Huevo mollet sobre migas del pastor { Para #ConUnPar y #semanadelhuevo }

09 octubre 2015 5 comentarios

huevo-mollet-sobre-migas-del-pastor


Hoy no es 11 de octubre, fecha para la que estaba prevista la segunda publicación que desde Con un par compartimos en forma de huevo con vosotros. El hecho de que desde la Organización Interprofesional del Huevo y sus productos (INPROVO) haya promovido a lo largo de esta semana, desde el pasado 5 hasta hoy, 9 de octubre, una campaña informativa sobre el modelo europeo de producción de huevos, nos ha hecho cambiar de planes y adelantar nuestras publicaciones para sumarnos a la #semanadelhuevo bajo el logo "El Huevo, de etiqueta". Esta campaña explicará las formas de producción que existen, las medidas que garantizan la sanidad y el bienestar animal, el respeto al medio ambiente y cómo se mantiene su trazabilidad gracias al marcado y al etiquetado. Desde INPROVO realizarán diferentes actividades en los mercados mediante las cuales nos demostrarán que el huevo es un producto de confianza y calidad.

Para esta segunda entrega de nuestro reto Con un Par, hemos decidido que el huevo mollet sea el protagonista. El huevo mollet transmite a la vista la sensación de lo que el propio término significa en castellano: mullido. Se ven blanditos, tiernos, super apetecibles. Al corte, se aprecia una clara firme y nada acuosa, y una yema líquida que tienta a mojar pan de forma inminente. ¡Ummmm!

Elaborar un huevo mollet, para qué nos vamos a engañar, no es sencillo. Pero una vez que le has cogido el punto, ya no falla. El resultado final de lo que en esta entrada os muestro, es fruto de un juego de ensayo y error hasta llegar al acierto. Mucho he visto y leído en la red sobre ellos, sobre su elaboración y sobre el temido pelado, ¿y por qué temido? Porque son tan delicados, que a la mínima se nos puede ir todo al garete.

Para pelarlos, tras la cocción quedan tan blanditos que os puede resultar una labor que os infunda un cierto temor o respeto. Apuntad el truco de añadir un poquito de bicarbonato al agua de cocción, pues siempre que cozáis huevos, la química de agua caliente + bicarbonato ayuda a la proteína de la membrana para a se separe mejor de la clara. ¡Qué cosas! De igual manera que dicen que los huevos viejos se pelan mejor que los más frescos.

La información que os proporciono es referencial, puesto que el tiempo que se necesita para elaborar un huevo mollet perfecto depende de algún que otro factor, como por ejemplo, el tamaño del huevo y también la potencia del fuego. A mayor potencia, cocción más rápida y por lo tanto se precisa menos tiempo. He leído que el huevo mollet es el huevo de los "5 minutos", porque ese es el tiempo que se necesita para que salga perfecto, y lo que yo he logrado con ese tiempo es que la clara no cuajara por completo y quedara un poco acuosa. De ahí que alargara el tiempo de cocción a 6 minutos. Así que nada como experimentarlo vosotros mismos en vuestras cocinas, con las que ya estáis más que familiarizados.

Cómo elaborar un huevo mollet sin morir en el intento

  1. Prepara un temporizador y prográmalo para seis minutos. Si tus huevos son de tamaño menor o mayor que "L", tendrás que modificar los tiempos.
  2. Sobre el fuego, pon un cazo con un centímetro de agua. Llévala a ebullición con un poquito de bicarbonato o vinagre (esto facilitará la labor de pelado).
  3. Con la ayuda de una espátula, introduce los huevos frescos y directamente de la nevera, en el agua. Cubre el cazo con su tapa, baja la potencia del fuego y programa seis minutos. Mis fuegos se mueven entre el 1 y 9 de potencia, y los cocí en potencia 7. 
  4. Transcurridos los seis minutos, refresca directamente bajo el chorro de agua fría.
  5. Golpéalos suavemente por cada uno de sus extremos. Asegúrate de no tener que atender otros temas antes de ponerte con el siguiente paso: pelar los huevos. El bicarbonato o el vinagre, y tu paciencia, harán mucho por un pelado de huevos perfecto.
Como base en la que reposa el huevo mollet, he decidido preparar unas migas del pastor, un plato popular y humilde, comida de campo que antaño se tomaba alrededor de un caldero y cuchara en mano, típico de muchas cocinas extremeñas, andaluzas, aragonesas, castellano-manchegas y navarras; barato, y aunque trabajoso, bien merece emplear un rato frente a la cazuela, porque es de disfrute total en la mesa.


