BACALAO AL AJOARRIERO

01 septiembre 2012 44 comentarios

Bacalao al ajoarriero_2 


 Volvemos al ataque.

¿Qué tal? ¿Cómo ha ido el verano? Lo primero que quiero hacer es dar las gracias a todas las personas que han visitado el blog durante los meses de julio y agosto. Quienes me seguís, sabéis que no terminé mi oposición hasta finales del mes de julio, que por solo unas décimas no conseguí plaza, y después del duro año, había que descansar de todo y salir y disfrutar de la familia, mis primeros sufridores. Espero que aquellos que hayáis podido viajar, hayáis disfrutado de las vacaciones; y aquellos que no habéis podido cambiar de aires, hayáis pasado un verano lo más llevadero posible.

En nuestro caso, este año tocaba respirar otros aires, sentarnos a otras mesas, patear otros territorios. Las tierras navarras y asturianas han sido testigo de nuestras andanzas. Somos una familia a la que no nos atrae pasar las vacaciones en la playa de forma rutinaria. Disfrutamos pasando un par de horas sentados en la arena, caminando por la orilla del mar, o dándonos un baño en sus aguas; pero la rutina diaria de la playa no nos resulta muy entretenida, la verdad. Cada uno organiza sus vacaciones según las actividades que le gusta realizar, y a nosotros en concreto nos gusta andar, caminar, descubrir, aprender. Muchos pensaréis que ese tipo de vacaciones son cansadas. Bueno, sarna con gusto no pica, y nosotros no sentimos ningún tipo de picazón por realizar este tipo de actividades, que son las que más alimentan nuestro espíritu, teniendo luego como recompensa buena mesa puesta. Porque es innegable que en Navarra y en Asturias se come de escándalo. ¿O no?

De Navarra me he traído una receta fantástica: el bacalao ajo arriero, que consiste en una especie de fritada a base de pimiento, cebolla, ajo y tomate con bacalao. ¡Absolutamente delicioso! ... y un plato único que distingue a la gastronomía navarra.


Bacalao al ajoarriero_1


El arriero es esa persona que antaño trabajaba transportando mercancías a lomos de animales de carga. El arriero arreaba a los animales para que echaran a andar, de ahí su nombre. Ese hombre de antaño se hacía camino siguiendo la línea de los ríos, desde el País Vasco, pasando por La Rioja, por Navarra y por Zaragoza; y es por este motivo por el que la paternidad del ajoarriero se la disputan más de una comunidad autonóma. Los arrieros desalaban el bacalao en salazón en esos ríos. Ya entonces, aprovechaban los cangrejos que se acercaban a mordisquear los trozos de bacalao para echarlos a la cazuela a la hora de preparar el pescado al ajoarriero, y de hecho, como variantes podemos disfrutar de un ajoarriero con gambas, con cangrejos, con langosta, y de forma más humilde con huevos o con patata, que es la que hoy os traigo yo. El bacalao ajoarriero es uno de esos platos de supervivencia de las gentes que tenían que trashumar y que hoy se conserva como uno de los platos típicos de la cocina navarra, y por ende, de la española.


Bacalao ajo arriero_3 

 Veamos cómo elaborar esta receta.

Ingredientes (Para 3 personas)
  • 400 gramos de migas de bacalao o en lomos.
  • 1 lata de 400 gramos de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 3 pimientos choriceros o una cucharadita de pulpa de pimiento choricero que ya venden en los comercios
  • 1 cayena
  • 3 patatas medianas
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal (con moderación)
Elaboración

