CRUMPETS

08 abril 2013 51 comentarios

Crumpets_1 

Años y años y años hace desde aquella primera vez.

Fue en el verano del año 1991. Por aquel entonces yo era una estudiante universitaria que había viajado a tierras británicas con el fin de perfeccionar mi dominio de la lengua inglesa :) y mis ojos se fijaron en un pueblecito llamado Wisbech, en el condado de Cambridge. La experiencia consistía en convivir con otros jóvenes estudiantes de todo el mundo, combinando actividades de ocio y trabajo en el campo, sí, habéis oído bien: trabajando en el campo. Un día íbamos a adecentar lechugas y prepararlas para su posterior embolsado; otro día íbamos a recoger bulbos; otro patatas ... Eran actividades opcionales pero por las cuales nos pagaban. El día que no querías ir a trabajar, no pasaba nada, lo dedicabas a tu ocio, te quedabas en el recinto disfrutando de la piscina (cuando se podía), de actividades deportivas, y si no simplemente fomentabas amistad con otros jóvenes. Para darle un puntillo emocionante a la entrada, y un tanto cotillita, os contaré que de entre todos aquellos jóvenes conocí a dos de las que con el tiempo, y pasados unos cuantos años, descubrí que eran hermanas de una de las personas más populares de nuestra sociedad y que hoy en día es una de las máximas representantes de nuestro país allá donde va. Y hasta aquí puedo hablar :)

Pero esta entrada no tiene como cometido fomentar el cotilleo, si no recordar la primera vez que comí crumpets. Fue allí, en aquel pueblecito, una tarde cualquiera, en una cafetería, con buenas nueces de mantequilla y el archiconocido té, cuando descubrí esta delicia que tiene mucho de parecido con las famosas tortitas, pero con las cuales hay alguna que otra diferencia, y sustanciosa.

No se me ocurre con qué forma llamar a los crumpets, pero son una masa de forma redondeada, de unos dos centímetros de grosor, de textura esponjosa en su interior y ligeramente crujiente por ambos lados, especialmente el más liso. Algo que los distingue de las tortitas es que en una de sus bases se ven pequeños agujeritos, y sin embargo la otra base es lisa. Cuando los tomamos calientes, hemos de untar la mantequilla por la base agujereada; la mantequilla se deshace, penetra por los agujeritos y así los crumpets quedan aún más jugosos si cabe.

Y la receta que aparece en el libro "Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas y panes, dulces y salados", me puso nostálgica y quise volver a saborear aquellos crumpets que una vez comí y que nunca jamás volví a disfrutar.

Si estos "pastelitos" acompañan a los británicos desde tiempos anglosajones, allá por el siglo V, por algo será, ¿no creéis? Os recomiendo hacerlos. Son muchísimo más jugosos que las tan conocidas tortitas. Tendréis una deliciosa tarde dulce bien amenizada :)


Crumpets_2


Ingredientes (Para 8 crumpets aunque a mi me salieron 5)

  • 125 g de harina común
  • 125 g de harina de fuerza
  • 1/2 cdta de levadura seca
  • 175 ml de leche tibia
  • 175 ml de agua tibia + 2 cdas
  • 1/2 cdta de sal 
  • 1/2 cdta de bicarbonato
  • aceite o mantequilla para engrasar
Utensilios
  • 2 aros de emplatar de forma redonda
Elaboración
  1. En un recipiente amplio mezclamos las dos harinas con la levadura, la leche tibia y el agua (175 ml) y removemos bien hasta que quede una mezcla homogénea. Lo guardamos dentro de una bolsa de plástico, la cerramos por sus asas,  y si es posible ponemos el recipiente cerca de una fuente de calor. Dejamos reposar la masa durante dos horas, al cabo de las cuales la masa estará burbujeante.
  2. En un vaso mezclamos las dos cucharadas de agua, la sal y el bicarbonato, mezclamos bien y lo agregamos a la masa, removemos, tapamos con un paño y dejamos reposar cinco minutos. Transcurrido ese tiempo, vertemos la masa en una jarra para que nos resulte más fácil su uso.
  3. Engrasamos una sartén, colocamos los aros de emplatar en ella, previamente engrasados por su interior, y ponemos una  pequeña cantidad de la masa dentro de los aros, y de un grosor de un centímetro aproximadamente. Cuando la masa comience a burbujear, con una espátula ancha volteamos los crumpets con el aro incluído, y una vez dada la vuelta, dejamos caer el crumpet y retiramos el aro. Si la masa no se desprendiera, nos podemos ayudar de un cuchillo de punta redondeada para bordear por el interior del aro la masa con cuidado. Para este paso os será recomendable utilizar un guante de tela para horno y evitar quemarnos al contacto con el metal. Al sacarlo de la sartén, recortamos los posibles bordes feos e irregulares que hayan podido quedar.
  4. Seguimos los mismos pasos con el resto de la masa hasta terminar con ella.
Crumpets_3


