Causa limeña de pollo y langostinos

05 marzo 2015 47 comentarios

causa limeña de pollo y langostinos


No puedo negar que la suerte me ha sonreído, y ahora entenderéis por qué ;)

Hace unos meses que tengo preparada en la parrilla de salida la receta de la causa limeña. Y hace tan solo unas semanas recibí el correo de las chicas de Cooking the Chef, Aisha y Abril, proponiéndonos un nuevo cocinero para el mes de febrero: Gastón Acurio. Nada sabía yo de él. Complicada mi participación en el reto. Poco tiempo el mío para indagar. De unos meses para esta parte ando bastante desligada del mundo blogueril y de las redes por temas laborales, y para más inri, este año me veré de nuevo envuelta entre libros para enfrentarme a la dura rutina de la preparación de las oposiciones. Sí. De nuevo :(

Un rápido paseo indagador por la blogosfera para saber un poco más sobre la gastronomía de Gastón Acurio, y ... ¡zas!, me encuentro con que este cocinero, peruano de origen, es considerado como uno de los mejores críticos gastronómicos, y uno de los veinte mejores cocineros del mundo. ¡Con la boca abierta me quedé! Y además tiene por misión "peruanizar el mundo". Pues que se preparen los ciudadanos del mundo, porque sé, por experiencia, que la cocina andina es de quitarse el sombrero. No vamos a tratarla como "competencia", porque de lo que se trata es de aprender, de valorar lo que tenemos a nuestro alrededor, de sacar lo mejor de ella y por supuesto, de disfrutarla.

Una de las recetas con las que Gastón pretende "peruanizar" el mundo es con la causa limeña. La primera vez que leí sobre ella fue allá por el 2012, en el blog Tomates verdes fritos. No puedo negar que cuando leí el nombre me llamó tanto la atención que llegó a parecerme extraño para una receta.

Pero el sentido ocupa el lugar que debe con este nombre cuando una lee que durante la guerra que enfrentó a Bolivia y Perú con Chile en el segundo tercio del siglo XIX, para ayudar a los soldados que defendían la Causa peruana, las mujeres vendían en las calles limeñas un plato que elaboraban con patata machacada, ají, aceite, lima, sal y pimienta. Entonces salían a la calle y pregonaban: "¡Por la causa, por la causa!"

Otra corriente justifica el nombre diciendo que procede del término quechua "kausay", que significa vida, sustento, justamente lo que la patata, o papa para ellos: el principal sustento familiar del día a día. Solo en Perú hay alrededor de 3000 variedades de patata. Es un tubérculo puramente andino que se ha convertido en uno de los alimentos más importantes de todo el mundo, junto con el arroz y el maíz. Es un regalo de la Pacha mama (la madre tierra), y de hecho, tiene dedicado un Día Nacional: el 30 de mayo. Los peruanos elaboran recetas con papas y lo celebran con danzas folklóricas, concursos y mucha, mucha comida.

Hoy en día la causa limeña se ha enriquecido incorporando ingredientes más nutritivos y sabrosos, como son pollo, atún, marisco, pulpo o pescado.

Para elaborar la causa es imprescindible otro producto peruano: pasta de ají amarillo. En España podréis encontrarlo en tiendas de venta de productos sudamericanos.También os digo que es totalmente imprescindible. Sin el ají, esta receta no sería tan resultona como es. Le da el punto de picor que necesita para que sea un plato sabroso y rico que en casa nos ha gustado mucho.

Una receta que funciona como plato único. Es contundente, y ahora veréis por qué ...

causa limeña de pollo y langostinos


Ingredientes (Para 4p)


Para la salsa de cebolla y ají amarillo
  • 120 gr de cebolla roja
  • 1 cdta de pasta de ají amarillo
  • El zumo de una lima
  • Las hojas de cuatro ramas de cilantro fresco
Para la causa limeña
  • 700 ml de agua
  • 250 gr de pechuga de pollo
  • 400 gr de patatas
  • 3 huevos tamaño "L"
  • 16 langostinos crudos (4 de ellos para decorar)
  • 7 gr de pasta de ají amarillo
  • 75 gr de mayonesa
  • 1 aguacate
  • Aceite de oliva

