Romanesco en salsa de tomate con piñones y parmesano

15 febrero 2016 3 comentarios

romanesco-en-salsa-de-tomate


Romanesco en salsa de tomates con piñones y parmesano


Que el romanesco es una hortaliza preciosa, sobra decirlo. Pero creo que me quedo corta, porque a mi parecer es una hortaliza perfectamente bella. No hace falta más que pararse a observarla con ensimismamiento, y de cerca, para darse cuenta de que sus ramilletes parecen haber sido diseñados de forma que encajan de manera perfectamente milimétrica. Parece mentira que la naturaleza nos proporcione productos tan bellos, y tan accesibles.

Llevaba tiempo viendo esta verdura luciendo en los estantes de la frutería que frecuento habitualmente. Y nunca me atrevía a dar el paso adelante. Y eso que el romancesco es primo hermano del brócoli y de la coliflor, dos hortalizas que consumimos en casa de forma más o menos cotidiana. 

Pero un día me lancé a la piscina, y de ello que me alegro, oye. Si el brócoli resulta más suave que la coliflor, el romanesco lo es aún más. Y el característico olor que impregna la casa tras cocerlo, es remotamente mucho más suave que cualquiera de ellas. 

Tengo por costumbre cocer las verduras al vapor en el microondas. Las vitaminas se conservan intactas, el color propio de cada verdura permanece prácticamente inalterable, por no hablar del ahorro de energía eléctrica y de tiempo que supone. Si tú eres de quienes prefieren la cocción en agua a al vapor, recuerda cocer las verduras con una cantidad mínima de agua para que la destrucción de vitaminas no sea tan grande.

Vamos a ver cómo cocinar romanesco al vapor en el microondas y cómo preparar una salsa de tomate muy especial para disfrutarlo.


romanesco



Ingredientes
  • Un romanescu mediano
  • 2 cdas de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo de tamaño mediano
  • 1 guindilla despepitada
  • 3 cdtas de concentrado de tomate
  • 2 cdas de uvas pasas
  • 40 gr de aceitunas negras sin hueso
  • 180 ml de agua
  • 60 ml de vino blanco
  • 30 gr de piñones
  • Queso parmesano rallado
Elaboración
  1. Separar las flores del romanescu, lavarlas y cocerlas al vapor con un poquito de sal al microondas a máxima potencia (800w) durante 5 minutos. Reservar.
  2. En una sartén doramos los dientes de ajos laminados junto con la guindilla. Añadimos el tomate concentrado y el vino y dejamos que este reduzca. Vertemos el agua, las uvas pasas y las aceitunas, y por último el romanescu y mezclamos los ingredientes. Dejamos cocer a media potencia para que la salsa de tomate impregne el romanescu y hasta que la salsa haya reducido a casi el mínimo.
  3. Para servir, espolvoreamos queso parmesano rallado y unos piñones al gusto.


3 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Muy rico, sí señora. Lo visualizo como solución a una cena y la imagen es perfecta! Gracias por la idea.
    Un besito,
    Angi

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, Yolanda, esta coliflor es geométricamente perfecta, una absoluta preciosidad (casi da pena trocear esos ramilletes, ¿verdad?)
    La salsa con la que la acompañas me parece impresionante (esa mezcla de aceitunas, pasas y guindilla me tiene intrigada) y le sentaría estupendamente a un plato de pasta! (el toque de parmesano me pierde, ñammmm)
    Gracias por la idea.
    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Es precioso!! Mira que lo he comido pocas veces, pero da hasta lástima. Teñido de rojo también está bonito, nunca he comido brocoli con tomate, pero ya quiero probarlo:D

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.