Macarrones de Bilbao

04 noviembre 2013 62 comentarios

Macarrones de Bilbao_1 

Desde el primer día que vi los macarrones de Bilbao en Because, el blog que edita Laura, quise hacerlos. Seguro que no hay día que no os dediquéis a daros un paseíto por la red, que no terminéis con más de una receta anotada para hacer. Luego hay que ponerle fecha y comprar los ingredientes.

En el caso de estos macarrones, el tema se alargó bastante. Vieron la luz en el blog de Laura por el mes de mayo, y entre unas cosas y otras no los hice, y menos aún cuando se echó encima el verano y lo insorportable que se hace en las cocinas madrileñas encender un horno.

Pero la ocasión la pintaron calva cuando hubo que organizar el menú de nuestra cena en el taller 3.0 de galletas decoradas, y por añadido, había que eliminar de nuestro menú toda receta que se elaborara con todo derivado del trigo, del maíz y de la leche de vaca. ¡Los macarrones de Bilbao se estaban asomando  por un agujerito! Y es que la harina con la que se elaboran estos dulces bocaditos es de almendra, con lo cual, ¡perfecta!

Desconozco el por qué del nombre de esta delicia y que nos puede confundir con los archiconocidos y delicados macarons franceses. Yo creo que son la versión rústica de la familia porque no en vano, los ingredientes que se emplean son los mismos: azúcar glasé, almendra molida y clara de huevo, ...y alguno más. Y serán la versión rústica en elaboración y presencia, porque en el paladar resultan de lo más fino. 

Son una delicia, perfecta para acompañar el café de una sobremesa y super mega archi fáciles de hacer. ¿Necesitáis más adjetivos? :)

Macarrones de Bilbao_2 

Ingredientes (Para entre 12 y 15 unidades)
  • 125 gramos de azúcar glasé
  • 125 gramos de almendra molida
  • 1 clara de huevo de tamaño "L"
  • 1/2 cdta de canela en polvo
  • 1 cdta de zumo de limón
  • Azúcar blanquilla para rebozar
Elaboración
  1. En un recipiente pequeño mezclamos el azúcar, la almendra y la canela en polvo.
  2. Añadimos el zumo de limón y una parte de la clara de huevo y mezclamos. Empezamos ayudándonos de una cuchara de madera y una vez que los ingredientes están mezclados, podemos seguir con las manos y nos resultará más cómodo. Añadimos el resto de la clara de huevo si fuera necesario y vemos que la masa queda demasiado pegajosa. La masa ha de resultar pegajosa, sí, pero fácil de trabajar. Tapamos con film transparente y dejamos reposar media hora (opcional).
  3. Precalentamos el horno a 190º y preparamos una bandeja de horno protegiéndola con papel vegetal.
  4. En un recipiente pequeño ponemos dos cucharadas de azúcar. Cogemos pequeñas porciones de la masa, como del tamaño de una nuez española, le damos forma de bola y la rebozamos en el azúcar. La apoyamos en la palma de la mano y con las yemas de los dedos la aplastamos ligeramente y dejándola con un grosor de un centímetro. Disponemos las pastas en la bandeja de horno. No es necesario dejar mucho espacio de separación porque no se expanden al hornearlas. Las horneamos entre 8 y 10 minutos a media altura, con calor superior e inferior.
  5. Para conseguir una textura perfecta: un poquito duritas por fuera y como sin terminar de hacer en su interior, podemos tocar la superficie del macarrón con las yemas de los dedos y debemos notar que se hunden. Sacamos del horno, dejamos reposar en la bandeja un par de minutos, y a continuación las retiramos a una rejilla para que terminen de enfriarse.
Agradezco a Laura sus buenos consejos para lograr unos macarrones de su tierra dignos de ser comidos. ¡Muchas gracias, Laura! Y os aconsejo que visitéis su blog en cuanto podáis. Yo la conocí a raíz del concurso que organicé allá por el mes de febrero, y desde entonces, a su vera me mantengo.



62 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Ah! así que estos son los macarrones de los que me hablaste, jeje, estaban en la "fiesta" y los probé, son una delicia verdadera además de que yo lo puedo comer sin problema, jeje
    Ya le comenté a Laura en su post sobre mi amor/odio a los macarons franceses pero estos me parecían una maravilla y así sigue siendo pero con conocimiento de causa, eh?
    Os estoy enormemente agradecida por tener en consideración mis intolerancias, es un gusto para mi y ya me constasteis que algo habíais aprendido por "trabajar" con otros ingredientes, espero que fuera un gusto para vosotras.
    Un beso, preciosa, qué pases una linda semana!

