Manzanas especiadas encamisadas con avellanas y arándanos

02 diciembre 2013 46 comentarios

manzanas especiadas_1 

Juguemos a las palabras escondidas.

 ¡Venga!

¿Qué término es ese que según la Real Academia Española supone el deseo al que nos empuja un estímulo, normalmente espontáneo?

¿Qué? ¿Lo adivináis?

¿No? Pues venga, otra pista: se personifica en forma de demonio. Él nos la pone delante, nos provoca, nos seduce, nos atrapa y nosotros caemos irremediablemente en sus redes. Y mientras sentimos su caricia, la disfrutamos, queremos más, todo nos parece poco.

Pero … ¡ay! El demonio es una criatura malévola. Su risa maléfica nos saca de la red en la que hemos caído y entonces nos damos cuenta de lo que ha pasado: hemos caído en la tentación. ¡Ooooh, no!

Esa era la palabra escondida: tentación.

Y yo me pregunto que por qué todo lo que nos tienta tiene que tener una connotación tan pecaminosa y que normalmente asociamos a algo que no nos conviene. Si lo disfrutamos y no provoca daño en nadie, ¿por qué tiene que llevar esa etiqueta consigo?

En lo que a comida se refiere lo más tentador suele ser un alimento súper hiper mega ultra calórico. Ante esos casos, o das puerta inmediatamente al asunto o como lo mires, lo remires y lo vuelvas a mirar, al final, caes en la tentación. Y eso me pasó a mi con esta receta que os traigo hoy. Es una de esas en la que se disparó mi egoísmo hasta niveles inalcanzables. Esa manzana, rebozada en azúcar con especias, recubierta por pasta quebrada, acompañada por yogur griego y salsa toffee (mi favorita) … la iba a hacer sí o sí y poco me importaba si a los demás les gustaba. El demonio se había apoderado de mi (¿oís una risa maléfica?) Es más … es que me estaba frotando las manos con solo pensar que me las comería yo solita :)) Pero … ¡ooooh! Resultó que el olor de las manzanas en el horno atrapó a mis comensales y me pidieron manzana sí o sí.

¿El final? No fue feliz para mi, porque tuve que compartirlo :(

… O tal vez debería decir que sí que lo fue, porque a mis comensales les terminó gustando una receta por la que ni mi marido ni mi hija hubieran apostado a simple vista.

manzanas especiadas encamisadas_2



Ingredientes (Para 2 manzanas)

Para la masa
  • 125 gramos de harina de trigo normal
  • 1/2 cdta de sal de mesa
  • 1 cda de azúcar blanquilla
  • 115 gramos de mantequilla sin sal muy fría
  • 1/2 cda de agua muy fría
Para la salsa toffee salada
  • 75 gramos de mantequilla
  • 75 gramos de azúcar moreno
  • 125 gramos de nata líquida
  • Un chorrito de esencia de vainilla
Para las manzanas
  • 2 manzanas reineta
  • 1/2 limón
  • 50 gramos de azúcar moreno
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1/2 cdta de jenjibre en polvo
  • La punta de una cucharadita de nuez moscada
  • Una pizquita de clavo molido
  • 30 gramos de avellanas tostadas y picadas
  • 15 gramos de arándanos deshidratados troceados
  • Un poco de nata para barnizar la pasta quebrada
  • 1 yogur griego sin azucarar
Elaboración

De la masa quebrada

En un recipiente mezclamos la harina, la sal y el azúcar. Cortamos la mantequilla muy fría en daditos y la frotamos con la harina y con los dedos hasta que los ingredientes se vayan uniendo. Añadimos la media cucharada de agua, muy fría también, y seguimos amasando hasta que quede una masa uniforme y compacta. Le damos forma de bola, envolvemos en film transparente y guardamos en la nevera hasta que se haya endurecido (unos 45 minutos - aunque depende de la época del año según sea la temperatura ambiental.

