MOUSSAKA

17 junio 2013 55 comentarios

Mousakka 

 Muchas ganas eran pocas las que tenía desde hace mucho tiempo de hacer esta receta. ¡Ains, qué lío!

Probé esta receta allá por aquellos años en los que disfrutaba saliendo con las amigas, divirtiéndome y teniendo pocas más responsabilidades que estudiar y sacar buenas notas, y de esto último me encargué bien de que así fuera. No es que haya sido brillante en los estudios, pero siempre he sido muy perseverante y realmente hasta que no me he metido en el mundo de las oposiciones no me he dado batacazos por resultados académicos. La situación personal no es la misma, claro, muchas más responsabilidades, y oye, para qué negarlo: que una no rinde intelectualmente igual con veinte años que con cuarenta. ¡Oops! ¡Lo dije! Vaya ... ;)

En una de las comilonas de aquellos tiempos, mis amigas y yo decidimos ir a un restaurante griego muy céntrico en la capital, y la mousaka fue el plato que yo elegí. No recuerdo qué cayó de postre, ni qué comieron las demás, pero sin embargo sí que me acuerdo de que este plato me encantó. ¿Cómo puede ser que una recuerde cosas de una pasado muy pasado y que a veces no recuerde otras más cercanas? Será que como tenemos la memoria y la atención en taaaaantas otras historias...

He indagado sobre la mousaka, ¡cómo no! Sería raro en mi. Pero he indagado para encontrar la genuina mousaka. Y he encontrado que hay quien solo la elabora con berenjena y carne picada, cualquiera. Pero yo buscaba la que yo había comido entonces: con patata, berenjena y carne picada de cordero. Ya sé que este tipo de carne puede tener algún que otro detractor, pero la genuina, la lleva. Pero tú puedes cambiarla, si te apetece, por carne picada de ternera, o mezcla: ternera y cerdo.

¿Quieres saber cómo hacerla? Muy fácil, aunque no está hecha para unas prisas.

Ingredientes (Para 4 personas)
  • Una berenjena grande, de unos 400 gramos
  • 400 g de patata
  • 400 g de carne de cordero picada
  • 1/2 cebolla mediana
  • 3 tomates maduros
  • 1/2 cdta de canela en polvo
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano seco
  • Aceite de oliva
  • 2-3 cdas de pan rallado
  • 2 cdas de queso rallado
  • Bechamel
Elaboración
  1. Empezamos cortando la berenjena en lonchas longitudinales de medio centímetro de grosor, la salamos y la ponemos en un colador para que suelte su amargor durante una hora. Secamos y la planchamos sobre una cucharada de aceite a fuego medio, sin dejar que se dore. La berenjena absorbe aceite como una esponja, así que procurad no poner mucha en la sartén. Reservamos la berenjena.
  2. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de entre medio y un centímetro de grosor. Las colocamos en una fuente apta para microondas, las salamos y mojamos con unas gotas de agua, tapamos con film transparente, pinchándolo, y cocinamos en el microondas a potencia máxima durante cinco minutos. Transcurrido este tiempo comprobamos que están cocidas, y si no fuera así las ponemos un poquito más. Reservamos
  3. Rallamos los tomates y los ponemos en un cazo a fuego fuerte, con un pelín de sal, para que se consuma su jugo. Cuando veamos que está casi consumido, lo apartamos del fuego y lo reservamos.
  4. En la misma sartén en la que planchamos la berenjena pochamos en una cucharada de aceite la media cebolla picada en brunoise. Sazonamos con sal al gusto y removemos con frecuencia. Cuando comience a dorarse añadimos la carne y mezclamos bien, removiendo de vez en cuando. Cocinamos hasta que se hayan consumido sus jugos, y entonces incorporamos la salsa de tomate. Sazonamos con sal, pimienta, orégano y la media cucharadita de canela y de nuevo dejamos cocer unos cinco minutos. Fuera del fuego añadimos entre una y dos cucharadas de pan rallado y lo mismo de queso rallado.
  5. Sobre una fuente de horno engrasada espolvoreamos un poco de pan rallado. Disponemos todas las lonchas de patata, encima de esta la mitad de la berenjena, y sobre esta la mitad de la carne. Proseguimos con otra capa de berenjenas y el resto de la carne. Presionamos con el anverso de una cuchara.
  6. Hacemos la bechamel y la vertemos sobre la carne, extendiéndola bien por toda su superficie. Espolvoreamos con queso rallado y gratinamos a 200ºC hasta que la superficie esté dorada. 
¡Y a disfrutar!

