Paratha { Reto Bake the world }

24 septiembre 2015 14 comentarios

paratha


La cocina hindú, o india, es una de las más apreciadas en mi cocina. ¡Nos encantan las especias! Más de una vez he dicho algo que puede sonar excéntrico, y es que me encanta el olor que el curry deja en casa siempre que trabajo con él en la cocina. Pero también es cierto que es un olor tan potente y penetrante que puede tener tantos seguidores como detractores. 

La propuesta de Bake the world para el mes de septiembre era tan tentadora, que no podía no hacerla, aunque la verdad es que el mundo panarra me gusta tanto, que teniendo tiempo, pocos ánimos hay que darme para ponerme con las manos en la masa. Además, el hacer el pan de este mes serviría como acompañamiento a una de esas recetas de corte hindú que tan bien recibidas son en casa. 

Se trata de la paratha, o paratta, o porotta. Son múltiples los términos con los que se hace referencia a un pan extremadamente sabroso del que lo que más destaca es su suave y hojaldrada textura, en forma de finas hojas que se pueden ir desfibrando con los mismos dedos. Se come solo, porque a lo tonto, a lo tonto, vas tirando del pan en forma de jirones y cuando te quieres dar cuenta, te has comido un pan tú solita. 

Existen muchos tipos de parathas: las hay sencillas, como la que os presento aquí, pues lo que me interesaba era comerla en su esencia; y las hay rellenas. Dentro de las sencillas, estas se pueden aromatizar con hierbas, semillas y especias. Y dentro de las rellenas podemos encontrar en su interior multitud de opciones: coliflor, patata, boniato, espinacas, cebolla, queso, entre muchos otros. En la India se suele tomar a la hora del desayuno, acompañando un lassi (bebida a base de yogur, también con frutas), un encurtido de mango, yogur, mantequilla, o incluso lentejas. El aspecto final de cada uno de los diferentes tipos de parathas es también diferente, pues por un lado las sencillas presentan la típica forma en espiral, mientras que las rellenas presentan la forma de un pan plano liso. 

Malasia es otro país en el que es costumbre tomar este tipo de pan, tal cual nos lo hizo saber Clara, una de las directoras de orquesta de Bake the world. Allí recibe otro nombre: roti canai, aunque entre sus ingredientes se encuentra el huevo, una de las diferencias con respecto a la paratha india. Su forma es unas veces cuadrada, si va relleno, y otras redonda, si es sencillo. 

Elaborar este pan es super sencillo, aunque requiere un poco de tiempo para trabajar la masa en forma de rosetones. Pero la técnica es tan fácil, que no cuesta nada.  Teniendo tiempo, me encantan este tipo de elaboraciones para sumergirme en la cocina y sentir cómo me relaja.

La masa no precisa de largos reposados. No. Ni mucho menos. Y es que entre sus ingredientes no está la levadura. Es además muy maleable, muy suave, por lo que no cuesta nada ni amasarla ni formarla. Vamos ... que todo son ventajas. Y por añadido, sienta genial a nuestro estómago ... si no te las comes todas de un golpe, claro. 

Una vez que te pongas con ellas, es importante retirarlas a una rejilla y no sobreponerlas, porque en ese caso perderían lo que más las caracteriza: su textura crujiente y quedarían chiclosas. Y es conveniente, y sobre todo, aconsejable, comerlas calentitas. ¡Mayor tentación aún! :D

¿Qué? ¿Como sientes el estómago? ¿Te está pidiendo a gritos una paratha? Pues vamos a por la receta ...