Del caramelo

En un cazo ponemos a derretir la mantequilla, Incorporamos el azúcar, la nata, la esencia de vainilla y la sal. Removemos y cocemos a fuego suave durante cinco minutos.

De las manzanas
  1. Precalentamos el horno a 230ºC.
  2. Pelamos las manzanas, las descorazonamos, quitando un poco más de la pulpa que justamente las semillas y las frotamos con el medio limón.
  3. En un plato mezclamos el azúcar con las especias y rebozamos la manzana con esta mezcla. Reservamos.
  4. En un recipiente pequeño mezclamos las avellanas picadas con los arándanos deshidratados y añadimos dos cucharadas y media del toffee. Mezclamos bien y rellenamos el hueco que hemos dejado en las manzanas con esta mezcla, presionando bien para que quede lo más compacto posible. Reservamos.
  5. Extendemos la pasta quebrada entre dos trozos de film transparente hasta conseguir un grosor de unos 3 milímetros. Dividimos en dos partes la masa, una para cada manzana, asegurándonos de que con cada mitad vamos a tener suficiente pasta como para cubrir las manzanas.
  6. Envolvemos las manzanas con la pasta quebrada, asegurándonos de que no queda ninguna grieta. Con los sobrantes, recortamos unas hojas que pegaremos en la parte superior de cada manzana a modo decorativo.
  7. Justo antes de meterlas en el horno, las barnizamos con nata y espolvoreamos azúcar especiada, ya que nos habrá sobrado.
  8. Horneamos las manzanas a baja altura, con calor superior e inferior, durante 10 minutos a 230ºC. Posteriormente bajamos la temperatura a 180º y horneamos durante 25 minutos más.
  9. Servimos cada manzana napándola con yogur griego y salsa toffee por encima.
¿Alguien quiere una cucharadita?


manzanas especiadas encamisadas_3

Notas
  • El mayor inconveniente que he encontrado a esta receta es que una vez que la manzana está cocida, y aún en el horno, la pasta brisa puede resquebrajarse.
  • No todas las manzanas necesitan el mismo tiempo de horneado. La manzana reineta requiere de menos tiempo que otro tipo de manzana, algo a tener en cuenta si no elegís reineta.
  • De cualquier forma, es una receta absolutamente deliciosa y que os recomiendo llevar a vuestras mesas navideñas.
Receta vista aquí


46 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Es un postre de lo más otoñal, a mí sí me gusta tu propuesta.
    Feliz lunes!

    ResponderEliminar
  2. Fantástica sugestão. Vou levar para experimentar. Obrigada! :)

    ResponderEliminar
  3. Yolanda querida, me imagino al diablillo diminuto al calor de tu oreja.......... tentántote cada día, minuto a minuto, hasta que por lógica aplastante decides hacer un postre tan rico como este.
    Una cosa te digo y te aviso para la próxima vez, tu no te preocupes de que los miembros de tu familia no estén dispuestos a compartir contigo una delicia como esta. Vienes volando, (ya se que tienes alas cual pajarillo) a mi casa, me tocas en la puerta, que ya estoy lista y preparada con el termo de café para degustar contigo lo quiera que sea que prepares.
    Te he dicho que me ha encantado?.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. En casa no suelo hacer manzana asada porque los meses que mi madre pasó en el hospital de postre se la ponían día sí, día también así que en cierto modo todos le cogimos tirria pero estoy segura que si en la mesa presento esta delicia encamisada nadie se podrá resistir y al final a mí también me tocará compartir.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, si que es un pecado total este postre, me ha encantado todo todito, si es que entre la manzana, la capita crujiente, el acompañante... vamos, que si me mandas una manzanita de estas te mando el plato relimpio.

    Besos guapa y disfruta la semana.

    ResponderEliminar
  6. Yo probé las manzanas asadas, pero combinadas con especies no... pero solo hay que ver las fotos para desear probarlas, se ven exquisitas, muy buena propuesta para estas Navidades, besoss!!

