Sandwich cake

18 septiembre 2017 17 comentarios

sandwich-cake


Existen maravillas a lo largo y ancho del mundo, y tan únicas, que se ha llegado a catalogarlas como Patrimonio de la Humanidad por tratarse de obras que tienen un valor excepcional para la humanidad,  bien sea por su valor histórico, como arqueológico, científico, artístico, etnológico o antropológico que lo convierten en un legado cultural de gran valor.

Maravillas gastronómicas también existen, y de hecho, hace ya algo más de un año, alguna que otra de nuestras riquezas gastronómicas se disputaron ganarse un lugar de honor como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

No era ese el caso de la receta que os traigo hoy, esta belleza que porta por nombre sandwich cake, o lo que viene a ser un pastel de sandwich. No creo que llegue a ocupar uno de esos puestos gastronómicos antes mencionados porque le falta trayectoria culinaria para ello, y trasfondo cultural y antropológico. Pero lo que es indiscutible es que este pastel es una preciosidad en toda regla, y ese fue el detonante para que mis ojos se fijaran en él en un paseo rutinario por la red.

La receta que hoy os traigo es una adaptación personal, pues la receta original alternaba capas de sandwich a base de queso crema y salmón. En mi opinión, es mucho más sabrosa y variada mi versión, ¿qué queréis que os diga? :D

Dicho lo dicho, lo mejor es que os de paso a la receta, que por cierto, es muy sencilla de hacer, aunque he de reconocer que es entretenida, que no laboriosa.




sandwich-cake

Receta de sandwich cake


Ingredientes (4 personas)

Capa 1
  • 100 gr de salmón ahumado
  • 1/2 cdta de zumo de limón
  • 1 cdta de mostaza a la antigua
  • 125 gr de queso crema
  • 1/2 cdta de eneldo
Capa 2
  • Queso crema
  • 1/2 manzana verde
  • Pimienta blanca molida
Capa 3
  • 4 palitos de cangrejo pequeños
  • 1 huevo cocido
  • 1 aguacate
  • Sal
  • Pimienta blanca molida
Otros ingredientes
  • 8 rebanadas alargadas de pan de molde
  • 1 envase de cebollino fresco (aproximadamente 20 gramos)
  • 250 gr de tomates cherry de diferentes tipos (rojos, verdes, amarillos)
  • Albahaca fresca
  • 1-2 rabanillos
  • 250 gramos de queso crema
  • 2 cdas de salsa de tomate
Utensilios


sandwich-cake


Elaboración
  1. Empezamos utilizando el molde como cortador de cada una de las capas del pastel. Disponemos dos rebanadas de pan de molde alargadas, una junto a la otra, presionamos con el molde y ya tenemos la forma circular de nuestro pan. Como consejo, a la hora de montar el pastel, y con el fin de que los cortes de las rebanadas coincidan todas en el mismo lado, yo tomé como referencia el gancho que ajusta el molde.
  2. Seguimos forrando el interior del molde desmontable con film transparente. Hay que procurar que los trozos de film sean lo suficientemente largos como para que después podamos tapar el pastel con el sobrante.
  3. Capa 1: picamos el salmón finamente y lo mezclamos con el resto de los ingredientes. Tapamos con film transparente y guardamos en la nevera.
  4. Capa 2: lavamos la manzana y laminamos la mitad, rociándola con unas gotas de zumo de limón para evitar que se oxide. Sazonamos con una pizca de pimienta blanca molida. La guardamos en un platito tapada con film transparente y la conservamos en la nevera hasta su uso.
  5. Capa 3: picamos los palitos de cangrejo y el huevo (que habremos cocido previamente. Echa un vistazo a mi eco-truco aquí), junto con el aguacate, del que habremos extraído y machacado su pulpa junto con unas gotas de zumo de limón y sazonado con sal y pimienta blanca. Mezclamos todo y lo conservamos en la nevera tapado con film transparente. 
Montaje de las capas
  1. Ponemos las dos primeras rebanadas de pan recortadas en forma circular como base del pastel y extendemos sobre ellas los ingredientes de la capa 3.
  2. Tapamos con otras dos rebanadas de pan recortadas y las rellenamos con los ingredientes de la capa 2. Para ello untamos el pan con queso crema, repartimos las lonchas de manzana alrededor y tapamos con otras dos rebanadas de pan untadas también de crema de queso.
  3. La última capa a elaborar se forma con los ingredientes de la capa 1, que untaremos en las dos rebanadas ya dispuestas en el pastel, y taparemos con las dos últimas rebanadas. 
  4. Presionamos con las manos el conjunto para que quede más firme, lo cubrimos con el sobrante de film transparente que nos sobresalía por los lados y colocamos sobre él algo de peso que continúe haciendo presión durante el tiempo de reposo, aproximadamente ocho horas.
sandwich-cake


