Stollen { Pan dulce de Navidad }

27 diciembre 2013 33 comentarios

Stollen_1 

Diciembre de 2013 y cita con Clara y Virginia, y con su propuesta panarra para su Bake the World. Nos metemos en la cocina, las manos en la masa y nos transportamos a tierras alemanas para apreciar el aroma, el sabor y la textura del stollen

El stollen es un pan dulce típico en los hogares alemanes que se consume desde el adviento y durante las fiestas navideñas; un pan recubierto de una gruesa capa de azúcar glas y que entre su miga guarda frutas confitadas, deshidratadas y especias. Es también conocido como Christstollen porque su forma recuerda a un niño recién nacido cubierto de pañales; eso es lo que se dice, porque en realidad mi imaginación no ha llegado a visualizar al Niño Jesús tal cual. Pero la tradición manda y eso es lo que cuenta, y lo que nos cuenta es que el azúcar glas que lo recubre simboliza los pañales que cubrían al Niño.

La Historia también nos cuenta que es un dulce que lleva acompañando a los alemanes en estas fechas navideñas desde hace 600 años. ¡Casi ! Originariamente en su elaboración intervenían tres ingredientes básicos: harina, aceite y agua. Por aquel entonces las normas católicas prohibían el consumo de mantequilla y leche desde el adviento hasta la Navidad. Tuvieron que pasar muchos años, incluso siglos, para que se aprobara una ley que permitiera el empleo de mantequilla en lugar de aceite en la receta, pero bajo un precio: pagar un impuesto por cada stollen elaborado para contribuir a la construcción de la catedral de Freiberg. Así que esta catedral, y no en vano, vale el peso de sus piedras en stollens. Con posterioridad, y todo por ser un dulce que comenzó a consumirse en la clase noble, se incorporaron las frutas deshidratadas.

Stollen_2 

Actualmente existen diferentes tipos de stollen dependiendo del empleo de otros ingredientes. El de la ciudad de Dresden presume de su Denominación de origen. En mi caso he optado por rellenarlo con unas tiras de masa de mazapán, y todo gracias a que los supermercados Lidl, en una de sus promociones, puso en venta esta masa, al igual que las frutas caramelizadas. Así que yo vi una puerta abierta para hacer mi stollen.

Es un dulce muy energético por su alto contenido de frutas deshidratas y confitadas, y porque al mismo tiempo es una masa enriquecida, pues entre sus ingredientes se encuentran los huevos y la mantequilla. Esto hace que no sea una masa dúctil. Y es más, yo estuve a punto de tirar la toalla al ver que no había forma humana de poder manipular la masa. El error lo encontré en que en comparación con otras recetas, el aporte de ingredientes húmedos es alto en comparación con los ingredientes secos. Así que tuve que ajustar la cantidad de ingredientes, y la receta que os muestro es el resultado de esos ajustes. Sinceramente, no me esperaba nada bueno de esta masa cuando saliera del horno, y más aún habiendo visto fotografías en las que la masa parecía algo recia. Para mi sorpresa, mi stollen, y con los ingredientes que os indico, resultó ser muy, pero que muy jugoso. Tanto, que me cuesta creerlo :) Y de volver a hacerlo, a pesar de la difícil maleabilidad de la masa, volvería a hacer esta misma. No os podéis imaginar el rico aroma que inundó mi casa a especias, vino dulce y frutas. Dejó un halo que dudo mucho que hubiera algún vecino que no se enterara de que era de mi casa de donde procedía ese olor.