Receta adaptada de aquí



55 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Te ha quedado impresionante, es uno de mis platos favoritos, la berenjena es que me pirra.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa, además, hace mucho tiempo que no comemos una moussaka de cordero, y recuerdo que es toda una delicia...

    ResponderEliminar
  3. mmmm qué rica! A mí la musaka me encanta y en casa de vez en cuando comemos cordero. A mí es a la que menos le va, pero no por sabor, sino porque no me es fácil digerirla.
    Es verdad que a veces podemos recordar vívidamente cosas lejanas y en cambio, otras que han pasado hace menos tiempo no nos acordamos.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Deliciosa Yolanda, se ve divina, mmm...Con lo que me gusta!!! Yo creo que después de la pizza es la receta de cocina internacional más aplaudida...Te quedó espectacular!!!
    No te quites mérito que estás estupenda, en lo mejor de la vida y cuarenta años " no es nada"...

    ResponderEliminar
  5. El cordero es una carne que, por lo menos nosotros, siempre la comemos de la misma forma, piernas o brazuelos al horno mayormente, chuletitas a la brasa y un par de recetas más donde lo guisamos; lo más raro que hemos hecho nosotros son unos pinchitos de cordero que por cierto estaban estupendos.
    Supongo que como no estan asequible como otra carne, solo se cocina en ocasiones especiales. A nosotros nos encanta el cordero y procuramos darnos el capricho de vez en cuando. Tu moussaka me encanta, me la anoto y la hago seguro.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. No sabía yo que la genuina llevaba patata y cordero, yo siempre he hecho la otra y me gusta mucho, seguro que esta también pues se ve impresionante. Besitos

    ResponderEliminar
  7. Quién se puede resistir a una buena moussaka...qué cosa tan rica, como casi toda la comida griega.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Yolanda! Ahora me desayunaba yo esto sin pensarlo dos veces ;)). Qué buen...me encanta con carne de cordero, pero no sabía que también llevaba patata. Lo cierto es que va muy bien con elmconjunto, no sé por qué la quitarán en algunas recetas...me quedo con la que propones, muy rica!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Bueno buenísima. Nosotras también le añadimos `patatas. Besos

    ResponderEliminar
  10. Una receta elaborada pero que merece la pena, eso seguro porque si la recuerdas después de los años es porque deja huella. Besos guapa!

    Ana

    ResponderEliminar
  11. Cuando regresé de Atenas no paraba de prepararla porque nos encanta, pero hace muchisimo tiempo que no la pruebo.... mmmmmmmmm que buenaaaaa, te ha quedado genial y con una pinta deliciosa!

    ResponderEliminar
  12. Mmmmmmmm, que pasada, me vuelve loca este plato!!!! Oye, pues será la carne lo que la hace diferente de las que había probado en los restaurantes griegos? Y yo tan feliz pensando que sería una mezcla de especias, toma ya! No me la pierdo entonces con carne de cordero!
    Besines preciosa

    ResponderEliminar
  13. Buenos días querida, espero que recuerdes quien soy y que esos fallos de memoria no hagan mella en mi persona y nuestras aventurillas...jajaja. Aunque, claro, ya se sabe que la edad afecta nuestra memoria y pasados los cuarenta empieza la cuesta abajo !!!