    ResponderEliminar
  2. los he visto varias veces por la red,pero no me ha dado todavia por probarlos,pero viendo los ingredientes que lleva ,lo tengo claro cuando vuelva a hacer macarons como me sobre ingredeintes que son los mismos,me lio con tus macarrones¡¡
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  3. A mí los macarons la verdad es que no me hacen mucho tilín, debo ser la única, porque tienen un éxito asombroso. A eso se suma lo complicados que es su elabroacion, lo que ya me echa para atrás del todo, creo que no tend´ria la paciencia suficiente para hacer mil pruebas hasta dar con unos que salgan un poco decentes. Así es que donde s eponga una rica pasata rústica que se quite tanta finura, al menos para mí ;)
    Por lo que éstos macarrones tienen todos los puntos para que los pruebe, fáciles d ehacer y sobretodo un aspecto que anda tienen que envidiar a los macarons de nuestros vecinos franceses.

    Mil besos y feliz lunes guapa

    ResponderEliminar
  4. No sé si me equivoco, pero creo que hay algún problema con la publicación de entradas en tu blog. En blogger me aparece que publicaste "Tarta de Tagliatelle" ayer, pero al darle al enlace me salió que no existe...¿?
    Si quieres borra este comentario, es la forma más rápida que se me ha ocurrido para avisarte.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Doy buena fe de lo ricos que estaban! qué deliciosos! me llevo la receta guapa, tengo que hacerlos sí o sí en casa. Besos

    ResponderEliminar
  6. Nunca había visto este tipo de macarrones Yolanda..Y tienen muy buena pinta!! :)

    ResponderEliminar
  7. Yo soy una de las "testigas" que puede dar fe y, por supuesto, la doy, que estas pastas están tremedamente deliciosas y las allí presentes estábamos esperando su publicación, jajaja. Me encantaron Yolanda, como todo!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Cuando estuve en San Juan de Luz los compré porque mi hija me habia pedido que trajese de Francia los famosos macarons y cuando los vió me dijo:" mama estos no son macarons!!" Asi que estuve investigando y parece que nacieron en el País Vasco francés, concretamente en San Juan de Luz gracias a la iniciativa de un pastelero, M. Adam, que regaló algunos a Luis XIV por su boda en 1660. Desde entonces, han surgido multiples versiones hasta la que conocemos actualmente. Al ver esta versión me ha recordado a aquellos que probé, seguramente la receta pasó pronto a bilbao por su gran éxito. Estaban deliciosos, asi que tendré que probar esta receta!

    ResponderEliminar
  9. Con una tacita de té a estas horas de la tarde entran de bien! :)
    Te he contestado en mi blog pero te lo digo aquí también, no sabes la ilusión que me ha hecho que hayas preparado tan prontito mis magdalenas y sobre todo que te hayan gustado tanto!
    Si quieres me mandas una fotillo y la pongo en mi sección del blog "vuestras recetas"
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  10. Tienen una pinta buenísima y se parecen mucho a los macarons de Saint Jean de Luz del lado francés de la frontera, incluso creo yo que estos son los macarons originales, por algo los otros por aquí los llamarán macarons parisinos jejeje
    Y con tan pocos ingredientes, hay que ver lo de cosas ricas que podemos preparar en nuestras cocinas :o)
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  11. Pues yo como tú, me voy anotando cosas y para cuando las hago...... No sabía que existían los macarons de Bilbao, ni me sonaba Because, eso es lo que tienen estos paseos que me doy por mis blogs favoritos, parecen más fáciles que los tradicionales, la verdad y de pinta muy ricos.... Me los anoto y a ver si no dejo pasar tanto tiempo sin hacerlos como te ha sucedido al tí.