Stollen_3


Ingredientes

Para el prefermento
  • 60 ml de leche tibia
  • 60 gr de harina de panadero
  • 10 gr de levadura fresca de panadero
Para la masa
  • 340 gr de harina de panadero
  • 20 gr de levadura fresca de panadero
  • 250 gr de leche tibia
  • 100 gr de mantequilla en pomada
  • 10 gr de sal
  • 60 gr de azúcar blanquilla
  • 2 huevos tamaño "L"
  • La ralladura de la piel de una naranja y de un limón
  • 1 y 1/2 cdta de mezcla de especias
  • 1 cdta de esencia de vainilla
  • 4 vainas de cardamomo, extraídas sus semillas y molidas
Para el relleno (mezclar 24 horas antes)
  • 100 gr de pasas de Corinto
  • 50 gr de piel de naranja confitada
  • 50 gr de piel de limón confitada
  • 30 gr de almendras fileteadas
  • 100 ml de vino dulce (lo habitual es emplear ron, pero yo no tenía)
Glaseado
  • 50 gr de mantequilla fundida para pintar el stollen
  • Azúcar glas
Además
  • 200 gr de masa de mazapán (opcional)
Elaboración
  1. En un cuenco mezclamos los ingredientes del prefermento, cubrimos con film transparente y reservamos en un lugar cálido durante 40 minutos.
  2. En otro recipiente, y grande, mezclamos los ingredientes de la masa, añadimos el preferento, tapamos con film transparente y dejamos reposar 10 minutos. Transcurrido ese tiempo, amasamos con la ayuda de una cuchara (pues la masa resulta bastante pegajosa) durante unos diez minutos. Si la masa no se despega de las paredes del recipiente, volvemos a tapar y dejamos reposar media hora. La masa debe quedar lisa y elástica.
  3. Tras ese tiempo, añadimos los ingredientes del relleno y volcamos la masa sobre una superficie lo suficientemente enharinada. Amasamos de nuevo, le damos forma de bola, la tapamos y la dejamos reposar hasta que leve el doble de su volumen, aproximadamente una hora, dependiendo de la temperatura ambiental. Lo recomendable es que la masa esté lejos de corriente. Encuentro el microondas como el lugar ideal donde guardar la masa mientras reposa.
  4. Ponemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y formamos un rectángulo estirando la masa suavemente con las mismas manos. Hacemos una marca en el centro a lo largo. Para esta labor, en Alemania se ayudan de un rodillo fino, como de un centímetro de diámetro y justo en esa marca doblan la masa. Antes de llegar a plegar la masa, podemos rellenar el stollen con masa de mazapán. En ese caso cortamos porciones de la masa y les damos forma de cilindro de un centímetro de diámetro. Las colocamos a lo largo de la masa en dos tiras, cerramos por los extremos y plegamos la masa. Disponemos el stollen sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, lo tapamos con un paño y dejamos levar media hora más.
  5. Precalentamos el horno a 175ºC y lo cocemos durante 30 minutos a media altura (el tiempo dependerá de cada horno)
  6. Nada más sacarlo del horno, eliminamos las pasas que sobresalgan de la masa, lo pincelamos con mantequilla derretida y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y una vez frío lo volvemos a pincelar y los espolvoreamos con abundante cantidad de azúcar glas.
Receta adaptada de la encontrada en Pan y otras masas, Mª de Paz Valdés. Editorial Libsa.
Otras: aquí y aquí. Vídeo del formado del stollen aquí. 



33 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Es verdad que esta receta es de la de meter bien las manos en la masa, parece que no va a tener consistencia, pero la magia está en que luego, poco a poco va haciéndose elástica y la verdad es que está riquísima. El mío sin mazapán porque no me gusta mucho, pero con las frutas me ha enamorado. Qué bonita la foto con la vela. Feliz 2014 para ti y los tuyos! Un besazo. Monie

    ResponderEliminar
  2. Te ha qeudado fantástico, lo hice el año pasado del aprendiz de panadero y me encantó. Lástima que era para llevar y ni foto le hice...

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  3. A mí también me sorprendió su sabor y olor. Me lo esperaba más seco y me encontré todo lo contrario, un pan tierno, rico y dulce que se puede tomar como postre o acompañar una merienda.
    Yo también repetiría a pesar del trabajo que conlleva la masa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. te ha quedado precioso y además tiene una pinta ... para chuparse los dedos!!!

    Un saludo!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. A mí me pasó lo mismo, no las tenía todas conmigo cuando estaba preparando la masa, sin embargo ¡SORPRESA! Estaba tan bueno que no duró nada en la mesa. Lo llevé a casa de mi madre y lo saqué con el café, por lo que no esperaba que dieran cuenta de él tan rápido.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  6. Me ocurrió como a ti, los aromas mientras lo horneas son fantásticos, yo también lo repetiré, te ha quedado muy bonito.
    Felices Fiestas!

