BAGELS {RETO BAKE THE WORLD}

22 abril 2013 52 comentarios

Bagels_1 

 ¡Bienvenidos al reto de Bake the World del mes de abril!

La propuesta de este mes ha sido la de meter las manos en la masa y elaborar unos bagels. Supe por primera vez de la existencia de estos panes en una de esas promociones temáticas de los supermercados Lidl. Ellos presentaban este pan como un producto alemán. Bake the World nos los han servido como unos panes típicos de la ciudad de Nueva York, y cuál ha sido mi sorpresa al descubrir que ni una cosa ni la otra, si no que son de origen polaco y que fue la población judía la que se encargó de exportarlos allende las fronteras de Polonia.

Cuenta la leyenda que allá por el siglo XVII los austriacos agasajaron al rey de Polonia, Jan III Sobieski, por ayudarle a defender a su pueblo frente al ataque de los turcos. Y como al rey polaco le gustaba tanto montar a caballo, pensaron en hacer un pan en forma de estribo para agradecer su acto de defensa. Existe una versión que dice que los bagels son anteriores en el tiempo y que surgieron para hacer la competencia a un tipo de pan en forma de rosca, el bublik, y que los rusos dejaron como herencia a su paso por tierras polacas. 

¿Y cuál sería el nombre de aquel emigrante de origen polaco que llegó a Nueva York a finales del siglo XIX y que se llevó el grato, aunque anhelante recuerdo de su país en un bocado en forma de bagel? ¡A saber! Lo que sí he logrado averiguar es que este pan en forma de donut logró tal aceptación que pronto surgió una fiebre que llegó a instaurar una sociedad en torno al bagel y a la que era realmente difícil acceder, mucho más que si deseabas inscribirte en la escuela de medicina. ¿No es alucinante?

Bagels_2 

 El sistema de elaboración de los bagels estaba muy bien organizado: cuatro personas se dedicaban al amasado y al formado, una a cocerlos y otra a hornearlos. ¿Os ha extrañado eso de "cocerlos" y "hornearlos"? Pues es que estas dos técnicas son el punto novedoso en la elaboración de los bagels, ya que una vez formados y reposados, son cocidos en agua con bicarbonato y posteriormente en el horno. El hecho de pasar a tomarse un bañito en agua es la clave de que adquieran ese tono brillante que les caracteriza. Y además, la masa adquiere un punto suave y esponjoso que no tiene nada que ver con el crujiente que aporta a un pan la cocción en el horno.

¿Cómo y cuándo se consumen los bagels? Sobre esto tengo testimonio directo y de confianza, pues uno de mis compañeros de trabajo es neoyorquino, y además de origen judío, así que ... ¿quién mejor que él para que me proporcionara información de primera mano? Los bagels se toman en frío, y nunca tostados, para desayunar, con salmón ahumado y queso crema en su interior, acompañados de un té o de un café. Ideales para envolver y consumirlos fuera de casa, de camino al trabajo, a la universidad, en el autobús, en el metro. Yo ... siento haber no respetado esta tradición en su consumo, pero, sinceramente, me veo incapaz de tomarme un bagel tal cual manda la tradición para desayunar, así que he de confesar que los que veis en las fotos amenizaron una de nuestras cenas de fin de semana. I'm sorry for the lapse!

La receta la tomé de mi libro Pan & otras masas, de Mª Paz Valdés, de la editorial Libsa, un libro estupendo en torno al mundo del pan, con fotos muy ilustrativas y una redacción muy cómoda de seguir.

La receta, ahí va ... Espero que os animéis a hacer unos bagels porque no son nada, nada difíciles de hacer y el resultado es estupendo.