    Yo también recuerdo mi primera Mousakka, la mía en The Olive Tree, un restaurante griego de Bradford. También yo andaba por la veintena y mis responsabilidades eran mínimas o nulas. Me acompañaron, o más bien me llevaron, unos amigos griegos quienes pidieron todo lo que aquella noche cenamos. Aquella fue mi primera experiencia gastronómica griega y he de decir que me fascinó. Desde entonces muchas fueron las ocasiones que tuve de comerla, preparada por mis amigos, y sólo una de prepararla. La receta me la dio uno de estos amigos y la tengo guardada como oro en paño. Una cuartilla de cuadros y de su puño y letra. Entrañable :)

    Algún día caerá y ese día no anda lejos, no. Ahora que me la has recordado no tardará en salir de la carpeta en que está guardada la receta y de ser preparada y degustada por los míos. A ver si me queda tan bien como a ti.

    Bss

    ResponderEliminar
  14. Yo todavía recuerdo mi primera vez en un restaurante griego, también fue con amigos, y yo totalmente inexperta en esta tipo de gastronomía me dejé aconsejar, y creo que fue lo mejor. Un camarero muy serio, algo y "griego" se me plantó delante y hablaba y hablaba de los platos que recomendaban allí, yo ni idea, me venía justo entenderlo así que, hasta que me dijo mousakka, y yo dije; pues mousakka estará bien, ni idea sobre este tipo de lasaña pero me encantó, es verdad que es una delicia y siempre estoy dispuesta dejarme aconsejar, así que te cojo la palabra.
    Un besito, guapa
    Supongo que tendrás una semana muy "agitada" terminando el curso, que lo disfrutes!

    ResponderEliminar
  15. En casa nos chifla la Moussaka y siempre hago para un regimiento para que me sobre un poquito para el día siguiente y mi hermano se lleve también para su casa. Te quedó estupenda.

    besos

    ResponderEliminar
  16. É daquelas coisas que tenho muita vontade de provar.
    Essa ficou uma delicia,apetece mesmo dar uma garfada.
    boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  17. Gracias Yolanda por esta receta, no teníamos ninguna en archivo de la mousakka y ahora con tu completa explicación ya no hay dudas, genial!!!

    besos

    ResponderEliminar
  18. No te preocupes yo cada dos por tres suelto lo de los cuarenta.... será para acabar de creérmelo, porque me cuesta. No sabía que la musakka se escribiera con dos KK ni que la original fuera de cordero así que ya me has instruido al respecto. En face pensaba en lasagna pero era evidente que tenía que ser algo más... Me la comería con los ojos cerrados porque este tipo de platos me encantan tanto como me engordan! besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido el tema de la doble "K". Menos mal que siempre hay vigilantes, que si noooooo...

      ;))

      Besos!

      Eliminar
  19. Aix, solo a mí se me ocurre ponerme a mirar esta mousakka tan apetecible a estas horas!!
    Y por lo de la edad, no te preocupes, nadie lo diría, estás estupenda!

    Besos!

    ResponderEliminar
  20. A Marc también le gusta especialmente con cordero, así que, cuando me ha sobrado cordero de algún asado, preparo una mousakka como la tuya. Yo la especio un poquito más, eso sí, que en casa nos gustan mucho las especias.
    Muchos besitossssssssssss

    ResponderEliminar
  21. Esta receta me ha llevado también a mi época de estudiante, cuando vivía en Barcelona e íbamos a cenar algunas veces a un restaurante griego en Gracia donde hacían una moussaka para morirse! tendré que probar a hacerla a ver que tal!

    ResponderEliminar
  22. Pues te puedes creer que la he comido pero no la he hecho en mi vida?, seguro que es porque sólo como yo berenjena en casa y para hacerla para mi sola no me la hago, de todas maneras no descarto la idea un día deleitarme con este plato. Bss

    ResponderEliminar
  23. Tiene una pinta buenísima, seguro que está muy, muy rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Es un plato que me encanta, es más no hace mucho tiempo subí al blog la receta, pasando por alto que se enfriara para hacer la fotografía (en otras ocasiones, me podía más las ganas de comerla que la de fotografiarla para el blog)
    La he hecho con base de patata y sin ella, y a mi me gusta más sin ellas; como en tantas cosas, cuestión de gustos ¿verdad?
    Se ve muy rica.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Que rica, lo intentaré hacer, aunque creo que tu le das un toque especial.