    ResponderEliminar
  7. Pues yo creo que la tentación tiene su punto pecaminoso por ese morbo innato que nos despierta, no crees? Es aquella connotación tabú, como de prohibido, la que nos llama a tentarnos, mismamente, jeje!
    Y mira tú por donde, que no soy yo mucho de frutas horneadas, pero es que estas manzanas que nos propones se ven de lo más apetecibles, y me tientan con sus camisas y sus especias a ser devoradas!!
    s!
    Beso

    ResponderEliminar
  8. A mi me plantas una manzana así delante de mi y caigo en la tentación en menos de nada, irresistible. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  9. Yo con tentaciones así caigo de bruces, porque a mi no me des pasteles ni cremas azucaradas, pero la manzana tan bien acompañada me la como sin pensar y a pesar del toffee y la masa y las avellanas, no deja de ser un postre sano y poco calórico, al menos eso me diría yo para zampármelo de una sentada. Si la tentación es tan grande el demonio hace que mi cerebro no procese bien los datos, de lo cual me alegro un montón.

    Una propuesta deliciosa y que te ha quedado impresionante.

    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Mira que no soy mucho de manzana..Pero viendo estas..hummmm.Yo creo que me comería unas cuantas..jejejeBss

    ResponderEliminar
  11. Que súper rico!!!!!!!! Seguro que el morder es delicioso! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  12. Pero hay que ver más y más tentaciones por la red y esta "tarta de manzana" alternativa me parece hecha para pecar,¿no?
    Tiene una pinta espectacular para mi gusto, mil veces más que fondant y colorantes jejeje
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  13. Pues yo que soy una pecaminosa y caigo un pronto en la tentación, ya me estoy saboreando una cucharada . Por favor, pero que cosa mas rica !!! Te doy gracias por mostrar estas recetas, de verdad, son una maravilla. Un beso Yolanda y feliz lunes guapa.

    ResponderEliminar
  14. Tentación???? sólo??? yo añadiría pecado, gula....vaya tela!!!jejejejejeje

    Las manzanas me encantan, en recetas dulces y saladas...pero así con especias me vuelven loca... :)

    Muchos besitos, porcierto ya ves mi blog bien???

    ResponderEliminar
  15. Manzanas de lujo ,y si, si tentadoras cien por cien. ¿quién se puede resistir a unas manzanas asi?, me has dejado con la boca abierta solo te digo eso, te las copieteo pero ya. Besitos Yolanda.

    ResponderEliminar
  16. En la tentación sin remedio caigo. Pedazo de postre, me encanta el toque de caramelo-toffe, increíble!! Enhorabuena guapa, no me extraña que gustara en tu casa. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Yolanda no se por donde empezar !!!

    Tentación, bonita palabra, yo todo los días soy tentada por fotos y recetas como la que tú nos traes hoy, o por alguna receta que vea en la tele, o por alguna receta que ojee en algún libro, creo que últimamente sólo me dejo "tentar" por comida jajaja, que fuerte me parece.

    Un postre delicioso y unas fotos .... TENTADORASSSSSSSSSSSSS y APETECIBLES

    Besotes y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Yo hoy no estoy para filosofar, pero para comerme una de estas si, que el apetito no lo pierdo para bien o para mal, jejejeje.
    Se ven estupendas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Bestial!!! tiene una pintaza increíble, y eso que yo no soy de este tipo de dulces... pero me has inoculado el bicho y ahora voy a tener que hacerla sí o sí!!!
    besos

    ResponderEliminar
  20. Yo no creo que las tentaciones sean malas per se. Yo creo que es nuestra influencia judeocristiana la que hace que sintamos una desazón cuando sentimos tanto amor por algo. Creemos que lo placentero es malo y no lo es.
    Tu manzana es tentadora? Para mí, enormemente, porque aunque no soy una gran amante de lo dulce, lo dulce con clase me pone y si lleva toffe, más aún.
    Anda, ya me has tentado! Ahora tendré que hacer esta delicia.
    Besitosssssssssss

