Sticky toffee pudding en salsa de caramelo salado

{ 7 Comentarios }

sticky-toffee-pudding-en-salsa-de-caramelo

Sticky toffee pudding en salsa de caramelo salado

El sticky toffee pudding (STP) es todo un clásico dentro de la gastronomía británica dulce a pesar de su joven edad en comparación de otros muchos postres de los que se puede enorgullecer esta tradicional cocina milenaria. Ha creado tantos adeptos que hoy en día es un imprescindible en cualquiera de las cartas de todo restaurante británico.

El sticky toffee pudding es un pastel esponjoso de un color avellana intenso, color que adquiere por el efecto de un ingrediente que es bastante inimaginable encontrar en una receta de lo más tradicional (al menos a mi me lo parece): los dátiles. Aunque como bien sabrás si te mueves con cierta frecuencia por las redes, hoy en día, es un ingrediente que muchos veneran como un sustituto del azúcar refinado en elaboraciones de pastelería y bollería. Pero eso no quiere decir que su contenido calórico sea más bajo.

En casa no sentimos un gusto especial por este fruto, el dátil, pero créeme cuando te digo que el sabor que le da lo hace escandalosamente delicioso, y seguramente tiene también mucho que ver en que sea un pastel tan esponjoso y rico. 

Como pudding que es, el método de cocción ha variado a lo largo del tiempo, y mientras que años atrás se venía cocinando al vapor, en los tiempos modernos se cocina en el horno como si fuera un bizcocho, y a la hora de servir se baña con una riquísima salsa de caramelo. 

En la receta que hoy te presento esa salsa con la que se acompaña nos va a servir para bañar el pastel justo antes de introducirlo en el horno; esa salsa de caramelo será absorbida poco a poco por la masa del pastel a medida que se va cociendo en el horno, resultando ser un bizcocho super jugoso. 

Lo ideal es tomarlo ligeramente templado, con un buen chorretón de salsa de caramelo, y otro tanto de nata líquida, aunque si te sientes especialmente con alma británica, lo ideal sería servirlo con clotted cream en lugar de nata líquida. Y rizando el rizo, unas natillas o helado de vainilla le va de las mil maravillas. Un pastel que te comerías enterito, pero ya sabes aquello de ... "compartir es amar".

Con este delicioso pastel hago los honores al santo patrón de Inglaterra, San Jorge. Mañana, 23 de abril se celebra su onomástica, como en España lo harán en algunas regiones tales como Aragón y Cataluña, aunque obviamente, no con un Sticky toffee pudding ;)

Esta es mi receta, y espero que te guste tanto, tanto como a nosotros.

sticky-toffee-pudding-en-salsa-de-caramelo

Receta de Sticky toffee pudding en salsa de caramelo salado

Ingredientes

Para el pastel
  • 125 gr de dátiles deshuesados
  • 1/2 cdta de bicarbonato
  • 100 ml de agua hirviendo
  • 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr de panela o azúcar moreno
  • 3 huevos tamaño "L"
  • 1 cda de treacle, o golden syrup, o melaza, o miel
  • 100 ml de leche a temperatura ambiente
  • 250 gr de harina de trigo normal
  • 1 y 1/2 cdtas de impulsor químico
  • Una pizca de sal
Para la salsa de caramelo salado
  • 200 gr de panela o azúcar moreno
  • 200 ml de nata líquida
  • 100 ml de agua
  • Una pizca de sal
Utensilios
Elaboración
  1. Precalentamos el horno a 180ºC, con calor superior e inferior.
  2. Troceamos los dátiles y los ponemos en remojo en un cuenco con el bicarbonato y el agua hirviendo. Mezclamos y dejamos en reposo durante 10 minutos.
  3. Engrasamos el molde y lo reservamos.
  4. En un cazo pequeño ponemos los ingredientes de la salsa, removemos y calentamos hasta que el azúcar se haya disuelto. Retiramos del fuego y reservamos.
  5. Tamizamos la harina, el impulsor y la sal. Reservamos.
  6. Vertemos los dátiles en remojo en el vaso de un robot de cocina y los trituramos, procurando que queden algunos trozos enteros, no una papilla. 
  7. Añadimos la mantequilla y el azúcar, y batimos durante 2-3 minutos.
  8. Agregamos los huevos, uno a uno, sin incorporar el siguiente hasta que no se haya integrado el anterior.
  9. Añadimos la leche y la cucharada de treacle o similar. Batimos 30 segundos. 
  10. Incorporamos los ingredientes secos tamizados y batimos 30 segundos hasta que se hayan integrado.
  11. Vertemos la masa en el molde.
  12. Nos reservamos una cuarta parte de la salsa y verteremos el resto sobre la masa, pero para evitar hacer un agujero según cae, nos ayudaremos de un cucharón de servir para que a medida que se va desbordando la salsa del cazo, esta caiga sobre la masa suavemente y se vaya repartiendo.
  13. Introducimos el pastel en el horno a una altura por debajo del medio y horneamos entre 30 y 35 minutos o hasta que al introducir un palo de brocheta este salga seco y limpio.
  14. Sacamos del horno y dejamos atemperar sobre una rejilla.
  15. Servimos con el resto de la salsa de caramelo que habíamos reservado en una jarrita y nata líquida, o bien unas natillas o helado, al gusto.

Receta de Sticky toffee pudding en salsa de caramelo vista Sainsbury's Magazine


7 comentarios:

  1. ay, ay, ay.... mira dónde me tienes! :D

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado pero sobre todo ese toque de los datiles me ha vuelto loca ,que ricos dulces tienen los britanicos y tu los has bordado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  3. Nunca lo he hecho pero me ha parecido tan fácil tu explicación que me voy a animar. Una única duda, los dátiles se escurren antes de triturar o se ponen con el agua también?. Y por cierto, en Castilla León hoy también están de fiesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! En respuesta a tu pregunta, el agua del remojo se desecha.
      Ya verás qué delicia de pastel.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola. El enlace al pastel cocinado al vapor está roto.

    ResponderEliminar
  5. ¿Para qué se pone el bicarbonato?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier,

      Perdona la demora en contestarte, pero por algún motivo que desconozco, no podía dejar comentarios en mi propio blog, y he descubierto que es por el navegador.

      Ahora, al grano: gracias por informarme sobre el enlace roto, y es que es una publicación que yo había eliminado con antelación. Y respondiendo tu consulta, a pesar de ser de letras, según sé, el efecto del bicarbonato es que ablanda las fibras. De hecho, en algunas recetas orientales, añaden bicarbonato a las carnes para conseguir el mismo efecto.

      Espero haber solventado tu duda.

      Un saludo

      Eliminar

Deja un comentario