Chips crujientes de alcachofas con huevos fritos

19 marzo 2015 11 comentarios

Chips de alcachofa con huevos fritos


Si os digo Maribel, ese nombre, por sí solo, no os dice nada, ¿verdad? Si os os digo Masterchef, seguro que os dice un poco más. Y si vinculo Maribel con Masterchef, seguro que soltáis algo así como: "¡Claro, mujer!"

La protagonista de la receta de hoy no es precisamente Maribel. Pero siento la necesidad de mencionarla para hablar de una delicia del huerto y de la que ella se ha convertido en embajadora clave: la alcachofa de Benicarló. Quienes seguisteis la primera edición del programa es imposible que no recordéis que no hubo elaboración de esta concursante tan polifacética, en la que no estuviera presente la alcachofa. Y la verdad es que ahora que he tenido la gran suerte de tenerla en mi casa gracias a Benihort, y de disfrutarla en diferentes elaboraciones, entiendo el por qué ha sido vendida y defendida a capa y espada por ella.

La alcachofa de Benicarló goza de el sello de Denominación de Origen desde el año 1998. Este sello es el reconocimiento a un trabajo esmerado y concienzudo que generación tras generación ha sabido trabajar un producto tan distintivo y de gran calidad que solo se puede obtener en las tierras bañadas por el Mar Mediterráneo y donde las temperaturas no ofrecen fuertes oscilaciones. La alcachofa de Benicarló es de forma redondeada, con hojas prietas, y de larga duración, de lo cual puedo dar buena cuenta.

Limpiar una alcachofa es una tarea un tanto tediosa. Pero os puedo asegurar, una vez probadas, que el tiempo empleado es bien merecido. La alcachofa de Benicarló es de sabor muy suave, de hojas tiernas, al contrario de algunas que resultan duras aún habiéndolas cocido. Y seguro que sabéis que la alcachofa guarda en su interior unos pelitos que hay que retirar, pues puede resultar de lo más incómodo encontrártelos. Esta alcachofa es tan tierna, que aún sin retirarlos, no los notas.

chips de alcachofa con huevos fritos


Benihort me hizo llegar una caja repleta de alcachofas, buena dosis de vitaminas y fibra, fácilmente tolerada por los diabéticos, buena amiga de las dietas de control de peso, y que además ayuda a prevenir problemas circulatorios y cardiovasculares. Si vosotros también queréis disfrutar de las bondades de la alcachofa de Benicarló en vuestra casa, os invito a hacer un pedido a domicilio. Y además, podéis aprovechar este código: BO11 para conseguir un descuento del 10% sobre vuestro pedido online aquí. Y no solo podréis tener alcachofas con Denominación de Origen de Benicarló en casa, sino una gran variedad de productos de la huerta como tomates, pimientos, coles, cítricos, lechugas, e incluso aceite. Benihort es una empresa con señera que lleva en funcionamiento desde mediados del siglo XX. Señal de buen trabajo será, ¿no creéis?


chips de alcachofa con huevos fritos


Con las alcachofas de Benicarló he elaborado unos chips crujientes de alcachofa super fáciles de hacer y que harán las mil delicias de vuestros comensales, aún sin gustarles las alcachofas. Y por añadido, con huevos fritos como acompañamiento. ¿O lo son las alcachofas? 


chips de alcachofa con huevos fritos

Vamos a la receta:

Ingredientes (Para 4 personas)

  • 12 alcachofas
  • 8 huevos
  • 100 gr de taquitos de jamón serrano
  • Aceite de oliva
  • Dos dientes de ajo
  • Sal
  • Perejil fresco picado