huevo-mollet-sobre-migas-del-pastor



Ingredientes (4 personas)
  • 4 huevos tamaño "L"
  • 500 gr de pan picado finamente para hacer migas
  • Agua
  • 2 cdas de manteca de cerdo
  • 150 gr de chorizo
  • 200 gr de panceta fresca
  • 100 gr de jamón serrano taquitos
  • 2 dientes de ajo
  • Pimentón picante
  • Sal común
  • Sal Maldon
Elaboración
  1. La noche de víspera preparamos el pan. En mi caso, compré un paquete de pan picado expresamente para hacer migas. En el caso de que deseéis picarlo vosotros mismos, el tipo de pan más recomendado es el candeal, de miga prieta. Hay quien lo pica en láminas del estilo al corte de la patata para hacer tortilla; hay quien prefiere hacerlo en taquitos.
  2. Ponemos el pan sobre un paño de algodón amplio y lo humedecemos repartiendo el agua con las mismas manos. Removemos y envolvemos con el paño. Lo dejamos reposar hasta el día siguiente.
  3. Al día siguiente, preparamos una olla muy amplia y honda, a ser posible antiadherente. Derretimos al fuego las dos cucharadas de manteca, y doramos en ella la panceta picada en taquitos. Lo hacemos lentamente para que desprenda la grasa.
  4. Proseguimos con el chorizo, el jamón y los dientes de ajo picados muy finamente. Removemos un par de minutos y vertemos el pan. Sazonamos al gusto. Removemos para que se impregne de la grasa de las carnes. Esta es la labor más tediosa, pues hemos de mantenernos frente al fuego removiendo con frecuencia las migas hasta que hayan perdido la humedad que tenían y se hayan secado ligeramente y comiencen a tostarse. Esto nos llevará entre media hora y tres cuartos de hora.
  5. Mientras tanto, cocemos los huevos mollet de la manera explicada en la introducción.
  6. Para servir, en un plato ponemos las migas a modo de fondo y sobre ellas el huevo, decorado con una nube de pimentón y unas escamas de sal Maldon.
Consejos y notas
  • Para acompañar las migas, y para que nos sirvan a modo de "empujarlas" al cubierto, hay quien gusta de hacerlo con uvas, otros con melón, y hay quien con ambas frutas. Y la verdad es que el contraste dulce-salado es muy acertado y ayuda a descargar lo rotundo que resulta esta elaboración.
Y este es el momento en el que os invito a visitar las cocinas de mis compañeras de reto y comprobar con qué elaboraciones nos van a sorprender. ¿Te vienes conmigo?
¡Y nos vemos el próximo 11 de noviembre con una nueva receta para Con un Par!


5 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Hola guapa, se me quedan los ojos pegados a la pantalla con semejante plato!
    Desde luego tus consejos geniales, no sabia lo del bicarbonato pero me lo apunto y todo lo demas tambien jejeje
    Un besazo y feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que hambre me está entrando y mira que son las 18 de la tarde y ya he merendado, se ve riquísimo y el huevo lo dejas en su punto

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me encanta.
    Yo tengo que cogerle el puntillo, porque muchas veces, o se me queda la clara cruda (¡puajjj, es superior a mí!), o me sale casi duro. El tuyo es perfecto.
    Me apunto tus consejos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que siempre digo que no he probado las migas, de ninguna de las formas que se preparan. Y me gustaría degustarlas antes que prepararlas. Pero me parece una explicación tan estupenda y de fiar la de las migas y el huevo mollet, que lo voy a probar. Una combinación humilde y genial, me encanta! Petonets guapa!

    ResponderEliminar
  5. Lo cierto es que siempre digo que no he probado las migas, de ninguna de las formas que se preparan. Y me gustaría degustarlas antes que prepararlas. Pero me parece una explicación tan estupenda y de fiar la de las migas y el huevo mollet, que lo voy a probar. Una combinación humilde y genial, me encanta! Petonets guapa!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.