Notas
  • La tradición británica nos cuenta que los crumpets se pueden comer para desayunar o en la hora del té y que hacen una pareja excelente simplemente con mantequilla, y si lo prefieres, con mermelada también. Igualmente los puedes acompañar de miel, de golden syrup, de lemon curd (crema de limón), toffee,  sirope de chocolate ... ¡lo que más os guste!
  • Si los hemos hecho con antelación, conviene calentarlos un poquito a fuego suave en una sartén, o en una tostadora. Esta costumbre es muy habitual desde que los crumpets se comercializan, pues la tendencia de no hacerlos en casa es cada vez mayor. ¡Una pena! Esos crumpets tienes más agujeritos que los hechos en casa. Curioso, ¿no?
  • Puesto que el azúcar no es uno de sus ingredientes, también pueden ser tomados con acompañamientos salados.
  • Si no tienes aros de emplatar puedes hacerte unos de emergencia con unas latas redondas de conserva, con cuidado de pulir bien los bordes para ni cortarte tú ni arañar la sartén.


51 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. me encanta no solo que nos cuentes cosas de la receta, sino de tu recuerdo personal, cotilleo incluido. Luego no me digas a mi de dejar la miel en los labios, eh!!! jajajaja

    Si es más rica que las tortitas le gustarán a mi hija, así que cualquier fin de semana las preparo para merendar ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  2. Queridisima Yolanda una vez más me cautivas con tu receta y no solo con la receta, sino con la historia de los crumpets, incluida lo que lleva de personal y de recuerdos............ que bonito es rocordar las cosas amables que nos han pasado en la vida. Lo del medio cotilleo te ha quedado genial, te advierto que las fotos de los crumpets eclipsan el deseo de conocer a la famosa en cuestión. No dudes que los haré, en casa nos encantan las tortitas, por lo cual estas tan Británicas, seguro que nos gustan igual o más, se ven con un aspecto estupendo. Bss y feliz semana. No te creas que se me olvida que el día 11 tienes una cita con nosotros, espero con ansia tu receta de pasta.

    ResponderEliminar
  3. Ahora dile tú a un niñoñ de 18-20 años que se ponga a trabajar en el campo a adecentar lechugas, que te manda más allá del condado de Essex....jajaja. Me han gustado mucho estos crumpets que no conocía, y los acompañamientos que propones me parecen geniales. Tomo nota. Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Cuando he leido crumpets, te aseguro que no tenía ni idea ni de lo que era...
    Suerte que tu nos documentas bien en cada entrada...que maravilla yo desde luego acompañado con lemon curd, toffee o jarabe de arce ya me iria bien...siiii y chocolate

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Yolanda, qué mala eres, nos has dejado con la intriga... JAJAJAJAJA. En fin, mira que he estado veces en tierras inglesas (y la mayoría en Cambridge cuando era estudiante), pero no me acuerdo de haber probado estos crumpets. Lo tendré que solucionar, pero en vez de probarlos en tierras inglesas en tierras un poco más cálidas. BS

    ResponderEliminar
  6. Ja, ja, ja. Así que hasta aquí puedes leer. Una que no se considera mas cotilla que lo necesario para estar informada en esta sociedad, la has dejado toda mosca. Entre que yo no sigo mucho el cotilleo de la tele y menos en aquella epoca, estoy dale que te dale a la cabeza.