    ResponderEliminar
  21. Pues yo caigo rendida a tus pies si me plantas un postre así, me encanta!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  22. Las hice hace un monton de años y ñas manzanas encima iban rellenas de crema, nos encantaron y hace no mucho las vi en mi recetario de papel, ya ves cuando ni ordenador tenía. Me parecen realmente deliciosas, con lo que adoro los postres de manzana calientes. Bss

    ResponderEliminar
  23. Pues yo a simple vista apuesto por ella, caigo en la tentación hiper-mega-ultra calórica y va derechita a mi cinturón abdominal!!!
    Es una delicia esta manzana que nos traes Yolanda, en este caso el demonio eres tu, que nos tientas con estas ricuras, no es que me encante, es que me super encanta, jajaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Madre del amor hermoso! Con esta reflexión y esta receta no puedo decir más que adoro la tentación y el pecado! Creo que pecaría una y otra vez aunque dudo que me lleve al infierno, con este manjar solo de puede conquistar el cielo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Asociamos la tentación a Eva y su manzana (ya ves tú con lo poco calóricas que son) de ahí que la veamos como algo pecaminoso, prohibido.... y como todo lo prohibido, atractivo.
    La receta me parece muy original y desde luego riquísima. Calórica, pues sí, pero es que todo en la vida no se puede tener. O sí ;)

    Bss

    ResponderEliminar
  26. Madre mía Yolanda, esto es una verdadera tentación y lo demás son tonterías! El olor de las manzanas del horno en mi casa cautiva siempre, cuando digo que voy a hacer manzanas asadas, nadie pone mucha cara de emoción, epro cuando las huelen, ayyyy. Pero no nos quedamos ahí, el recubrimiento crocante, el acompañamiento de yogur y tofee, es que en serio lo tiene todo!!
    No me extraña que sucumbieran, yo etoy a nto de ponerme a hacerlas y son las 10 de la noche ;)))
    Tengo que probar esto si o si...
    Besos y buenas noches!

    ResponderEliminar
  27. Hahahaha malvada... y a quien le moleste el individualismo de la cocinera... ¡que coja una sartén y cocine!
    ¿No te parece?

    ResponderEliminar
  28. Muy tentadora Yolanda, irresistible!!! Tienes toda la razón, con un postre así, de esta categoría, delante...Una persona se vuelve egoísta...Es imposible conservar la compostura y no desear terminarlo uno a solas, sin que nadie le arrebate ni una miguita...Je, je...

    ResponderEliminar
  29. Ay Yolanda!!!! Yo me voy a vivir a tu casa.... Decidido. En cuanto me crezcan los niños un poco me voy a que me des postres como este. Que buena buenisima tiene que estar!!. Que me encantan a mi las manzanas en postres y con esas especias mmmm y encima una salsa como la de toffee...mmmmmmmmmmmmmmm. Menos mal que los cocinillas estamos encantados de compartir y que nos sabe todo doble rico viendo disfrutarlo a los de casa ¿o no?. Has caido en la Tentación pero ¿quien no???

    Deliciosa receta
    Feliz y dulce semana
    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  30. Yolanda, es ver estas fotos y entrarme el hambre... Ahora, además, después de cenar, es que si la tuviera aquí, me la comía enterita, con salsa y todo!!
    Una receta de 10!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  31. Pues si querdia...a mi también me hubiera atrapado ese "demonio" encerrado en una manzana espaciada y crujiente...y eso, que no soy de manzanas...pero ese olor que imagino de la canela, del clavo, del jengibre.....el hojadre, la manzana.... tiene que ser una trampa mortal. Ay amiga, por querer pecar a solas, fuiste castigada a tener que compartir.... y eso .. si que es cruel.Las imágenes hablan por si solas!
    Beistos linda, feliz semana!