  1. Empezaremos desalando el bacalao. Si empleamos lomos, tendremos que quitarles primero la sal bajo el chorro de agua fría, tenerlos sumergidos en agua durante al menos 48 horas, cambiándoles el agua cada 8 horas, y conservándolo en la nevera. Si decidimos emplear migas de bacalao, basta con desalarlas en la noche de víspera, pasándolas previamente por el chorro del agua para quitarles la sal.
  2. Sumergimos los pimientos choriceros en agua caliente un par de horas antes de comenzar con la receta. Transcurrido este tiempo, con el canto de una cuchara raspamos la piel para extraer la carne y la reservamos.
  3. Pelamos las patatas y las cortamos como para tortilla en rodajas de unos tres milímetros de grosor. Las lavamos para que pierdan el almidón, y que no se peguen unas con otras, y las cocemos en un recipiente apto para microondas, con unas gotas de agua y un poquito de sal, durante 15 minutos. Lo ideal es programarlas cada cinco minutos y comprobar si están cocidas, porque ya sabéis que depende del tipo de patata. También podemos cocer las patatas al vapor, o freirlas, según gustos. Reservamos.
  4. En una cazuela de paredes bajas ponemos a calentar unas tres cucharadas de aceite, donde pocharemos a fuego medio-bajo la cebolleta, el pimiento verde y los dientes de ajo picados. Añadimos la cayena, que habremos despepitado para evitar que nos pique. Salamos y removemos de vez en cuando.
  5. Mientras colamos el bacalao y lo deshacemos en lascas con las manos.
  6. Añadimos a la cazuela la pulpa de los pimientos choriceros y removemos.
  7. Incorporamos el tomate triturado junto con las patatas ya cocidas, y dejamos que reduzca la salsa de tomate a fuego fuerte durante cinco minutos. Bajamos la potencia del fuego a la mitad.
  8. Añadimos el bacalao y dejamos cocinar durante un par de minutos.
  9. ¡Y a poner la mesa para disfrutar de este rico plato!


En un párrafo anterior, os he comentado que ha sido Navarra la comunidad elegida este verano para disfrutar de nuestras vacaciones. De allí os dejo un legado fotográfico para que podáis deleitaros con sus paisajes, y animaros a que visitéis una tierra tan, tan rica. También pasamos unos días en Asturias, donde pudimos disfrutar de una tarde en Gijón con mi querida Isabel, con su hijo, con su marido y su perrita Tecla. Las fotografías que podéis ver debajo fueron tomadas por mi marido.


Pirineo frances copia
Bordeando La Selva de Irati, por Francia
roncal6 copia
Valle de Salazar-Roncal
roncal9 copia
Valle de Salazar-Roncal
natalia3 copia
Selva de Irati, en Francia
isaba3 copia
Embalse de Irabia
lumbier 1 copia
Foz de Lumbier - espectacular
orbaitzeta 1 copia
La antigua fábrica de armas del siglo XVIII de Orbaitzeta

44 comentarios han dado alegría a esta entrada

  1. Antes un plato de supervivencia, ahora casi de lujo que el bacalao está por las nubes. Claro siempre hay la opción de poner unas migas en lugar de lomos pero ya no es lo mismo.
    Feliz regreso.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha razón en lo que decís, Ana y Blanca. Esta receta estará buena con unos lomos de bacalao, pero a falta de pan, buenas son tortas, y con unas migas queda rico de verdad.

      Muchas gracias por vuestras palabras.

      ¡Feliz finde!

      Eliminar
  2. Holaaaaaa! Ya has vuelto, puntual con el Big Ben... yo también soy más de viajar visitando sitios pero este año me he quedado castigada y eso que me he portado bien!

    Ese bacalao se ve tremendo.... mi madre lo hace mucho así pero sin patatas, en plan ponerse ciego de bacalao pero yo te lo copiaré tal cual que no están las cosas para mucho bacalao y me encanta el guisote así que adjudicado!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Puntualísima, Salomé, como el Big Ben. Si es que llevo una vena británica en la sangre, je je je. Y no te has quedado castigada sin salir de tu casa en el verano, te han castigado, como a tantos otros, a pesar de ser buena gente. Pero es que hay que guardar para los grandes viajes ...

    Hay muchas otras formas de comer el bacalao al ajoarriero. Yo lo probé con patata en Navarra y me gusta porque queda tan suave ... Y en lo que nos viene, se puede echar algo menos de bacalao y algo más de patata, aunque no sería lo mismo, claro.

    Me encantará saber que lo haces, y yo que lo vea, ya que disfrutarlo de tu plato no podré.

    ¡Feliz finde!

    ResponderEliminar
  4. Aquí llegas, el día uno, puntual a la cita y a tus palabras. Te despediste con un "nos vemos en septiembre" y así ha sido. Y yo encantada de tenerte de regreso aunque no hayamos perdido en contacto a través de otros medios y haya sabido de tus andanzas a lo largo de estos meses. Pero no hay nada como leerte. Como disfrutar de cada una de las líneas que componen tus entradas. Porque son de lo mejorcito que podemos encontrar en la blogosfera :)

    Pero no me quedo en comentar sobre tu dominio de las palabras ni sobre lo amenas que son tus entradas, noooo. Hay que pasar a piropear tu elección de receta. Vuelves con una de altos vuelos. Una maravilla del panorama gastronómico de ¿? (léase "la región que sea"). Dejando al margen sus orígenes, no podemos negar que es un plato exquisito, de los que te hacen levitar. Especialmente si el bacalao se encuentra en tu lista de ingredientes preferidos, como es mi caso.