    La experiencia que nos cuentas me ha parecido fascinante y no sabes que envidia me ha dado. Eso si los crumpets me encantan y son de esas recetas que tengo en pendientes dentro del blog. Una cosa, los crumpets que he comido yo, no son tan altos, son mas altos que las tortitas, pero no creo recordar que lleguen mas allá de 1 dedo¡¡¡¡ ¿Será que no son tan "autenticos"?.Bss, gracias por la entrada y que tengas una buena semanita.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué fallo más gordo, Virginia! Tanto como los dos centímetros de grosor que le ponía a los crumpets. Nos quedamos con un centímetro. Es lo que es. Menos mal que te has dado cuenta. Uff.

      Besos

      Eliminar
  7. Quién será!!!???? jejejeje, no caigo ahora mismo. Las infantas???!! jajaja

    Oye no conocía estos crumpets, tiene que estar de miedo!

    ResponderEliminar
  8. Acabo de añadir a favoritos tu receta, llevo queriendo preparar crumpets desde hace siglos pero no tenía ninguna receta que me gustará o de la que me fiara, muchiiiiisimas gracias.

    ResponderEliminar
  9. Hemos coincidido con la receta de los crumpets, aunque yo los he preparado con masa madre. Me encanta que se puedan comer dulces o salados, son una maravilla :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  10. No nos conocía, me gusta la idea, haces lo mismo para los que les gusta lo de dulce y a los que les gusta lo de sal, con foie tienen que estar...... buenisimos, un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Mmmmmmmm, que buenoooooo! me encanta, una verdadera delicia!

    ResponderEliminar
  12. Vaya Vaya... interesante experiencia, cotilleo y crumpets! No los conocía, tienen un aspecto delicioso...

    ResponderEliminar
  13. Me encantan, yo los conocí de la mano de Jamie Oliver y están buenísimos, te han quedado perfectos.
    En cuanto al cotilleo, no se hace!! no de esta forma tan bil de dejarnos con la intriga, jajajaj.
    Un beso guapa!
    Feliz lunes.
    Claudia

    ResponderEliminar
  14. Es increíble cómo relacionamos la comida a recuerdos y vivencias, verdad? yo no los he probado, a pesar de haber vivido en Irlanda, así que me tendré que poner manos a la obra porque es de las masas que me gustan y que te alegran cualquier día.

    besazos

    ResponderEliminar
  15. Que experiencia más bonita!! Quien te viera en esa huerta!! Y lo del cotilleo genial, ahora nos dejas con la intriga, porque por mucho que pienso no caigo!!! Aunque podrían ser las hermanas de la Leti!!!
    Estos crumpets los hago el fin de semana, que ricos se ven y si son más ricos que las tortitas más me gustan!! Los imagino con mi mermelada de fresas y se me hace la boca agua!!
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
  16. No los conocía... y ahora no podré estar mucho tiempo sin probarlos!!! Que pinta mas rica... Un beso

    ResponderEliminar
  17. joooooo y nos has dejado con los dientes largos..........por saber quien sería esa famosa hermanísima y por que yo por lo menos nunca he probado los crupets y tienen una pinta divina. Bueno y por la historia que en si es una forma bonita de aprender idioma.
    Besinos

    ResponderEliminar
  18. Primer comentario en tu blog aunque te sigo desde hace tiempo.... las hermanAs son asturianAs???? Un besito los crumpets buenisimos yo vivi en Gales tres anos y si que los vi.

    ResponderEliminar
  19. Hola Yolanda!!!!! Menuda experiencia fantástica por tierras británicas. Es increíble la cantidad de veces que una comida trae a nuestra mente recuerdos inolvidables. A mis niñas les vuelven locas las tortitas, las he llamado y las tengo al lado viendo tus crumpets y poniendo cara de buenecitas, con las manos juntitas diciéndome que porfi plis se les haga para merendar. No me extraña nada porque se ven deliciosos y tan esponjosos y con ese punto crujiente......mmmm, irresistibles. Ese librito que me suena de algo, es toda una joya. Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  20. Hola Yolanda, que delicia, y que experiancia mas genial, de verdad me has dado una envidia tremenda, pero bueno me quedo con tu receta para hacerla pronto, hay domingos que hago tortitas, asi que un día haré crumpet, a ver si mis catadores notan la diferencia. Besitos guapetona.