Chicas de Bake the World ... gracias por adentrarnos en el mundo panarra con una receta que como tantas otras, estoy segura que no me hubiera decidido a elaborar de no ser por vosotras. Y enhorabuena por este trabajo tan interesante que siempre nos proponéis. ¡Lo que estoy aprendiendo! :)

Bagels_3 

Ingredientes (Para 6 bagels)

Prefermento
  • 100 g de harina de fuerza 
  • 2,5 g de levadura fresca
  • 50 g de agua
Masa
  • El prefermento
  • 275 g de harina de fuerza
  • 3,5 g de sal
  • 10 g de miel
  • 125 g de agua
Acabado
  • 6 g de bicarbonato
  • 2 litros de agua
Decoración
  • Semillas de amapola
  • Semillas de sésamo negro y blanco
  • Cebolla o ajo deshidratados
Elaboración
  1. Empezamos con el prefermento y en un cuenco mezclamos todos sus ingredientes bien y los dejamos fermentar en un recipiente tapado con film transparente o un paño de algodón limpio durante dos horas.
  2. Transcurrido ese tiempo, nos ponemos con la masa. En un recipiente ponemos todos los ingredientes para la masa, incluido el prefermento, y mezclamos bien hasta que la masa no se pegue en las paredes. En la thermomix, mezclamos los ingredientes a velocidad 3 y 1/2 durante 20 segundos, y a continuación amasamos en posición de vaso cerrado, velocidad espiga, durante un minuto. Nos quedará una masa nada pegajosa, poco hidratada y algo dura de manejar, pero elástica. En ambos casos, amasamos sobre una mesa de trabajo hasta que la masa quede homogénea. Reservamos en un recipiente y tapamos con un paño durante 20 minutos.
  3. Enharinamos ligeramente la superficie de trabajo, desgasificamos la masa ligeramente, le damos forma de bola y la dividimos en seis particiones del mismo peso. Trabajamos cada porción dándole forma de bola. Con la ayuda del dedo pulgar hacemos un agujero en el medio de cada bola, trabajándolos suavemente hasta lograr abrir el agujero unos dos centímetros. Disponemos cada bagel sobre una bandeja protegida con papel vegetal y tapamos con un paño durante una hora o hasta duplicar su volumen, y alejado de corrientes. Lo ideal: dentro del horno.
  4. Transcurrido este tiempo, en una cazuela amplia hervimos los dos litros de agua y el bicarbonato y cuando rompa a hervir, cocemos los bagels, uno a uno, un minuto por cada lado. Los retiramos a una rejilla para que escurran agua y a continuación bañamos una de sus caras en las semillas de nuestra elección.
  5. Precalentamos el horno a 240º y horneamos entre 10 y 12 minutos, o hasta que comiencen a dorarse ligeramente. A los cinco minutos los pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse. 
Presentación

Tal y como he comentado más arriba, lo propio de un bagel es consumirlo con queso crema y salmón ahumado. La mayoría de nosotros conocemos el salmón ahumado noruego, pero desde que descubrí el escocés lo prefiero por ser más sutil. Para mis bagels edulcoré el queso crema con una gotas de zumo de limón y añadí un poco de eneldo.


Información obtenida de esta y esta fuente


52 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Deliciosos! Han sido todo un descubrimiento, y a mí además me han transportado muy lejos... a un viaje que hice...

    Sí que he respetado la tradición y me los he desayunado, pero porque yo me levanto y devoro, y me da lo mismo dulce que salado... vamos que si me pones una pierna de cordero al lado del café con leche no le hago ascos...

    ResponderEliminar
  2. Ficaram tão lindos eu já levava uns dois para o meu pequeno almoço.
    Adorei as sementes.
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Que bien te ha quedado Yolanda y que rellenito más rico,eh!!:)
    Besos y que pases una buena semana

    ResponderEliminar
  4. Yolanda te han queddo estupendos!!! Tengo ese mismo libro y estuve tentada de hacer la misma receta, pero al final la cambié. Es verdad que ese relleno le va de maravilla y lo digo porque con alguna pequeña variación lo he hecho igual y esta riquísimo.
    Son unos panecillos muy ricos, ya los preparé hace tiempo para el blog y los pudimos disfrutar igualmente. Pero no me he podido resistir a hacerlos de nuevo para este reto.
    He visto por algún blog que has estado en Zaragoza, seguro que disfrutaste mucho. Me hubiera encantado porder saludaros de nuevo.