    Me ha hecho gracia leer eso de que estaba considerado un plato de supervivencia. Creo que, si nos ponemos a pensar, la mayoría de platos que entran en esta categoría son platos muy aclamados y populares. Las migas, por ejemplo, es otro de ellos ¿no crees? Platos sabrosos con sabores que explotan en nuestras bocas. Mmmmmm.

    Lo dejo que me está entrando un hambre atroz sólo de pensarlo. No es hora. Que ahora lo que toca es disfrutar de un café (o té en mi caso) y una tostadita.

    Bienvenida y hasta pronto !!!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, querida Carmen, ya ves que soy mujer de palabra y estoy aquí como un clavo. Sobre este tipo de recetas "de supervivencia", la verdad es que todo este tipo de recetas "de antaño" ayudaron a sobrevivir a las gentes y a sus familias con muy escasos recursos alimenticios, dícese de las migas o de tantas y tantas recetas que formarán por siempre parte de nuestra cultura gastronómica. Entonces sí que se aprovechaba todo de todo.

      Y no podía marcharme sin darte las gracias por esos "piropazos" que me han lanzado. ¡Ahí van ná!

      :)

      <3

      Gracias por estar ahí, al otro lado ...

      Eliminar
  5. Yolanda, el bacalao al ajoarriero es un clásico en mi casa, nos encanta... pero yo te quería comentar las fotos ¡¡¡¡Qué maravilla de vacaciones!!!!Espero que descansases después de este año tan duro. BS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menuda joya la que tienes en tu casa si deleitas a los tuyos con esta receta. Yo había oído hablar de la receta, pero jamás la había probado. Y como merece la pena, y mucho, quería compartirla con vosotros.

      Y en las vacaciones descansé, sí, de libros especialmente, porque no paramos ni un poquito. Pero ya se sabe que sarna con gusto no pica, je je.

      Muchas gracias por tus halagos hacia las fotos.

      Besos!!

      Eliminar
  6. Unas vacaciones fantásticas las que has pasado, las nuestras son del mismo estilo.

    El bacalao se ve estupendo; es de esas recetas tradicionales que no se pueden dejar pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y cómo no habré descubierto yo antes esta receta?

      ¡Feliz finde!

      Eliminar
  7. Si supieras la de tiempo que hace que no hago yo (ni lo como) bacalao ajoarriero....¡y con lo que me gusta el bacalao!. Tambien me encantan los guisos de pescado o marisco con patatas. Quedan tan ricas. En Aragon hay recetas tradicionales de bacalao incluyendo el ajoarriero pero tu receta con patatas como te digo tiene todo todo para que me guste.

    Un besito y feliz regreso
    Bea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Beatriz. El ajoarriero llegó a tierras aragonesas también. Tú lo sabrás mejor que yo. Los almadieros, aquellos que descendían por los ríos para transportar los troncos de madera, llegaban al Ebro e incluso a Zaragoza. Seguro que tú sabes más que yo sobre eso, porque hay una fiesta por mayo que lo celebra. Y esos almadieros transportaban con ellos sus comidas típicas. En casa, la verdad, es que somos de poco estofado.

      Anímate y vuelve a los viejos tiempos. Si es una receta que no se tarda mucho en hacer.

      ¡Feliz finde!

      Eliminar
  8. Me gusta muchísimo el bacalao, es mi pescado favorito la verdad. Al ajoarriero es para morirse de lo bueno que está, y ahora viento el tuyo, no veas las ganas que me han entrado de comerme una cazuelita de esas. Te ha quedado verdaderamente tendador y apetecible.

    Biquiños

    ResponderEliminar
  9. Un plato estupendo y lo bien que se come en Navarra y Asturias. A nosotros también nos gustán más este tipo de vacaciones, no somos muy de pasarnos todo el día en la playa, preferimos visitar y conocer sitios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu escapada veraniega y esas fotos tan bonitas que nos muestras. Que ganitas de frio tengo... no te lo imaginas y de ver verde.
    Esta receta me la llevo, sin lugar a dudas, es toda una delicia. En casa va a encantar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El bacalao tiene una pinta estupenda. Por cierto, vaya sitios mas bonitos. Sobre todo el sendero verde de la Foz de Lumbier. Gracias por poner los links de todos. Es una gozada.