    ResponderEliminar
  21. Ains Yolanda...que una es muy intuitiva....Tengo una sospecha..de las dos hermanas...una ya nos ha dejado verdad????? Nothing else....

    Sobre los crumpets..no los conocía...los pankekes, los bagels, los scones, los gofres... todas las guarrerias nacionales y maravillosas para desayunar...y esto en el mundo de los ocultos...??? Ahora mismo voya a empaparme y el próximo desayuno "anglosajón" que haga ... caen.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Veo que no soy la única a la que le pica la curiosidad y saca la vena más cotilla, jaja, pero creo que sé por dónde van los tiros ;)

    No conocía los crumpets, pero desde luego tienen una pinta exquisita, me ha gustado sobretodo el hecho de que no sólo se puedan acompañar de dulce, me los imagino con un buen salmón ahumado y es que se me hace la boca agua.

    Mil besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  23. Ummm, Yolanda, y yo que leo esto a la hora de merendar...
    Ayyy, ahora tendré que comer algo... :-)
    Deliciosas tortitas!!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  24. Cotilleos aparte, ls crumpets la semana pasada no los conocía y ¡en cuatro días ya los he visto tres veces! Me encantan estas ¿casualidades?, seguro que a todos nos ha pasado un montón de veces con un montón de cosas, que ni sabes que existen y cuando lo descubres te lo encuentras por todas partes.
    Tienen una pinta estupenda, seguro que estaban divinos.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  25. Qué bonito leer historias vividas. En fin de semana me gusta preparar desayunos más elaborados, preparo tortitas, gofres, muffins... pero no crumpets, así que me has dado una idea fantástica que es hora de probrar.

    ResponderEliminar
  26. ay Yolanda, gran historia donde las haya, y como siempre he aprendido una cosa más, no tenía ni la más mínima idea de la existencia de este exquisito dulce

    ResponderEliminar
  27. Me encanta, a ver cuando me invitas a merendar esa delicia. Besos

    ResponderEliminar
  28. Ah pero esto no se hace!
    De modo que me pones el caramelo y me lo quitas? jo di algo más jajajajja
    Y sí, a limpiar lechugas va a ir ahora mi hijo, que sí que sí.
    Donde voy a ir yo es a la papelería a comprar el libro y hacer estas crumpets que tan buena pinta tienen.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  29. Yolanda puedes imaginarte que en cuanto llegue esta noche a la cena voy a pedirte detalles de es cotilleo que mencionas (hasta aqui puedo leer)...
    Los Crumpets no los conocía..y me he enamorado...amo los pancakes y las tortitas, asi que estoy segura de este es un nuevo flechazo, ya que dices que se parecen...este fin de semana sorprenderé a mis niñas y a mi marido ¡prometido! Besos y nos vemos en un ratito.

    ResponderEliminar
  30. Satisfecha mi curiosidad!!! No tenía ni idea de lo que eran los Crumpets, pero seguro que son una maravilla para tí Yolanda, no solo por la receta (estupenda por cierto), sino también por los recuerdos a los que van asociados. Un besito

    ResponderEliminar
  31. Ya hoy me puedo acostar. Cuando he leido el nombre no tenía ni idea de lo que sería, esperaba que fuesen setas o algo así........

    Interesante receta e historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Me quedo con la intriga de probarlos Yolanda. Soy totalmente fan de las tortitas y aunque la textura se ve distinta, estoy segura de que me van a gustar.
    ¿Así qué trabajando el campo? Veo que has vivido maravillosas experiencias!!! Es la mejor manera de aprender un idioma y relacionarse con gente de otros países. En tu caso además ha marcado tu profesión futura...

    ResponderEliminar
  33. Que pintaza tienen, y seguro que buenísimos...

