la leche, la mantequilla y la vaina de vainilla abierta por la mitad. Llevamos a ebullición y lo dejamos hervir 30 segundos. Tapamos y dejamos infusionar la vainilla 5 minutos. Transcurrido este tiempo filtramos la leche y con la punta de un cuchillo raspamos el interior de la vaina de vainilla, devolviendo a la leche caliente las semillas. 
  3. Mientras la leche se está calentando, blanqueamos los huevos (mejor si están a temperatura ambiente) con el azúcar durante cinco minutos. 
  4. Añadimos la leche caliente en un hilo a los huevos al mismo tiempo que los seguimos batiendo.
  5. Tamizamos la harina con el impulsor y la pizca de sal y la agregamos en dos veces a los huevos, simplemente removiendo con una espátula para integrar los ingredientes. La masa no quedará muy densa y espesa, sino más bien ligera.
  6. Vertemos la masa en el molde y le damos unos ligeros golpes para que se asiente bien y así evitar que queden burbujas en la masa. Introducimos el molde en el horno para que se cocine en la rejilla inferior. Horneamos entre 45 y 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo este salga limpio. Si observamos que la superficie comienza a dorarse mucho, cubrimos el bizcocho con un poco de papel de aluminio.
  7. Una vez cocinado lo mantenemos en reposo sobre una rejilla entre 10 y 15 minutos para poder desmoldarlo bien (solo en el caso del bundt cake). Si hemos utilizado un molde desmoldable, esperaremos por completo a que se enfríe para sacarlo del molde.
  8. Una vez enfriado lo espolvorearemos con azúcar glas al gusto.
Receta vista en Culinary Hill.


4 comentarios:

  1. Há muito que não faço um bundt cake, receita simples e parece ficado muito fofo.
    Boa semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sao,

      Es cierto. Es una receta muy, muy simple. Me alegra que te guste.

      Buena semana.

      Eliminar
  2. Ummmm que rico¡¡¡, si pudiera te robaba un cacho, besos

    ResponderEliminar

Deja un comentario