    ResponderEliminar
  12. Siento mucho lo de tu oposición, es duro trabajar tanto y luego quedar tan cerca, pero ánimo! La próxima vez seguro lo consigues. Feliz vuelta de vacaciones. Este plato tiene que ser una delicia.

    ResponderEliminar
  13. Bienvenida Yolanda, vaya pedazo de viaje wué os habéis marcado. Que paisajes y que buenas fotos hace tu marido, que bien compensadas y qué luz tan bien captada, y los cielos perfectos, un artista esta hecho.

    Con respecto al plato de hoy, crees qué nos gusta?... Jejeje sabes que sí, estos platos nos ponen las pilas y lo has hecho estupendamente..... Una pinta!!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Hola Yolanda!
    Me alegro mucho de tu visita, así he podido conocerte (aunque creo que ya me había dejado caer por aquí alguna vez) ¡Este bacalao me pirra! yo no lo cocino nunca, la verdad, me lío mucho con eso de que esté desalado, o tener que desalarlo.... pero este guiso me ha gustado de verdad. La salsita (con su cayena y pimiento choricero) tiene que estar estupenda, menudo color.

    Nos seguimos viendo!
    Besotes

    ResponderEliminar
  15. Yolanda me da mucho gusto ver que has pasado un estupendo verano, viajando por el Norte y disfrutando tanto, me alegro!!! Te lo merecías después de preparar tan a conciencia la oposición, es muy duro, ya verás que tendrás tu recompensa...Yo estoy convencida de que el trabajo bien hecho no cae en saco roto, ya verás!!!
    Me encanta la receta que traes hoy, un plato que nadie debería perderse, una joya de nuestra cocina tradicional, me encanta!!!

    ResponderEliminar
  16. Arrieritos somos y en el camino nos encontraremos (me encanta esa frase y aprovecho para meterla con calzador, jejeje). Como buena bacalao-adicta me encanta este plato que nos traes hoy, riquísimo. Me alegro de que después de un año duro el verano haya sido así de bonito y agradable, las fotografías son una preciosidad, muchas gracias por compartirlas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. wapísimaaaaa, qué maravilla de plato, de fotos y de todo.
    sé muy bien de lo que hablas, porque mi hermano hace años que vive en pamplona.
    anda que no he comido yo bien por ahí, y eso que soy gallega eh, pero es que tiene un ambiente que me encanta...

    justo ahora tengo a mi hermano pasando aquí unos días, igual me animo y le hago este bacalao, que tiene una pinta que no se "puaguantá!"

    mil besos reina

    ResponderEliminar
  18. Yolanda, siento lo de tu examen..De verdad que lo siento. Sé que has estudiado un montonazo. Bueno... la próxima vez será.
    Las fotos son una maravilla... Seguro que lo pasaste estupendamente en Asturias y Navarra. Y te has traido una receta que habla por sí sola. Un plato de arraigo para comenzar septiembre. Fenomenal!
    Besitosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  19. Bienvenida guapa!! Ya te echaba de menos por estos lares!!
    Tu eres de las mías, de dar pata todo el día y caer desmayada en la cama con los pies abiertos, jajaa, pero que nos quiten lo bailao!! Y lo que se disfruta que?? Una gozada los sitios por donde has estado, no conozco esa zona, las fotos lo dicen todo, pero hay que estar allí y respirar ese aire!!
    Siento lo de la oposición, mira que te preguntaba el otro día, no me había enterado, pero las próximas son tuyas!!
    Este plato tradicional, los de toda la vida, me encantan, con papas incluídas, que aquí se comen mucho, aunque el bacalao no se por qué no se usaba mucho, más otros como el cherne!!
    Nunca lo he preparado así que la receta me viene genial!!!
    Besotes miles!!!

    ResponderEliminar
  20. Ya te vale!, vamos que te has desquitado de lo lindo de tu maratón "opositoril". Sin plaza por unas décimas, seguro que lo hiciste adrede, ahora que los funcionarios van a trabajar más horas por menos dinero y sin paga de Navidad, quien quiere aprobar unas oposiciones, claro a ti es que te avisaron tarde, que si no.....
    Tu viaje me gusta a rabiar, nosotros también somos de patear y sobre todo de hacer muchísimos kilómetros buscando un Tejo milenario o buscando una casona donde ponen comidad típicas, la playa para una día en verano, si hablamos de invierno es otra cosa, entonces si que nos gusta pasearla, en fin con gente con la que se esté agustito da igual donde se esté, verdad?
    Tu bacalao: para chupàrse los dedos, ya veo que has puesto el pan, sólo me queda traer yo el vino, hace?

