Rollitos de berenjena con requesón y pesto

26 octubre 2015 9 comentarios

rollitos-de-berenjena-con-requesón-y-pesto

La batalla campal que se abre todas las tardes en mi cocina cuando tengo que poner las neuronas a pensar en qué preparar para cenar es un gran conflicto. En casa me dicen que cualquier cosa, y en ocasiones, la falta de ganas tiempo hace que tiremos de "cualquier cosa" que hay en la nevera. No es lo que más me gusta hacer porque no siempre se tira por el lado más sano y sobre todo, equilibrado. Pero una se lía la manta a la cabeza y pa'alante. 

Mi sensatez hace que muchas noches el pescado sea a lo que más recurro. Es un recurso en el que no me complico mucho, aunque no conviene abusar de él, a pesar de lo que me gusta y de lo sano y ligero que es, si tengo en cuenta que no es de especial predilección de mis comensales. 

Pero hay veces en las que lo improvisado y rápido no tiene porqué lucir el apelativo de "comida rápida". Y la receta de hoy es un claro ejemplo. Lleva verduras, que son la berenjena y la salsa de tomate; y lleva proteína, la del requesón. Podría considerarse un plato único (dependiendo de los rollitos que comas, claro), que para una cena, y para mi, lo es. Pero cada cual puede juzgar de serlo y acompañarlo con alguna idea más si se te hace insuficiente. Si lo prefieres, se puede convertir en un ligero entrante para una comida.

La mía, esta:


rollitos-de-berenjena-con-requesón-y-pesto


Ingredientes (Para 12 rollitos)
  • Una berenjena grande, aproximadamente 500 gramos
  • 250 gr de requesón
  • 2-3 cdtas de pesto genovés
  • Salsa de tomate
  • Piñones y albahaca fresca para decorar (opcional)
Elaboración
  1. Cortamos la berenjena longitudinalmente en lonchas de unos dos milímetros de grosor. Las salamos y las disponemos en un colador para que lloren durante al menos una hora. Transcurrido este tiempo las secamos con papel absorbente y las planchamos con una mínima cantidad de aceite. Las retiramos a un plato y dejamos que se enfríen.
  2. Mientras la berenjena está en reposo llorando, en un recipiente mezclamos el requesón y el pesto. Tapamos con film transparente. Reservamos en la nevera.
  3. Para formar los rollitos, ponemos una cucharada de requesón sobre la parte más redondeada de las lonchas de berenjena y enrollamos sobre sí misma. Disponemos cada rollito en una fuente.
  4. Para servir, acompañamos los rollitos con unas cucharadas de salsa de tomate, unos piñones y unas hojas de albahaca.

9 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Ingredientes que no pueden fallar, se ve exquisito!

    ResponderEliminar
  2. Ummm que ricos! Me encanta la combinación que has hecho. Un besooo

    ResponderEliminar
  3. A mí me pasa igual, por la tarde me agobio en la cocina, pero yo tengo que pensar la comida del día siguiente también, por lo que la cena muchas veces es improvisar y es que yo no improviso tan bien como tú, lo primero porque si abro mi nevera, no tendría requesón y seguro que tampoco las berenjenas y el tiempo, si me parece que después de comer y recoger la cocina, tengo que empezar a pensar en todo lo anterior y vuelta a ensuciar, tengo muchas veces la sensación de que no puedo salir de ella, por eso si quiero hacer otras cosas, algo me falla. Bueno a lo que iba, tu receta a mi me encantaría poderla comer, en casa no tanto, si es que encima son muy especialitos, mal enseñados que les tengo. Gracias por compartir. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Me parece una idea genial para una cena rápida o como picoteo. Son unos rollitos saludables y fáciles de hacer, además el relleno queda a imaginación de cada uno. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  5. Que rico. Este tipo de rollitos de berenjena siempre gustan, en el blog tengo varios pero con requesón no he probado, así que me quedo con la idea.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué plato tan bueno! Dan ganas de pegarle un bocado desde la pantalla...jajaja Parece una combinación ideal, tanto de sabores como texturas. Me encanta guapa :)

    ResponderEliminar
  7. Ay las cenas!
    A mí me traen de cabeza. Mi dieta estricta (y últimamente con carácter talibán) por el colesterol, me impide cenar taaaaaaaaaaaantas cosas apetecibles, rápidas y sencillas que me gustaría...

    Suelo tirar de verduras, y a veces no me miro y como queso, pero no me lo cuentes que si me entero me riño xD

    Y rellenarlas suele ser una de las formas, como enciendo tanto el horno no me cuesta nada meterlas en un rinconcito y dejarlas... los rellenos de pescado son bastante apañados, en casa no entusiasma pero con especias, triturado y dentro de una berenjena... no ponen tantas pegas.

    ResponderEliminar
  8. Ayyyy Yolanda, yo casi opto por yogur y poco más, es que todos los días pensar tanto ¿se nos acabarán las neuronas?, fantástica esta receta, rapidilla porque no hay que mirar como llora, jajaja y super sabrosa, bssss

    ResponderEliminar
  9. Deliciosos!!! Seguro que no te dejaron ni uno. Creo que todavía tengo berenjenas... así que los probaré!!! Bss.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.