Bacalao alla arrabbiata

22 febrero 2016 9 comentarios

bacalao-alla-arrabbiata


Bacalao alla arrabbiata


Enrabietado. Eso es lo primero que a una se le viene a la cabeza cuando lee, o escucha, la palabra "arrabbiata". ¿O me equivoco? 

Si eres poco amigo del picante, te entiendo, y francamente, tu humor se puede ver muy afectado si te llevas la sorpresa de encontrarte en la boca un sabor picante cuando tus expectativas iban por otros terrenos más relajados. No me incomoda comer comida picante, pero siempre y cuando no te dejen esa sensación de que te han puesto una anestesia que te hace sentirte insensible a otros sabores, incluso a no ser consciente de que cuando bebes agua te va a ayudar a aliviar tu ardor. 

Pero también es verdad que es un tema totalmente controlable y adaptable al gusto del consumidor. Pero en esta receta, no seas tan radical de eliminar el picante porque entonces, ¿cómo llamarías entonces a la salsa con la que he acompañado unos lomos de bacalao?

La salsa alla arrabbiata es mayormente conocida como acompañante para pasta, pero al pescado, francamente, le va estupendamente bien, y para el bacalao en concreto, es un vestido que le viene que ni pintado. Además, estamos en temporada alta para el bacalao, y justo ahora está en su máximo esplendor. Así que no seré yo quien te diga que guardes esta receta en la recámara, sino que más bien te invito a que la hagas a la de ... ¡ya!  


bacalao-alla-arrabbiata



Ingredientes (Para 4 personas)
  • 4 lomos de bacalao desalado
  • 100 gr de cebolla
  • 80 gr de pimiento verde italiano
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas cayena
  • 400 ml de tomate triturado en conserva
  • 8-10 aceitunas negras deshuesadas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Orégano seco
Elaboración
  1. En una cazuela ponemos una cucharada de aceite a calentar y sofreímos la cebolla y el pimiento que habremos picado en brunoise fina previamente. Sazonamos con sal y dejamos que se reblandezcan las verduras unos diez minutos a fuego suave y removiendo con frecuencia. 
  2. Pelamos los dientes de ajo y los picamos también muy fino. Los añadimos a las verduras cuando se hayan ablandado en la cocción. Removemos con frecuencia durante un minuto, evitando que se lleguen a tostar para evitar que amarguen. Añadimos también las guindillas cayena.
  3. Incorporamos el tomate triturado, sazonamos con sal y dejamos reducir la salsa unos cinco minutos a fuego suave pero asegurándonos de que hierve. Espolvoreamos orégano al gusto.
  4. Preparamos una plancha para hacer el bacalao. Pincelamos los lomos con aceite de oliva y los planchamos por cada lado. El bacalao es un pescado delicado, pues sus lascas se pueden desprender si lo manipulamos sin respetar el tiempo de cocinado. Es por ello conveniente dar la vuelta a las piezas cuando veamos una marca blanca en la base en contacto con la plancha. Y hacemos lo mismo por el lado inverso. El interior de los lomos quedará de un color blanco nacarado, señal de que le queda un punto por hacer, pero lo suficiente como para no comerlo seco.
  5. Una vez que la salsa está en su punto de espesor, añadimos las aceitunas negras picadas.
  6. Para servir, y por comensal, emplatamos un lomo con la piel hacia arriba y lo napamos con la salsa.



9 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Pues me ha encantado Yolanda, tengo que probarlo porque todo en este plato me gusta, hasta la presentación ¡qué buen punto le has dado!

    ResponderEliminar
  2. El bacalao tiene una pinta bárbara, Yolanda. Y me ha sorprendido que empleases la arrabbiata para acompañarlo. ¡Fantástica idea!
    Aquí tenemos un pescado muy semejante al bacalao, yo diría que a mí incluso me gusta más (el cherne) y creo que voy a copiar tu combinación.

    Besitos y feliz lunes

    ResponderEliminar
  3. Yo lo e hecho, y está riquísimo.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo e hecho, y está riquísimo.

    ResponderEliminar
  5. Que no había visto el nuevo look&feel del blog! Felicidades. Me gusta muchísimo!!!
    Una receta fantástica, por cierto.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. En casa nos encanta el picante, habrá que probar tu arrabbiata con bacalao porque la pinta es sublime. Besos.

    ResponderEliminar
  7. El bacalao es uno de mis platos preferidos. Tengo que probarlo con tu receta porque nunca lo he probado con una salsa que siempre asocio a la pasta, pero que tiene una pinta excelente.
    Las fotos quedan preciosas destacando sobre ese fondo tan limpio del blog!!.
    Ana

    ResponderEliminar
  8. Yo nunca me entero de cuando es Cuaresma, reconozco que para eso soy super desastre, y no por mí que no sigo las celebraciones religiosas, sino porque si te invito a cenar te planto un plato de carnaza sin pensarlo siquiera... y sin preguntar. Ejem. Por suerte siempre hay bacalao desalado y posteriormente congelado en mi congelador (más barato que comprarlo ya congelado) y en diez minutos te salva el culo de una situación así :)

    ResponderEliminar
  9. Hola Yolanda, me encanta el bacalao y tu receta, con tu permiso me la llevo. Besos!!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.