paratha


Ingredientes

  • 250 gr de harina de trigo de todo uso
  • 170 gr de agua
  • 1/2 cdta de sal común
  • 1/3 cdta de bicarbonato
  • 1 cdta de azúcar
  • 1 cda de aceite de oliva suave
  • Aceite de oliva suave a discreción
Elaboración
  1. En un recipiente mezclamos la harina, la sal, el bicarbonato y el azúcar. Hacemos un hueco en el medio para formar un volcán y vertemos 2/3 del agua y la cucharada de aceite. Con las manos, o una rasqueta de panadero, vamos mezclando los ingredientes poco a poco. Y lo mismo hacemos con el agua que nos quede en el vaso. Una vez mezclados todos los ingredientes, amasamos durante unos cinco minutos hasta que la masa quede suave y firme. Engrasamos el recipiente en el que guardaremos la masa para que repose durante media hora. Igualmente, engrasamos la superficie de la masa. Tapamos con film transparente en contacto directo con la masa para que no se reseque y reservamos.
  2. Preparamos un recipiente con aceite y un pincel de cocina para tener a mano.
  3. Cortamos la masa en cinco porciones de peso aproximado. Boleamos cada porción y las reservamos en un plato y tapadas con un paño. Engrasamos nuestra superficie de trabajo y extendemos la bola tanto como podamos. Lo ideal es que el grosor de la masa sea similar al de un folio de papel, sin prestar importancia a que la forma sea perfectamente redonda. Engrasamos la superficie de la masa, espolvoreamos una pizca de harina por encima y la plegamos en forma de tablillas de entre medio y un centímetro de ancho. Nos quedará toda la masa recogida en una tira. Cogemos uno de los extremos como punto fijo y enrollamos toda la masa alrededor de ese punto, formando una espiral. Para cerrar la masa, introducimos el extremo sobrante por debajo hacia el centro, haciendo una leve presión para que quede cerrado. Reservamos tapada en un plato. Y seguimos con las siguientes.
  4. Ponemos una sartén al fuego, engrasamos la base.
  5. De nuevo engrasamos la superficie de trabajo, cogemos uno de los rosetones y lo estiramos con el rodillo hasta alcanzar un grosor de medio centímetro. Cuando la sartén esté caliente, ponemos el pan. Cuando empiecen a salir burbujas en la superficie es el momento de darle la vuelta, pero antes, engrasaremos la cara del pan que quedaba a nuestra vista. Una vez que se haya dorado por esa otra cara, retiramos a una rejilla, sin amontonar los panes.
Notas y consejos
  • Lo más tradicional de este pan es elaborararlo con ghee en lugar de aceite. El ghee es simplemente mantequilla clarificada. He preferido emplear aceite porque es más saludable y menos calórica, a parte de ser más cómodo y rápido que clarificar la mantequilla.
  • Podéis hacer una paratha integral empleando mitad de harina integral de trigo, y la otra mitad de harina común. Esta fue la primera versión que hice, pero no fue del gusto de mis comensales. 
Vista aquí.



14 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Qué ricas, verdad? estos hindús tienen una cocina maravillosa!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo también he preferido usar aceite pero mas que nada porque no sabía si iba a encontrar el ghee, pero también te digo que salen distintos, habrá que probar de las dos formas no? a la próxima ya sabemos lo que nos toca jejeje...
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Ummm en cas también nos gusta mucho y este pan invita a cocinar muchas recetas con carnes que la acompañaran la mar de bien. Este pan exactamente no lo he hecho nunca, pero lo probaremos en cuanto pueda. Besote

    ResponderEliminar
  4. No la conocía! Se ve muy rica para acompañar sus platos. Me la anoto

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que ricos están verdad?? Me parece que más de uno los tendremos que preparar otra vez con ghee :)
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Te quedaron espectaculares, yo utilicé ghee y la verdad es que les da un punto gusto como a croasant delicioso.
    Saludos panarras!
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  7. No llegué a tiempo para hacerlas, pero con tantas lindezas que cuentas estas se quedan en pendientes para hacerlas pronto.
    besos!

    ResponderEliminar
  8. La próxima vez las haré con ghee. Te salieron estupendos

    ResponderEliminar
  9. Buenas noches Yolanda,
    Yo también usé aceite pero me da a mí que con el ghee o incluso mantequilla derretida sin clarificar está mucho más rico este pan. En mi casa triunfó, como me imagino que en el resto de las casas que os habrán hecho la ola.
    Creo que me pasé un poco de estirarlos con el rodillo pero estaban tannnnn ricos que no importa. La próxima....
    Besotes,

    ResponderEliminar
  10. Voy a probar lo del bicarbonato. De hecho, lo probaré dentro de un rato. Por un descuido no puse a refrescar masa madre con la suficiente antelación y aunque mañana haré pan, tengo que improvisar algo para el desayuno de mañana que no tengo nada... y este pan me parece perfecto y rápido.

    ResponderEliminar
  11. Que delicia Yolanda!!! con esa colección de ingredientes has conseguido unas parathas espectaculares. Nos encontramos en el próximo reto panarra. Besos,

    ResponderEliminar
  12. Que bonitas te han quedado! maravilloso! saludos panarras :)

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué chulos te han quedado Yolanda! Y qué bonitos de forma... tienes razón con lo de las especias... a mí, lo reconozco, la que más me gusta que se extienda por toda mi cocina es la canela y el jengibre, jejeje... ¡¡para mí el curry es demasiado!!
    Y este pan, además me ha encantado, como a ti me chifla meterme en cuanto puedo en harina y aprender nuevos panes... ¡nos vemos el mes que viene!
    Un besuco, Luz.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.