    ResponderEliminar
  32. Si hablas de tentaciones podría nombrarte la que vive arriba pero arriba no vive nadie así que normalmente suelo verlas en el ordenador como ahora veo la tuya. Y yo como soy muy facilona en las cosas del comer me pueden tentar con un plato dulce, así que entiendo que si preparas una delicia y los demás están en casa los tientes y quieran satisfacerla.
    Además has conjugado muy bien la manzana y la tentación, no era por algo similar que Adán y Eva fueron sacados del paraíso?. Yo creo que si nos pones un postre tan delicioso delante más de uno nos encontraríamos en la mesa del infierno por pecar de tener buen gusto.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  33. Yolanda, claro que queremos una cucharadita de este postre, bueno , una, nooo, toda la manzana, por favor.

    Nos ha encantado, purísima tentación, a ver quién se resiste, nosotras no podríamos.

    Vamos a guardar tu receta como oro en paño, los postres que lleven manzana nos pierden y si además los acompañamos como lo has hecho ufff irresistibles...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Hooola!
    que puedo decir que no te hayan dicho ya un poco más arriba!...sólo queda gritar alto y fuerte: Viva el encamisamiento!!!!!!
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
  35. Se ve riquísima la manzana así. Por lo tanto a mí si que me tienta! jaja
    El demonio se esconde en los sitios más inverosímiles, como en esta manzana encamisá.

    Besotes guapa.

    ResponderEliminar
  36. Es aun peor que una tentación!!!!! aynsss, que ricas...creo que yo caeré también irremediablemente, pero en mi casa les encantan las manzanas, así que tendré que hacer para todos, jejej

    Un besito!

    ResponderEliminar
  37. Madre mía!!!
    Esto si que es una tentación. Tienen una pinta de escándalo.
    Las fotos son realmente espectaculares.
    Un besito

    ResponderEliminar
  38. Que no Yolanda, que es sólo tentación para las que engordamos, que para las secas, esas mujeres que no engordan por más que coman, se trata sólo de un capricho, por supuesto aplicable también a los hombres. Para, por ejemplo se trata de una tentación mayúscula de la que tengo que uir aunque me cueste. Veo que también coincidimos en el torre como salsa dulce,favorito, esa sí que es toda una tentación . Yo tengo publicada una receta prácticamente igual, donde cambia la pasta brisa por hojaldre, habla y verás como te gusta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  39. Una cucharadita??? Pero serás cruel!! Eso sí que es tentar al personal. Se me cae la baba sólo con mirarla.....Como para no pecar!!
    ;))

    ResponderEliminar
  40. Madre mía Yolanda esque esto está de pecado total! el que se resista a semejante tentación no es humano! jajajaja... Yo caigo rendida ante un postre así :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  41. Yolanda me parece de lo más original!! que pasada! y para estas navidades es ideal, esa cucharita para mi!! Además que las fotografias son impresionantes, te ha quedado una entrada de lujo, como siempre

    ResponderEliminar
  42. Menuda "camisa", eso sí que es vestir una manzana! y encima la sirves con su yogur griego y ese chorrito de salsa toffee que la hace totalmente irresistible ;-)
    Si es que a veces no hay más remedio que dejarse tentar...

    Buen provecho,
    Besotes

    ResponderEliminar
  43. Qué bueno tiene que estar. Suerte que no me tienes cerca, porque tendrías que compartirlo también conmigo.

    ResponderEliminar
  44. No soy muy de manzanas asadas, pero así "empaquetadas" y con un extra de calorías, ya es otra cosa... Es más, como dices, me gustan para invitar... Tu no sabes que todo lo que nos gusta, o es pecado o engorda? Ja, ja.
    Besotes y buen domingo!

    ResponderEliminar
  45. En este caso la tentación no vive arriba, si no que está al otro lado de la pantalla. Me gustan muchísimo las manzanas asadas y no sé porqué no las suelo preparar. Le has dado un toque elegante vistiéndolas de gala. ¡Qué ricas deben estar!
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  46. WoW, este dulce me parece lo más!!!! Es super original y además tiene que estar riquísimo!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.