    ResponderEliminar
  12. Hola mi chikiii!!!!...no te creas que vengo solo porque estamos desterradas de la red por un día eh!!!...vengo porque me encanta ver y más me gustaría catar tu rica comida..aunque en este caso confieso que el día de la cena no probé los postres :( sniffffffff..estaba tan llena con lo salado y como a mi me va menos el dulce..me perdí estas ricuras!!!
    Yo tambien quede enamorada de ellos cuando se los vi a Laura y como tú, pensé en las grandes semejanzas que hay entre estos dulces y los tan de moda actualmente macarons...y sabes???? existen dulces muy similares en muchos países del Magreb e Italia..y todos ellos con nombres muy similares..habría que investigar ;)
    Me encanta el toque tan romantico y dulce en el sentido abstracto de la palabra, de tus fotos de hoy ..son taaaaaaaaaan monas!!!!!
    Miles de besetes mi linda Yolanda..de tu bruja balear!! ;)

    ResponderEliminar
  13. que ricura , me encanta la receta cuando estuve en Bilbao me quede con ganas de comer muchísimas cosas ardo en deseos de volver a visitarlo
    besines

    ResponderEliminar
  14. Madre mia, voy a ponerme un cafelito...que hambreeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  15. Más fáciles que los macarons son. Si están igual de ricos no sobrará ni uno, por lo menos en mi casa. Un besiño.

    ResponderEliminar
  16. huau...no sé porque he entando salivando pensando en macarrones, y encima de Bilbao..como una promesa que iban a ser "la leche"...y me encuentro con las galletitas...jajaja que decepción, pero ya me he respuesto. Si, son clavados a los macarons, pero mira me caen mejor poruqe los franceses dan mucho trabajo y resultan poco agradecidos. Estos al menos, están ricos, y la que los hace no sufre infartos en cadena porque no el acaban de quedar.
    Fantásticos Yolanda!

    ResponderEliminar
  17. jajajajj y yo esperando una foto de un plato de pasta ;)
    Tienen una pinta buenísima!!
    bss

    ResponderEliminar
  18. Yo también esperaba ver pasta, jejej, pensaba que los macarrones de Bilbao serían enormes, jejej, como tienen esa fama de que todo lo hacen a lo grande...pero me gusta mucho mas la idea de un postre...amo esa combinación, y no tardo "na" en probarla...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  19. Jajja, nos has engañado a todos ehhh pilliña!!!!Aunque viendo estos, ya me comería por lo menos uno!!!!
    Bss

    ResponderEliminar
  20. Que bueno!!!! yo también me comía unos cuantos, me recuerdan a los panallets por sus ingredientes :))) Bss

    ResponderEliminar
  21. Wowww estos son un vicio seguro, me encantan estos bocados¡¡ Estos macarrones de Bilbao son un pecado fijo. Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar
  22. Cuando los vi en pinterest pensé que eran las pastas de almendra de Tia Alia, de hecho se le parecen un poco, pero llevan clara en lugar de yema. Tienen una pinta increible, de hecho pensé que algo había hecho mal, jajaja. En fin que me comería unas cuantas ahora mismito. Felicidades por ser la anfitriona del reto de este mes. Como acabamos de publicar una receta con castañas y chocolate creo que tengo clara la opción que me toca, sniffff.

    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  23. Yolandaaaa, pero qué emoción más grande que hayas hecho este post!!! Supongo que la ilusión de todos los que publicamos recetas en un blog es que hagan las nuestras, y siendo como dices la oferta tan amplia y tan atractiva, el hecho de que te haya llamado la atención una de las mías es doble emoción.
    Ya en una ocasión te dije que te quedan tan perfectos, que podrían lucir en el escaparate de una pastelería de Bilbao y me reafirmo.
    Para mi es un placer que estés a mi vera, la receta que presenté a tu concurso fue la segunda que publiqué, me acuerdo que me hice un lío tremendo y debí dejarte como siete mensajes en el blog ;))... y desde entonces nos hemos seguido la pista de cerca, lo cual valoro muchísimo. Mil gracias.

    Buenas noches y un beso grande!

    ResponderEliminar
  24. Me chiflan Yolanda. Están más que anotados para mi reto galletero y no veo la hora de ponerme con ellos y de comérmelos. ¿Llegará alguno a la foto?

    Besos.

    PD: Ando sin tiempo para nada :(

    ResponderEliminar
  25. Yolanda, me encantaron en la quedada y, viendo los ingredientes que llevan, no me extraña... Soy amante incondicional de la almendra, así que a mí no hay que convencerme... :-)
    Y me gusta mucho tu taza de malva silvestre, es preciosa!!
    Un besito y feliz semana!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  26. Pues yo DOY FE de lo deliciosos que estaban estos macarrones, los cuáles me llamaron poderosamente la atención !!!
    En mi opinión fue lo más rico de los postres , sin desmerecer los demás.