    Un besito enorme guapa,

    ResponderEliminar
  5. Yolanda como siempre me has maravillado.
    Una única vez prepare los Bagels, reconozco me esta de muerte, pero chica dan un curro importante, aunque viendo los tuyos dan ganas de volver a meter las manos en la masa.
    Bss y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Yo este mes no he participado porque ya he publicado dos veces recetas de bagels, pero son unos panes que me encantan, como tú dices con salmón y queso crema están deliciosos. La primera vez que investigué sobre ellos descubrí lo mismo que tú, que ni son de NY ni son alemanes y que su historia es más antigua de lo que nos pensamos. EN la foto con el salmón se ve espectacular, me quedo con las ganas de pegarle un bocado. BS

    ResponderEliminar
  7. Esta variante me encanta, tengo que probar a hacerlos con prefermento!! La que yo utilicé es muy básica y muy sencilla y el resultado ha sido estupendo!!
    Yo tampoco me hubiese metido en harinas para hacerlo si no es por el reto, no porque no me gusten, sino porque siempre tienes otras cosas en mente!!
    Yo también soy incapaz de meterme ese relleno como desayuno, pero con mermelada han resultado exquisitos, mejor comerlos sobre la marcha porque al día siguiente habían perdido ese crujiente tan rico!! Los tuyos aguantaron crujientes?? Tengo ganas de probar otras variantes!!
    Me ha gustado mucho la propuesta de este mes, sobre todo por la sencillez de la receta!!!
    Los tuyos se ven perfectos y muy hermosos, seguro que disfrutaron de lo lindo con ellos!!
    Besotes preciosa!!!

    ResponderEliminar
  8. Menuda pinta tienen Yolanda..te quedaron perfectos con las semillitas y el relleno, mmmm! un besoo

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Menudo desayuno!! con este bocata que has preparado yo tendría para el almuerzo, jajajaja.
    Me ha gustado mucho tu entrada, ¡felicidades!
    Nos vemos en el próximo pan
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Te han quedado estupendos, la entrada muy completa.

    Este reto en el que hemos participado por primera vez, nos ha encantado, seguro que repetimos.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Te han quedado fantásticos, creo que todos hemos puesto el mismo relleno y es que le va de maravilla. Besicos.

    ResponderEliminar
  12. Yolanda, te han quedado de cine!! :)
    besos

    ResponderEliminar
  13. Yo tengo mala experiencia con hacer bagels, la primera vez que me puse a ello salió un desastre y bueno dejé de probar, me gustan y mucho pero los que he probado no son caseros así que no puedo decir en esta ocasión lo de; que bueno hecho en casa!
    Siempre los relacioné con NY, supongo que por las películas o libros, sí sabía de sus ascendencia pero es una cocina que voy descubriendo poco a poco y la verdad, me gusta mucho. Siempre que leo bagels y judíos los recuerdo joyeros, esos judíos joyeros de NY que salen en las películas tan perfectos? pues así veo yo a estos panes, perfectos.
    Y puestos a hablar de perfección he aquí los tuyos, terminando con el perfecto bagel de queso y salmón, buenísimo, y hasta ahora mi preferido pero he visto algunos que me han dado que pensar, hoy la red está deliciosa.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  14. Estupendos Yolanda y como siempre con una información sobre la receta de 10. Besitos y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  15. Eres una fuente te información tremenda Yolanda!!

    Me encanta como te han quedado. Nosotros no repetamos la tradición, y nos los almorzamos, pero estabán igual de buenos. :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Yolanda me ha encanto esta entrada es una información muy útil!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me encantan los bagels!! Para desayunar y a cualquier hora, entran que ni te enteras, pero nunca los he hecho en casa, me imagino que si de por sí ya me gustan.... si son caseros ganarán por goleada.

    Me llevo tu receta que me parece muy asequible ;) y te quedaron de fábula!!

    Mil besos

    ResponderEliminar
  18. Te han quedado estupendos!!! a estas horas me comía un par de ellos tan jugositos!!! ainnnnnss que se me hace la boca agua!!!!

    Un besote

    ResponderEliminar
  19. Cuánta luz que tiene la primera foto... me encanta.

