Bocaditos crujientes con ruibarbo

13 abril 2015 19 comentarios

barritas-crujientes-con-ruibarbo


Ruibarbo

Si oís esta palabra unos cuantos años atrás, seguramente que ni os inmutaríais. Sin embargo, si la oís hoy, estoy segura de que inmediatamente después preguntaríais ... "¿dónde, dónde?". Y es que este producto, denominado fruta, a pesar de que se asemeja más bien a una verdura por su largo tallo del estilo al apio, es una de las más deseadas por nosotras, bloguers gastronómicas. ¿Por qué? Pues simple y llanamente porque no es típico de tierras españolas, ni tan siquiera encontrarla en comercios habitualmente, todo lo contrario que en algunos países del norte y centro de Europa, en las Islas Británicas, y también en Estados Unidos. 

La culpa de que hoy esté aquí con una receta con ruibarbo la tienen Paula y Lidia de la O. Ellas, ganadoras de un curso de repostería americana impartido por Alma Obregón, y que ganaron a raíz de un concurso en Canal Cocina, vinieron a Madrid para disfrutarlo. Y yo me convertí en una pequeña guía bloguer turística por una mañana :)

Llegados a este punto, tengo que rectificar y decir que si hoy os traigo una receta con ruibarbo, la verdadera culpable soy yo. Sí, yo. Y es que fue pasar por el pequeño escaparate de la frutería por la que acceder a Platea, en la calle Goya de Madrid, para que rápidamente se me ocurriera preguntar si tenían ruibarbo. ¡Y tenían! ¡Vaya que sí! ¿Y qué hicimos las tres? Lo imagináis, ¿verdad?

barritas-crujientes-con-ruibarbo


Al trío se unió Beatriz por vía telefónica. Otra que no se pudo resistir a la tentación, ja ja ja. Y tras esta rápida concesión de caprichos, ¿qué hacer? Retarnos a elaborar una receta con ruibarbo. 

En mi caso no fue una, sino tres. Una de ellas, estos bocaditos crujientes con ruibarbo; otra, una mermelada con fresas, fruta con la que hace un estupendo matrimonio; y una última que aunque deliciosa, no verá la luz porque la masa quebrada no salió nada fotogénica. 

Sobre mis bocaditos crujientes, os diré que volaron entre una merienda y un desayuno. La base, un bizcocho super aireado, quedó super jugoso. Y el ruibarbo perdió ese toque ácido que le caracteriza para convertirse en una suave y dulce fruta

Os invito a visitar a mis compis de reto, pero eso sí, después de haber leído la receta de cómo elaborar unas bocaditoss crujientes con ruibarbo
Y además os invito a echarle un vistazo a otra receta ya publicada: unas empanadillas de manzana y ruibarbo.




barritas-crujientes-con-ruibarbo



Ingredientes


Para el streusel
  • 4 cdas de mantequilla sin sal
  • 65 gr de harina de trigo
  • 55 gr de azúcar moreno
  • Una pizca de sal
Para el pastel
  • 170 gr de ruibarbo cortado en trozos de 1 cm de tamaño
  • 1 cda de azúcar moreno
  • 125 gr de harina de trigo
  • 1/2 cdta de impulsor químico (levadura)
  • 1/4 cdta de sal 
  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 125 gr de azúcar glas
  • 2 huevos tamaño "L" a temperatura ambiente
  • 1/2 cdta de extracto de vainilla

Elaboración

  1. Pre-calentamos el horno a 180ºC.
  2. Protegemos un molde cuadrado de 20x20 con papel vegetal. Reservamos.
  3. Con las yemas de los dedos mezclamos los ingredientes del streusel hasta que hayamos formado una masa de textura similar a migas de pan gruesas. Reservamos en la nevera hasta el momento de su uso.
  4. En un recipiente mezclamos el ruibarbo, la harina y el azúcar moreno. Reservamos.
  5. En otro recipiente mezclamos la harina, el impulsor químico y la sal. Reservamos.
  6. En un robot de cocina blanqueamos la mantequilla y el azúcar durante cinco minutos. Añadimos los huevos uno a uno, sin incorporar el siguiente hasta que no se haya incorporado el anterior. Continuamos con el extracto de vainilla.
  7. Añadimos la harina y mezclamos todo durante dos minutos. Quedará una pasta de textura muy espesa. Vertemos sobre el molde preparado y extendemos con una espátula.
  8. Sobre la masa distribuímos el ruibarbo, y sobre este espolvoreamos el streusel reservado en la nevera.
  9. Cocemos en el horno a media altura, con calor superior e inferior, entre 45 y 50 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo, este salga completamente limpio.
  10. Dejamos enfriar por completo antes de desmoldarlo.

Fuente: Rhubarb crum bars, de Martha Stewart.