    Ahora viendo los poquitos ingredientes que llevan y lo fáciles que son de hacer, de este fin de semana no pasan que los prepare, y ¿sabes qué? Voy a comprar un tarrito bonito, los voy a meter dentro y se los voy a mandar a mi AMIGA INVISIBLE (es que entre un grupo de amigas del facebook, hacemos el famoso juego, y tenemos que regalar además de algo comprado, pues algo que hayamos hecho nosotras) así que ... mejor IMPOSIBLE.

    Muchos besotes y feliz semana

    ResponderEliminar
  27. Pues que originales, no los conocía y oye, menuda pinta rica que tienen!!! Ya he visto tu selección de recetas para Tía Alia, jejejee, a ver por cual me decanto, que tienen pinta de estar deliciosas las dos, a ver si tanto como estos macarrones!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Vaya cosita rica!!
    Como se agradece esta receta Yolanda, un besazo.

    ResponderEliminar
  29. Pues si que estaban ricos, en versión bocadito me pacieron una delicia.
    La verdad que en ese encuentro había tantas delicias que cuando llegamos a los postres............ estábamos más que satisfechas.
    Me anoto la receta, nunca se sabe cuando tiene una un rato libre y lo mismo me da el punto y los hago el día menos pensado.
    Bss.

    ResponderEliminar
  30. Qué ricos! se los hará a mi sobrina que es celiaca. Con estos macarrones da gusto comer pasta :-)
    Beso
    Noelia

    ResponderEliminar
  31. Tienen que ser una delicia y en tañaño mini son toda una tentación. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  32. Así que te gustan los macarrones de Bilbao.... Si lo llego a saber te compro una cajita cuando fui la ultima vez a Madrid. A mi es que no me gustan nada, pero nada, me parecen de lo mas empalagosos..... y mira te lo dice una de Bilbao.

    Cuando estuve con Laura, me estuve riendo precisamente de eso. Ella va por las pastelerías con su padre, probando todos, a ver cual está mas rico. Yo hago eso con los roscones de reyes, pero los macarrones...

    Eso si me alegra que te gusten, ya sabes que siendo de Bilbao me hace especial ilusión. Bss preciosa y espero que el pequeño temblor de tierra no haya sido nada. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  33. Muy buenos días Yolanda, ya me tienes de nuevo por aquí!

    Y yo que venía a ver como sería este plato de pasta típico de nuestros vecinos del norte, y me encuentro con estas delicadas galletas... he de reconocer que no tenía ni idea de la existencia de ellas, pero viéndolas estoy convencido que son una apuesta segura, y que como nos dices son un delicioso y delicado bocado!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Hola preciosa!! Por fin caigo por aquí!!
    Doy fe de lo ricos que están, cuando los vi en el encuentro de octubre también me llamó la atención el nombre y he de decir que al probarlos me fascinaron, son unos bocados perfectos y te han quedado perfectos, hace una taza de café y una charla con estos macarrones???
    Besotes mi reina!!!

    ResponderEliminar
  35. Al principio pensé que íbamos a hablar de pasta salada, pero oh! sorpresa, se trata de larpeiradas, es decir, lo que a mí más me "mola"... Y además, creo que será la única receta de "macarons" que pueda hacer, porque esos tan finolis de colores se me resisten... Que sí, que esta receta promete! Gracias por compratirla. Besotes

    ResponderEliminar
  36. Hola Yolanda, me ha pasado como a Carmen, pensaba encontrarme un plato de pasta y mi sorpresa ha sido mayúscula. Gracias a tí he descubierto estos macarrones ejecutados a la perfección y es que viniendo de la mano de Laura, todo es perfecto. Un beso corazón, que hacía tiempo que no venía a verte.