    ResponderEliminar
  34. Yolanda,
    Que los recuerdos de juventud te traigan estos dulces resultan gratificantes.
    Un beso,
    Nani

    ResponderEliminar
  35. otro despistado cuando he leído crumpets, te aseguro que no tenía ni idea de que era.Bueno ahora después de ilustrarme y viendo su composición no dudo nada de que están bien buenos.
    Veo que guardas buenos recuerdos de tu etapa extranjera entre Dublin y ahora Wisbech y encima te relacionabas con gente famosa y hasta aquí puedo leer.
    beso

    ResponderEliminar
  36. Vaya con la receta!!!! Pero ni idea de que eran o son!!! pero me han encantado, todo como lo describes, el pueblecito, es que me encanta y no puedo evitarlo. Parece o se parece a las tortitas? las quiero probar!!! Un beso..grande!

    ResponderEliminar
  37. Nunca probé los crumpets pero viendo la pinta tus fotos tienen que estar riquísimos!!!

    Seguro que no tardo en hacerlos!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  38. No puede ser que nos dejes con las dudas de quienes son las hermanísimas.... eso noooo! Que inmensa suerte haber podido estudiar fuera, yo no pude por otras circunstancias que no vienen al caso y es mi espinita. Espero que mi hija sí lo haga.

    En cuanto a estas tortitas qué decirte, que tengo ese maravilloso libro y la voy hacer porque me has tentado mucho.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  39. Pero Yolanda, que nos vas a dejar en ascuas con la historia de prensa rosa? eso no puede ser, no, grrr! intentaré sonsacarte la información la próxima vez que te vea ;)

    Deliciosos estos crumpets, yo creo que me los comería sólos, sin mantequilla, ni mermelada ni nada de nada.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  40. pues nunca los habia visto ni probado pero solo con ver la foto se me hace la boca agua..que ricos y con la mermeladita, mmmm
    un beso

    ResponderEliminar
  41. De verdad que no nos vas a contar nada más???? Vuelve una despues de unos días de vacaciones y se encuentra con la novela rosa sin fin,¿pero bueno???
    Sobre la receta, no nos desviemos del tema, nunca las he probado, debe estar buenísima.
    Besicos

    ResponderEliminar
  42. Que pinta tiene por favor...a pesar de que estoy con el Iva, me he dejado este ratillo para ponerme al día, tenía 8 post tuyos sin leer, que vida esta...

    ResponderEliminar
  43. nos dejaste con la intriga de la identidad de la famosa, cachis!, jajajaja, Qué epoca más feliz la de estudiante, verdad?, a pesar de los trasnoches preparando exámenes y todas esas cosas no deja de ser uno de los períodods más felices, o al menos que recordamos con bastante nostalgia. La receta por supuesto que me la llevo, será un placer hacerla y sobre todo desgustarla con la tacita de te.
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Yolanda que maravilla estos CRUMPETS que yo desconocía totalmente !!!
    Lo que tiene el no haber viajado, pero vamos que le pongo yo remedio pronto ehhh, porque tardo na y menos en ponerme a prepararlos, que me han FASCINADO !!!

    una preguntita ¿porqué en una bolsa de plástico? es simple curiosidad

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kris. Lo de conservar la masa en una bolsa de plástico es porque la bolsa en sí genera una temperatura interior más alta y más constante, que ayuda a la masa a fermentar más uniformemente y sin riesgo de que entren corrientes de aire.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Ohh gracias Yolanda por satisfacer mi curiosidad !!!

      Besotes !!!

      Eliminar
  45. Al principio he pensado que era algo salado pero ¡es dulce! Que buenisima pinta tiene, nunca habia oido el nombre y tu historia siempre entretenida, te ha transportado directamente a la fecha y el lugar. Que chulos recuerdos. Pienso probarlas pronto y te contare con texto e imagen jeje
    Por cierto ¡¡¡mira que dejarnos con la intriga!!!!! Ha sido un cotilleo muy a medias :DD

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  46. si que los britanicos se toman un buen desayuno

    ResponderEliminar
  47. Qué buenos!! Según iba leyendo tu descripción, con los agujeritos en la masa esponjosa, y la mantequilla derritiéndose por ahí, me han entrado unas tremendas ganas de tomar dulce. Tienen que estar buenísimos. Ese libro es estupendo. Un besazo.

    ResponderEliminar
  48. Ummmm, que buenísimos te han quedado, un beso guapetona. Me quedo por tu blog, estupendo.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.