    Ya sabes que es un lujo leer siempre tu información, tus historias son un complemento imprescindible ya en tus entradas.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  20. ¡Que ricos Yolanda, qué bien te cuidas! Se ven estupendos, se antojan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Que entretenidas hemos estado cociendo y horneando bagels!!! te quedaron perfectos con todas esas semillas y el relleno insuperable y acertadisimo. Me encantan!! Besos,

    ResponderEliminar
  22. Que ricos Yolanda!!
    Por cierto nos hemos apuntado al encuentro de mayo, como tu nos dijiste, en lista de espera estamos y si alguien falla pues a lo mejor tenemos una oportunidad.
    Un abrazo.
    Nieves

    ResponderEliminar
  23. Te han quedado de lujo, qué ricos!!. Te felicito. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  24. Te han quedado geniales! Y que historia más genial. A mi como más me gustan son con salmón y queso crema, y aunque como dices no se debe hacer,, tostados y con tomate y aceite están deliciosos. Un beso

    ResponderEliminar
  25. Pues a mi me recuerda mucho a los bretzel que también van cocidos y luego horneados. Los bagels no los he probado nunca. Me ecantan su acompañamiento, aunque yo, como tú, sería incapaz de tomarlo tal cual para desayunar. Ya están apuntados en pendientísimos, después de ver hoy muchas de vuestras propuestas. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Hola, yo suelo preparar algo bastante similar en casa para el desayuno, hago muchos, sigo todo el proceso,pero antes de ir al horno, van al congelador y todas las noches saco los del siguiente dia y enciendo el horno tan pronto nos levantamos para que cuando pasemos a la mesa esten recien hechos, están deliciosos y los tuyos tienen una pinta estupenda. !! En hora buena !! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Preciosos, muy apetecibles, la envidia que me estáis dando con los bagels...;))

    ResponderEliminar
  28. Anda!! sorpresa! no recordaba yo que te llevabas tan bien con las masas! me estáis dando todos los panarras un montón de envidia, que lo sepáis! :P

    ResponderEliminar
  29. Hola Yolanda. Descubrí los bagels hace muy poquitín , viendo a Annie en Canal Cocina. Me sorprendió mucho el escaldado de los rosquitos antes de hornearlos. Los tengo en pendientes y cada vez tengo más ganas de probarlos. Con toda la variedad que he visto no voy a tardar mucho en caer en la tentación. Un montón de besos.

    ResponderEliminar
  30. Hola Yolanda.

    A mí eso de cocer el pan antes de hornearlo me llama muchísimo la atención y eso que llevo un buen rato viendo recetas de este reto, y cada vez más me apetece probarlos. Te quedaron genial y con salmón y queso, absolutamente irresistibles. Buenísimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Yolanda si es que te da tiempo a todo, hasta participar en estos retos. Se ven geniales y con esa queso y salmón deliciosos. En la próxima kedada traete unos cuantos que yo llevo el queso (majorero). Besos

    ResponderEliminar
  32. Excelentes, pues yo tampoco sabía el origen del bagels, pero es cierto que lo he visto en muchas ocasiones, gracias por quitarnos la venda de los ojos y descubrirnos que es de origen polaco, al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios, aunque claro con unas piezas tan ricas no me extraña que todos se quieran atribuir su origen, te quedaron fantasticos, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  33. muy bien conseguido y con un relleno muy bueno,me falta tiempo y tu llegas a todo¡¡ felicidades
    beso

    ResponderEliminar
  34. Que ricos deben estar, ya lo he visto por la red en estos días y la verdad que me dan ganas de hacerlo pues deben estar deliciosos.
    En cuanto al origen, pues eso, que todos los días se aprende algo, verdad?

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Mi pareja siempre me ha contado que su compañero de piso hacía panes de diferentes sabores, y me despertaba la curiosidad... Qué maravila de blog! Tienes desde ya un nuevo seguidor, además es un placer seguirte e inspirarme en mi nueva andadura bloguera. Mil besos!
    http://popfilaxis.blogspot.com

    ResponderEliminar
  36. Te han quedado espectaculares!!
    Y con ese relleno tiene que estar riquísimos!!
    bs

    ResponderEliminar
  37. Yo como latinoamericana ya conocía los bagels hace mucho, es lo que tiene estar cerca de los States. Yo no sigo tampoco la tradición y me los como con queso crema, sí, pero además con mermelada de fresas, como un "cheesecake bagel" jejejjejeje... Lo curioso es que nunca me interesé en saber cómo se hacían hasta que hace unos años los vi en el blog de Akane y supe lo del "bañito" antes de hornearlos. Desde entonces los tengo en pendientes y pensé que esta era mi oportunidad, mas no pudo ser. Igual no me quedaré con las ganas y viendo los vuestros tan maravillosos no me los pierdo seguro!
    Feliz tarde mi YolandA!