    ResponderEliminar
  26. Pues si Yolanda, a disfrutar, porque me encanta la moussaka y la verdad hace bastante tiempo que no la como y me has dado una enviiidia terrible. Te ha quedado estupenda guapa, un besito.

    ResponderEliminar
  27. La preparé una vez, la hice sin patata y me gustó mucho. No se me hubiera ocurrido ni por asomo utilizar canela, pero ya que has indagado en la receta original, la anoto para cuando la repita ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Puestos a corregir... le falta el acento a la a jijijij
    Fabulosa con su carne de cordero y todo ¡Cómo toca!
    un 10!!!

    ResponderEliminar
  29. Ufff, pues no hace años que no como moussaka, creo que desde que me fui de París, me ha entrado una ganas tremendas de hacer una. No te has resistido en encender el horno, jejejej!! Besos.

    ResponderEliminar
  30. Me encanta la Mousaka!!!
    Yo la preparo con carne de ternera, pero no sabía que la original llevaba cordero y yo no soy de las detractoras así que...tendré que probarla, además no le pongo canela, cosa que también me parece muy interesante!!!
    De todas, todas, me parece una receta que tengo que catar.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  31. Es uno de mis platos favoritos pero con esta versión de patata nunca la tomé, te importa si la copio? jajjaja ya se que estarás encantada.
    Y sí, memoria selectiva para lo que más nos importa y en ese momento lo importante era tu plato;)
    Besazos.

    ResponderEliminar
  32. Está muy bien instruir con la salsa bechamel y luego lanzar este maravilloso plato. Es un plato que me gusta pero que mucho. En casa lo hago de vez en cuando pero me tengo que esmerar porque creo que no me sale con tan buena pinta como a tí.....
    Buenos recuerdos de juventud los que nos vienen a veces y hay que disfrutar de ellos todo lo que podamos.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  33. ¡Qué rica es!. Tengo que confesar que todavía no me he animado a hacerla tal que así, hago una cosa parecida pero no es mousaka, ni la hago con carne de cordero ni le pongo canela... Luego de ver este platazo, ¡me pongo manos a la obra porque ésto, hay que hacerlo!. Besotes,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  34. Yo no cambio ni una coma de la receta, para mí el cordero y el lechazo forman parte de la tradición castellana y me encanta aunque es cierto que no a todo el mundo le gusta su sabor. Cuando me anime a hacerla será así, genuína moussaka griega con genuíno corderito castellano.

    Las "cuarentañeras" somos geniales sí o sí!!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  35. Tengo muchas ganas de hacer mousaka, desde hace mucho tiempo, y con tu receta ya no tengo excusa!! Te ha quedado genial y seguro que riquisima!!

    ResponderEliminar
  36. Que rico!! Con lo que me gustan las berenjenas. Voy a intentar hacerla. Gracias por compartir la receta. Besos.

    ResponderEliminar
  37. ja ja la memoria me falla mas a mi sera por ser mas mayor¡¡ y resulta que la he comido pero no la tengo en el blog todavía,sera posible¡¡
    Es muy buena y me gusta mucho,te ha quedado bien buena¡¡
    Bss

    ResponderEliminar
  38. Que rico!! me encantan este tipo de recetas pero nunca la he hecho, tendré que ponerme. Besos.

    ResponderEliminar
  39. Mi querida amiga, pues la verdad que la has bordado, tengo un amigo que vive muchos años en grecia, y este verano cuando vino nos hizo una y tengo que decirte que era igualita a esta tuya, doy fe que es un bocado delicioso, y que con esa carne de cordero esta de muerte, los recuerdos de la juventud, son hermosos de verdad. Mil besicos preciosa amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, no sabes cuánto me alegra leer lo que me dices, y si además, al igual que a mi, los recuerdos son tan gratos, nos sabrá mucho mejor, ¿no crees?