Elaboración

  1. Empezamos limpiando las alcachofas: cortamos el tallo de la alcachofa, retiramos las hojas exteriores hasta que llegamos a las más blancas. Cortamos las puntas de la flor, redondeamos la parte más cercana al tallo y las sumergimos en un recipiente con abundante agua, unos cubitos de hielo y perejil fresco, para impedir que se ennegrezcan del todo, aunque algo se ennegrecerán. Las mantenemos en el agua hasta que hayamos terminado de limpiarlas.
  2. Escurrimos las alcachofas, las secamos bien con papel de cocina, apoyamos los extremos opuestos al tallo sobre una tabla de cocina y las cortamos en láminas de dos milímetros de ancho, desechando los extremos. 
  3. En una sartén de tamaño mediano ponemos abundante aceite a calentar a temperatura alta. Vamos friendo las láminas de alcachofas por tandas, y sacándolas a una fuente protegida con papel de cocina a medida que van adquiriendo un tono dorado fuerte. Sazonamos al gusto.
  4. Aparte, en una sartén pequeña ponemos más aceite de oliva a calentar a fuego fuerte. En mi cocina, de un máximo de nueve potencias, lo pongo en el 8. Freímos los huevos uno a uno. Para hacer un huevo frito (con puntilla) perfecto:
    1. Vuelco el huevo en un vasito pequeño para asegurarme de que no tiene manchas y desecharlo.
    2. Lo vierto en el aceite y lo dejo freír sin echar aceite por encima hasta que se ha hecho una puntilla alrededor. Entonces, con una espumadera, voy echando aceite por encima de la yema pero sin que llegue a cocerse y quedarse amarilla y cuajada.
    3. Retiramos a un plato y sazonamos con sal al gusto.
  5. Ahora vamos con los taquitos de jamón, con los cuales voy a hacer un crujiente. Los distribuímos en papel de hornear, hacemos un pobrecito con él, y lo tostamos en el microondas durante dos minutos, o hasta que veamos que ha mermado a la mitad y que quedan torraditos. Reservamos y dejamos enfriar.
  6. Una vez que hemos terminado de freír los huevos, escurrimos casi todo el aceite, dejando un par de cucharadas para dorar unos ajitos cortados en láminas.
  7. Para servir, formamos una cama con los chips crujientes de alcachofa, ponemos los huevos por encima, espolvoreamos los taquitos de jamón por encima, y sobre estos, los dientes de ajo doraditos y crujientes. Espolvoreamos un poco de perejil fresco picado y que no falte el pan, por supuesto.


11 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Sencillamente espectacular. Las chips de alcachofa las pongo mucho en casa en temporada para picotear, me ha gustado mucho como base del plato.
    Feliz día.
    Marhya (enmilbatallas.com)

    ResponderEliminar
  2. Que delicia con lo que me gustan las alcachofas y los huevos fritos son mi debilidad.

    Besicos

    ResponderEliminar
  3. que rico¡¡¡¡¡ me encantan las alcachofas y así tienen que estar de vicio¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. DELICIOSO!!! Con mayusculas, voy a ver la página de Benihort, interesante!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Brutal..........simplemente brutal....sólo oír "alcahofa y huevo" muero directamente! Yo a la señora esta no la tragaba....pero si las alcachofas....wow!
    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
  6. Precisamente hace un rato le he dicho a mi costillo que tenia que comprar alcachofas para hacerlas fritas acordandome de las que comimos en Zaragoza. Mi gente es un poco reacia pero les va a dar igual.......jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Ayer lo comentaba, es que me parece un manjar unas alcachofas rebozadas pero si encima le pones el huevo ya me has rematado...
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Buff! Mira! La alcachofa me chifla! Y un huevo como el tuyo que chorrea churretones, que digo yo, es lo más! Riquísimo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Qué lujo de plato con esas alcachofas! Con una buena barra de pan para untar y ese plato, soy feliz!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Esto es, sencillamente, para chuparse los dedos. Es un plato sencillo pero exquisito. Y si los huevos los fríes en el aceite que ha quedado después de haber frito las alcachofas en él, ni te cuento, ¡cogen un sabor espectacular!
    Y te diré que me ha sorprendido eso de que echas el huevo en el vaso y si tiene manchas lo deshechas, la verdad es que no entiendo porqué. Yo también lo hago así, en un vaso, pero porque de ese modo me resulta más fácil echar el huevo en la sartén sin que se rompa y además no corro el riesgo de que caiga algún trozo de la cáscara.
    ¡¡Felicidades por esta receta tan increible!!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.