    ResponderEliminar
  37. Gostei da receita e ficaram uns macarrones lindos
    Adorei
    bj

    ResponderEliminar
  38. Yo tengo recetas acumuladas desde hace años porque me gusta todo, imagino que cuando me jubile podré ponerme al día jajajaja
    He tenido que entrar dos veces en la receta porque pensé que había pinchado mal, me mandas unos poquitos para el café? Tienen muy buena pinta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Que sorpresa me he llevado porque pensé que era pasta, jaja y cuando he visto estas "pastitas" me ha sorprendido. Se ven muy buenas.
    Ya sí es hora de encender el horno, aunque sinceramente lo enciendo en todas las épocas, claro que en invierno más.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  40. Mira, 10 de esos me comía yo ahora con una tacita de café!! :)

    Pues nada, tendremos que comprar los ingrdientes y poner día y hora :)

    Besitos gordos

    ResponderEliminar
  41. Que buenos, de postre ahora mismo me vendrían genial! Con todo ese azúcar! mmmm Besitos!

    ResponderEliminar
  42. Yo los acabo de conocer,tambien esperaba un plato de pasta y me he llevado una grata sorpresa! Esta me la apunto.Un saludo!!

    ResponderEliminar
  43. Yolanda, en cuanto hemos visto Bilbao en el título de tu entrada, raudas y veloces a leerla.

    Geniales, te aplaudimos y reaplaudimos!

    Aquí tal y como Laura de because dice en su post, son muy típicos, sobre todo, en San Blas.

    Mira que nosotras adoramos París y hemos probado macarrones, pero estos de Bilbao es que nos vuelven locas, de hecho nosotras también elaboramos la receta de Laura y la subimos al blog porque el resultado fue fantástico.

    Qué fáciles verdad?
    Te han quedado mejores que los que solemos ver en los escaparates de las mejores pastelerías de Bilbao.

    Ayy qué ilusión nos ha hecho ver estos macarrones!!! para estas fiestas venideras son unos dulces de lujo!

    un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  44. Jajajajaja mira que yo soy más o menos de cerca de Bilbao, y cuando he leído el título me he echado a temblar.

    Pensando, qué tamaño de macarrones ha hecho esta mujer, que para ser de Bilbao como poco vienen con olla a medida. Luego he pensado en los macarons, y he dicho, a ver si van a ser unos petitfours de txistorra, oye. Que todo es ponerse, que con un buen txakolí yo no digo que no.

    Y mira lo que me encuentro, unas pastitas muy parecidas a las últimas de Tia Alia, de almendra y azúcar. Y mira que he ido a Bilbao y no los conocía, que cosas.

    Riquisimas, seguro. Muy delicadas las veo para ser de Bilbao... :P

    ResponderEliminar
  45. Pues desconocía estas pastas, primero pensé que tendrán estos macarrones, pensando en la pasta, vamos en la pasta italiana, luego ya vi que eran unos dulces, y pensé, pues serán gigantes al ser de Bilbao, pero no...estaba equivocada por todos los lados,jejeje! Pues te han quedado geniales, y tienen pinta de ser muy ricos y que no tienen nada que envidiar a los franceses.Besos

    ResponderEliminar
  46. Venía apr un plato de pasta, pero me alegra ver esa deliciosas pastas, porque estoy tomando un café y me vienen fenomenal. Claro que preferiría que no fueran virtuales.
    Besos

    ResponderEliminar
  47. Fantásticos, con sabor tradicional, me encanta con o sin café seguro que están buenísimos. Besos

    ResponderEliminar
  48. ¡Qué ricos! Cuando veo recetas "de casa" me emociono y todo. ¡Ay, qué gusto los platos que despiertan recuerdos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  49. No conocía yo estos Macarrones Bilbaínos, pero me han encantado, además parecen mucho más fáciles de elaborar que los franceses!!! Gracias por compartir, un abrazo

    Gemma

    ResponderEliminar
  50. A mi no me hacen falta muchos adjetivos para convencerme que una receta con frutos secos me va a encantar y realmente se ven muy esponjosos. Venga, otra receta para la carpeta. Beso.

    ResponderEliminar
  51. Ya veo que a más de un@ nos ha pasado que al leer el título hemos pensado en pasta. Pero ha sido toda una sorpresa y un descubrimiento encontrarme con estos pequeños bocados. Me llevo la receta y espero no tardar mucho en hacerla. Es verdad que se van acumulando y falta tiempo para hacer todas las ricuras , aparte, claro está, de que las lorzas aumentan sin piedad!!!!

    Un súperbeso!!!