Elaboración


Con thermomix 31
  1. Empezamos preparando la salsa de cebolla y ají amarillo. Pelamos la cebolla y la picamos en brunoise muy, muy fina. Le añadimos el zumo de la lima, la cucharadita de pasta de ají y las hojas de cilantro lavadas y picaditas. Mezclamos y reservamos.
  2. A continuación comenzamos con la causa, ponemos el agua en el vaso, y la pechuga de pollo cortada en cuatro trozos en el cestillo y dentro del vaso. En el recipiente Varoma, las patatas peladas y troceadas con los tres huevos, y en la bandeja Varoma los langostinos. Cerramos el vaso, colocamos el recipiente Varoma y su tapa, pero reservamos la bandeja Varoma con los langostinos. Programamos 30 minutos, Varoma, velocidad 2. Al cabo de ese tiempo, ponemos la bandeja Varoma en su posición y volvemos a programar 15 minutos, Varoma, velocidad 2. 
  3. Retiramos el Varoma, sacamos el cestillo y desechamos el agua. 
  4. Volcamos las patatas en el vaso, y junto a ellas la pasta de ají, sal y un chorretón de aceite de oliva. Trituramos durante 30 segundos, velocidad 4. Comprobamos que las patatas han quedado hechas puré, el sabor, y rectificamos de sal si fuera necesario. Retiramos el puré del vaso a un plato y lo reservamos.
  5. En el mismo vaso, y sin lavar, ponemos la pechuga de pollo, 1 huevo y medio cocido, 12 langostinos pelados, la salsa de cebolla y ají, la mayonesa y 1/2 cdta de sal. Troceamos durante 6 segundos, giro a la izquierda, velocidad 4. Retiramos a un plato y reservamos. 
  6. Pelamos el aguacate y cortamos la mitad en láminas muy finas. Reservamos.
  7. Picamos el huevo y medio restante muy finamente, o lo cortamos en láminas, como prefiramos. Reservamos.
Modo tradicional
  1. Empezamos preparando la salsa de cebolla y ají amarillo. Pelamos la cebolla y la picamos en brunoise muy, muy fina. Le añadimos el zumo de la lima, la cucharadita de pasta de ají y las hojas de cilantro lavadas y picaditas. Mezclamos y reservamos.
  2. Ponemos al fuego una cazuela con abundante agua para cocer las patatas peladas y cortadas en trozos y la pechuga cortada también en cuatro trozos. Salamos y llevamos a ebullición. Cocemos durante media hora. Entonces escurrimos las patatas y la pechuga y dejamos templar.
  3. Mientras tanto, en un cazo pequeño ponemos los huevos a cocer. Cuando el agua rompa a hervir, apagamos el fuego, tapamos el cazo y dejamos en reposo 20 minutos. Refrescamos los huevos y los pelamos. Reservamos.
  4. Aplastamos la patata hasta hacerla puré. Le añadimos la pasta de ají, sal y un chorretón de aceite, y mezclamos incluso con las mismas manos para deshacer posibles grumos que queden. Reservamos.
  5. Deshilachamos la pechuga de pollo en hebras cortas, le añadimos uno de los huevos muy picadito, 12 langostinos picaditos, la salsa de cebolla y ají y la mayonesa. Mezclamos bien, comprobamos el punto de sal y rectificamos si fuera necesario. Reservamos.
  6. Pelamos el aguacate y cortamos la mitad en láminas muy finas. Reservamos.
  7. Picamos el huevo y medio restante muy finamente, o lo cortamos en láminas, como prefiramos. Reservamos.
Emplatado
  1. Pincelamos un aro de emplatar con aceite por dentro y lo colocamos en la base del plato. 
  2. Ponemos una base como de un centímetro de altura de puré de patata. Sobre este unos dos centímetros de la mezcla de pollo y langostinos, sobre este extendemos un poco de huevo picado, el aguacate, y cerramos con otra capa de puré de patata. Proseguimos igual con los cuatro platos restantes.
  3. Decoramos con un langostino, una lámina de aguacate, una hoja de cilantro y un poco de huevo picado por encima, o como más nos guste.
Notas
  • Andad con cuidado con la pasta de ají, porque es muy, muy picante.