    Un besazo muy, muy grande y bienvenida!

    ResponderEliminar
  21. Yolanda, me alegro de que hayas disfrutado de tus merecidas vacaciones que además has aprovechado muy bien por lo que veo con esta magnífica receta. La verdad es muy oída pero pocas veces la he comido, así que ahora no hay excusa.
    Ah!! y en la próxima visita a tierras asturianas aquí te espero para tomar un cafecito
    Bss Esther

    ResponderEliminar
  22. Pues esa forma de viajar que nos has explicado es una maravilla, menudas fotos, y menuda recetica, tipica y rica, siento lo de esas decimas, seguro que la proxima vez tendras mas suerte, se nota lo bien que has pasado las vacaciones, ahora hacer receticas de las cosas ricas que has comido. Besicos amiga

    ResponderEliminar
  23. ¡Ay! ¡Que no sé por dónde empezar! Me hace ilusión que vuelvas a estar por la "blogosfera" con recetas y compartiendo vivencias, he de reconocer que he entrado alguna que otra vez al blog esperando que hubieses des-veraneado, pero toda espera es buena, ya sabes, que la paciencia es la madre de la ciencia.
    Dile a tu chico que esas fotos son la mar de bonitas, seguro que todos esos paseos pa'rriba y pa'bajo que os habéis metido os han merecido mucho la pena, a pesar de algún día que otro con los pies cansados.
    Tengo que confesar que el ajoarriero nunca ha estado entre los platos de casa, lo probé por primera vez en una visita a Castro Urdiales y me gustó mucho pero desde entonces somos viejos amigos y nada más. Qué curioso ver cómo según la zona versionamos los platos de una manera u otra.

    ¡Feliz reenganche!

    ResponderEliminar
  24. Hola Yolanda, comparto contigo muchos de tus gustos, lo de la playa (a mi me gusta mas en invierno, dar largos paseos cuando no hay nadie) lo de viajar pateando los lugares es una de mis mayores aficiones y Navarra en concreto y después Asturias me producen una sensación de paz que me da mono cuando no las visito. Coincido en la espectacularidad de la Foz de Lumbier, en ella nos quedamos atascados hace dos veranos !increíble espectáculo! En cuanto a tu receta solo puedo decirte que aunque he aceptado tarde al bacalao en mi dieta ahora solo me lamento de lo que me he perdido, en tu próximo plato yo pongo el pan para mojar y hasta el vino. Me alegra volver a leerte. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  25. Envidia cochina que te tengo. que vacaciones más estupendas. No conozco nada de Nacarra y ya va siendo hora de visitarlo, me acabas de convencer, de la cocina de esta parte de España, si tengo referencias y claro es genial, se come de muerte súbita.Tu ajoarriero me parece una delicatesen, lo que son las cosas, para nosotros cocina gourmet, para ellos era supervivencia.Gracias por compartir tus vivencias y recetas.Bss.

    ResponderEliminar
  26. Chica, que cosa tan buena....ya se va el calor y apetecen platillos contundentes como este!

    ResponderEliminar
  27. Feliz regreso guapa! siento que por unas décimas no consiguieras tú éxito y espero lo encuentres en otra cosa. Yo que vivo en un isla te entiendo perfectamente cuando hablas de acudir a la playa cada día, a mi también me gusta patear y descubrir y España es tan bonita y su gastronomía es tan rica que tener unos días para descubrirla es emocionante.
    El bacalao es uno de mis pescados favoritos y me lo comería con mucho gusto, ya me imagino que lo disfrutaste mucho.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  28. Hola Yolanda.

    Me alegro mucho volver a saludarte y que hayas disfrutado de tus vacaciones, por cierto, bien merecidas.