    ResponderEliminar
  7. Madre mía Yolanda, si creo que ese olorcillo del que hablas me ha llegado hasta aquí, jajaja.
    Cómo se te iba a resistir a ti un pan dulce como este... ¿Y dudabas de lo que saliera del horno?
    Pues habiéndolo hecho tu, no hubiese dudado ni por un momento que lo que saliera sería delicioso.
    Mil besos y Feliz Año nuevo!!!

    ResponderEliminar
  8. Yolanda, me encanta tu Stollen y esa luz que has conseguido en las fotos...yo le puse también mazapán, de perdidos al río, jajajaa. me ha encantado, bss

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado de lujo!! Bueno, al menos veo que no soy a la única que no le ha quedado bajito. Mi marido me preguntó que por qué el mío no era algo y los de la tienda sí... en fin...maridos!! jajajajajaj
    Las fotos preciosas!
    besos

    ResponderEliminar
  10. Seguro que está riquísimo, y pan más apropiado para estas fechas, imposible.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Te ha quedado estupendo, que buena pinta. Besos.

    ResponderEliminar
  12. Yolanda, buena versión has hecho del Stollen que a mi tanto me gusta pero que luego tengo remordimientos de haberme comido tanto! jajaja. Yo tampoco visualizo a Jesusito, pero bueno cada uno... Pinta envidiable.
    un besito y felices fiestas
    Angi

    ResponderEliminar
  13. Es simplemente maravilloso. Desde luego no podíamos ambientar mejor nuestra casa que cocinando este riquísimo pan dulce. Yo no he conseguido ver a ningún niño en ninguno de los que he visto ni preparado, quizás por sus diferentes presentaciones. Aunque es totalmente cierto que el azúcar que lo cubre no está demás ( como pude pensar en un principio) está totalmente justificada.

    Solo tiene un problemilla, y es que se pega a las caderas ...

    FEliz Año, y un millón de besos.

    ResponderEliminar
  14. A mí el mazapán no me gusta demasiado, pero a mi familia, sí, así que buscaré esa masa de mazapán de la que hablas a ver qué encuentro.
    Yo sólo he hecho una vez un stollen, hace muuuuucho. Me salió muy aplastadito, así que creo que es hora de volver a intentarlo.
    Besitos Yolandaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  15. Yolanda, tal y como dices sí que se ve un stollen muy jugoso y con una pinta fabulosa.

    Aunque el mazapán no es que guste en casa mucho, nosotras creemos que a este pan le tiene que dar un toque muy especial, la próxima vez que lo hagamos, sin duda, lo probamos así.

    un abrazo y felices fiestas

    ResponderEliminar
  16. Al mio no le podía faltar el mazapan, en cambio obvie las frutas confitadas porque no me acostumbran a gustar, un pan fantástico y para comer todo el año. Beso.

    ResponderEliminar
  17. Qué delicia, me tengo que animar a preparar uno. besos

    ResponderEliminar
  18. Muy buena pinta! A mí también me perfumó la casa entera

    ResponderEliminar
  19. Pues no, yo tampoco veo al niño Jesús en ningún Stollen de los que he visto, no te creas que no sólo no lo veo en el tuyo, no lo veo en ninguno. Lástima que no ví esas tiras de mazapán en el LIDL, porque estuve buscando mazapán como una loca para otro postre y no lo encontré en ningún sitio. Hablando de tu Stollen, yo este año no lo he hecho lo hice el año pasado y me encantó, antes lo solía comprar en una panadería alemana que tengo cerca, pero nada que ver con el comprado, como dices perfuma toda la casa.. .si es un dulce que los alemanes hacen desde hace más de 600 años por algo será ¿no?. Me encanta la foto navideña, se vé hogareña, como debe ser.

    ResponderEliminar
  20. Hola!!! La verdad es que el trabajo de este dulce merece la pena, el resultado es riquísimo!!!
    Y como bien dices el olor que inunda la casa es una delicia.
    Enhorabuena y Felices Fiestas!!!

    ResponderEliminar
  21. Vaya historia curiosa la de la mantequilla... tiene su razón de ser, porque al final un derivado animal... es como un animal, pasa lo mismo con los huevos, que no son ni chicha ni limoná, que a ratos se podían comer y a ratos se tenían que cocer para conservarlos... en fin, cosas de antes. Y por cierto, estoy contigo en que niño en pañales, propiamente, no se ve por ninguna parte.