      Besos.

      Eliminar
  40. Yolanda aquellos años de juventud aunque los míos están mucho mas lejos que los tuyos hay cosas que no se olvidan.
    la moussaka me gusta como tu la has preparado con berenjena y patata, lo que no la he hecho nunca es con cordero me has dado ganas de prepararla es entretenida de preparar pero merece la pena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Deliciosa esta mousakka, estoy segura de ello !!!
    Desde luego el plato habla por si sólo !!!
    A mí, si me gusta el cordero, así que ... SIII tendré que prepararla siguiente tu receta !!!

    Gracias !!!

    ResponderEliminar
  42. Mira que tengo ganas de prepararla, creo que probaré tu receta porque la veo perfecta con carne de cordero. Bss.

    ResponderEliminar
  43. Que ricaaa! yo hace ya mucho que la publique, pero la mía no llevaba patata,así, que tengo que probar esta receta que seguro que esta buenísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  44. Cuando hace muuuchos años estuve en una familia griega, la abuela me preparó su receta de familia y me quedé impresionada,,, eso si en aquellos tiempos no pedí la receta pero ahora lo lamento :o)
    La tuya se ve muy rica y con carne de cordero todavía mejor.
    No te creas, pensaba que nuestra edad nos costaría aprender otro idioma y lagramática... pero nada, cuando una se propone cosas jejeje
    Besos,
    palmira

    ResponderEliminar
  45. Yolanda, si es que a todas nos pasa, muchas veces no se ni donde tengo la cabeza, pero en fin esos ricos recuerdos de esa mousaka que te comiste, estoy segura que la has sabido plasmar en tu receta, solo hay que verla en la foto, dan ganas de meter el tenedor, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  46. ohhh, así que esta es la auténtica y genuina mousaka griega??? Me la anoto. Yo preparo una lasaña de berenjenas que llamo mousaka, pero visto lo visto no se parece en nada, jajaja

    Y ya se para qué era la bechamel del otro día, jajaja. Un misterio resuelto más y un insomnio menos, jajaja

    Besos wapa, que tengas buen día ;). Paula

    ResponderEliminar
  47. Y yo sin horno!!!!!! Esto no puede ser!!! M encanta todo lo que haces, es que se sale siempre de las fotos madre mía! Que cosas!! Tengo gans de probar la receta esta oye... Ya mismo me compro un horno, xq sufro muchiiisimo sin el!! Aggg

    ResponderEliminar
  48. Me encanta, en casa es un plato que siempre triunfa. Te ha quedado perfecta como todo lo que haces y las fotos son una maravilla. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  49. Uno de mis platos preferidos, Yolanda, y lo has bordado: qué rico el toque de canela! Así no me extraña que sacaras buenas notas ;-D
    Besos

    ResponderEliminar
  50. ¡Me encanta la mousakka! Y la canela le va genial, yo se lo echo también a las albóndigas, aunque no siempre, porque en casa no les va mucho. Y como a mi lo que no me va es el cordero yo la suelo hacer con ternera.
    Y me hace gracia, porque tu recuerdo de mousakka es como el que tengo yo con la sopa de cebolla jajaja.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  51. Que buena, que luz en esas imagenes, dan ganas de sentarse a la mesa y compartir un trozo de esta mousakka, tan buena, tan doradita e irresistible!

    Beso grande.

    ResponderEliminar
  52. Esta sí que es la genuina, la auténtica! Yo la preparé una vez pero no se parece ni de lejos a la tuya.. carne de ternera en lugar de cordero, sin patata, en fin... Tengo pendiente probar la original, seguro que no se parece en nada a la que yo hice.
    Besos guapa ;)

    ResponderEliminar
  53. Me encanta la mousakka Yoli!!!! Que bien te ha quedado y seguro que estaba riquísima y pronto voló de los platos de los comensales!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.