Presentación final
  1. Desmoldamos el pastel y quitamos el film transparente.
  2. En un recipiente mezclamos el queso crema con las dos cucharadas de salsa de tomate.
  3. Con la ayuda de una espátula de silicona repartimos la mezcla de queso por la superficie y por las paredes del pastel.
  4. Lavamos y secamos el cebollino y lo cortamos en diferentes tamaños teniendo en cuenta la altura de nuestro pastel. Vamos colocando el cebollino alrededor de todo el pastel a modo de hierba.
  5. Lavamos los tomates cherry, las hojas de albahaca y los rabanitos. Cortamos los tomates por la mitad y los rabanitos en lonchas finas. Distribuimos los tomates y los rabanitos por toda la superficie del pastel y terminamos con las hojitas de albahaca y un poquito de cebollino picado muy fino.

Inspirado en Amuses Bouche.


17 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Desde luego es precioso. A ver si me animo cuando tenga un poco de tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo engañar y decirte que es rápido de hacer. Es laborioso, cierto, pero también es verdad que es muy, muy fácil. Espero que encuentres tiempo para hacerlo pronto.

      Gracias por tus palabras :D

      Eliminar
  2. No dudo de que está buenísimo, eso lo doy por sentado con solo leer los ingredientes, pero es que además es tan bonito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente eso es lo que me enamoró a mi: lo bonito que es. Y como es plenamente adaptable a los gustos de la familia, no puede defraudar. Acierto, y éxito, asegurados.

      Un beso, guapa!

      Eliminar
  3. Lo hice en una ocasión y la verdad esta riquísimo y es tan bonito. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, pues bienvenida al club del Sandwich cake, Laura.

      Besos!

      Eliminar
  4. Hace años hice varias veces pasteles con pan de molde , me venian genial para dejar la cena echa e irme con mi hijo a la piscina ,eso si la decoracion no tenia nada que ver con este que has echo tu ,te ha quedado de relujo y seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz inicio de semana wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ocasiones especiales, bien merece la pena entretenerse un poquito más en la cocina y dejarlo así de guapo. Pero sin duda, para el día a día, no hace falta ser tan sofisticado. Más que nada porque no siempre tenemos tanto tiempo como quisiéramos, ¿verdad?

      Besos!

      Eliminar
  5. Pero que maravilla Yolanda, me encantan este tipo de sandwich. Este verano hice un estilo a éste, un pastel de salmón, tu sandwich cake lo mejora y encima visualmente te ha quedado tan bonito :)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, realmente el pastel original va relleno solo de salmón ahumado y queso. Yo creo que el mío agradece tener un relleno tan variopinto, je je je.

      Besos!

      Eliminar
  6. Muy chuli si señor, yo lo he preparado varias veces para Navidad o algún cumple pero siempre en formato rectangular. Rico y resultón, lo mejor del mundo mundial!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú también lo has hecho, Tere? Pues rectangular, cuadrado o redondo, no importa la forma, que lo que importa es el relleno y lo vistoso que queda.

      Besos!

      Eliminar
  7. Fino a la par que elegante, que preciosidad y por los ingredientes seguro que buenísimo.

    ResponderEliminar
  8. Qué cosa más bonita!! da hasta pena comerlo!! seguro que está buenísimo.. bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, ¿pena? No te imaginas la cara de sorpresa de quien lo ve cortar. Se quedan con la boca abierta, je je je.

      Besos!

      Eliminar
  9. Es uno de las presentaciones que tengo pineadas hace la tira y con la que aún no me he animado. Pero mira que es bonito y encima ahora tengo tomatitos de casa, así que con este empujoncillo igual cae el fin de semana.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, desde la tira de tiempo la tengo yo también fichada y casualidades de la vida, me volví a topar con este pastel después de mucho tiempo. Me pilló con ganas y con tiempo para hacerlo y no dejé pasar la oportunidad. Creo que de cara a las Navidades, aunque queda tiempo, es una opción muy vistosa.

      Besos!

      Eliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.