    Pero ya me has aclarado lo del Christstollen, que me había quedado yo con la curiosidad, aunque supuse que tendría que ver más con que fuera el dulce típico de alguna celebración...

    ResponderEliminar
  22. Es verdad que ha sido todo un descubrimiento el stollen.. comparto contigo que el aroma, el licor, las frutillas, todo combinado convierten al stollen en un pan dulce que repetiremos en muchas ocasiones... Te quedó espectacular!!! Besosss,

    ResponderEliminar
  23. HO, HO, HO.... vaya pintón tiene tu Stollen. Creo que aunque sea difícil manejarlo, vale la pena probar tu receta.
    Un beso muy fuerte, y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  24. Entre el pan dulce de Navidad, el pan ruso, las piezas de dominó y el desollinador de ciruelas, Dresden es una ciudad muy muy dulce, aunque lo que más me gusta de todo esto es el olor que desprende, no soy de frutillas pero si sólo son pasas me va bien y si lleva mazapán me encanta. Yo también creo que vale la pena aunque sea difícil amasarlo.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  25. Fiz uma vez e gostei muito .
    Este ficou lindo e tem um interior delicioso
    Aproveito para lhe desejar um Feliz 2014
    bj

    ResponderEliminar
  26. Que delicia Yolanda !! Que pintaza, lo has bordado hija, (si es que tienes una mano que alucinas !!) tiene un corte estupendo que vamos después de todo el dulce Navideño que me he zampiñado ...Ahora con el cafe con leche, me comia un trocito de tu pan stolen navideño jijiji Estoy pensando en hacerlo y regalarselo a mi tio Manolo el dia de su cumpleaños a ellos que les gustan esas cositas !! un besazo y gracias por compartir tus recetas un besete y feliz año
    Mila ...

    ResponderEliminar
  27. Como le decía a Virginia hace un momento el stollen me chifla desde que un amigo de infancia suiza nos regalaba uno cada Navidad. Es un pan maravilloso, que aunque sea muy calórico, vale la pena pegarle uno, dos, tres bocados o hasta que la lujuria os deje terminar. Me ha encantado que este mes esta haya sido la receta aunque llegue un poco tarde...pero bueno...igual cae uno para Reyes!!! Besos! y feliz entrada de año si no te escribo antes!

    ResponderEliminar
  28. Ah, por cierto tus fotos me han encantado, especialmente la última con el adorno navideño!

    ResponderEliminar
  29. Te ha quedado fantástico, Yolanda.
    Este pan tan aromático es una delicia. Como dices, el olor es impresionante, y sorprendentemente jugoso.
    Lo del Niño yo tampoco lo termino de ver...hay que echarle imaginación;)
    Un abrazo y feliz 2014

    ResponderEliminar
  30. Mi preciosa amiga, estoy feliz de compartir un reto contigo, ya sabes que para mi eres una amiga muy especial a la que quiero mucho, bueno decirte que te ha quedado de cine, con una pinta maravillosa, y seguro que el sabor mas que rico, me ha encantado, Para el nuevo año que ya esta casi aqui te deseo lo mejor del mundo que todos tus deseos se cumplan uno a uno, y que este lleno de salud para ti t los tuyps. Un abrazo muy muy grande cielo mio

    ResponderEliminar
  31. Yo tampoco estaba muy segura de que "sacaría" de esa masa, pero sin duda repetiré. El tuyo se ve estupendo. ¡Feliz Año Nuevo!

    ResponderEliminar
  32. Pues ya es el segundo año que me quedo sin hacer el stollen alemán. Y este año se inunda la blog esfera de ellos. Me parece que tiene que estar delicioso , tu dirás pero sobre todo quiero saber sí merece la pena hacerlo.

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  33. Yolanda:
    me encanta el stollen y encontrar una receta del mismo ha sido genial, tengo que probarlo.
    Antes lo compraba siempre en el Lidl, pero casero tiene que ser mejor.
    Por cierta, ¿Cuál es la mezcla de especies?
    Saludos
    José

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.