Budino di Parmigiano Reggiano { Para #ConUnPar }

11 noviembre 2015 8 comentarios

budino-di-parmigiano-reggiano


Para este mes, las chicas de Con un Par, hemos decidido adaptar los huevos a la forma de un pudding. Seguro que muchos de vosotros identifica el término inglés pudding con el castellano "pudín" o "budín", y no vais mal encaminados, no. Según la RAE, las palabras pudín y budín han pasado a ser versiones castellanizadas del término anglosajón "pudding", y según la información, escueta, que recoge nuestro diccionario, un pudín, o budín, es una preparación dulce elaborada a base de bizcocho o pan deshecho en leche y con azúcar y frutas frescas. Curiosamente, y ahondando en la expresión anglosajona, su origen etimológico nos lleva a un tipo de salchicha que se elaboraba en el siglo XII. ¿Cómo te quedas? :O

Volviendo al tema "pudding", ese en el que el ingrediente principal es el protagonista de nuestro reto y entrada de hoy, la técnica más habitual para elaborarlo es la del baño María.

¿En qué consiste el baño María? Es un método de cocción sencillo según el cual hemos de poner un recipiente pequeño dentro de otro de mayor tamaño con agua, preferiblemente hirviendo, y que empleamos mayormente para cocer flanes, pudines, patés, preparar y calentar conservas, fundir chocolate, entre otros, pues de esta manera se consigue una cocción a una temperatura constante y suave, aunque lo cierto es que también podemos cocer un pudín sin necesidad del baño María, o incluso en el microondas. Pero la textura resultante no llega a ser tan suave. Esta técnica puede emplearse tanto para horno como al fuego.

Es importante que la cantidad de agua en el recipiente de mayor tamaño no llegue nunca al borde del recipiente más pequeño, ya que el agua, al borbotear, salpicará nuestra elaboración, un punto que no nos conviene.

Mi pudín, o budino,  viene teñido de colores italianos, de ahí el nombre. Hace mucho tiempo tuve ocasión de probarlo en un restaurante italiano y desde entonces lo tuve en mente para elaborarlo algún día en casa. Así que llegada la ocasión en nuestro reto Con un Par, ¿cómo no aprovechar la ocasión para ponerme con él?

No creo que haya a quien al menos no le suene el queso Parmigiano Reggiano. Un queso que goza de la etiqueta Denominación de Origen, puesto que se elabora con leche de vaca autóctona de la región de Parma. Un queso con sabor fuerte y envolvente, y particularmente, un tipo de queso que figura entre mis favoritos.

Dicho lo dicho, ¿nos enfundamos el delantal?

budino-di-parmigiano-reggiano


Ingredientes (4p)
  • 2 huevos tamaño "L"
  • 90 gr de queso Parmigiano Reggiano + extra para las flores de queso
  • 250 ml de leche evaporada
  • 1/2 cdta de Maizena
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Mantequilla para engrasar los moldes
  • Una pera conferencia
  • 1/2 cdta de azúcar moreno
  • Lechugas variadas
  • Vinagreta de frambuesa y mostaza  o cualquier otra reducción de vinagre que os guste
Además
  • Cuatro recipientes individuales para flan o pudin
Elaboración
  1. Reservamos un culín de leche evaporada para diluir en ella la Maizena. En una cazuela pequeña ponemos el resto de la leche evaporada y la sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada al gusto, y le añadimos la Maizena diluida. Llevamos a ebullición, y retiramos el cazo del fuego en cuanto rompa a hervir. Dejamos templar hasta que pierda un poquito de temperatura.
  2. Precalentamos el horno a 150ºC e introducimos un recipiente con agua caliente hasta que cubra las tres cuartas partes de su altura para cocer los pudines al baño María.
  3. En un recipiente algo amplio batimos los huevos y añadimos el queso parmigiano regiano. Vertemos sobre esta mezcla la leche evaporada poco a poco y despacio para evitar que con el calor los huevos cuajen. 
  4. Engrasamos los moldes que vayamos a emplear con un poquito de mantequilla. Con la ayuda de un cazo, repartimos la mezcla. Introducimos en la bandeja que estaba precalentándose en el horno, y horneamos entre 30 y 40 minutos.
  5. Mientras tanto, preparamos la ensalada. Pelamos la pera, la cortamos en cuatro cuartos y cortamos en lonchas muy finas, como de dos milímetros de grosor. Engrasamos la base de una plancha con un poquito de mantequilla y distribuímos la pera. Espolvoreamos sobre ella media cucharadita de azúcar moreno. Tras un minuto, volteamos las lonchas de pera para que se doren por el otro lado. Retiramos a un plato. 
  6. Para preparar las flores de queso, sobre un trozo de papel vegetal ponemos una cucharada de queso y la repartimos dando forma de círculo. La cubrimos con otro trozo de papel vegetal y la introducimos en el microondas entre 45 segundos y un minuto. Sacamos el papel del horno y en caliente moldeamos el queso para darle forma de flor.
  7. Para servir, disponemos un pudin en el plato, lo acompañamos de unas lonchas de pera y unas hojas de lechugas variadas. Aliñamos con la vinagreta de frambuesa ... ¡y listo!
Notas y consejos
  • Para saber si el pudín está cocinado por completo, basta con pinchar su interior con una aguja; si sale limpia, es momento de retirarlo del horno. Si no fuera así, lo dejaremos un poco más de tiempo.
  • Si dispones de un termómetro, la temperatura idónea que ha de haber alcanzado el interior del pudín es de 75ºC. 
Y ahora me voy pitando a la cocina de mis amigas. ¿Nos vamos juntos?
¡Nos vemos el 11 de diciembre con una nueva propuesta que va ... de huevos!

Receta vista en Academia Barilla.


8 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Pues no conocia yo este plato... y me ha encantado!!! original y rico. Besitos!

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta receta y tiene que estar deliciosa. Me encantan las fotos.

    Voy a ver las propuestas de tus compañeras también.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Querida Yolanda me gusta muchísimo tu explicación de lo que es un pudding y de como la hemos españolizado. Tengo que confesarte que todavía me gustó mucho más lo de "un pelín", vocablo muy asturiano que entiendo perfectamente, jajaj, Me encanta la cocina italiana, su parmeggiano aún más y el acompañamiento de la pera ni te cuento, recetón!!! bsss

    ResponderEliminar
  4. He visto parmesano y se me han puesto los ojos de ratoncita!! Me gusta tanto la textura de pudín! Pero lo cierto es que me decanto más por la versión salada que la dulce, contraviniendo un poco a su origen. Una deliciosa propuesta, con un acompanñamiento genial y unas fotos preciosas. Petonets guapa!

    ResponderEliminar
  5. Qué rico Yolanda, que buenas vuestras propuestas de con un par!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Qué buena pinta tiene. Apuntado queda, que a veces se me acaban las ideas para no repetir platos en casa :)
    besos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.