    No conocía esta receta, se ve riquísima, un guiso tradicional y muy contundente, de los que me gustan a mí. Te quedó fantástico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Bienvenida de nuevo Yolanda. y encima con ese platazo tan estupendo con una pinta genial. Qué viaje tan chulo y que fotos...... me han encantado!!!. Bueno, tomo nota para las próximas vacaciones y para el próximo bacalao. Un besazo

    ResponderEliminar
  30. Me ha encantado entrar en el Reader y ver que estabas "en negrita", aunque no hemos perdido el contacto durante estos días, echaba de menos ver tus recetitas...Empiezo por el principio...lo de las oposiciones, yo se, que no has aprobado porque no has querido, eso de estar tanto tiempo desconectada del blog te ha ido bien ¿verdad?, así que has decidido que mejor no apruebas y cuando estés agotada volver a presentarte y descansar otra temporada ;-P

    Las vacaciones perfectas, has elegido dos tierras maravillosas y además bordeando donde yo estuve... dile a Juanfran que las fotos son preciosas, aunque yo no soy de mucho caminar, pero con sus fotos tengo la oportunidad de ver esos paisajes tan hermosos que de otra forma no podría ver ó mucho tendría que cambiar, jajajaja.

    Una receta bien elegida para empezar, conociéndote la próximo ¿quizás sea asturiana? esperaré impaciente y espero que no tardes 3 meses, jajajaja.

    Un besito

    ResponderEliminar
  31. Qué buenas vacaciones y qué buena receta para volver al blog. Un besazo

    ResponderEliminar
  32. De vuelta al mundo blogger y con una receta con bacalao, y además una de mis favoritas.
    Me alegro que las vacaciones hayan ido bien y te hayan dado fuerzas para volver.
    besicos,

    ResponderEliminar
  33. Bueno, espero que esas vacaciones te hayan sentado estupendamente, y que hayas vuelto con las fuerzas renovadas.
    Qué fotos tan maravillosas, qué paisajes... a mí tampoco me gustan las vacaciones de "sol y playa", y, de hecho, aunque vivo a un cuarto de hora andando de la playa, no nos gusta ir en agosto. Preferimos hacerlo en septiembre, mayo y junio, porque es entonces cuando no te encuentras aglomeraciones, puedes bañarte y pasear a gusto, y no te entran los agobios.
    Y ese bacalao al ajoarriero me vuelve loca. Qué versátil es el bacalao, ¡cuántas cosas ricas se pueden preparar con él!.
    Me alegro mucho de verte por aquí de nuevo.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  34. De plato de supervivencia a plato casi de lujo hoy pero tan rico y tan bien presentado.
    Me alegro que tuvierais un feliz verano aunque siento por las oposiciones.
    Unas fotos estupendas, otra zona preciosa por descubrir.
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  35. Un plato exquisito para empezar con buen pie la rutina de septiembre. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  36. A todos los que habéis venido a disfrutar de mis andanzas estivales, y de esta rica receta, y dedicado vuestro tiempo para escribir unas palabras, muchas gracias.

    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  37. Primero de todo bienvenida de nuevo a las andanzas Yolanda! Siento mucho que no hayas conseguido plaza después de todo el esfuerzo que eso supone.. Pero no sabes la envidia que me dan tus vacaciones, a mí también me encanta andar y descubrir lugares nuevos, y si son por el Norte mejor que mejor! qué sitios tan bonitos hay por allí, y prueba de ello son las fotos que nos pones..
    Por último, me llevo tu receta a la de ya! qué cosa más rica por favor.. con lo que me gusta el bacalao! a mi catador no le va pero no importa, para mí solita :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  38. Hola, Yolanda!! Ya veo que en tu verano ha habido de todo, primero cansancio, decepción y después relax, nuevos aires y desconexión. La vida es así, soles y nubes, ánimo para no desfallecer en próximos intentos de tu oposición, es duro, pero no queda otra.

    Tu receta se ve divina, como las fotos, aunque yo no soy muy de bacalao, la probaría sin duda.

    Respecto a la autocaravana, no hay como probar, para ello te animo al alquiler un tiempo corto y tu experiencia será la que te lo diga todo. Nosotros hemos descubierto que definitivamente es nuestra forma de viajar, NOS RECHIFLA y llevamos así 7 años, pero claro, también es cierto que es trabajoso y aunque a nosotros nos compensa con creces, no me animo a hablar por otra gente.

    besitos y feliz día

    ResponderEliminar
  39. Te ha quedado estupendo!!!! El ajoarriero en casa lo comemos a menudo. Me encanta!!!!! Y con tu receta me acabo de dar cuenta que creo que no lo tengo en el blog.
    Compartimos el mismo gusto referente a las vacaciones. Ya veo que has visitado mi tierra y por las fotos que has estado muy cerca de mi pueblo ;-)
    Besos

    ResponderEliminar

¡Exprésate! Di lo que opinas, haz una sugerencia, coméntame una duda ... lo que quieras, que será bien agradecido y recibido.