19 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. la verdad es que tienes toda la razón, hasta que no te metes en este mundo blogger casi ni has oído hablar del ruibarbo a no ser que te guste tener libros originales (no traducidos) de repostería inglesa, en lo que siempre hay una receta que tiene ruibarbo. Aquí en Tenerife yo compro ruibarbo en conserva en Iceland(supermercado inglés) y, alguna vez, lo he conseguido fresco, pero en otros puntos de España donde no hay tanto turismo o incluso una colonia inglesa como hay aquí es difícil encontrarlo. Apunto estos bocaditos crujientes para la próxima vez que lo consiga. Bs

    ResponderEliminar
  2. Que bien empleado el ruibarbo en estos bocaditos. Mira que yo todavía no he dado con él pero voy tomando buena nota. Los crumbles me dejan loca, me encanta el toque crujiente que aportan. Besos y feliz semana!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Tiene que estar riquísimo. He pensado sembrarlo pero no sé si merecerá la pena quitar sitio de otras cosas de consumo más habitual, porque tampoco es que disponga de una fincaza, ¿qué me dices, crees que le sacaré buen partido? La receta desde luego se ve deliciosa.
    Besos.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  4. Tienen una pinta estupenda!!! unos bocaditos deliciosos!!! Da gusto venir a verte y disfrutar tu cocina, querida, qué maravilla!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué poco nos hace falta a nosotras para montarnos un nuevo reto! La verdad es que ha merecido mucho la pena preparar nuestras recetas con él. A veces un ingrediente es tan aprecido y difícil de encontrar que cuando lo consigues no tienes mucha idea de qué hacer con él. Pero en este caso le hemos dado salida, y tú además en tres recetas, lo has multiplicado por tres, je,je...yo sólo una. Las barritas se ve realmente deliciosas y nunca se me hubiese ocurrido prepararlas a mi. Tomaré buena nota de ellas y cuando encuentre de nuevo el ruibarbo probaré a hacerlas.
    Todo un placer haber participado en el reto.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ja,ja, es que somos todas iguales! Yo tengo receta de ruibarbo mañana, pero yo lo encargué en la frutería eh! Y me ha encantado, el sabor es riquísimo y me lo estoy imaginando en esos bizcochitos y me estoy relamiendo. Un besote Yolanda.
    Monie

    ResponderEliminar
  7. Ole esa receta con ruibarbo!!!! Tu receta también me la llevo, ya que lo he estrenado hace poco y me ha encantado. Tengo alguna bolsita más en el congelador lo tengo como el oro escondido jajajaja. Bss

    ResponderEliminar
  8. Imposible encontrar ruibarbos en Donosti....mira que en Londres los tomo siempre y los veo por todas partes, pero aquí no....de hecho, ¡estaba pensando en plantarlos incluso!....
    Gracias por las recetas tuyas y de tus amigas.
    Un besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. La suerte de vivir en Holanda es que hay ruibarbo a tutiplén, osea que los prepararé seguro :)
    besos guapa

    ResponderEliminar
  10. Vaya, justo es lo que iba a preguntar ¿dónde?

    Mira, cosas de la vida, tengo que pasar por goya no tardando mucho a un recadillo, así que ya tengo un post it con las indicaciones, porque yo quiero probarlo. Aunque tengo una amiga que vive en Belfast y me ha asegurado que es un asco (ella es así) y que lo voy a odiar, pero necesito saberlo por mí misma.

    No la creo mucho, yo estoy segura de que me va a encantar.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡Como iba yo a resistirme a la tentación!!! jajajaja. Me pareció estupenda esa idea jeje ¡como no!. Para esto cuando queráis, ya sabes. Por cierto, tu receta o similar, la tenia yo pendiente pero como ya sabes lo mal que voy yo con el tiempo acabé haciendo esos vasitos por los que se pegaron los peques. Por cierto, nosotras tenemos un poco-masbienunmucho- ruibarbo porque me lo han traído de encargo.... así que seguiremos haciendo recetas unos días jiji.

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  12. QUERIDA AMIGA EN COLOMBIA NO SE PRODUCE EL RUIBARBO , PORQUE LO PUEDO REMPLAZAR GRACIAS

    ResponderEliminar
  13. Mira que somos aprovechadicas, eh!!! Yo hice esa mermelada que me ha servido de relleno para otros dos postres!!!

    Tu receta me la guardo como oro en paño porque...te cuento un secreto...BeatriZ ha conseguido aquí en mis tierras más ruibarbo!!! Y lo he congelado! Y tú receta me encanta y no la veo excesivamente calórica!!! jajaja

    Y ya puestos, qué decir de ese mini palet!!! Me he enamorado!! :D

    Muchisimos besos y sobre todo, muchisimas gracias por compartir con nosotras esa maravillosa mañana :). Paula

    ResponderEliminar
  14. Lo bien que me irían para desayunar....
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Todavía no he encontrado ruibardo, pero tampoco me desespero, ya llegará. Tienen una pinta buenísima. Besicos

    ResponderEliminar
  16. Jo, sigo sin haber probado el ruibarbo. ¡Qué rico!
    Este tipo de dulcitos me gustan mucho con un té bien calentito.
    Besitos Yolanda

    ResponderEliminar
  17. te ha quedado genial y me encanta la manera de presentarlo con la especie de pale de madera, queda genial, un saludo chao chao

    ResponderEliminar
  18. Me encanta, sin duda una pinta estupoenda!!!
    Clara

    ResponderEliminar
  19. Lo que he me perdido por aquí, no doy para llegar a todos sitios como me gustaría.
    Este paste me lo llevo con los ojos cerrados, desde hace varias semanas quería hacer algo así y mira por donde me lo encuentro aquí y yo venía a ver el parmentier, jajaaa, así que me llevo dos o más por una, porque he visto una tarta de manzana con toffee de soltar la lágrima!!!
    Besotess guapa

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.