    ResponderEliminar
  52. Hoy si me deja!!!! me encantan estos macarrones de Bilbao!! y creo que son más fáciles que los de al lado que hacerlos es una tortura china. Te copio estos almendrados!! las fotos son preciosas, bsss

    ResponderEliminar
  53. Yolanda, ya hace mucho tiempo que dejé de anotar recetas que probar porque me di cuenta que no habría días suficientes en los próximos años para hacerlas todas. Y...para qué seguir engordando la lista? Ahora las anoto mentalmente y cuando se acerca una ocasión apropiada, entonces las busco exclusivamente. Aquellas de las que me acuerdo son las que verdaderamente han hecho mella en mi fuero interno y las que siento que merece la pena probar. A decir verdad, mi memoria gastronómica es brutal así que no es que haya conseguido reducir mucho esa lista de "recetas a probar" con este método, jajaja...pero algo se consigue :)

    Con estos macarrones no me extraña que te ocurriera lo que nos cuentas. Este tipo de dulce me habría dejado enamorada al primer vistazo a mi también. Ahora puedo corroborar lo rico que es porque he tenido la gran suerte de haber sido una de sus catadoras. Me parecen deliciosos y tu los bordaste el día del encuentro. Fueron un gran éxito, tanto entre los bloggers que participaron en el como entre los miembros de mi familia que tuvieron la grandísima suerte de acabar con las existencias que sobraron. Y de qué manera! Más rápido IMPOSIBLE.

    Buena señal ¿no?

    Bss

    ResponderEliminar
  54. Hola Yolanda,
    Me pasa mucho eso de ver por los blogs recetas, apuntarlas y tardar taaaaaanto tiempo en hacerlas, a veces ni las hago y se quedan en el olvido. Pero es que el tiempo no da para más y es una pena.
    Me recuerdan un poco a las perrunillas estos macarrones (y eso que esperaba encontrar un plato de pasta italiano), sin duda un golosismo súper apto para las Navidades, no?
    Un besote hermosa

    ResponderEliminar
  55. Mi querida amiga, no conocia esta delicia, y desde luego me ha enamorado su pinta, y como se hacen, tengo que probarlos, por que con estos si que me atrevo ademas si tu dices que no son complicados de hacer eso va a misa,bueno cielo que me encanta pasar a visitarte, por que tanto tus entradas como tus platos son maravillosos como lo eres tu. MIl besicos cielo

    ResponderEliminar
  56. Llegas a encender el horno en verano en los madriles y te hago un monumento :). La verdad es que no me extraña que estén riquísimos, los ingredientes son las mismos que los macarons pero ese rebozado de azúcar los hace nuestros y buenísimos, que por algo casi todos los dulces tradicionales españoles lo llevan y a mí me encanta. Yo, no sé por qué me imaginaba desde que ví el título de la entrada algo dulce y eso que no los conocía. BS

    ResponderEliminar
  57. Pues fíjate que a mi nada más verlos me han recordado más a unas pastitas marroquíes de almendras que también están aromatizadas con canela. Las hice hace mil años y ahora mismo no recuerdo cómo se llaman pero a mi me encantaron así que con estos macarrones se me hace la boca agua. La verdad es que a mi los franceses no me gustan nada. No les encuentro nada especial, sólo la estética porque bonitos son un rato pero yo me llevé una desilusión tremenda la primera vez que los probé en una afamada pastelería. Así que yo me quedo con lo nuestro, mucho más rico, donde va a parar. Seguro que no quedaron ni las migas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  58. Jo! No estaban ricos ni nada estos macarrones. Rusticos y todo lo que tu quieras pero un bocadin de los que me gustan a mi con el cafe despues de comer.

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  59. Yo tampoco había visto nunca estos macarons pero no me cabe duda que estarían deliciosos Yolanda!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  60. Que curiosos,no los conocía,solo sé de la existencia de los franceses,tan complicados ellos.Tienen casi los mismos ingredientes que los panelletes,en casa vuelan y sólo los hago para la ocasión.Esta receta es diferente,asi que las haré a menudo.

    CAriños

    ResponderEliminar
  61. Con estos si que me atrevo que los franchutes me dan un poquito de respeto. Además seguro que estos además de fáciles estan si cabe hasta más buenos. Hoy soy yo la que se lleva varias recetas de tu blog, les pondré en la carpeta "Chelo, esto lo tienes que hacer ya".
    Un beso guapa!
    Por cierto me ha encantada la coletilla del tamaño de nuez española, claro si son de Bilbao!

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.