    ResponderEliminar
  38. Me gusta la idea de usar prefermento. Confieso que en casa también nos los tomamos para cenar.... Un beso!

    ResponderEliminar
  39. Lo cierto es que yo sí conocía los bagels y su origen judío......aunque no tenía tantos datos como tú (como me gusta leerte).....
    Los conocí hace años en Londres.....Me los descubrió un amigo en un pequeño establecimiento judío en el barrio de Brick Lane......No te imaginas lo concurrido que está siempre!...
    Estoy totalmente de acuerdo, a mi también me cuestan para el desayuno......pero a media mañana.....mmmmm, una delicia!.....
    Te han quedado perfectísimos!!

    Bsos!

    ResponderEliminar
  40. Yolanda, que ricura de bagels te han quedado geniales. Esta receta debe estar buenísima, así servido como tú lo has hecho debe ser una gloria. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  41. De ver tantos por la red estos días me están entrando unas ganas terribles de volver a prepararlos :o)
    Te han quedado muy ricos, ahora mismo para desayunar me comería uno...
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  42. Que buenísima pinta! Los probaré!! Enhorabuena por tu blog!!!

    Marta
    http://insta-cook.blogspot.com

    ResponderEliminar
  43. Yolanda, te han quedado perfectos! Parecen recién sacados del paquete...¿seguro que no los has comprado y nos quieres dar gato por liebre? Mira que con lo caradurilla que tu eres...jajaja. Naaa, ya sabes que es broma. No dudo que de esas manitas que tu tienes haya salido tal belleza.

    Recuerdo la primera vez que los comí. Fue el año 1996 y me habían enviado a Miami a la oficina central de mi empresa para un curso de formación. El descubrimiento de los bagels fue algo que me emocionó, tanto que regresé a Londres con un paquete en la maleta para que Paul los probara. Y cual fue mi sorpresa cuando se lo entregué y me dijo "si hombre, bagels, los he comido muchas veces"...plof...¿te imaginas?

    Bueno pues el caso es que en Londres los vendían en todos los supermercados y yo ni me había dado cuenta, jajaja.

    En fin, ojalá fuera así en España porque a mi me gustan mucho. Y para desayunar, como manda la tradición, como más los disfruto. Junto con una taza de humeante café. Mmmmm. Qué buenos !!!

    Bss

    ResponderEliminar
  44. Yo soy una negada para eso de los panes, pero los bagels me tientan y eso que todavía no los he probado, pero cada vez que los veo publicados... me entra un gusanillo!
    Preciosos tus bagels... y el relleno, qué bueno por dios!
    Un besito Yolanda

    ResponderEliminar
  45. Te han quedado estupendos!! Yo tengo ganas de prepararlos pero aun no me he atrevido!! Viendo los tuyos tendremos que probar!

    ResponderEliminar
  46. Otra que me los pone con salmón pero tú además con las semillas de amapola, mato por ellos así!
    Impresionantemente buenos, de los mejores panecillos que he hecho.
    Como me ha gustado ver este reto.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  47. Hija!!! como sabes....que sabia!!! Ja ja. Me gusta como te han quedado y el segundo que veo con salmón, que me va de narices!!!con lo que me gusta! Bonitas fotos!!! Bss

    ResponderEliminar
  48. Me encantan como te han quedado, todo un lujo

    Besitos

    Visita mi blog cocinandoconsencillez.blogspot.com

    ResponderEliminar
  49. Que buena pinta! yo si que me los comería en el desayuno, porque soy de las que desayuna-almuerza, los tengo en pendientes, a ver si me animo a hacerlos.Besos

    ResponderEliminar
  50. Vaya historia!! Da gusto leerte porque nunca se deja de aprender! Por mi parte, me apunto a la versión rellena de salmón. Enhorabuena por la receta. Besitos.

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.