¿Y vosotros? ¿Podríais vivir sin patatas?


Receta adaptada de la revista Thermomix no. 57



47 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Rotundamente no, no podría vivir sin patatas, es mi ingrediente base y estrella de mis mejores improvisaciones jejeje Pero te imaginarías vivir sin tomate o pimiento ?!
    Esta receta la desconocía hasta hoy pero es lo que me gusta con estos retos aprender cosas nuevas y descurir nuevos chefs y culturas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado genial!!!! Yo también he hecho causa, pero acompañada de un cebiche. Nos vemos en el próximo reto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. No conozco la cocina peruana, todavía no he tenido la oportunidad de probarla pero me tienta y mucho. Cada vez son más los restaurantes y los blogs que hablan de esta cocina. Muy buena propuesta la tuya. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Gracias por esta magnifica receta, esta explicación y esa tienda de Productos del Mundo, que además tiene tienda física y no muy lejos de donde vivo, y voy a ir a visitarla pero ya mismo. Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola cielo! Que plato más vistoso y que entrante tan perfecto y tan cuidado nos has presentado. Además de felicitarte por la receta te quiero comentar que el enlace desde el reto a tu blog no funciona correctamente, dice que la página no existe. A lo mejor solo ha sido a mi! Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. No conocía esta receta y me tiene muy intrigada, tengo que probarla.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  7. Yo también he descubierto la "causa" un poco tarde, y prepararla, lo que se dice prepararla lo tengo todavía en pendientes, pero lo que si es cierto es que la cocina peruana empezó a cautivarme la primera vez que acudí a un restaurante peruano, casi, casi por casualidad. Tomaré nota de tu propuesta para ver si difiere o no de la receta que tengo guardada, porque la tuya me ha cautivado.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  8. :-D pero que listuco es el mundo y la vida y la cocina... todo conjura para que las buenas causas se confabulen para darnos gusto y aprender cosas nuevas. Me quedo con la copla y con las papilas gustativas dispuestas a conocer más cosas andinas reperuarse los dedos... un besazo! y aupa con esas oposiciones. Imagino la fatiga que tiene dar, qué pesadas las tipejas! ánimo!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. A mí siempre me ha llamado la atención el nombre de este plato... me gusta! :)
    No lo he probado nunca pero es de esas recetas que tengo pendiente y la tuya me parece fantástica para probarla.
    Gracias por participar a pesar de todo lo que tienes encima.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Menudo recetón, me encanta y encima explicado en dos versiones, seguro que la hago.
    Felicidades, me encanta, ademas he aprendido mucho jejeje.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que si que es plato único, con todo lo que lleva le sobra un segundo plato, pero su aspecto es delicioso. Tiene que estar buenísimo, además que es un plato muy vistoso, me ha gustado mucho la receta, tendré que probarla. :)

    Un beso!
    Raquel

    ResponderEliminar
  12. Que suertuda ehhhh!! a esta receta también le habia echado el ojo y sigue en mis pendientes, un dia de estos la preparo
    Bss

    ResponderEliminar
  13. Hala! Qué casualidad! Esta receta la tengo que probar, debe de ser riquísima! Besos

    ResponderEliminar
  14. No..no podría vivir sin patatas... y en Perú menos que tienen tantas variedades.
    Qué suerte Yolanda, pero sé que es una receta a la que le tenías ganas que también me lo dijiste en un post mio.
    A mi la causa me encanta... y esta tuya pide guerra... está muy bonita
    Gracias por participar, Yolanda, sabiendo como estás tan liada. Besos!

