Coliflor al horno con queso Parmesano

{ 2 Comentarios }

coliflor-al-horno-con-queso-parmesano

Coliflor al horno con queso Parmesano

La coliflor. Esa gran menospreciada verdura. Y todo (creo yo) porque al cocerla desprende un olor que espanta a muchos en lugar de engancharlos. No tengo duda de que habrá a quien el sabor le eche también para atrás, pero creedme si os digo que ese "mal olor" con el que la asociamos aparece, o no,  en función de la técnica que empleemos para elaborarla, y la propuesta de hoy es de esas que os animará a estrechar lazos con esta verdura que tan injustamente desdeñamos. O al menos, esa es mi intención primaria. 

Esta coliflor al horno con queso Parmesano cuenta con unos cuantos puntos para ganarse vuestro corazoncito: empezando por el suave sabor que adquiere al cocinarla al horno, continuando por la combinación del queso curado, del ajo y del tomillo, y terminando con la simplicidad en la elaboración, que se tarda más en redactar esta entrada que en elaborar la receta. ¡Y esos trocitos de queso torrado que se quedan pegados en el fondo de la fuente! ¡No os los podéis perder! Comeréis las florecitas de esta coliflor como si fueran pipas. 



coliflor-al-horno-con-queso-parmesano


Receta de Coliflor al horno con queso Parmesano

Ingredientes (4p)
  • 1 coliflor grande
  • 40 gr de queso Parmesano
  • 2 cdas de AOVE
  • 2 dientes de ajo machacados
  • Unas ramitas de tomillo fresco
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
Elaboración
  1. Corta la coliflor en ramilletes, lávalos, déjalos escurrir unos 10 minutos y por último sécalos con papel de cocina. Dispón la coliflor en un recipiente hondo. Reserva.
  2. Precalienta el horno a 200ºC, con calor superior e inferior, y forra una bandeja de horno con papel vegetal.
  3. En otro recipiente más pequeño pon el queso Parmesano, los dientes de ajo machacados y deshoja unas ramitas de tomillo fresco. Mezcla bien.
  4. Salpimenta la coliflor al gusto y vierte sobre ella el aderezo que has preparado en el paso anterior. Mezcla todo, mejor con las manos.
  5. Distribuye la coliflor en la bandeja que ya habías preparado anteriormente. Rocía un chorrito de aceite de oliva por encima y si te apetece, esparce unas ramitas más de tomillo fresco.
  6. Introduce la bandeja en el horno durante 30-40 minutos o hasta que la coliflor comience a dorarse suavemente. 
  7. Retira la fuente del horno y sirve caliente. No te olvides de los trocitos crujientes y tostados de queso Parmesano que quedan en la bandeja. Son una delicia.


2 comentarios:

  1. Pues mira...la tengo que hacer porque francamente tiene un aspecto de lo más apetecible.
    Se sale de la manera habitual en que la hago y debe de estar muy buena
    Si le pongo tomillo de bote supongo que no pasará nada, en mi jardín tengo alguna hierba fresca pero tomillo no.
    Como siempre aprendiendo de ti
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángeles,

      Por supuesto que puedes añadir tomillo de bote (ya seco) en lugar de fresco, o si quieres probar con otra hierba aromática, atrévete. Es cuestión de gustos y también de lo que una tenga por casa ese día.

      En casa esta receta se ha convertido en habitual. ¡Nos chifla!

      Ya me dirás si te animas con ella.

      Un abrazo :D

      Eliminar

Deja un comentario