Contramuslos de pollo en salsa cremosa de ajo

{ 1 Comentarios }

contramuslos-de-pollo-en-salsa-de-ajo

Contramuslos de pollo en salsa cremosa de ajo

En cuanto vi esta receta de contramuslos de pollo en salsa de ajo supe que no iba a tardar mucho en hacerla, pero lo que no imaginaba es que se iba a acoplar a mi lista de recetas habituales con tanta rapidez, ja ja ja. 

Además, presenta un problema: la salsa; y es que es un empezar y no parar como tengas a mano un buen trozo de pan. Y más vale que lo tengas, porque si no estarás deseando rebañar el plato de esa manera tan poco indecente, y eso sí que no va contigo, ja ja ja.

Y es que esta receta de pollo en salsa de ajo lo tiene todo para gustarte a ti y a tus comensales. Lo sorprendente de la salsa es que a pesar de los diez dientes de ajo que lleva, sí, diez dientes de ajo, el sabor a ajo es tan, tan sutil, que termina siendo una salsa suave y delicada. 

La receta está ideada para cuatro o seis personas, dependiendo de lo carnívoros que sean tus comensales. Así que si quieres una receta con la que triunfar con tan solo treinta minutos, aquí la tienes:

contramuslos-de-pollo-en-salsa-de-ajo

Receta de Contramuslos de pollo en salsa cremosa de ajo

Ingredientes (Para 4-6 personas)
  • 6 contramuslos de pollo deshuesados y sin piel
  • 3 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta blanca recién molida
  • 10 dientes de ajo enteros y pelados
  • 1 cda rasa de harina de trigo
  • 90 ml de vino para cocinar
  • 250 ml de caldo de pollo
  • 1/2 cda de tomillo fresco
Utensilios
  • Cuerda para bridar los contramuslos
Elaboración
  1. Empezaremos enrollando los contramuslos y brindándolos. Corta seis trozos de unos 30 centímetros de cuerda, anuda una lazada en uno de los extremos, pasa el otro extremo por la lazada, enrolla uno de los contramuslos con ella, estira para que la carne quede bien sujeta y da unas vueltas más para que quede bien prieto. Hacemos esta tarea para que los contramuslos queden cerrados y bonitos. Prosigue de la misma manera con las piezas restantes. 
  2. Salpimenta el pollo y pon dos cucharadas de aceite de oliva a calentar en una tartera. Una vez que el aceite esté caliente, distribuye los contramuslos y dóralos a fuego fuerte durante 8 minutos por cada lado. Tapa la tartera para ayudar a acelerar el proceso. Retira los contramuslos a un plato para despojarles de la cuerda.
  3. Si fuera necesario añadimos una cucharada más de aceite a la tartera y doramos los dientes de ajo enteros a fuego no muy fuerte. Movemos continuamente durante unos tres minutos; hemos de evitar que se quemen, pues de lo contrario nos amargarán y nos arruinarán el plato.
  4. Añade la cucharada de harina y remueve rápidamente durante un minuto.
  5. Agrega el vino y a continuación el caldo de pollo.
  6. Coloca los contramuslos entre la salsa, adereza con las hojas de tomillo fresco y rectifica de sal si fuera necesario. Cocínalos 10-15 minutos o hasta que la salsa haya reducido hasta la mitad. Napa la carne con la salsa de vez en cuando para absorba los sabores.
  7. Como guarnición puedes servir puré de patata, arroz blanco, unas judías verdes o unas setas salteadas, o lo que más os guste.



1 comentario:

  1. A carne de frango é das minhas preferidas , raramente compro inteiro, sou mais de peitos.
    Vou levar a receita pois tenho a certeza que vou adorar.
    Boa semana

    ResponderEliminar

Deja un comentario