    ResponderEliminar
  15. Estuve a puntiiiiiito de hacer una casusa limeña porque la había visto anteriormente en otros blogs y me llamaba muchisimo la atención así que mira por donde te la veo a tí y me ha entrado de esas ganas locas de hacerla y fijate que estoy recopilando todas las recetas de este reto porque para mi esta cocina ha sido todo un descubrimiento!!!!
    Animo reina con las opos ;) creo que dentro de poco te hago compañia jeje
    Muackssssss

    ResponderEliminar
  16. Yo tampoco podría vivir sin patatas me gustan de todas formas.
    La causa limeña me llama mucho la atención no he probado nunca este plato pero viendo como te ha quedado me dan ganas de probarla.
    Tu como siempre nos introduces super bien en el tema eres buena profesora.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Divinas patatas tan buenas y versatiles.Mira que maravilla que nos traes y ademas elegante.
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Bueno... pedazo receta... me la guardo tb... vamos que me las voy a guardar todas al final jaajajaj pedazo de recetario. Las fotos preciosas! y la causa... tiene una pinta maravillosa! Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Tuve la suerte ve ver en un showcooking a Gastón Acurio y provar un ceviche, que nos sorprendio por su frescura.

    .Me ha encantado tu entrada, bueno soy repetitiva lo sé, pero me gusta como te documentas siempre y luego compartes con nosotros.

    un beso

    ResponderEliminar
  20. Yo no podría vivir sin ellas, seguro, ¡nos encantan!.
    Esta receta me ha gustado siempre, pero tu versión me parece una delicia. Voy a ver si la hago pronto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Hija de mi vida...por ser que no tienes tiempo para dedicarte a quehaceres blogueriles, esta receta es una pasada!! Yo ni conocía a Gastón Acuria, ni a la causa peruana, ignorante de mi... Pero circunstancias familiares me han hecho entrar de pleno en la cocina peruana y te aseguro que más de una receta adoptaría como habitual. Esta tuya es de una contundencia como de plato único, si, pero tan completa nutricionalmente y tan vistosa, que es para sacarse el sombrero, vamos, en este caso el chullo!
    Petonets wapi y que no decaigan tus ánimos!

    ResponderEliminar
  22. Yo también tengo en la parrilla de salida pendiente de hacer la causa limeña y estaba esperando a encontrar el ají amarillo porque como tu dices, dicen que no es lo mismo, pero el otro día me encontré una receta que no lo llevaba y le pregunté a la autora y me dijo que nos es necesario, que puedes darle un toque de cayena rallada y listo para aportar el picante y que sale igual de buena, bueno ya te contaré y si no me acerco por tu casa y me das una cucharadita jejeje...
    Besos y nos vemos en el próximo
    Nieves

    ResponderEliminar
  23. Que bueno no? te ha quedado estupendo! Un beso

    ResponderEliminar
  24. Doy fe de que el ají amarillo pica, jaja, no se si me atreveré a seguir cocinando con este ingrediente aunque si dices que es necesario en este plato tan sugerente que nos propones, pues habrá que hacerlo así ;)
    Abrazos
    http://mirecetario.es

    ResponderEliminar
  25. Esta es de la mias y de las buenas, me encanta!!!! sobre todo en verano. Aunque pica pica está de muerte!!! besotes

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Delicioso Yolanda, esto lo tengo que hacer pero ya. Muchas gracias por la idea! Suerte con las opos! Mucho ánimo
    Besos

    ResponderEliminar
  29. No sabía la historia del nombre pero me gusta mas la primera versión ... por la causa!!! jejejejeje te ha quedado fantástica la receta e imagino que has usado patatas normales pero como la veo tan amarillita!!! Ya me la dejo apuntada en el documento que estoy haciendo porque me he enamorado completamente de la cocina peruana después de este reto y me gustaría ir haciéndolas todas. La causa por supuesto... con lo que nos gustan en casa las patatas!!!! Además habrá que ir gastando todos los ajís jejejeje Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  30. Te quedó impresionante, otra que caerá seguro, tremendo recetario hemos hecho, de rechupete.
    Besotes!! ;)

    ResponderEliminar
  31. Imposible vivir sin patatas, el otro día íbamos mi hija y yo hablando de recetas con patatas en el coche, cosas que haces cuando te quedan 300 km. por llegar y para matar el aburrimiento y no dormirte en el camino y en un momento nos habíamos preparado una mesa llena de diferentes recetas con patatas y es que te salvan muchas veces una comida, solo hay que pensar en la tortilla de patata.

    Menuda suerte la tuya, que acabo de acordarme que creo que te la vi hace poco, desde luego esta fantástica.

    Besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. ¡pero qué jugadas me está haciendo blogger hoy! además que tengo que copiar pegar cada comentario porque me lo borra, el que te había dejado se ve que no lo copié bien y me lo borró... en fin, que me lío... te vuelvo a contar que en mi país no solemos tomar mucha patata, somos más de otros tubérculos o del plátano macho. se toma en las sopas o en puré, y, muy de vez en cuando y siempre fuera de casa, las temidas patatas fritas. me he hecho más fan de las patatas al vivir en Europa, y aún así la consumo menos de lo que me gustaría, aunque en casa se suele hacer más de dos veces a la semana, como es para cenar prefiero no tomarla, o solo ocasionalmente, por el tema del almidón... cosas mías, pero que sepas que a la causa limeña le tengo ganas hace mucho mucho mucho y creo que ha llegado el tiempo de prepararla!
    feliz sábado de casi primavera, mi Yolanda!! <3

    ResponderEliminar
  34. Menuda receta!! Y la patata, siempre perfecta!! Un post muy chulo e interesante! Y sin duda, Perú está de moda.
    Un beso

    ResponderEliminar
  35. Me encanta la causa. La primera vez que oí ese nombre me pareció como a ti un tanto.. raro. No sé a que se debe, pero es uno de mis platos preferidos de la cocina peruana. No lo elegí porque estoy en modo invierno-dame-calor y a ser posible calor-picante, y a pesar de que casi autocombustionamos con los ajíes que compré, no me arrepentí para nada.

    La causa, para el verano!

    ResponderEliminar
  36. Una receta estupenda y deliciosa!! Me encanta!! Tengo que hacerla porque me ha sobrado un montón de pasta de ají amarillo, jeje!!! Besotes

    ResponderEliminar
  37. La pinta es extraordinaria pero yo lo hubiese hecho sin ají, odio el picante, más o menos lo mismo que el verano...jajajajaja!!
    Yo sin ají me comía un plato ahora mismo... mmmm!!!
    Bss!!

    ResponderEliminar
  38. ¿Qué haría yo sin patatas con lo q me gusta a mi una buena tortilla española? Jejejejej,....
    Muy buena receta.
    Un saludo.
    Alco

    ResponderEliminar
  39. ¿Qué haría yo sin patatas con lo q me gusta a mi una buena tortilla española? Jejejejej,....
    Muy buena receta.
    Un saludo.
    Alco

    ResponderEliminar
  40. Le tengo ganas a la causa!!! Yo no podría vivir sin alcachofas y setas.
    un petó
    Blanca

    ResponderEliminar
  41. Madre mía, te ha quedado un plato de auténtico chef, qué pasada de presentación! La verdad es que la causa limeña fue una de las primeras recetas que me llamaron la atención buscando información sobre la cocina peruana, tiene que estar muy rica, y con los ingredientes que has usado, seguro que el sabor es estupendo.
    Un saludo y hasta el próximo reto!

    ResponderEliminar
  42. la causa de pollo es una de las que mas se consume en lima , decir que te ha quedado excelente . muy bien presentada y unas votos de lujo . sabes que la primera vez que comi causa de pollo no podía comer de las otras causitas? sin duda es mi favorita
    un abrazo con sabor a peru .. sigo con los miles de platos uuuuuuuuf que ricos todos nos quedaron

    ResponderEliminar
  43. Interesante introduccion. Me ha gustado mucho tu plato, como tu dices plato unico contundente y teniendo cuidado del aji. Me voy a por un vaso de agua, que ya me empieza a picar la garganta...

    Besos

    ResponderEliminar
  44. Yo no conocía en profundidad la cocina peruana y tengo que decir que me ha enamorado. Me ha gustado mucho tu causa, te h quedado espectacular.
    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Adoro la causa limeña y, en general, la cocina peruana. Creo que es simplemente maravillosa, igual que la que tú has preparado. Magníficos colores Yolanda.
    Besitossssssssssssss

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.